Edición Anterior: 20 de Agosto de 2012
Edición impresa // Policiales
La Corte Suprema habla de un incremento pero no hay todavía mecanismos de registro fiables
Las cifras de femicidios en el país y una figura penal que sigue en debate
No hay registros oficiales sobre casos de femicidios y de violencia de género. Los medios exponen un incremento notorio en los últimos tiempos. La figura penal del femicidio sigue sin sanción. Uno de los puntos del debate apunta a que no redundará en el número de hechos que se producen. Los hijos, víctimas que no se visibilizan.
Claudia Rafael
[email protected]

Mientras sigue en debate la incorporación de la figura de femicidio -es decir, homicidio agravado cuando es cometido contra una mujer por su pertenencia de género-, los medios periodísticos dan cuenta de un incremento marcado del número de casos a lo largo y ancho del país. Difícil en este punto saber si las cifras se incrementaron, si lo que aumenta es el número de denuncias o bien, si los medios -a partir de la interconexión informática de noticias- relevan mayor cantidad de episodios que tiempo atrás. O, más bien, una mezcla de las tres circunstancias. No es extraño que sea así porque no hay estadísticas oficiales en el tema (cuestión por lo que Argentina viene siendo presionada desde hace tiempo) y las otras surgen del seguimiento de las publicaciones en medios periodísticos.

Entonces, las que existen, suelen pecar de parciales. Según el Observatorio de Femicidios "Adriana Marisel Zambrano", una mujer muere cada día por esa causa confirmando que el lugar más inseguro para la vida sigue siendo el propio hogar para la enorme mayoría de las mujeres.

Mariana Elías fue picaneada por su ex novio durante cuatro horas, en Avellaneda; Natalia Riquelme fue golpeada como tantas otras veces por su ex marido, en Bahía Blanca, frente a la hijita de ambos en un video que fue televisado en todo el país; Lucía Gallo, mamá de una criatura de meses, sigue peleando por sobrevivir después de que su ex pareja, un policía santiagueño, la quemase; Carina Baginay fue asesinada en San Juan por su ex pareja a puñaladas cuando ella tenía a su bebé en brazos. Todas estas historias se produjeron en la misma semana.

Eva Giberti, coordinadora del programa "Las víctimas contra las violencias" del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, plantea que el 40 por ciento de las mujeres no se atreve a denunciar. Porcentaje que, si se entremezcla a su vez con el aumento del 60 por ciento de casos que anunció el Observatorio de Femicidios, genera un resultado estremecedor.

La oficina de Violencia Doméstica de la Corte de Justicia de la Nación registra desde 2008 hasta la actualidad un total de 27.959 casos. El 90 por ciento de los casos se convirtió en una denuncia civil y el 64 por ciento en penal. En el 96 por ciento de los casos se trata de violencia psicológica. En el 68 por ciento, de violencia psicológica y física.

Causas locales

Olavarría ofrece en la temática un largo listado de causas. La última de todas se produjo el 17 de enero de este año en Pueblo Nuevo. Ese día, fue encontrada sin vida Nelly Luciana Garisoain Videla viuda de Patané. Tenía 87 años y el imputado es su esposo, Oscar Conlon, de 75 años. Se habían casado hacía un año y cuatro meses. La causa -a pesar de que Conlon intentó torcer la hipótesis hacia la figura de robo- fue elevada a juicio bajo la carátula de "homicidio doblemente agravado por alevosía y por el vínculo".

Antes, el 24 de octubre de 2011, habían asesinado a Olga Serantes. El único imputado, Martín Vivas, está acusado por homicidio criminis causa (es decir, para ocultar otro delito). Y un año antes, otro 24 de octubre, asesinaron a Mairel Mora, una joven dominicana que había arribado 15 días antes a la ciudad y fue encontrada muerta en una casa en construcción.

Los crímenes de mujeres son numerosos en la ciudad. No siempre ingresan en la categoría de femicidio. Dentro de esa figura, cabrían a la perfección las muertes violentas de mujeres como Olga Yapour, Karina Mairani, María Rodríguez y Valeria Cazola (asesinadas por sus parejas y ex parejas). Y también Germán Esteban Navarro que, de no mediar la muerte, alguna vez hubiera transformado su identidad formal y legalmente en la de Mara. Tal vez también lo hubieran sido los crímenes de Andrea Trinchero, Magalí Giangreco y Mairel Mora.

El hecho de que varias de las investigaciones estén en punto muerto no permite llegar a esa conclusión. Aunque de todos modos, cabe tener en claro que la figura de femicidio no fue todavía sancionada y, por lo tanto, no está incorporada al Código Procesal Penal. Quedó estancada en la media sanción de Diputados y todavía no es debatida en Senadores.

Resulta claro -y esto es parte de la ardua discusión que traba la aprobación- que el aumento de la pena no va a disuadir a los victimarios y, por ende, no va a poner coto al número de femicidios. Hay una cuestión social de fondo que sigue pendiente de resolución y que rinde tributo a la violencia.

