05.03.2016

"Emergiendo", primer disco solista del músico olavarriense Mariano Nasello

Por Santiago Wally

Muy lejos de cualquier protocolo, sin el más mínimo atisbo de crítica musical, con el corazón y la mente abiertos hacia la genuina búsqueda de viaje espiritual y goce puro, me propongo hablarles un poco sobre el primer disco solista de mi querido amigo y colega Mariano Nasello, y compartirles algunas impresiones personales.  Tampoco es mi propósito comentar tema por tema, ya que este disco, en sí mismo, representa una travesía interior que es mejor recorrer desde uno mismo, sin influencia externa, más sólo apelando a los múltiples significados de la música en sí y a su carácter confesional e íntimo.
Me doy a mí mismo el permiso de decir que conozco a Mariano desde hace algunos años. Es una persona auténtica, pura, sincera, curiosa, abierta siempre al diálogo y a la escucha, pero intransigente con la hipocresía y todo lo que no sea verdadero. Es como un niño con cuerpo de grande. Estas características, más otras que no son traducibles con palabras (porque el lenguaje escrito a veces es limitado para expresar toda la amplitud del corazón), se translucen en cada nota que elige tocar. Cada música del disco tiene la impronta de un mantra, cada uno destinado a la plasmación de diferentes impresiones o instantes, que se eternizan, en su mayoría, instrumentalmente y algunos con letra, cantados por él mismo. La lírica refuerza el sentido general y el concepto del álbum.
La primera vez que escuché "Emergiendo", completo, fue hace un par de semanas atrás, a la noche, en una juntada que hicimos con Mariano y otros amigos, a tomar mate en el Taller de Arte Gigante Azul (donde trabajo como profesor de música). El disco fue autogestionado a través de una propuesta de "crowdfunding", donde su artífice convocó a amigos y colegas a comprar por anticipado el CD, con lo cual consiguió los fondos necesarios para cubrir la impresión de los libritos y las cajas, más otros costos de postproducción. En la semana de nuestro encuentro, Mariano estaba repartiendo los discos ya finalizados, a quienes contribuyeron económicamente en dicha campaña. Esa noche, tuvimos todos el placer de recibir una copia cada uno, por lo tanto arrancamos la mateada con la escucha, en absoluto silencio y concentración, del disco en cuestión. Fue una experiencia hermosa, ya que la música nos unificó en un éxtasis sonoro, de belleza pura. Mariano toca el piano y canta, intercalando ambientes sonoros y colchones de sintetizadores que agregan textura y clima a cada tema. El estilo no se puede encasillar, creo que sería inmoral hacerlo.  Aunque sí puedo mencionar algunos elementos que cautivan mi atención, como las métricas impares que fluyen con las melodías, los silencios, los giros melódicos y armónicos inesperados, la inclusión de motivos minimalistas y repetitivos, la improvisación, lèitmotivs que se reciclan y se modifican cada vez que aparecen... todo eso crea un todo íntegro, auténtico, con la honestidad artística que caracteriza a su creador. Es original, íntimo y muy personal. Tiene voz propia.
Una vez que todos terminamos la escucha, cada uno de nosotros le comunicamos a Mariano nuestras impresiones personales. Recuerdo que, cuando me tocó el turno, le dije que sentí que cada tema o canción me transmitían la idea de un río que fluye constantemente, que (paradójicamente) nunca es el mismo, ya que el agua no se detiene y, al final del tramo, desemboca en el mar. Esa idea se transmite en cada composición, como así también la inutilidad del egocentrismo y del egoísmo, la necesidad de romper los moldes que la sociedad de consumo utiliza para rotularnos y encasillarnos como individuos, del autodescubrimiento, de la auto sanación interior, del despertar espiritual, de la revolución del amor, de la entrega solidaria y desinteresada al universo... y logra comunicar tan altos ideales sin imposición, ni propaganda, ni banderas, ni ideologías, ni retórica. Sólo a través de su arte, que es inocente y, reitero una vez más, puro. Como ejemplo de esto, cito y destaco, en particular, una frase muy linda de la canción "Piedritas": "No te guardes la enseñanza mucho tiempo, porque el plan prosigue y esas montañas sólo serán piedritas".
Recomiendo que escuchen este gran disco, los hará viajar con el corazón y la mente.
Por último, finalizo con un texto que Mariano mismo redactó especialmente para esta nota, y me entregó hace unos días. Dice así:

"Grabar este disco, como todas las experiencias de la vida, fue un vehículo de aprendizaje, exploración y comprensión de mí mismo, de mi reflejo en lo que me rodea y del mundo que creo y elijo vivir. Lo que hice fue dejar que este sueño tome forma casi por sí solo, sin limitarlo a lo que en un principio imaginé; creyendo que con lo que ya tengo puedo hacer, y si encuentro algo mejor, sea queriendo o porque simplemente llegó, es bienvenido, pero sino no hay excusas para no hacerlo. Lo grabé en mi habitación con la netbook que el estado me dio en la secundaria y una placa de audio externa. Gracias a eso, que a simple vista parece una carencia, pude tener la tranquilidad y el tiempo necesarios para plasmar esta música, y lo mejor es que me dediqué a grabar momentos. Con esto me refiero a que le di atención a mi sentir en el momento en que grababa, más allá de lo musical y sonoro, con la intención de compartir todo ese juego de autodescubrimiento que nombré antes.
Estuve semanas con cada tema y en ese tiempo me anotaba palabras claves, frases, conceptos y veía mis situaciones de vida con esos ojos, esas palabras después se convirtieron en unas frases que puse en el librito del disco, con el nombre de meditaciones, y dicen lo siguiente: `Anclar esta música fue ir recordando los procesos que vivía en cada momento creativo, reconociéndolos repetirse en el ahora, de forma más sutil. Así, comprendiéndome, plasmé esto que te doy como llaves sonoras'.
Hacer todo esto me abrió muchas puertas que no esperaba, tener el material sirvió mucho para formar el trío con el que estamos tocando ahora. Para difundir y moverme, ya que está colgado en internet; y para compartir conversaciones muy nutritivas con las personas que me acompañaron en la campaña de recaudación, que hice para poder financiar la impresión y la grabación. Esto último fue una experiencia hermosa, que le recomiendo hacer a cualquier artista; puse en una lista a las personas que querían tener el disco y me lo compraron por anticipado para que con ese dinero pudiera sacarlo en su forma física, a todos ellos les agradezco con el corazón. Con Nicolás Hailand fuimos a sacar la foto de la tapa y, además de hacer una serie de fotos muy lindas, salió una tapa inesperada, que superó todas las expectativas, la última foto del rollo.
Gaspar Bevilaqcua fue el mago del sonido, quien mezcló y masterizó el disco, lo que también superó mis expectativas, todo con mucha dedicación y amor.
`Emergiendo´ es más que un proceso personal, es algo en lo que todos estamos involucrados, el reconocimiento de la divinidad en cada uno."


Mariano Nasello se estará presentando con su trío, el próximo viernes 11 de marzo, en "Chamula - Tierra de las artes, espacio independiente" (Coronel Suarez 2540, Olavarría).

Santiago Wally

También en SoundCloud: Mariano Nasello