Edición Anterior: 20 de Octubre de 2013
Edición impresa // La Ciudad
El abandono del espacio K lo acerca a la ruralidad
Crónicas rurales: los espasmos en la relación Eseverri - campo desde 2008
En 2007 aún era candidato a intendente cuando vivió la primera andanada crítica en la Expo Olavarría. José Eseverri nunca habló en el palco. Recién en 2012 subió y este año se sintió más cómodo. La reconciliación con los ruralistas necesitó de seis años y de la militancia con Massa.
Silvana Melo

[email protected]

Olavarría ha tenido varias marcas históricas e identitarias: industria, cemento, trabajo, TC, vacas. Al margen de las épocas de irrupción de los feed lots para ahorrar espacio, hacinar animales y variar el sabor de la carne, el Partido sigue enarbolando sus 700.000 cabezas de ganado y sus casi 150.000 hectáreas sembradas. Que van mucho más allá de los vaivenes políticos de sus dirigentes sectoriales y municipales.

Que el área sojera haya aumentado un 234,5% en diez años poco tiene que ver con los humores y las simpatías sinuosos entre el eseverrismo y la institucionalidad rural. De hecho, Helios Eseverri fue un paladín de la relación con las "fuerzas vivas", espacio que integra con gusto la Sociedad Rural. Pero en 2002 -pleno derrumbe económico y social- decidió un aumento sideral en la Tasa Vial y la Sociedad Ruralde Olavarría (SRO) se le plantó en la calle mezclada con piqueteros y organizaciones barriales.

Pero la historia más rica e interesante en la relación Campo - Municipio es la que protagoniza Eseverri José desde su campaña tristona a la intendencia, pocos días después de la muerte de su padre: pasó por la ruptura fragorosa en 2008 hasta este presente de recompostura que se hermana con su nuevo espacio militante.

Ese 1 de octubre de 2007 lo encontraba a diez días de su primavera más triste. Y a 27 de las elecciones que lo alzarían hasta hoy en el pináculo de la ciudad. Ese lugar que parecía ya escriturado por su padre. En ese contexto fue a la inauguración de la Expo Olavarría. A oír el discurso de los ruralistas y la palabra de Julio "Chango" Alem, sin saber que sería el último intendente que hablaría en la Rural.

Con los oídos calientes por la marea de críticas desde la dirigencia más alta que había bajado a la ciudad, Alem -ya mucho más cerca del campo que del Gobierno- ensayó una respuesta. Es simpático recoger los malabarismos del histórico presidente del Concejo Deliberante para no quedar mal con nadie: primero dudó si ésa era la "tribuna correcta para exponer quejas y reclamos". Y después zigzagueó: "Uno de los males de este país ha sido, y en parte es, tratar de sostener visiones absolutistas. O que todo está bien, o que todo está mal. Es cierto que un país que crece al 8 por ciento evidentemente tiene un gobierno nacional que ha hecho cosas bien. Pero también lo es que ni el gobierno nacional ni el gobierno provincial ni el gobierno municipal, ni nosotros seres humanos ni ustedes que están escuchando, han hecho todo bien". Espectacular. En poco meses volvería a ser concejal, esta vez con la boleta de Cristina, Scioli y José.

Una bola de cristal de buena calidad y precisión suiza podía presagiarle a José Eseverri lo que se le vendría en pocos meses más. Con el campo y con Alem.

2008

A ese intendente casi improvisado de 2008 le tocó asumir precozmente una responsabilidad que aún no tenía en sus planes. Se encontró a cuatro meses de gobierno con el peor de los conflictos (el campo sacando las garras y cortando rutas en todo el país), en el peor de los lugares (intendente kirchnerista de una ciudad vacuna) y con la obligación de poner la cabeza en la guillotina. Lo hizo. Y le valió una hostilidad que no perdonó en mucho tiempo. Y varias antipatías personales que difícilmente supere. Tal vez lo que no olvide nunca será el escrache frente a su casa, con una bebé recién nacida y el megáfono batiente en la noche del crudo invierno olavarriense.

