Viernes
23 de Junio de 2017
Edición Anterior
25 de Marzo de 2010
DIA DE LA MEMORIA. Ayer se conmemoró con variadas manifestaciones en nuestra ciudad
Un ejercicio de memoria que se inserta en la vida cotidiana
Con la presencia de referentes universitarios, de organizaciones sociales y políticas, el Día de la Memoria fue conmemorado en nuestra ciudad con descubrimientos de baldosones recordatorios en las veredas de la ciudad. También se realizó un mural, hubo una mateada en el Parque de la Memoria y con un debate en el hall del Teatro Municipal. Por último, allí actuaron Adriana Saravia y la murga Arrebatando Lágrimas.

Se conmemoró ayer en nuestra ciudad con diversas actividades el Día de la Memoria, a 34 años del golpe de Estado del 24 de marzo de 1976, que produjo una de las secuelas más aberrantes en la Historia de la Humanidad, sólo equiparable con la Inquisición española o con la Alemania nazi. En horas de la mañana, integrantes del grupo Falsa Pimienta y de la mutual Macondo Creativa habían dado forma a un colorido mural basado en un texto del escritor uruguayo Eduardo Galeano, ubicado en la ochava de Brown y Bolívar.

Por la tarde, a partir de las 15 se concretó la recorrida por algunos sectores de la ciudad para descubrir los "Tropezones", baldosones que llevan los nombres de detenidos desaparecidos, en las veredas que supieron transitar. Se partió desde el barrio San Vicente, desde Cortés al 2800, hogar de Jorge Eduardo Fernández.

Antes del descubrimiento de la placa que lo recuerda, los colores y movimientos de la murga Arrebatando Lágrimas le pusieron un particular condimento a la tarde otoñal, que se repitió en cada una de las paradas del recorrido. Sobre el asfalto, unas cuarenta personas que llegaron al lugar se dispusieron en semicírculo, mientras los ecos de la percusión semejaban latidos que fueron transformándose en un candombe.

Acto seguido, Carmelo Vinci aclaró que en la Comisión por la Memoria, que cumple una década, se decidió colocar los baldosones para que "quede reflejado este huellón de la historia aún sin justicia en las calles de nuestra ciudad y fundamentalmente en las casas de los familiares o en los lugares donde desaparecieron". Vinci agradeció el acompañamiento de instituciones como Suteba, la Facultad de Ciencias Sociales, la Juventud de la CTA, la murga Arrebatando Lágrimas, y el Sindicato de Canillitas, entre otros.

También explicó que no era un acto formal sino un momento para recordar "al compañero asesinado Jorge Oscar Fernández", con la palabra de su hermano Osvaldo, quien agradeció en nombre de su familia y destacó: "Este es un homenaje no sólo familiar sino a todos los muertos y desaparecidos, a nuestros muertos y desaparecidos, que a partir de este momento es como si estuvieran en la vida cotidiana de la ciudad. Porque estar en la vereda de la ciudad es estar en la vida de la ciudad, no sólo en la memoria sino en la cotidianeidad de la gente y eso es lo que hace falta para las nuevas generaciones".

Fernández resaltó que de ese modo se aferrará "la memoria de nuestros muertos y desaparecidos en la memoria de la gente como un hecho aleccionador para el futuro, para que nunca más se repitan los atrocidades de la dictadura militar, con todo lo que significó el genocidio: nunca se dio en la historia argentina una represión tan criminal, no sé si en el mundo. Nuestros muertos y desaparecidos ahora están en las veredas de la ciudad, incorporados a sus rutinas y a la vida cotidiana. Están en las familias y están en la memoria de la gente; este homenaje es para todos ellos".

Fuerza y orgullo

El trayecto continuó hasta Lavalle y Vélez Sarsfield, donde se homenajeó a José Alfredo Pareja e hizo uso de la palabra su hermano Gabriel, quien tomó la palabra por ser el único varón que queda en la familia y ser compañero de militancia de Pepe en La Plata: "El estudiaba abogacía y yo veterinaria y sabíamos que pensábamos diferente; sabía que Pepe tenía esa fuerza y ese orgullo, inclusive de no irse como me fui yo". Como el país se convulsionaba cada vez más, Gabriel optó por exiliarse en Ecuador con sus parientes durante once años, ostracismo interrumpido el 31 de diciembre de 1976.

En ese momento volvió a llevarse su título de Veterinario, y la discusión "en el living, acá en esta esquina" fue inevitable. Su papá quería que Pepe también viajara al país de sus ancestros, "Pepe estaba terminando de hacer el servicio militar en La Pampa, pero por supuesto que ahí no lo iban a secuestrar porque era evidente que en el servicio militar, cómo iba a desaparecer. Hablando los tres, papá nos pedía que nos fuéramos; en un momento mamá interviene y dice 'Alfredo, ya se va Gabriel, dejá que José se quede, y José se quedó".

La permanencia de José fue para luchar por sus ideales "de tener un país mejor, más justo, más soberano". Gabriel Pareja manifestó la evidencia de un cambio de mentalidad, antes parecía que "al 24 lo odiáramos, teníamos esa sed de venganza, de querer encontrar a los militares y castigarlos". Pero ahora se trata de "demostrar que vivimos en una sociedad civilizada y que queremos que haya verdad y justicia, y que los chicos, en los colegios y las universidades, aprendan lo que nosotros vivimos en este país y que se haga justicia". Para que quienes "fueron partícipes de este genocidio, de esta matanza, estén presos y sean juzgados, como no tuvimos la oportunidad nosotros, de ser juzgados".

