Martes
18 de Diciembre de 2018
Edición Anterior
6 de Enero de 2008
Sierras Bayas vivió la 43ª edición de la popular fiesta
La magia de los Reyes Magos tuvo una convocatoria multitudinaria
Melchor, Gaspar y Baltasar bajaron para entregar juguetes a los chicos. La comisión organizadora de la fiesta había preparado un gran evento. Un espectáculo musical infantil de primer nivel, el tradicional pesebre viviente, la actuación de Los Inti y el show de fuegos artificiales resultaron un complemento ideal para los Reyes Magos.

Cada 5 de enero, la ilusión se renueva. Cambian los personajes que se meten por un rato en la piel de los Reyes Magos. Cambian los artistas que ofrecen sus espectáculos. Cambian algunos dirigentes de la comisión organizadora. Y hasta cambian los chicos ansiosos que se acercan con la cara iluminada, esperando ver y tocar a Melchor, Gaspar y Baltasar en el momento de la bajada. Sin embargo, el espectáculo mantiene la magia de siempre y se renueva en cada edición para ofrecer distintas alternativas a los miles y miles de olavarrienses y foráneos que asisten a la fiesta.

Esta vez fue el turno de la 43ª edición. Como es tradicional, la bajada de los Reyes Magos en Sierras Bayas se transformó anoche en un evento multitudinario que, además de la tradicional ceremonia del descenso y la entrega de juguetes, ofreció una misa a cargo del padre Jorge Catarineu, el entretenido espectáculo infantil de Lalá Canciones, el siempre esperado pesebre viviente organizado con esfuerzo y dedicación por el grupo de catequesis de la parroquia. Para coronar la noche, la actuación de Los Inti y un colorido show de fuegos artificiales.

Los organizadores cuidaron los detalles para concretar una gran fiesta: un operativo policial, con control de tránsito incluido, a cargo de la subcomisaría de Sierras Bayas, baños químicos montados para la ocasión, contenedores para que el público depositara los residuos y prohibición para la circulación de camiones por el acceso principal a la localidad fueron algunos de los puntos incluidos en la coordinación del evento.

Además, desde la Terminal de Omnibus partieron micros de la empresa Ola Bus, con traslados gratuitos para chicos de hasta 8 años. A las 18.15 partió, repleto, el primero de los coches. La repercusión que generó la realización de la fiesta fue tan alta que las autoridades de la firma resolvieron sumar dos adicionales para el servicio programado para las 20.

Los que alguna vez se deslumbraron como chicos ante los Reyes Magos, volvieron ahora como padres acompañando a sus hijos, sin tanta inocencia como entonces, pero con la intención de revivir aquella experiencia inolvidable.

A los pobladores de Sierras Bayas, locales y anfitriones de la fiesta popular, se sumaron millares de olavarrienses y visitantes de otros puntos: el locutor que tuvo a su cargo la animación del programa mencionó, con el correr de la noche, los puntos de procedencia que completaron el cuadro de espectadores: Azul, Bolívar, Coronel Suárez, Rauch, Tandil, Entre Ríos, Corrientes, Río Gallegos. Hasta Italia y Brasil nombró, después que alguien se acercara a "soplarle" el carácter internacional que alcanzó el evento.

Los más prevenidos llegaron temprano, provistos de sillas, equipo de mate, jugo y comida. Así consiguieron un lugar de privilegio. Otros prefirieron pasear por el predio, visitar la feria de artesanos, comer un choripán en la cantina o visitar la muestra "Nuestros Reyes Vienen Bajando", habilitada en el Museo y Archivo Histórico de Sierras Bayas.

Para los chicos, el momento más emocionante de la fiesta llegó a las 23.05 cuando los Reyes Magos bajaron, como todos los años, desde la calle Alfonso Aust y en lento avance desfilaron ante el público, hasta llegar a las explanadas que se habían instalado en el predio para que pudieran entregar los juguetes. Los que habían llegado más temprano, apostados contra el perímetro de seguridad, tuvieron la chance de mirarlos de cerca, recibir saludos y hasta tocarlos. Los de más atrás (la mayoría) los siguieron como pudieron, con la ayuda de las pantallas gigantes que reflejaban en directo las imágenes de toda la fiesta.

Como un avance organizativo, a diferencia de otras ediciones, el vallado que el operativo montó para el avance de los Reyes permitió una fiesta más ágil y ordenada. Los personajes de Melchor, Gaspar y Baltasar, montados en caballos, tuvieron un andar relativamente tranquilo. A pesar del orden y la contención, por momentos la ansiedad de los más chicos y la permisividad de los mayores que los acompañaban entorpeció el paso.

El escenario principal estuvo situado frente a la iluminada parroquia Cristo Rey, en el denominado Parque de la Bicisenda.

Después de la misa a cargo del padre Catarineu, llegó un espectáculo artístico - musical de alto vuelo: estuvo a cargo de Lalá Canciones, un grupo formado por la cantante Karina Antonelli y los músicos Osvaldo Belmonte y Pablo Fernández, bajo la dirección de Marcelo Subiotto. Una sesión de murga, candombe y canciones infantiles con exquisitos arreglos. La actuación fue atrapando al público, que empezó con cierta frialdad, se soltó hacia la mitad del show y terminó enganchado con la propuesta.

Enseguida llegó, sobre un costado del escenario, el pesebre viviente organizado por el grupo de Catequesis de la Parroquia a cargo de Ana Cangrán y Graciela Bardi. Apoyada en canciones que llamaron la atención de los chicos, la recreación del nacimiento de Jesús alcanzó un brillo a la altura de la ocasión y premió el arduo esfuerzo de todos los vecinos que colaboraron y participaron.

Cuando el espectáculo del pesebre viviente llegó a su fin y el locutor comenzó a anunciar la llegada de los Reyes Magos, la fiesta fue de los chicos, que buscaron hasta encontrar el mejor lugar posible para ver y no perderse un solo detalle. Algunos padres los levantaron "a caballito" y cuando las luces se apagaron, el cañón de iluminación apuntó a la calle Aust: desde allí llegaron los Reyes, fotografiados y filmados por miles de cámaras digitales y celulares.

El reparto de los juguetes, con los números y colores previamente asignado a los chicos que habían llevado sus "cartitas", la actuación de Los Inti y el show de fuegos artificiales fueron el broche de oro para la fiesta.

Pronóstico
máx: 24º C | min: 7º C
1998 - 2011 | elpopular.com.ar es propiedad de El Popular S.A.
EDICIÓN Nº 7995
Vicente López 2626. Olavarría - Pcia. de Buenos Aires - Argentina
Director: Jorge G. Botta