Edición Anterior: 9 de Junio de 2013
Edición impresa // La Ciudad
Explican que los controles en el mercado del trigo influyen para que la siembra sea mucho menor
Por el aumento del precio de la harina, los productores denuncian al Gobierno
La dirigente de Carbap Norma Urruty señaló que lo mismo ocurre respecto del maíz y de la carne. Sostuvo que no hay incentivo para la producción. Aludió a la falta de controles a las exportaciones.
Luego de que este viernes la Federación Industrial Panaderil de la Provincia de Buenos (Fippba) expresara su preocupación por "el incremento exorbitado y desmedido que ha experimentado el valor de la bolsa de harina en los últimos días", Norma Urruty, vicepresidenta segunda de Carbap, se refirió a la complicada situación del mercado del trigo y a las dificultades que encuentran los productores para poder comercializarlo y que su cultivo sea rentable.

Por otra parte, días atrás desde la entidad que nuclea a productores de Buenos Aires y La Pampa se había emitido un documento titulado "Trigo: crónica de un resultado esperado", donde se explica que "frente a cada campaña, desde el sector y desde Carbap en particular, anticipamos bajas en las intenciones de siembra, casi siempre desmentidas por el gobierno nacional. El Gobierno siempre ha tildado al sector de agoreros, pero hoy los resultados están a la vista. La falta de previsibilidad y la desconfianza del productor ha llevado a que se reduzca el área sembrada de trigo y se coseche casi lo mismo que hace más de 110 años, cuando la tierra se labraba con arado de mancera tirado de un caballo".

Con una bolsa de 50 kilogramos de harina 000 que según operadores del mercado local el lunes pasado costaba alrededor de 198 pesos y la semana próxima se venderá en alrededor de 266 pesos, los panaderos son conscientes de que será preciso retocar los números por cuarta vez en el año. Urruty sostuvo que se llega a esta coyuntura porque "hubo una menor producción de trigo en los últimos años, a partir de políticas adversas y también de los factores climáticos, pero en general han sido las políticas en contra las que han sumado trabas para que el productor decida hacer otra cosa. El productor, al final de la cosecha, necesita venderla para poder cubrir sus gastos de empleados, maquinaria, fertilizantes, semillas, transporte, y no que se la programen a 6 ó 7 meses porque no es rentable; nadie produce una cosa para no poder venderla después, y eso es lo que está pasando", recalcó.

La dirigente enfatizó que "ha habido una falla de cálculo porque los molinos creían estar seguros de tener mercadería para todo el año, realizaban sus compras mes a mes para mantener el stock y cuando estaba completo se retiraban del mercado. Pero con la intervención del gobierno en los mercados cambió toda la operatoria de venta de trigo. Antes los molinos tenían la seguridad que el productor podía vender hasta un 60 por ciento al final de la cosecha, pero eso no está ocurriendo ahora".

En potencial

En cambio, "hoy los molinos dicen que no tienen trigo y las circunstancias indicarían que podría estar faltando para fin de año, pero lo digo en potencial porque también sabemos que el gobierno puede llamar a los molinos amigos para que aparezca algo de harina y después dice que no pasó nada". Como consecuencia, "para la siembra de la próxima cosecha no hay un incentivo para sembrar. Y respecto del mercado interno no sé que parte falló porque los cálculos oficiales en cuanto a stock y las declaraciones decían que el trigo iba a alcanzar".

Así, es común que "los exportadores, una vez que completan su stock, se retiran del mercado, y qué hace el productor que se queda con el cereal en el campo metido en un silo, qué le dice a sus acreedores: no puede salir a repartir maíz, necesita venderlo para cubrir sus gastos, y en el caso de la ganadería está pasando lo mismo", alertó.

En cuanto al futuro inmediato del trigo, "para la próxima cosecha todo estás muy quieto, no hay mucho movimiento todavía por todas estas trabas, pero a lo mejor si mejoran los precios también mejoran las expectativas de los productores". Aunque "en realidad no es una cuestión de precio sino de poder venderlo y no se puede irlo vendiendo así, con cuentagotas. Si el productor necesita vender el 40 por ciento de su producción, no puede ir vendiendo hoy un 5%, mañana otro 7%, dentro de un tiempo otro 5%, eso es imposible. Y lo que pasa en el mercado del trigo o de la carne es que después no se puede vender". En general, el productor "trata de huir de ese acorralamiento".