Pareja recordó detalles de su infancia y las secuelas de la dictadura militar. "Les puedo decir que en esta esquina jugábamos todos: Carlitos Cascio, que está en España y se tuvo que ir; Carlitos Massolo, que perdió a su mujer; los chicos de Aragón; Daniel Iglesias. Jugábamos al fútbol acá; y acá era donde nosotros disfrutábamos; en las épocas de carnaval salíamos en camioneta con tanques con globos a jugar en el barrio. Así vivimos, de esa manera, y queremos que nuestros hijos vivan así, con los cambios que ha habido".

En su calidad de funcionario del gobierno reconoció asignaturas aún pendientes en relación con "la igualdad de los derechos". Se preguntó por casos ocurridos en la actualidad en nuestra ciudad: "¿Qué pasa con la Justicia? ¿Qué pasa con la muerte de Magalí Giangreco y de toda la gente que ha desaparecido en Olavarría y que desaparece a diario en la Argentina?".

Como corolario interpretó que el feriado de ayer "no es un feriado más como mucha gente cree, es un día para que sepamos lo que sucedió y que día a día contribuyamos para tener una mejor sociedad". Pareja agradeció las presencias y dijo que "la placa significa nuestra juventud, nuestros años de lucha, nuestros ideales y lo que queremos de esta Argentina". La placa estaba cubierta con el pañuelo blanco que simboliza la lucha de su madre Isabel Galbiatti por saber la verdad.

Allí mismo, mientras hacía su llegada por Vélez Sarsfield la Juventud de la CTA con una pancarta identificatoria, sobre esa misma vereda se vivió uno de los momentos más emotivos de la tarde, cuando se recordó también a Liliana Graciela Pachano de Nario, quien se hizo eco de las palabras de Pareja y entre lágrimas comentó algo leído el viernes "en el cuaderno de mi hija, algo muy lindo, que me gustó, que no lo tomemos como un día feriado, sé que a mucha gente no le interesa, pero al menos tengamos respeto por las familias que se destrozaron".

Memoria ejemplar

Los pasos del grupo, que se fue engrosando poco a poco, se dirigieron hacia el domicilio de la familia Cassataro, en Bolívar casi Brown, donde fueron descubiertas cuatro placas con los nombres de Alicia Beatriz Ramírez Abella de Cassataro, Héctor Daniel Cassataro, Elba Zulema Arteta de Cassataro y Eduardo Juan Cassataro, luego de admirar el mural pintado por la mañana por integrantes de Falsa Pimienta y Macondo Creativa.

Rosana Cassataro explicó que los homenajeados "no vivieron nunca en Olavarría" aunque "están presentes en nuestro corazón siempre". Expuso que la idea de los "Tropezones" surgió durante la polémica por los eucaliptos a punto de ser derribados el año pasado a pocos metros, a raíz del desconocimiento de los propios vecinos sobre lo ocurrido con su familia, entonces "me pareció importante decir 'vamos a plantar árboles que todavía no están, vamos a poner sus nombres, y sobre todo, como éste es el paso obligado de muchos pibes a la escuela, llamar la atención de alguna manera".

Cassataro se mostró asombrada por la repercusión lograda a partir de este verano, "fue increíble, por las noches los pibes que van y vienen al Parque Mitre cómo se paraban y leían las fechas, los nombres y me despertaban a las cuatro de la mañana. Lo importante es tropezar con esto, que es la historia y poder pensarla, no sabemos todavía qué es lo que los pibes pueden pensar. Si uno de esos pibes hace esa pregunta en la escuela, creemos que está logrado".

En el último tropezón, en memoria de Carlos Moreno habló su hijo Matías. Antes Carmelo Vinci había asegurado que en el futuro se trabajará para cubrir de Tropezones a Olavarría. Moreno agradeció y recordó que en esa esquina de Dorrego y Lamadrid, "a partir del testimonio de un vecino lo secuestran a mi viejo; también secuestraron un marido, un esposo, un abuelo pero lo más importante es que secuestran un militante social".

Moreno señaló que en esta fecha se trabaja "sobre tres conceptos: memoria, verdad y justicia". En cuanto al concepto de memoria aseguró que los intelectuales "hablan de una memoria literal y de una memoria ejemplar". La primera queda anclada en el pasado, "se la apropian los familiares de desaparecidos e inactiva transformándonos en agentes pasivos en la sociedad. Con esa memoria le estamos dando la razón a la dictadura en su objetivo de implantar una política de terror para atemorizarnos". En cambio, "la memoria ejemplar habla de tomar los ideales del pasado para transformarnos en el hoy; hacernos cargo que estamos viviendo en esta sociedad y que tenemos que transformarla desde nuestro lugar como hicieron ellos, recordándolos siempre, sabiendo de dónde venimos pero también teniendo en claro que nuestro tiempo es éste. Me parece que esta placa refuerza la memoria ejemplar porque va a servir para recordar a mi viejo como un olavarriense que laburó y dio su vida por la dignidad de muchísimos olavarrienses. Esa noche se llevaron su cuerpo pero dejaron lo más importante, haberle podido poner el apellido Moreno a mi hijo".

Pronóstico
máx: 18º C | min: 11º C
1998 - 2011 | elpopular.com.ar es propiedad de El Popular S.A.
EDICIÓN Nº 7452
Vicente López 2626. Olavarría - Pcia. de Buenos Aires - Argentina
Director: Jorge G. Botta