Edición Anterior: 9 de Junio de 2013
Edición impresa // La Ciudad
LAS LOCALIDADES. Debate sobre el crecimiento. Sierra Chica y Sierras Bayas
El impuesto a la Piedra, el valor de la tierra y la falta de espacio para crecer
Para José Eseverri, la clave es el valor de la tierra. Desde las localidades, hablan de la injusticia en la redistribución del impuesto a la Piedra. El debate sobre el crecimiento de los pueblos. Sierra Chica y los terrenos baratos. Sierras Bayas y la imposibilidad de crecer. La tensión vista desde el arte.
Silvana Melo

[email protected]

Los pueblos no son subsidiarios de la ciudad, sino al revés: Olavarría recibe decenas de millones de pesos anuales a través de la explotación ventral de las localidades. Y no las reparte con justicia. El informe que el domingo pasado reveló datos de crecimiento (y decrecimiento) de Loma Negra, Sierra Chica, Sierras Bayas e Hinojo generó reacciones como esa sensación de despojo sin contraprestación equitativa. Varias voces desde los pueblos y la del propio José Eseverri analizaron con profundidad por qué se crece o se languidece a diez kilómetros de la ciudad. El valor de la tierra como punto clave en las migraciones internas del Partido, la falta de espacio físico que asfixia a Sierras Bayas y no la deja crecer, los terrenos baratos en Sierra Chica y los nuevos barrios, y la transformación productiva de Hinojo son algunas de las razones que el Intendente puso sobre la mesa.

Sierra Chica, con un crecimiento poblacional del 46% en diez años, se convirtió en la princesa sentada sobre la calabaza. La localidad -muchos de sus habitantes se indignan cuando se la califica de "carcelaria"- incorporó a 822 personas (1.788 a 2.610) entre 2001 y 2010. Y sus razones son tan complejas como los fenómenos sociales que turbaron la década.

Para el Intendente Municipal, el valor de la tierra es "una variable clave" cuando se analizan las transformaciones poblacionales. "En Sierra Chica se dio que la Municipalidad tenía tierras y se hicieron barrios" que fueron ocupados por más de 600 personas. A la vez, "un terreno en Sierra Chica es más barato porque (la localidad) no tiene desarrollo productivo": una de sus alternativas laborales más importantes es el Servicio Penitenciario.

Eseverri analiza que "la ciudad llega hasta Circunvalación y eso tiene que ver con que los terrenos son más baratos. El retraso para debatir temas como la ampliación de la zona urbana le hace el juego a la especulación de los que tienen lotes baldíos en la zona urbana y expulsan a la gente a lugares donde no hay servicios". Después, obviamente, es muy complejo extender redes hacia los espacios a los que la gente pudo acceder. "No se puede comprar un terreno en 100.000 pesos con todos los servicios. Entonces terminan comprando en 10.000 ó 15.000, pero en lugares muy alejados".

Desde Sierra Chica, Ricardo destacó la construcción de barrios y sostuvo que "la zona de quintas contra la entrada vieja y el Parque La Hormiga, paso de ser zona de quintas de verano o fin de semana, a que sus dueños o familiares se radicaran por la tranquilidad". Entre los vecinos admiten "contribuciones importantes: el Camino de los Pueblos, los barrios nuevos, la escuela secundaria, la nueva sala de emergencias, el Parque La Hormiga, el agua corriente" y justamente esos avances impulsaron el crecimiento del pueblo.

Pero Ricardo hace hincapié en que "desde hace dos años la Junta Vecinal está luchando por que el Municipio nos escuche y se cubran las necesidades". Y abre en abanico sobre la mesa las cifras que desde los pueblos se consideran fundamentales: "Sierras Bayas, Loma Negra y Sierra Chica contribuyen con el impuesto a la Piedra: en el 2011 presupuestaron $ 25.000.000 y recaudaron $ 49.000.000, en el 2012 presupuestaron $ 44.000.000 y recaudaron $ 60.000.000 y este año se presupuestaron $ 60.000.000 con lo cual si seguimos una mínima proyección se recaudarían unos $ 90.000.000. O sea que si se les diera a los pueblos mineros el 20% de este aporte habrían tenido unos $ 10.000.000 en 2011 y se calcularían $ 18.000.000 en 2013, ¿te podés imaginar la de obras que se podrían proyectar en cada pueblo?", se entusiasma.

Las 600 personas que, según datos municipales, ocupan los nuevos barrios, "viven en el barro literalmente cuando llueve, los pozos son enormes y cuando no llueve, la tierra que se comen es infernal. En Sierra hay unas 22 calles de tierra más las de los barrios, el barrio Fonavi que tiene como 20 años jamás se asfaltó, no tienen pozos sépticos profundos (por fallas en la construcción) con lo que viven permanentemente llamando al atmosférico para desagotarlos. Se pidieron las cloacas por este motivo, pero no hay respuestas", se queja Viviana.

Es decir: "Las poblaciones no crecen en gran medida por la falta de obras que mejoran la calidad de vida de los habitantes para que no se quieran ir". Pero Ricardo y Viviana van más allá: "Si a los pueblos no se les garantiza la autonomía propia, se pierde el sentido de pertenencia y así es como las poblaciones decrecen".

"Una quinta cerca de la ciudad"

Hinojo y Colonia Hinojo aumentaron su población en 194 personas más entre 2001 y 2010: un 5,3% de crecimiento.

"En Hinojo -aseguró el Intendente- hay tierras municipales y además hay una cuestión vinculada al desarrollo productivo: la gente va donde hay trabajo. La gente no va donde no se radican fábricas. Hinojo ha tenido una transformación por la cercanía de las canteras y la circulación constante, aunque eso no se refleje en radicaciones masivas". En esas tierras se construyen por autoconstrucción, a través de cooperativas, unas 30 viviendas.