Hoy la realidad es totalmente diversa. Eseverri ganó la Intendencia en 2011 con más de un 50%, tiene una imagen positiva muy alta y se puso la campaña legislativa al hombro para convertirse en un referente seccional indiscutible. Pero ahora de la mano de Sergio Massa, hombre al que le atraen particularmente ciertas corporaciones; en su lista abriga a Gladys González -integrante de la Comisión de Agricultura de Diputados-, a Cristian Gribaudo -ex integrante de Comisión de Agricultura de Diputados durante la discusión de la 125- y Jorge Solmi -dirigente de la Federación Agraria Argentina-. Por dar un par de ejemplos.

Por eso hoy puede compartir el palco con el jefe campero Fernando Luis, ya sin sacarse chispas ni recibir ácidas facturas políticas.

Crónica de cinco ásperos años

Aspero año, el 2008. José Eseverri llegó a septiembre -un año de la campaña que lo entronaría- después de un otoño - invierno marcado a fuego por los 106 días de conflicto con las patronales rurales. Cristina estrenaba su presidencia con la confrontación más dura que podía darse y había puesto a los intendentes del interior (muchos de cuyos municipios viven en gran medida de la producción rural y sus aledaños) en un peligroso dilema. José se jugó por entero: se enfrentó a las cúpulas de las corporaciones rurales que, en ese año, la tuvo a Norma Urruty como fuerte referente de Carbap y presidenta de la SRO.

En junio, al cumplirse el día 90 del conflicto, José Eseverri había participado de todos los actos nacionales y tenía encuentros con Néstor y Cristina donde exhibía un especial protagonismo. Néstor lo recibió como referente de los intendentes de la Séptima y le pidió "paciencia oriental" para sostenerse en pie en esos días. Cristina lo citó dos veces en su discurso sobre temas medioambientales.

Así llegaba el Intendente a la Expo Olavarría 2008, sin que el Municipio participara en la organización y, en algún momento, con profundas dudas sobre si debía ponerse en marcha o no. Curiosamente, el día inaugural comenzó con un homenaje a Helios Eseverri en el cementerio. Donde no fue ningún funcionario municipal. José mandó a tres secretarios en su lugar y Julio "Chango" Alem fue por su cuenta y por gusto personal, no más.

Jorge Srodek, como presidente de Carbap -luego se convertiría en diputado macrista-, interpretó la turbulencia del momento. "Este Gobierno nos quiere ver de rodillas, pero tenemos la oportunidad en octubre de 2009 de verlos de rodillas a ellos", dijo. La ruptura era total.

El 12 de octubre de 2009, la Expo Olavarría apareció con otro sabor para todos: el kirchnerismo había adelantado las elecciones para el 28 de junio. La derrota fue generalizada. Y muchos dirigentes ruralistas se convirtieron en legisladores. José Eseverri asumió una doble candidatura testimonial, inédita en el resto del país. Sólo por pedido de Néstor. Y vivió, entonces, una derrota doble. El 29, comenzaba, muy despacito, su camino hacia el abandono del territorio nac&pop.

Ese día de octubre Julián Abad intentó convencerlo de que hablara. Pero Eseverri estaba malherido. Y no quiso exponerse a los silbidos y abucheos que traían preparados los ruralistas. Se quedó en medio del público, escuchó el discurso del vicepresidente de Carbap, masticó broncas y no aplaudió a nadie.

El 12 de octubre de 2010, la inauguración de la Expo Olavarría colocó en el palco al nuevo presidente de la SRO: Fernando Luis. Un dirigente de extensa participación en el lock out patronal de 2008 y a quien lo separó de José, además del camino político, una antipatía básica que pasa más por la piel que por las ideas.

Intendente y Gabinete lo miraron desde abajo, sentaditos como buen público. José Eseverri no aplaudió la encendida palabra de Luis, que se mostró -al menos en lo discursivo- mucho más duro que su antecesora. El camino político alternativo del Intendente ya se insinuaba en la foto de Salta, donde José gritaba los goles de Argentina en la casa de Juan Manuel Urtubey, junto con Massa y Diego Santilli, entre otros.

