Domingo, 28 de Febrero de 2021

22.02 | + DEPORTES AMCO 80 AÑOS - Amílcar Dirazar

"El AMCO es mi segunda casa"

Un antes y un después en la historia del AMCO es la construcción del Autódromo. "Si no lo hacíamos íbamos a desaparecer del espectro del automovilismo porque las carreras en rutas no iban más"

Un antes y un después en la historia del Automóvil Moto Club Olavarría (AMCO) es la construcción del Autódromo a finales de la década de los noventa. "Si no lo hacíamos íbamos a desaparecer del espectro del automovilismo porque las carreras en rutas no iban más por el crecimiento de las ciudades, más acá donde teníamos el semipermanente sobre la autopista", recordó Amílcar Dirazar, quien durante su gestión pudo concretar el sueño.

"Los grandes como Alberto Ippólito y Torcuato Emiliozzi, socio fundador, lo entendieron muy bien; no así algunos otros miembros de comisión que apoyaban la idea de la ACTC que las carreras en rutas iban a ser eternas", aclaró.

Para Dirazar el sentimiento por la entidad está bien claro. "El AMCO es mi segunda casa. Conozco toda la historia, desde su fundación y tuve el privilegio de trabajar con dirigentes que estuvieron en esa época fundacional, en la Primera Vuelta de Olavarría de 1950 que fue todo un hito y en la creación del Autódromo el cual está dotado de las mejores condiciones y actitudes para crecer".

Luego se refirió al prestigio que se ganó la entidad deportiva. "Junto con Rafaela y Paraná, el AMCO es una de las tres instituciones no gubernamentales que quedan como organizadora de competencias automovilísticas, porque lamentablemente el deporte se desvirtuó, hoy es netamente profesional, donde lo único que rige en lo material; por eso las carreras las organizan los gobernadores o los intendentes que tienen dinero retrayendo los fondos que los políticos tienen que usar para otras cosas no para pagarle a los corredores o a las Asociaciones.

Ser dirigente. "Se necesita tener vocación por la institución, en este caso por el deporte motor. Después hay que saber que un dirigente de hoy no es igual a otro de hace diez o quince años atrás. Hoy son personas que gestionan, son una especie de gerente que tienen que estar capacitados para entender cómo se manejan estas entidades civiles, que son sin fines de lucro, pero enmarcadas en un deporte profesional".

Y en el cierre indicó: "No es fácil la manera de negociar con gente que está en un nivel distinto en lo económico, con el apoyo oficial y demás; pero con mucha vocación, conocimiento, capacitándose se puede llevar adelante. Una institución ya no se puede llevar adelante desde el amateurismo".