Martes
20 de Noviembre de 2018
Edición Anterior
17 de Junio de 2009
Sargento retirado y ex director de Control Urbano imputado de delitos de lesa humanidad
Detuvieron a Omar "Pájaro" Ferreyra
El juez Juan José Comparato ordenó ayer la detención de Omar "Pájaro" Ferreyra que se concretó a las 19.40 en su domicilio. EL POPULAR Medios fue el único presente en el lugar. Esposado y flanqueado por policías, fue llevado a un calabozo en la sede de la Policía Federal en Olavarría. Y anoche mismo u hoy a primera hora estaba siendo llevado a la cárcel común de Marcos Paz.



Claudia Rafael - Luis Semanyszyn

[email protected]

[email protected]

Eran poco más de las 19.30. Los autos iban y venían por la avenida Sarmiento con la celeridad de la tarde que se va definitivamente. En un chalet ubicado al 2100, el movimiento era distinto del de todos los días. A esa hora Omar Antonio Ferreyra salía de su casa con un pulóver tipo Bariloche, las manos esposadas atrás y junto a un par de policías de la Federal rumbo a la calle Maipú intentando eludir la guardia de EL POPULAR Medios. Un móvil guiaba a toda velocidad por la Maipú al que subieron velozmente tratando de evitar que se tomaran fotografías. De esa manera terminaron los días en libertad para quien supo ser el director de Control Urbano municipal durante la gestión de Helios Eseverri, sostenido contra viento y marea aun a costa de calumniar a sobrevivientes de aquellos años de horror. Hasta que su alejamiento se hizo inevitable.

Ya por estas horas, Ferreyra, conocido como "Pájaro", ingresó o está por ingresar a la cárcel común de Marcos Paz, en donde -dentro de la misma causa judicial- ya cayeron detenidos Walter Jorge Grosse, capitán retirado, y Horacio Rubén Leites, teniente primero retirado. Y adonde en breve llegarán Ignacio Aníbal Verdura, general retirado, y Juan Carlos Castignani, su segundo en línea de mando. De hecho, ya la jueza federal de Paso de los Libres, Mabel Borda, libró la orden de detención de Verdura que desde hace años reside en la correntina Santo Tomé. Y su detención dependerá del tiempo que se tome la Policía Federal de aquel lugar para concretarla.

EL POPULAR Medios ya lo había anunciado días atrás cuando publicó que la orden de detención de Ferreyra era inminente y que se produciría en el curso de esta semana. Y que la única traba (que la Secretaría de Derechos Humanos provincial no consideraba así) era el recurso presentado por la defensa de Ferreyra diciendo que los delitos de que estaba imputado ya habían prescripto. Pero la Cámara Federal de Mar del Plata resolvió que no era así y el juez Juan José Comparato quedó habilitado para ordenar su detención.

Lectores de este medio periodístico avisaron que un móvil policial estaba detenido en la Sarmiento al 2100 y, ante la inminencia de la detención, simplemente bastó apostarse a escasos metros del chalet a las 18.30. En la puerta de la casa una patrulla de la Federal aguardaba en lo que parecía podía llegar a ser una espera eterna. Un oficial tocaba el timbre, otro caminaba por la vereda y un par más permanecían recostados sobre el auto. El movimiento en la cuadra evidenciaba que el alerta a este Diario tenía basamento sólido.

Un par de vecinos asomaban cada tanto. Un hombre desde la vereda de enfrente atisbaba y adolescentes que pasaban por el lugar no dejaban de mirar asombrados. Como si en el aire se percibiera que algo importante estaba por ocurrir.

A las 18.40 llegó la esposa de Ferreyra a la casa. Le mostraron la orden de detención y salieron al jardín los dos hijos adolescentes de la pareja. El móvil policial se retiró y sólo quedaron dentro de la vivienda dos de los policías. La llegada del imputado se produjo a las 18.53. Bajó de una camioneta 4x4 color gris de última generación que lo dejó en la puerta de su casa. Entró. Una luz del primer piso se encendió, pero nadie salía de la vivienda. Sólo un par de personas fueron convocadas para entrar, seguramente para oficiar de testigos en la detención.

A las 19.40 se abrió la reja, salió Ferreyra y junto a él sus custodios. El militar tenía una campera en la mano que intentaba ocultar las esposas sobre sus muñecas. También un bolso. A sabiendas de que no saldrá ni mañana ni pasado. El juez federal Juan José Comparato confirmó a EL POPULAR Medios que será llevado a Marcos Paz y recién en los próximos días será trasladado a la sala de audiencias de su juzgado a prestar declaración indagatoria. A la espera de que en el mismo traslado pueda indagar a más de uno. Es decir, que espera la inminencia de la detención de Verdura o de Castignani.

