22.09.2016

Entrenar: Algo más que movimiento

El entrenador debe presentarse al practicante siempre como coach o cuidador, estableciendo una relación entre iguales, en ningún caso jerárquica. El entrenador es evidentemente el que esta especializado y posee los conocimientos necesarios sobre el tema que nos ocupa, y debe trabajar y elaborar los objetivos del entrenamiento conjuntamente con el practicante, presentándoles sus propuestas de entrenamiento, enseñándole técnicas para la realización del ejercicio y corrigiéndolas en caso de ser necesario.

El practicante ha de implicarse en forma activa en el proyecto de entrenamiento, es importante saber como se siente, y cual es su apreciación sobre ciertos ejercicios y su sensación de esfuerzo (podemos utilizar la escala de BORG)
Según Estanislao Bachrach estas estrategias didácticas de "push-pull" logran mejores resultados a largos plazos que las estrategias totalmente autoritarias.
El entrenador debe intentar realizar un entrenamiento que le resulte interesante al practicante,proporcionarle información comprensible sobre su cuerpo y crear una atmósfera de entrenamiento motivadora, al fin y al cabo el proceso de entrenamiento sólo resultará exitoso si se lleva a cabo con cierta regularidad y constancia.

El campo de la psicología y neurociencias nos dicen que para fijar un habito hace falta un mínimo de 20-30 repeticiones sistemáticas. Es sumamente recomendado a la hora de explicar ciertos ejercicios que se lleve a cabo un contacto corporal con el practicante, el uso de indicaciones exclusivamente verbales esta condenado al fracaso o hace que el proceso de aprendizaje sea mucho mas largo, teniendo en cuenta que muchos de los practicantes tienen un nivel de conciencia corporal motriz relativamente bajo (debemos enseñar vocabulario específicos, para enriquecer la comunicación con nuestro alumno).
una vez que el alumno mejore su conciencia corporal y adopte un vocabulario (comprender y diferenciar flexión de extensión por ejemplo) nuestros ejercicios cobraran mayor relatividad y sera mas fácil su aplicación.
Un estimulo táctil adicional en la musculatura activa, especialmente en regiones que se encuentran fuera de su campo visual, como la espalda le proporcionara al practicante cierta retroalimentacion sensorial.

En fin, en un mundo donde la principal razón de muerte deriva del sedentarismo , donde cada vez en edades mas tempranas detectamos enfermedades metabólicas, trastornos posturales y una motricidad pobre.

Como profesionales del movimiento estamos ante un gran desafió, motivar a que nuestros chicos y adultos realicen actividad física, muchas veces nos preocupamos por saber mas de biomecánica, de aspectos fisiológicos y técnicos ( lo cual considero imprescindible), pero también aprender y entender que el lado emocional, que la fijación de hábitos y su posterior mejora va de la mano de nuestras estrategias y didácticas a la hora de la sesión y el después , es el acompañamiento y la guía, es la motivación y el cuidado.
Citando a un gran profesor: "la gente adopta el habito de actividad física, cuando le llegamos a su corazón", sabiendo que la memoria solo guarda lo que lleva un sello emocional fuerte, seamos grandes profesionales (formación académica) sin perder de vista que entrenamos personas y no sólo cuerpos.