Edición Anterior: 18 de Enero de 2012
Edición impresa // La Ciudad
El escritor y periodista Stieg Larsson, autor de la saga Millennium
Vida, muerte y obra de un hombre que ya es industria
Leticia Pogoriles

La vida, la repentina muerte de Stieg Larsson y la batalla legal por los derechos de su obra se transformaron casi en igual dimensión en objeto de culto, curiosidad y veneración como su ya ultrafamosa trilogía Millennium, que por estos días regresa a los cines de la mano del film "La chica del dragón tatuado", la versión norteamericana de la primera parte de la saga.

La mañana del 9 de noviembre de 2004 el ascensor del edificio de la revista Expo de Estocolmo dejó de funcionar, el director de la publicación llegó unos minutos después del mediodía y subió los siete pisos por escalera hasta su despacho; este hombre -alto, rubio, de cincuenta años, fumador hasta el cansancio y bebedor constante de café- llegó a destino con un hilo de aire.

Media hora más tarde, en la ambulancia, su corazón reventó. Así, el periodista y escritor Stieg Larsson moría dejando atrás una obra vasta sin publicar, una ficción extensa donde entrama los temas que investigó durante toda su carrera, dos personajes impecables -por sus claroscuros tan humanos- y una fortuna en disputa, producto de las 27 millones de copias de sus libros vendidos en todo el mundo.

La póstuma creación de la "industria Larsson" -construida a base de cientos de sitios web, libros complementarios, películas y series- estuvo lejos de pasar por la mente de este hombre, o por lo menos así lo sugirió su compañera de vida, Eva Gabrielsson, en una carta abierta dirigida a los lectores hispanoamericanos.

"Stieg jamás buscó la atención del público sobre su persona. La idea de convertirse en una celebridad, en un periodista de masas o en un autor comercial, representaba su gran pesadilla", escribió su mujer.

Dicen que el creador de "Los hombres que no amaban a las mujeres" -a primera parte de la saga que el realizador norteamericano David Fincher presentará a partir del jueves en los cines argentinos- era minucioso, obsesivo, de buen humor y que escribía "desde la rabia", pero su característica post mortem más destacada fue su idealismo, traducido en la búsqueda por un mundo más justo.

Su obra es eso: una trama vívida donde Larsson desnuda desde la ficción a la impoluta sociedad sueca. Racismo, violencia de género, violaciones sexuales y prostitución, corrupción, trata de personas y la extrema derecha y sus conexiones con el poder político y financiero son algunos de los temas que el escritor investigó, combatió y finalmente, legó a una masa de lectores.

"Desde muy temprana edad mostró una gran confianza en sí mismo a la hora de luchar contra la injusticia. (...) Interviniendo personalmente a favor de las mujeres que eran víctimas de la violencia doméstica. Stieg creía que otros a su alrededor podrían encontrar el mismo coraje. Todo le parecía posible, en cualquier momento, respecto a cualquier persona. Fíjense en Lisbeth Salander y sabrán a qué me refiero", dijo su mujer.

En 2009, y a propósito del estreno de la película sueca del primer libro, el diario español El País reveló una seguidilla de correos electrónicos que Larsson mantuvo con su editora Eva Gedin para ultimar los detalles de la publicación. Las palabras del autor en esa correspondencia se convirtieron en suculentos datos que engrosaron la fascinación sobre Larsson alrededor del mundo.

"He creado personajes principales que se distinguen de los arquetipos policiales al uso. Así, Blomkvist no tiene úlcera de estómago, ni problemas con el alcohol, ni ansiedad. Su cualidad más destacable es que se comporta como una fulana estereotipada (...) Lisbeth, en cambio, aporta las típicas valoraciones y cualidades masculinas", escribió sobre los características de sus protagonistas.

La clave de lo que más tarde sería considerado un boom editorial también la dejó por escrito: "No he idealizado nunca delitos ni criminales, ni he tipificado a las víctimas. En el primer libro construyo una serie de asesinatos a partir de la reconstrucción de investigaciones policiales reales".

"La descripción de la violación de Salander está basada en un caso que ocurrió en Östermanlm. Y así con todo. He intentado crear víctimas de crímenes basándome en personas anónimas". Es ahí donde Larsson dio en el clavo.

Eva Gabrielsson publicó en 2011 "Millennium, Stieg y yo" una autobiografía (y retrato de la pareja) en la que desentraña el proceso creativo que dio origen a la exitosa saga, pero también pone foco en la lucha legal que mantiene con el padre y el hermano de Larsson, en la que ella reivindica su "derecho moral" sobre Millennium.

"Hoy sigo batallando porque no quiero que su nombre continúe siendo una industria y una marca. No quiero que sus luchas y sus ideales sean embrutecidos ni explotados", explicó la viuda a la prensa.

La raíz del conflicto tiene varias vertientes: por un lado esta pareja que convivió durante 32 años nunca se casó debido a las amenazas constantes que Larsson recibía por sus investigaciones sobre los grupos de extrema derecha. Por otro, Larsson no llegó a crear la sociedad junto a Gabrielsson sobre los dividendos de Millennium, según la cual en caso de muerte de alguno, todo iría al otro.

Por el momento, su viuda -que no administra el legado material de la saga- sí se propuso difundir su obra y sus ideales. Hace pocos meses, en declaraciones a la radio 4 de la BBC descartó los rumores de un cuarto libro, aunque concedió para los fans sedientos que "hay unas 200 páginas (...) probablemente no estén conectadas. Stieg era un escritor espontáneo, a eso no se lo puede llamar una novela".

Con los condimentos necesarios para el éxito: buena prosa, una gran historia plagada de misterios por resolver, la muerte prematura de su autor y el escándalo millonario en puerta, Larsson, sin siquiera tomar conciencia -como dijo su mujer-, fue quien puso a la literatura policial nórdica en el mainstream de la escena mundial. Télam

MÁS TÍTULOS

En el Complejo Penitenciario Federal de Marcos Paz
ESCENARIO POLITICO. El armado del PRO y las respuestas del massismo y Alfonsín. La reforma constitucional
El escritor y periodista Stieg Larsson, autor de la saga Millennium
La planta operará en la ruta 51 y Sarmiento
Dicen que hay importante venta de pasajes a la costa atlántica
SERVICIO ALIMENTARIO ESCOLAR. En el distrito hay actualmente 1.600 chicos asistidos por el programa
A través de un convenio de la institución con la UAI y el Club Deportivo Urquiza para que estudien sin abandonar el deporte
Medidas preventivas de Salud Pública
Satisfacción en Coopelectric, rechazo en la oposición
TRIATLON. El domingo se larga la primera fecha en el Salto de Piedra
TENIS. Dulko fue vapuleada por Sharapova en el Abierto de Australia
Unico refuerzo de Independiente
Viatri viaja a Tandil
RECREACION. Más propuestas deportivas y recreativas para este verano
COPA DEL REY. Messi cumple 300 partidos
AUTOMOVILISMO. Lo aseguró Josefina Vigo después de ser la campeona de la categoría Sudam
BASQUETBOL. El base sunchalense Joaquín Giordana y la actualidad de Estudiantes en el Torneo Federal
ARGENTINO "B". El Carbonero superó por 5 a 0 al representante de La Madrid
Luego de la operación se presentó en China
TORNEO DEL INTERIOR. De la Vega y Aldirico, a días del debut
COPA DE ORO. Igualdad sin goles anoche en Mar del Plata
Corrió en Córdoba, Ciudad Evita y Santiago del Estero
BASQUETBOL. Ayer estuvo realizando una prueba el perimetral de Pehuajó Gianfranco Alemano