Jueves
27 de Noviembre de 2014
Edición Anterior
10 de Agosto de 2011
ELECCIONES PRIMARIAS. El gran examen para los partidos políticos
En los comicios del domingo serán diez los candidatos a intendente
Algunos tienen origen peronista, otros radical. Tres de los diez candidatos son kirchneristas; hay representantes del progresismo, de la izquierda clásica y un empresario que se representa a sí mismo. Todos rendirán examen el domingo.



El actual intendente, José Eseverri, que aspira a la reelección, y otros nueve precandidatos tratarán de aprobar el examen que representan las elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO) para los partidos políticos. Cada uno de ellos deberá conseguir alrededor de un millar de votos para tener derecho a competir el 23 de octubre, ya que la nueva ley electoral exige que los candidatos obtengan en las PASO al menos el 1,5 por ciento de los votos válidos y se estima que concurrirán a cumplir con su obligación cívica unas 70.000 personas.

Todo pronóstico en la ciudad se basa casi exclusivamente en percepciones, ya que no se han difundido encuestas que permitan tener una idea aproximada de dónde sopla exactamente el viento popular.

Se sabe que hubo sondeos encargados algunos sectores políticos, pero sólo han trascendido los datos que estos creyeron conveniente dejar saber, por lo que no son demasiado confiables.

El concejal Ernesto Cladera -candidato a intendente por la Unión para el Desarrollo Social de Ricardo Alfonsín y Francisco De Narváez- es el último vencedor electoral en Olavarría, ya que en 2009, cuando todavía estaba fresco el prolongado conflicto entre el Gobierno y el campo, dio el batacazo y le ganó a las candidaturas "testimoniales" de José Eseverri y Alicia Tabarés.

Las "testimoniales" fueron un invento kirchnerista para aprovechar los nombres más fuertes, que integraban listas para cargos que luego no ocuparían. La gente castigó con una dureza inesperada ese producto de alquimia electoral y Cladera quedó posicionado en ese momento como el rival más peligroso de Eseverri.

Mucho agua corrió bajo los puentes en los últimos dos años, pero Cladera mantiene la fe en sus chances de cumplir el sueño de convertirse en el hombre que corte la hegemonía del apellido Eseverri en la Municipalidad de Olavarría.

Adriana Capuano, jefa regional del PAMI, es la candidata del Partido Justicialista oficial olavarriense. También es concejal, ya que llegó a su banca junto con el líder mercantil Miguel Santellán, presidente del PJ, en 2009.

Al igual que el Intendente, Adriana Capuano es kirchnerista y pudo haber participado de estas primarias compitiendo directamente con Eseverri, pero la cúpula kirchnerista sacó de su galera política el conejo sospechoso de las "listas de adhesión", eufemismo que esconde las antiguas colectoras y por eso la funcionaria de PAMI es la candidata del Frente Social, un sello armado por el ministro del Interior, Florencio Randazzo.

De esta forma, si ambos llegan a octubre la presidenta Cristina Fernández de Kirchner sumaría todos los votos de Eseverri y Capuano.

En realidad, la base teórica de las PASO es para que la gente sea la que elija a los candidatos de cada espacio, pero los métodos políticos tradicionales se resisten a morir, incluso entre quienes idearon las primarias abiertas.

El médico Roberto Tur, ex director del Hospital de Hinojo, es el candidato por el espacio del diputado provincial Mario Cura y de su esposa, la concejal Silly Cura, quienes en un momento fueron la segunda fuerza política de Olavarría, según los resultados electorales. Los Cura respondían al ex gobernador bonaerense Felipe Solá, quien decidió no participar este año de ninguna batalla electoral y dejó a sus seguidores en libertad de acción.

Los Cura eligieron a Eduardo Duhalde y por eso Tur es candidato por el Frente Popular del ex gobernador y ex presidente interino. Las posibilidades del duhaldismo en Olavarría son una incógnita, ya que no se sabe cuánto de su capital electoral conservan los Cura y cómo influirá el hecho de que Mario Cura sea el único candidato a legislador que a priori parece tener chances de llegar otra vez a la Legislatura, ya que encabeza la lista seccional.

Otra de las incógnitas pasa por las chances de la senadora María Isabel Gainza, senadora provincial y candidata a intendente por la Coalición Cívica, postulación armada de apuro cuando se rompió el Frente Cívico y Social al irse Cladera con la Udeso. La CC decidió ir por su cuenta, la concejal Mavi Wright abandonó a Cladera y formó el bloque unipersonal de la Coalición Cívica -el otro deberá adoptar otro nombre en su momento- y María Isabel Gainza se convirtió en candidata a intendente.

Ella se mantiene junto a Elisa Carrió, la que tampoco sabe cuánto queda del caudal de votos que llegó a tener y que en 2007 la ubicaron como la segunda fuerza política del país.

Por el Nuevo Encuentro del ex intendente de Morón Martín Sabbatella va el ex concejal Saúl Bajamón, dirigente de la Federación Tierra y Vivienda de Luis D'Elía, el tercer candidato kirchnerista local, en este caso de la rama ubicada más a la izquierda y decididamente antisciolista.

Las PASO serán el primer examen serio de este nuevo espacio político local.

Otro de los candidatos peronistas antikirchnerista será el arquitecto Augusto Bologna, candidato a intendente por Compromiso Federal, el partido con el que los hermanos Adolfo y Alberto Rodríguez Sáa intentarán nuevamente saltar de la provincia de San Luis al resto del país.

Alberto es candidato a presidente y su hermano Adolfo, en otra maniobra propia de la política argentina, a gobernador de Buenos Aires, siendo senador por San Luis. La suerte de Bologna parece estar atada a los apoyos que puedan tener los Rodríguez Sáa en Olavarría, ya que es uno de los candidatos menos conocidos por la mayor parte del electorado.

Marta Casanella es la candidata de Proyecto Sur, cuyo proyecto bonaerense se lanzó en soledad después que se rompieran las posibilidades de alianza entre Pino Solanas, Hermes Binner y Margarita Stolbizer, cuyo Frente Amplio Progresista no tendrá representantes en las elecciones distritales.

Aún no está probado cuál es el nivel de adhesión que despierta Pino Solanas y su gente en Olavarría.

El empresario Diego Ibáñez Padilla va con su propio partido, Olavarría para Todos, sin referentes provinciales y nacionales. Ese handicap trata de cubrirlo con una intensa campaña publicitaria, para la cual cuenta con un sólido respaldo económico propio. El también afrontará un examen complicado el domingo.

Carlos Gil, uno de los militantes históricos del Partido Obrero, es el candidato del Frente de Izquierda y los Trabajadores, una de las agrupaciones formadas por algunos de los partidos clásicos de la izquierda que tratarán así de sortear la prueba que supone el piso mínimo fijado para las PASO. El PO ha presentado recursos ante la Justicia contra esa exigencia que amenaza directamente la supervivencia de muchos partidos minoritarios.

Pronóstico
máx: 26º C | min: 10º C
1998 - 2011 | elpopular.com.ar es propiedad de El Popular S.A.
EDICIÓN Nº 6512
Vicente López 2626. Olavarría - Pcia. de Buenos Aires - Argentina
Director: Jorge G. Botta