Jueves
2 de Octubre de 2014
Edición Anterior
18 de Abril de 2011
Colonia Hinojo tuvo su primera gran Fiesta del Kreppel

La reivindicación de los orígenes es algo que los alemanes del Volga demuestran y hacen a cada paso, cada día. Y no sólo lo ratifican con orgullo todos los años en la Fiesta de la Kerb (la más tradicional y conocida, seguramente), sino que desde ayer han incorporado un nuevo festejo y se trata de la Fiesta del Kreppel (lo que comúnmente llamamos "torta frita", pero con la cocina típicamente alemana, por supuesto), que se suma a esa sana costumbre de resaltar la cultura y las tradiciones de generación en generación.

Más de 3.000 personas estuvieron ayer por la tarde en Colonia Hinojo para participar y compartir esta celebración que incluyó desfile, bailes, venta de comidas típicas, stands de artesanos y, por supuesto, la venta de kreppels. Alrededor de 150 kilogramos de harina necesitaron los distintos grupos que se encargaron de cocinar, casi a la vista, para responder a la enorme demanda. "Vendimos absolutamente todo", fue la frase más escuchada en las distintas cocinas.

Con Laura Gottfrit como locutora y con Norma Schwindt como encargada de la organización, secundada por un grupo de gente que aporta mucho trabajo y esfuerzo, con gran éxito pudo realizarse esta gran fiesta popular de la que participó no solamente la gente de Colonia Hinojo y las otras dos colonias que están conformadas por los descendientes del Volga (o Wolga, de las dos maneras es correcto), como Nievas y San Miguel, sino que mucha gente de Olavarría llegó hasta la Avenida de los Fundadores para disfrutar y admirar tanto colorido, amor por las raíces y demostración con emoción y orgullo del origen de los vecinos de Kamenka (así fue bautizada al principio, el 5 de enero de 1878, para luego cambiar su nombre por Santa María de Hinojo para terminar siendo Colonia Hinojo).

Esta primera "Kreppelfest" (Fiesta del Kreppel) arrancó con un desfile de carruajes de las distintas instituciones hinojenses, con sus integrantes vestidos con los atuendos típicos, con el colorido característico que incluye los colores de la bandera alemana (negro, amarillo y rojo), confundiéndose con el celeste y blanco. Dicho desfile se llevó a cabo en la Avenida de los Fundadores y lo abrieron los integrantes de la Agrupación Moteros de Olavarría, que es un grupo de amigos que anualmente organiza un encuentro nacional de motos.

Por allí también pasaron representantes de la Asociación Argentina de Descendientes de Alemanes del Volga, entidad creada en 1978 con motivo de celebrarse los 100 años del primer asentamiento colono en la Argentina, junto con las reinas Yesica Vázquez Bahl (reina a nivel nacional, oriunda de la colonia) y Evelyn Masson Arouxet (reina de la filial local de los Alemanes del Volga).

También desfiló una delegación del Museo "Ariel Chierico" y de la Asociación Amigos de los Alemanes del Volga, creado en 1998 con la intención de preservar y resguardar elementos, documentos y fotos que hacen a la memoria y a la historia de los primeros colonos, así como del Instituto Privado Santa Teresa (fundado en 1901 por la congregación de las Hermanas Siervas del Espíritu Santo) y que continúa con su tarea evangelizadora y educativa. También lo hicieron la Comisión Parroquial, que desde 1960 acompaña al cura párroco y está atenta a las necesidades materiales del templo, la casa y el salón parroquial de Colonia Hinojo.

Asimismo, recibieron el aplauso de la gente -muchos se ubicaron cómodamente en sillas sobre la vereda- la delegación del Centro Comunitario Santa Águeda, que desde 1969 cumple con el objetivo de que los niños y jóvenes disfruten de la vida sana al aire libre mediante la práctica del deporte, premisa que tenía quien donara el predio para la entidad, la religiosa Agueda Vogel. También lo hizo la Sociedad de Fomento, que surgió de la fusión del Club Alemán y el Social y Deportivo, y es el nexo entre los vecinos de la comunidad y el Municipio.

Sin dudas que el Grupo Navideño recibió uno de los aplausos más calurosos, que desde 1989 organiza eventos para los niños poniendo dedicación para la Navidad cuando llega Papá Noel, fiesta declarada de interés municipal. Por supuesto que el Centro de Jubilados "Gracia a la Vida" -fundado en 1992- también desfiló, recibiendo un caluroso reconocimiento.

Abuelos, nietos, grandes, chicos, hombres, mujeres. Todos disfrutaron y le dieron vida, colorido y un sentimiento muy especial a esta fiesta que refleja la buena cocina de los Alemanes del Volga, una vieja costumbre que es una especie de legado que los vecinos de Colonia Hinojo ratificaron, para aprovechar y valorizar las tradiciones, las costumbres y la identidad de un pueblo que dejó el Volga para instalarse en la Argentina hace ya muchos años.

150

Fue la cantidad de kilogramos de harina utilizados para realizar la primera Fiesta del Kreppel en Colonia Hinojo. Los stands no dieron abasto y vendieron todos los kreppels ante la enorme demanda.

3.000

Aproximadamente, esa fue la cantidad de personas que concurrieron ayer a Colonia Hinojo y caminaron por la Avenida de los Fundadores. De esas 3.000 personas, 1.700 pasaron por el Museo Municipal "Ariel Chierico" y firmaron el libro de visitas. Un éxito rotundo.

Música, danzas y la elección de los reyes

Además de exhibir productos del pueblo, artesanías y kreppels, también hubo ayer espectáculos artísticos en Colonia Hinojo. Se presentó el grupo Los Reyes del Volga, los invitados especiales que llegaron desde San Miguel, Gran Buenos Aires. También se presentó el grupo de danzas alemanas de La Pampa "Meine Leute" (Mi Gente) y el ballet de la Escuela Municipal de Danzas que conduce la profesora Andrea Hess, integrado por alumnos de las colonias Hinojo y San Miguel y Olavarría.

Sobre el escenario estuvieron cantando Juan Carlos Banegas, Luis Gallastegui (ambos vecinos de la Colonia) y un grupo de rock juvenil local. Se efectuaron distintos sorteos, continuó el baile y se eligieron el Rey y la Reina de la Fiesta del Kreppel, distinciones que recayeron en Eusebio "Pubi" Waimann y Julia Schamberger, y también muchos descubrieron "Kamenka Haus", una casa de té y comidas típicas recientemente inaugurada en Avenida de los Fundadores y Padre Luis Servet. El cierre de la fiesta, por supuesto, llegó cuando todos cantaron la canción "A mi pueblo Colonia Hinojo", una especie de himno que se hizo piel en los alemanes del Volga.



Pronóstico
máx: 16º C | min: 2º C
1998 - 2011 | elpopular.com.ar es propiedad de El Popular S.A.
EDICIÓN Nº 6456
Vicente López 2626. Olavarría - Pcia. de Buenos Aires - Argentina
Director: Jorge G. Botta