Martes
21 de Octubre de 2014
Edición Anterior
4 de Febrero de 2010
Tras el acuartelamiento llegaron las represalias para penitenciarios
En la Unidad 38 de Sierra Chica hay 25 efectivos a los que se iniciaron sumarios, mientras que en la Unidad 17 de Urdampilleta pusieron en disponibilidad a 11 agentes penitenciarios.



El acuartelamiento que agentes penitenciarios realizaron en unidades de Olavarría y la región en las últimas horas por reclamos salariales y por condiciones laborales se terminó de levantar por completo ayer, aunque se mantiene la tensión en las cárceles bonaerenses donde se realizó la medida de fuerza.

Las primeras repercusiones permitieron conocer ayer que en la Unidad 17 de Urdampilleta fueron puestos en disponibilidad 11 efectivos, en tanto que en la Unidad 38 de Sierra Chica fueron 25 los sumarios que se iniciaron a quienes se acoplaron a la huelga del martes.

En cuanto a la Unidad 30 de General Alvear, por el momento no trascendió que haya habido medidas disciplinarias ya que intermedió en la noche del martes el intendente Gustavo Marcos para evitar que se produjeran despidos de personal.

En Sierra Chica se había deslizado que podía plegarse al reclamo personal de la Unidad Penal Nº 2, aunque cualquier esbozo de protesta se disipó ante la posibilidad de que hubiera represalias.

En el ámbito de la Unidad 38, la decisión de las autoridades de abrir 25 sumarios al personal que el martes se plegó a la huelga, en reclamo por un aumento salarial y por un incremento en el pago de las horas extras, generó malestar.

El mismo martes, uno de los oficiales del cuadro más alto habría llegado a plantear a sus hombres en huelga que "si no les gusta vayan a trabajar a un supermercado", aún cuando entre los planteos que se hicieron en la Unidad 38 apuntaban no sólo a la cuestión salarial sino también a obtener mejoras en las condiciones de trabajo.

Entre otras cuestiones graves que se argumentan se encuentra la falta de agua en algunos baños; el acopio de basura supuestamente por un atraso en los pagos a la empresa recolectora (se asegura que había pozos dentro del predio de la cárcel para enterrar los residuos); presuntas irregularidades en la administración del combustible destinado, entre otras cosas, al uso de un equipo electrógeno que tiene la unidad; supuestas fallas en la seguridad ya que se dispondría en sus tareas a una cantidad menor de personal del que estaría contemplado; una mala alimentación a los penitenciarios y el presunto cobro de una suma de dinero para darles mejor comida; además de que se utilizaría el recargo en las horas de servicio como represalia ante cualquier reclamo que los cuadros más bajos puedan hacer ante sus superiores.

En ese contexto, los penitenciarios que cubren tareas diariamente alejados de las oficinas padecen las elevadas temperaturas que se están viviendo estos días en muchos casos en condiciones precarias, pasando hasta 18 horas en una garita sin agua; tienen que alimentarse con comida que no sería adecuada y pagando supuestamente un plus de 25 pesos para el "mejoramiento" de la comida; o deberían soportar recargos indiscriminados en el servicio sin cobrar el adicional que correspondería y quedarse durante lapsos prolongados sin poder acceder a las horas extras por haber faltado por enfermedad.

Pronóstico
máx: 26º C | min: 11º C
1998 - 2011 | elpopular.com.ar es propiedad de El Popular S.A.
EDICIÓN Nº 6475
Vicente López 2626. Olavarría - Pcia. de Buenos Aires - Argentina
Director: Jorge G. Botta