En Marcos Paz también están conocidos represores como Alfredo Astiz, Jorge Bergés, Julián Corres, Miguel Etchecolatz, Julio Héctor Simón (conocido como "Turco Julián") y Christian Von Wernich, entre otros. En esa misma cárcel hubo tiempo atrás unos allanamientos porque desde allí se concretaban secuestros virtuales.

Oscuridades

Para hablar de las imputaciones a Omar Ferreyra hay que remontarse a historias ocurridas décadas atrás en la ciudad. Cuando la oscuridad poblaba las noches y los días y el terror gobernaba el país.

De aquellos días habló y denunció desde los tiempos de la Conadep una mujer llamada Araceli Gutiérrez. Fue la única detenida en el centro clandestino Monte Peloni. El resto, todos hombres. Ante esa comisión creada por Raúl Ricardo Alfonsín había hablado de un militar apodado "Pájaro". Muchos años más tarde, durante el programa televisivo "Punto Doc" y junto a la periodista (también ex desaparecida) Miriam Lewin, Araceli Gutiérrez le llegó a gritar cara a cara "¿Te acordás de los compañeros que torturaste?".

Ya ante el juez Comparato y durante la inspección a Monte Peloni, Araceli Gutiérrez volcó en un relato desgarrador que "hay gente que no la olvido. Me acuerdo cuando 'el Pájaro' Ferreyra se metió en esta pieza, pateaba unos rollos de lona que había ahí al costado y gritaba cosas como para asustarnos. Eran bravuconadas".

También la familia de Jorge Oscar Fernández pudo reconstruir un relato que ubicaron hacia finales de noviembre de 1977. El joven militante había sido asesinado en Tandil y su secuestro se había producido el 16 de septiembre de ese mismo año. Los certificados médicos hablaban de muerte en enfrentamiento. Todos sabían que no era así. Después de ese supuesto enfrentamiento, Fernández estuvo todavía clandestinamente prisionero en Monte Peloni.

María del Carmen Fernández, hermana de Jorge Oscar, relató luego en los Juicios por la Verdad que a fines de noviembre les entregaron el cuerpo y que Ferreyra habría llegado "vestido de civil, dirigiéndose a la oficina de dicho cementerio para conminar al encargado que si yo no me retiraba, no iba a entregar el cuerpo".

Otro testimonio de relevancia en la imputación a Ferreyra llegó de la mano del testimonio de Rubén Sampini, que cumplía con la conscripción cuando fue secuestrado. En su denuncia habló de mucho que veía puertas adentro del regimiento. Y habló de la presunta participación del sargento retirado en grupos de tareas, de la mano de Walter Jorge Grosse.

Ferreyra jamás aceptó hablar sobre aquellos años. La única vez en que hizo alguna mención a ese tiempo fue cuando el sábado 10 de enero de 2004, en una tarde soleada y calurosa, EL POPULAR fue hasta Sarmiento 2115 y -grabador en mano- le preguntó y él escuetamente respondió lo siguiente:

-El Diario cuenta con algunos testimonios que plantean que usted participó durante el Proceso Militar y estuvo actuando en Monte Peloni...

-Si ustedes quieren saber algo, vayan al Regimiento y hablen con el Regimiento. Sobre esa época no quiero hablar absolutamente nada porque ya es mi vida pasada y no quiero de vuelta... no me grabe.

-¿Estuvo en Monte Peloni?

-...

-¿Estuvo actuando en esa época?

-Hasta luego.

-¿Qué puede decir sobre esa época?

-No, no. Hasta luego.

A cinco años y cinco meses de esa breve entrevista, Omar Ferreyra salió de su casa esposado y rumbo a una cárcel común.

A la hora de formalizar las imputaciones seguramente el único de todos los militares retirados a detener (o ya detenidos) en esta primera tanda que podrá ser acusado de homicidio será Verdura. El resto, es decir, Grosse, Leites, Castignani y Ferreyra serán acusados de privación ilegal de la libertad y tormentos. A treinta años del terrorismo de Estado, pero con las heridas todavía sin cicatrizar.

Pronóstico
máx: 28º C | min: 12º C
1998 - 2011 | elpopular.com.ar es propiedad de El Popular S.A.
EDICIÓN Nº 7966
Vicente López 2626. Olavarría - Pcia. de Buenos Aires - Argentina
Director: Jorge G. Botta