También hay otras cuestiones clave. Mirta Bruno, de la Red de Monitoreo de Políticas Públicas para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres, planteó a EL POPULAR que "uno de los temas de fondo es que se subestiman las denuncias, se subestima el grado de peligrosidad del hombre violento. Y muchas veces en esto incide el hecho de que los equipos técnicos tienen más contacto con la víctima que con el agresor. Pero además, es crucial que el Poder Judicial incorpore la mirada de género. Se sigue aplicando el mismo código para todo".

Denuncias

La subestimación de las denuncias que plantea Bruno es una figura reiterada en los casos de violencia de género. Corina Fernández, una mujer que fue gravemente herida en Buenos Aires por su ex marido había presentado alrededor de 80 denuncias. El último episodio que los vinculó fue cuando él, Javier Weber, se presentó en la puerta de la escuela de las hijas de ambos disfrazado de "abuelito" y la baleó. Weber fue condenado la semana pasada a 21 años de prisión por el delito de homicidio en grado de tentativa. Entre las decenas de denuncias presentadas por la mujer, había una que refería a la ocasión en que él, durante 12 horas le tiró cuchillos a su alrededor porque quería que ella le diera la clave de su correo electrónico. La Justicia olvidó recoger ropas ensangrentadas que constituían una prueba fundamental. La denuncia quedó cajoneada como las otras 79. Hasta ese 2 de agosto de 2010 en que la baleó y ella se salvó de milagro.

En cada uno de estos episodios hay hijos sobre los que difícilmente se deposite la mirada. Para tener real magnitud del impacto que tiene sobre esas vidas una violencia de esas características -llegue o no llegue a la muerte- es interesante leer parte de una entrevista a Corina Fernández: "-Fueron segundos. Llegó al colegio, esperó a que las nenas entraran y me abordó por atrás. Estaba disfrazado de abuelo: tenía una boina, una peluca, traje y bastón. Pero me dijo: "Te dije que te iba a matar, hija de puta. Pum". Y yo reconocí su voz. Adentro, estaban izando la bandera. Cuando un maestro llamó a las nenas para decirles que su mamá había tenido un accidente, la de 9 años le dijo 'Fue Weber, ¿no? ¿Ya la mató?'".

La sanjuanina Carina Baginay tenía a su bebé en brazos cuando la apuñalaron. La chaqueña Lucía Gallo sigue batallando por su vida después de que su pareja, un policía santiagueño, la prendió fuego (como el callejero Eduardo Vázquez a Wanda Taddei) y tiene un hijo de 10 meses. El pequeño Tomás Santillán fue asesinado en Junín el año pasado por su padrastro a raíz de la mala relación que mantenía con su ex mujer.

Olga Yapour tenía varios hijos. Lo mismo Karina Mairani. Son las otras víctimas del delito de femicidio. Los 346 niños sin madre según las estadísticas de 2011 que recabaron 282 mujeres víctimas de femicidio. La Oficina de Violencia Doméstica de la Corte Suprema de Justicia plantea un incremento del 57 por ciento de los casos entre 2010 y 2012. Si esa tendencia continúa, a fin de año las víctimas deberían rondar entre 400 y 440 mujeres. Que implicará más de 540 niños y adolescentes hijos del femicidio.

La sanción de la figura penal implicará indudablemente mayor condena para los femicidas. Pero no necesariamente derivará en una merma en el número de casos. Para eso, el trabajo social sigue siendo una deuda más que pendiente.

MÁS TÍTULOS

BASQUETBOL. Por la segunda fecha del torneo Regional de Clubes
Quilmes, Arsenal y Newell's pueden ser punteros
Juegan las categorías Sub 13 y Sub 15
TOP RACE V6. En la 1ª fecha de la Etapa de Invierno en Salta y privó a Facundo Ardusso de su primer éxito
TENIS. Venció en dos sets a Novak Djokovic
ARGENTINO "A". El Chaira jugará el próximo domingo ante Alvarado
Zonal de Clubes Sub 15 en Mar del Plata
TENIS DE MESA. Se encuentra abierta la inscripción
El Millonario le ganó 3-2 a un Tigre que luchó hasta el final; ingresó Janson
RECREACION. Será el 8 de septiembre en el Maxigimnasio
B NACIONAL. El Lobo ganó sus dos partidos
Habrá clínicas especializadas dictadas por profesionales de básquetbol, handball, vóleibol y tenis
AUTOMOVILISMO. Una falla en el motor lo privó de un buen resultado en el Autódromo "Rosamonte" de Posadas
AJEDREZ. Pasó la cuarta fecha del Codai
El sábado se realizó la cena por el 98º Aniversario del club Ferro Carril Sud
FUTBOL. Marcó una amplia superioridad sobre Independiente con un inobjetable 2 a 0