En Villa Alfredo Fortabat "es fundamental el valor de la tierra, que es carísima", analizó José Eseverri. Y la razón es clara: "La calidad de vida que tiene quien vive allí: es como una quinta muy cerca de la ciudad, pero cuando uno se levanta a la mañana se escucha cantar a los pájaros".

Además destacó que existe "un desarrollo productivo diversificado" que genera movimiento y empleo mucho más allá del ombligo fabril alrededor del que nació y creció.

La Villa integró apenas a 19 personas más en la última década. Un número muy poco importante en la cifra total que la Subsecretaría de Indicadores Locales aúna en 3.618 sumando Villa Mi Serranía.

Marcelo, con 40 años observando el mundo de la Villa desde adentro, dice no percibir "grandes cambios en nada", aunque "hubo algún brote fomentista a partir de la ruta 51 pero muy poco más". Ese grupo, califica, "es interesante pero disperso" porque "se sigue careciendo de dirigencia integrada, potente, perseverante y preparada para dialogar con políticos hábiles". En este último casillero coloca a José Eseverri. Quien "aprovechó para anotarse un poroto: post cruce tuitero con (el ministro provincial de Infraestructura, Alejandro Arlía) hizo 3 cuadras de asfalto, los deslumbró un poco y quiero ver si eso tiene continuidad". Pero, al revés del Intendente, no ve "ninguna generación de puestos de trabajo, nada de aprovechamiento turístico (hay 20 hectáreas aprovechables en el cerro Fortabat), el club casi no se puede sostener y si Camargo Correa (los brasileños dueños actuales de Loma Negra) corta los víveres no sabemos qué puede pasar".

Sin espacio donde crecer

Sierras Bayas -ese pueblo que enamora cuando lo define Daniel Fitte- redujo su cantidad de habitantes en un 2% en diez años, a pesar de ese halo mágico que genera tanta atracción y la hace tan atractiva.

Inmediatamente publicado el informe, Carlos, desde las sierras, aseguró que su pueblo "se encuentra acotado (estancado) en su crecimiento al no haber espacio físico para su expansión. Algo que, creo, debe generar el Municipio con lotes y eso se traducirá en un inmediato crecimiento de la población".

El análisis de José Eseverri toma el mismo rumbo, pero sin esperanzas de cambio. "En Sierras Bayas no hay disponibilidad de tierras, no puede crecer. Se termina construyendo arriba de la piedra, sin posibilidad de llevar servicios. Se puede continuar con cabañas, con el desarrollo del turismo, pero no crecer", determinó.

Daniel Fitte, artista plástico atravesado por las sierras y todas sus contradicciones (ver aparte) coincide: "No hay lugares donde construir viviendas; en esto hay que tener cuidado de no invadir espacios verdes y lugares históricos". En ese sentido, se alarmó por la construcción "de barrios en la falda de la sierra, un lugar complicado por varias razones".

Una "mirada desesperada" desde el arte

Daniel Fitte ha construido historia, vida y arte alrededor de ese pueblo turbado por explosiones y cruzado por cerros de enorme belleza. Es un pueblo "con tensiones importantes" que pendulan: "La minería como fuente de trabajo histórica y la depredación salvaje por una parte de esta minería que no respeta sierras y que no regenera los paisajes una vez explotadas. Yo tengo un gran respeto por el laburante, por el obrero pero también mi arte es la mirada desesperada por estas sierras que van desapareciendo".

El artista emblemático sueña con que "los agujeros (las canteras) cuando ya no son explotadas sean recicladas en un nuevo paisaje donde acantilados, espejos de agua, árboles y espacios verdes formen un nuevo lugar donde disfrutarlo y también establecer sectores de sierras vírgenes como el Cerro Largo -uno de los más antiguos del planeta-, como patrimonio natural de todos los olavarrienses".

Desde su obra, que ha expresado la historia obrera de las sierras como ninguna, sueña con "los obreros de una cantera explotándola dignamente con su oficio y luego... reciclando el paisaje. Los veo diciéndoles a sus hijos y a sus nietos: ‘ese paisaje hermoso que ves lo trabajé yo con mis compañeros’ ".

MÁS TÍTULOS

VETERANOS. Sigue la disputa de la segunda rueda del "Apertura"
RUGBY. Estudiantes se paseó por Benito Juárez
Torneo de carabinas y aire comprimido
TEST MATCH. Cayeron 32-3 en Salta
ARGENTINO "A". El "Chaira" visita hoy desde las 16 a Santamarina de Tandil, en la vuelta de la cuarta fase
TORNEO FINAL. Se puso en marcha la 17ª fecha
PRIMERA. Hubo triunfos de Hinojo, Ferro y Embajadores
TURISMO CARRETERA. Séptima fecha en el autódromo de Posadas
AUTOMOVILISMO. Nicolás Pezzucchi finalizó ayer cuarto en el primera serie del TC Pista
MAXILIGA. Con el triunfo de Pueblo Nuevo "A"
En el Campeonato Nacional de Atletismo
Martín Mocoroa, arquero de Racing A. Club
PEDESTRISMO. En el barrio Pueyrredón
INFERIORES. Ayer se jugó el grueso de los partidos
HOCKEY. Hoy continúa la actividad
SUDESTE. Con 30 años en el automovilismo, estará en la carrera de "Dos Pilotos" en Olavarría
FEMENINO. Ferro cayó en Bahía Blanca
En la Clase 2 del Turismo Pista
FORMULA 1. Gran Premio de Canadá
BOCHAS. Está en semifinales del Provincial Sub 18
NATACION. Campeonato Nacional de Invierno
BASQUETBOL. Por el torneo "Apertura" de Primera División
Cartas de lectores