Viernes
24 de Octubre de 2014
Edición Anterior
19 de Agosto de 2010
En nuestra ciudad se llevará a cabo un paro de ATE para el jueves 26
Varios gremios provinciales anuncian medidas de fuerza por mejoras en salarios
Ante la certeza de que los aumentos otorgados en marzo "ya fueron licuados por la inflación", los estatales de ATE vuelven a la carga por la reapertura de paritarias. Otros gremios, en cambio, demandan que se abra la discusión salarial porque aún no han percibido aumento alguno en 2010.



Como lo habían anunciado a fines de junio, varios gremios provinciales están resueltos a reclamar la reapertura de paritarias para percibir una nueva mejora salarial en algunos casos o directamente la apertura de esa instancia en otros, ya que consideran que los sueldos se han visto depreciados por el avance de la inflación.

Por ese motivo, tanto la Asociación Trabajadores del Estado (ATE), como la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de la Provincia de Buenos Aires (Cicop) y la Asociación Judicial Bonaerense (AJB) se aprestan a reeditar sus planes de lucha en demanda de diversos reclamos con actividades de protesta los días 25, 26 y 31 de agosto.

La secretaria general de ATE seccional Centro, Virginia Zelione, confirmó que el paro tendrá repercusión en nuestra ciudad. "El 26 de agosto vamos al paro. Tal cual lo habíamos anunciado, que en el segundo semestre volveríamos a las medidas de fuerza, me parece que se vienen dos meses bastante movidos y complicados", resumió.

En principio, se establecieron diversas formas de manifestar los reclamos. "En la Provincia, comenzará el miércoles 25 la AJB, con una movilización en La Plata hacia la Corte provincial, y continuará el 26 con el paro coordinado con la Cicop para terminar el 31 de agosto, con una jornada nacional que están preparando los profesionales de la Salud".

Sin embargo, la gremialista ratificó la postura tomada por ATE en la discusión paritaria de marzo. "Planteamos la reapertura de las paritarias, ya que fuimos el único gremio que se atrevió a firmar en disconformidad por el magro aumento que propuso el gobierno. En ese momento, estimábamos que el índice de la inflación para este año sería del 30 por ciento y creo que ya en julio llegamos a los 27 puntos".

Zelione evaluó que esos aumentos se han devaluado a la luz de los aumentos registrados en los diversos rubros. "Además fue desdoblado, recién con los haberes de julio cobramos el último aumento con el que redondeamos un 17 por ciento, que ya se lo devoró la inflación en los primeros seis meses del año. El aumento consistió en unos 150 pesos para la primera parte del año y unos 130 pesos para la segunda parte".

Si se lograra el objetivo de retomar las negociaciones por mayores incrementos, aunque se considera que la Provincia cuenta con los fondos suficientes para solventar esas subas, no se plantearía una cifra de antemano. "Nunca pedimos una suma fija sino que vamos planteando un porcentaje para el básico y otro porcentaje en bonificaciones remunerativas, que no sean en negro. Necesitamos un nuevo aumento porque lo que nos dieron no alcanza".

Falta de voluntad

Sobre las reivindicaciones impulsadas por el gremio que representa, la gremialista puso de relieve algunas demandas que arrastran desde hace más de dos años. "Seguimos planteando las mismas cosas, a las que se suman la cobertura de los cargos liberados por las jubilaciones de oficio (ya se aplazaron los ceses de los compañeros hasta noviembre pero habrá que pelear cargo por cargo), y hay que continuar con los pases a planta, ya que se avanzó con los titularizados a diciembre de 2006. Hay un expediente que dicen que ya está para la firma pero no se firma nunca porque no hay voluntad política", aseguró.

De todas maneras, existen otros obstáculos para mejorar las condiciones laborales de los estatales bonaerenses. "También reclamamos que se devuelvan los días descontados por los paros de 2009 y los cinco meses de las asignaciones familiares. Además se intenta establecer paritarias municipales en todos los partidos de la Provincia, así como la derogación de las nefastas leyes 11.757 para los municipales y la 11.758 para los estatales. Son leyes regresivas que todavía se encuentran vigentes y mientras tengan esa condición no podemos avanzar en el tratamiento de los convenios colectivos de trabajo".

Zelione, como en oportunidades anteriores, volvió a fustigar la forma en que se valora los reclamos desde el Ejecutivo provincial, algo no experimentado en situaciones análogas frente a gobiernos anteriores. "Este reclamo lo vamos siguiendo paso a paso; la verdad que nos ha tocado tratar con distintas administraciones provinciales, como las de Duhalde o de Felipe Solá, pero nunca habíamos visto semejante falta de voluntad política como la de Scioli".

A partir de las demandas irresueltas en diversos gremios provinciales, la sindicalista avizoró que "este segundo semestre viene complicado por esta cuestión de los reclamos salariales de varios gremios. Estamos en el mes de agosto y vemos que nuestros sueldos se han licuado por la inflación, así que creemos que vendrán dos meses intensos", reflexionó.

En esta forma de pararse frente a los conflictos salariales, Zelione intuye un modo de eludir las negociaciones que sería la réplica del ámbito nacional. "Hay que tener en cuenta que incluso a nivel nacional no se abrieron paritarias para todos los sectores, especialmente los estatales. Un sector hizo su negociación, firmó su aumento y dejó al resto de los compañeros para que los resuelvan como puedan. Que el Consejo del Salario haya funcionado recién hace dos semanas es una barbaridad cuando debería funcionar permanentemente, pero lo fueron peloteando".

En nuestra ciudad aún no se prevé actividad alguna con motivo del paro del miércoles próximo, hecho a evaluar en los días previos a la medida de fuerza. "Para el 26 de agosto está prevista una movilización a Casa de Gobierno en La Plata, por ese motivo realizaremos una asamblea el martes 24 en la sede de ATE para decidir si vamos a la movilización o realizamos algún tipo de acción local", indicó Zelione.

Más reclamos

Por el lado de los profesionales de la Salud, María Inés Sasiaín, vicepresidenta de la Cicop, informó que el 26 se realizará un paro de los profesionales de la salud en los hospitales donde los trabajadores de ATE realicen medidas de protesta, "esto se inscribe en los reclamos que estamos realizando y que confluirán con los reclamos del resto de los compañeros del país el 31 de agosto", señaló la dirigente.

Para ese día se prevé una jornada de lucha nacional convocada desde la Federación Sindical de Profesionales de la Salud de la República Argentina (Fesprosa), "por la reapertura de la discusión salarial y un aumento del 30 por ciento en 2010 y la puesta en marcha y/o aceleración de los procesos de desprecarización laboral; una reforma del sistema previsional que garantice a los jubilados una retribución del 82 por ciento del salario de los activos de su categoría; y el otorgamiento inmediato de la personería gremial a la Fesprosa, que está a la firma del Ministro de Trabajo, Carlos Tomada, y la concreción de una paritaria nacional de los Profesionales de la Salud".

Del lado de los judiciales, ante la falta de respuestas de la Corte y el Poder Ejecutivo, la AJB informó que "el 25 de agosto habrá una protesta provincial exigiendo al Gobernador la reapertura de la negociación salarial" y se pidió por escrito a Scioli la reapertura de la paritaria para discutir "una pauta salarial para el segundo semestre de 2010".



Pronóstico
máx: 22º C | min: 17º C
1998 - 2011 | elpopular.com.ar es propiedad de El Popular S.A.
EDICIÓN Nº 6479
Vicente López 2626. Olavarría - Pcia. de Buenos Aires - Argentina
Director: Jorge G. Botta