Urruty negó que la escasez potencie las ventas ilegales: "No es que se favorezca el mercado negro sino que puede confundirse con mercadería que pueda tener el productor en su haber y que pueda venderla legalmente. Pero tener trigo acopiado no quiere decir que esté en negro", opuso. Producto del faltante, "muchos molinos chicos ya manifestaron su temor de que se deje ingresar harina desde Brasil". En definitiva, si no se produjeran cambios está amenazada la próxima campaña de siembra de trigo porque "además de las complicaciones que hubo con las lluvias, si aprovechando que los precios suben, los productores venden el trigo puede ser que además falte semilla".

Absurdo

La ex titular de la Sociedad Rural de Olavarría deslizó que "como todo estaba restringido y parecía que las reservas alcanzaban para el consumo interno, no se controlaba lo que se exportaba. Entonces es posible que los molinos hayan exportado más de la cuota, pero eso quedó en una nube que hoy no se sabe cuánto se exportó".

Con ese argumento, Urruty consideró que "pedirle más intervención al gobierno y a la Secretaría de Comercio Interior es absurdo, si esto pasa por todos los tapones que ha ido poniendo (Guillermo) Moreno. Que los productores no puedan vender; que tengan precios controlados; y que las ventas sean diferidas son todos tapones que después terminan explotando contra los consumidores. Pasó cuanto tiempo con la cadena de la carne, que la mantuvieron a 3,50 todo hecho por la Secretaria de Comercio, pero después ese precio no se pudo aguantar y el precio de la carne está en los niveles que vemos hoy".

Debido a la inflación "los costos de producción suben y el productor necesita tener el valor de la venta de sus productos para tener continuidad. Pero hemos llegado a un punto que no se sabe cuál es el precio real que tienen las cosas porque las intervenciones en los distintos mercados hace que los precios estén distorsionados. Y a esta situación el gobierno ya no la puede resolver más porque si no pudieron en 10 años, no lo van a hacer ahora, pero siempre aprietan en el mismo lugar".

Para que seguir cultivando sea rentable, en la actualidad "el chacarero cambia el trigo por cebada. Es algo que se está dando tanto en las zonas núcleo como acá porque de todas maneras el precio de la cebada está atado al del trigo; no está tan controlado y se puede vender más fácil, quizás por eso Moreno ya empezó a hablar de intervenir también este mercado", adelantó.

MÁS TÍTULOS

VETERANOS. Sigue la disputa de la segunda rueda del "Apertura"
RUGBY. Estudiantes se paseó por Benito Juárez
Torneo de carabinas y aire comprimido
TEST MATCH. Cayeron 32-3 en Salta
ARGENTINO "A". El "Chaira" visita hoy desde las 16 a Santamarina de Tandil, en la vuelta de la cuarta fase
TORNEO FINAL. Se puso en marcha la 17ª fecha
PRIMERA. Hubo triunfos de Hinojo, Ferro y Embajadores
TURISMO CARRETERA. Séptima fecha en el autódromo de Posadas
AUTOMOVILISMO. Nicolás Pezzucchi finalizó ayer cuarto en el primera serie del TC Pista
MAXILIGA. Con el triunfo de Pueblo Nuevo "A"
En el Campeonato Nacional de Atletismo
Martín Mocoroa, arquero de Racing A. Club
PEDESTRISMO. En el barrio Pueyrredón
INFERIORES. Ayer se jugó el grueso de los partidos
HOCKEY. Hoy continúa la actividad
SUDESTE. Con 30 años en el automovilismo, estará en la carrera de "Dos Pilotos" en Olavarría
FEMENINO. Ferro cayó en Bahía Blanca
En la Clase 2 del Turismo Pista
FORMULA 1. Gran Premio de Canadá
BOCHAS. Está en semifinales del Provincial Sub 18
NATACION. Campeonato Nacional de Invierno
BASQUETBOL. Por el torneo "Apertura" de Primera División
Cartas de lectores