Sábado
22 de Febrero de 2020
Edición Anterior
23 de Abril de 2010
José Lucio "Popa" Paramio, dirigente de Racing, y la sanción que le impuso el Coprosede
"Acá hay una mano negra"

Darío Fariña

[email protected]



El humor de José Lucio Paramio, el presidente del departamento de fútbol menor de Racing Atletic Club, no era el mejor ayer por la tarde. La noticia acerca de la sanción que le impuso el Coprosede a la entidad alba, sin precedentes por supuesto, le cayó como una bomba, algo inesperado y que lo tomó casi por sorpresa, porque no esperaba que el Comité Provincial de Seguridad Deportiva tomara una determinación de esa naturaleza.

Racing tendrá una sanción que abarca los próximos tres partidos, el de esta noche y los dos del playoff. Hoy, no podrá jugar en su estadio ante Grupo Universitario de Tandil por la última fecha de la zona B del torneo "Clausura" del Campeonato Argentino "B" de fútbol, sino que tendrá que hacerlo en el estadio "Lorenzo Palacios" de Azul Athletic, a puertas cerradas, porque el Coprosede dijo que deberá realizarse el encuentro "sin público, tanto local como visitante".

Ya en playoff, cuando le toque ser local (eso se sabrá una vez que finalice la ronda clasificatoria del "Clausura", ya que se conocerá el rival del equipo chaira) también deberá jugar a puertas cerradas, y cuando deba hacerlo como visitante no podrá concurrir la hinchada racinguista.

De tal manera, la dirigencia pierde las dos recaudaciones de los encuentros como local: hoy ante Grupo Universitario y en uno de los partidos de playoff, por lo que dejan de ingresar algo de 50 mil pesos como mínimo. Es que hoy ante Grupo Universitario el equipo de Hugo Tenaglia se presenta con muchos suplentes y no se define absolutamente nada, ya que Racing estaba clasificado para los playoffs, por lo que seguramente iban a concurrir pocos hinchas al "José Buglione Martinese", pero de cualquier manera ese dinero permitía pagar los gastos: policía, árbitros, boleteros, luz, etc. Ahora, ese dinero deberá salir de las arcas chairas, o mejor dicho de los bolsillos de los dirigentes y de quienes los acompañan en este proyecto de llevar a Racing al Argentino "A".

En playoff se esperaba la gran recaudación, porque cualquiera sea el rival seguramente el estadio del Parque Olavarría iba a estar colmado porque es una instancia donde se juega mucho, hay expectativas de sobra y ansiedad por ver al equipo de la estrellita superar esa ronda para meterse entre los diez mejores.

Por lo tanto se calculaba un ingreso aproximado de 40 mil pesos (o más), que hubiese permitido afrontar los gastos (policía, árbitros, boleteros, etc.) con comodidad, además de poder abonarle sueldos y premios a los jugadores. Cuando "Popa" Paramio ayer estaba reunido con los jugadores para definir, precisamente, este último tema (premios), tuvo que salir urgente hacia otra reunión para tratar los pasos a seguir respecto de la suspensión. Los jugadores, por supuesto, ahora saben que pelear un premio con los dirigentes no va a ser fácil, y también sabrán entender a los directivos porque los recursos genuinos (llámese recaudación) no existirán en los partidos como local.

Respecto de la sanción impuesta por el Coprosede, "Popa" Paramio fue contundente y explicó la situación de Racing: "Enviamos un fax porque queremos reunir a la brevedad con el Coprosede. Ahora vamos a jugar contra Grupo Universitario, pero antes de jugar los playoffs queremos tener una reunión, urgente. Este es un fallo sin precedentes en el país. En otras canchas hay muertos, asesinos confesos, queman vagones, y a Racing lo sancionan por tres vidrieras rotas que están lejos de la cancha de Racing".

"Acá hay algo pesado, hay una mano negra -siguió diciendo Paramio-, porque esta sanción es injusta, inusitada, y me llama la atención lo rápido que salió. ¿Qué tiene que ver el club?, porque lo que ocurrió fue en la calle, y la calle es del Estado; la policía es la que debe actuar y está bien, pero por qué nos sancionaron?. Económicamente nos destrozaron y deportivamente nos perjudicaron, porque jugar afuera, en otra ciudad, nos resta posibilidades. Además, la gente de Racing no puede ir a ver a su equipo. Ahora si toman esta medida y están seguros de que se termine la violencia, está todo bien, pero no agarraron a nadie".

"Primero vamos a jugar este partido que es mañana (por hoy), pero solicitamos por nota una reunión con el Coprosede. Y espero que la respuesta tenga la misma celeridad que tuvo esta sanción. Iré con Adolfo Palahy, quien es el presidente del club, y con el doctor Alvaro Ressia, que es el abogado de Racing, para hablar. Porque yo quiero que me muestren un precedente. Realmente, no entiendo esta sanción" terminó diciendo José Lucio Paramio, visiblemente molesto con lo determinado por el Comité Provincial de Seguridad Deportiva que preside el capitán Rubén Pérez.

En algo tiene razón Paramio, y es que Racing no puede hacerse responsable ni hacerse cargo de lo que hacen sus hinchas en la vía pública. Porque sino, el Tribunal de Disciplina de la AFA debería hacer jugar los partidos en cancha neutral. Recordar, sin ir más lejos, la emboscada que preparó una fracción de la hinchada de Newell's Old Boys a otro grupo con el que tenía una vieja interna en la barra brava leprosa, que terminó con la muerte de un chico rojinegro mientras regresaba a Rosario en un micro. Y el equipo de Roberto Sensini siguió jugando en el Parque de la Independencia, como si nada hubiera pasado. Como esos ejemplos, hay varios que ocurren cada domingo.

Los dirigentes de Racing, ante esta medida, deberán afrontar una serie de enormes gastos (policía, árbitros, viaje, sueldo de los jugadores, premios, etc.) sin tener los recursos genuinos de la recaudación, y los jugadores ahora ven cómo todo esto trae como consecuencia atraso en el cobro de sus haberes y el casi difícil objetivo de conseguir un premio, porque entienden que al jugar sin público no hay manera de que ingrese dinero a las arcas del club.

Mientras tanto, los hinchas chairas que se enfrentaron el lunes pasado con la policía (luego de la derrota ante Ferro Carril Sud), responsables de que dirigentes y jugadores estén pasando un momento complicado y dificilísimo, entraron a la Comisaría por una puerta para ser demorados por averiguación de antecedentes y en unas pocas horas salieron por otra puerta, como si nada hubiese pasado. Seguramente con una sonrisa, pero sin tomar conciencia del tremendo daño que le habían causado al club que tanto aman.

El Coprosede, que ya tenía "marcado" a Racing por otros hechos de violencia, "aprovechó" la situación y le pasó factura. Más allá de lo que pueda modificarse en la reunión que se llevaría a cabo antes de los playoffs (no hay confirmación de que ello ocurra), TODO Racing deberá modificar su forma de actuar, caso contrario este tipo de sanciones lo llevarán a la ruina económica y deportiva.

Pronóstico
máx: 23º C | min: 6º C
1998 - 2011 | elpopular.com.ar es propiedad de El Popular S.A.
EDICIÓN Nº 8426
Vicente López 2626. Olavarría - Pcia. de Buenos Aires - Argentina
Director: Jorge G. Botta