Comienza el regreso

La hora inaugural de la Expo Olavarría 2012 lo encontró a Eseverri José arriba del palco, en un acercamiento a la SRO que implicó el abismo de tres escalones. Fernando Bravo transmitía en directo para radio Continental y entrevistaba a Luis. Ni mísera mención para Eseverri, que todavía vestía el sambenito K.

José regresaba después de lo que el año anterior había considerado "ofensas personales". "Ellos mismos pusieron las sillas sobre el palco", aclararon desde el entorno cercanísimo a José. "Tal vez porque estaba lloviznando", ironizaron. Y el propio Intendente quiso aclarar que "desde que yo estoy no tenemos nada que ver con la organización de la Expo". Es decir, tampoco en la distribución de las sillas.

Luis volvió a ser duro. Pero no tanto. "La estrategia del ninguneo se va generalizando hacia abajo, el sector no puede hablar con el Gobernador que decreta el impuestazo. Nosotros no podemos hablar con nuestro diputado provincial -refiriéndose al dirigente de la Cámpora César Valicenti- y así en todos los niveles". Pero de José, ni una palabra.

La Expo Olavarría 2013 se inauguró la semana pasada, en plena campaña electoral para la segunda derrota fuerte del kirchnerismo. "El campo tiene muchísima razón de pedir un cambio político y plantear la necesidad de mirar la política de manera integral", dijo el Intendente, esta vez como nave insignia del Frente Renovador de Sergio Massa. Que tiene excelentes relaciones con la corporación campera. Y que ha ganado a Carlos Reutemann como personaje a mostrar.

Por eso estuvo en el palco, ya mucho más cómodo, y es posible que el año que viene, con Sergio Massa embalado hacia la presidencia, José Eseverri hable en la Expo 2014 flanqueado por algún precandidato a concejal que llegue de los sembradíos. Y destaque la importancia vital del campo en la economía del país. Y de lo que le ha costado el inadmisible ninguneo K de la última década.


2011: reelección y fiesta paralela

Tal vez el punto más alto de aspereza en la relación con la SRO no tuvo que ver con el conflicto por la 125, sino con esa irracionalidad de repelerse que suelen tener los seres humanos. En 2011 se jugaba la reelección de José Eseverri. Y, a punto de dejar el kirchnerismo definitivamente, fue a elecciones en la boleta de Cristina, pero acompañado por una colectora del PJ. Tampoco le permitieron meter mano en la lista seccional, de donde surgió César Valicenti diputado.

A punto de ir a las urnas, Eseverri fue a la Expo. Pero antes, había organizado para el mismo día una fiesta popular gratuita y masiva que generó la furia del presidente ruralista. Y se lo dijo pública y brutalmente desde el palco: "Avalar la realización en esta misma fecha de otro espectáculo, con la ayuda y dineros públicos, me parece José que es tener siempre el rol protagónico. Aun a costa de los propios vecinos. Es rebajar la responsabilidad del gobernante a la mezquindad del competidor directo. (...) Qué necesidad hay de prevalecer sobre quienes todos los días del año compran, venden y dan trabajo en Olavarría". José miraba desde abajo.

En noviembre, con la elección y unos cuantos miles de votos en el bolsillo, un refundado Eseverri decía por aquí: "Yo no creo que las instituciones tengan que ser utilizadas para la política. Y eso es lo que le pasa a la Rural. El episodio de la Expo me parece un acto de una terrible mala educación. Esas cosas que te enseñan de chiquito que si invitás a alguien a tu casa, no lo invitás para putearlo. Si me quieren putear que lo hagan en la calle, como lo hacían antes". Es interesante destacar que justamente ese triunfo colocó a José definitivamente lejos del mundo K: él, sin ayuda de nadie, estaba en condiciones de ir al frente.

Justamente el 25, en el cumpleaños de la ciudad, Luis se cruzó con Eseverri, discutieron acaloradamente y se convirtieron en una crónica inolvidable que EL POPULAR archivó para la historia.

MÁS TÍTULOS

Definiciones de Margarita Stolbizer, candidata del FPCyS
El abandono del espacio K lo acerca a la ruralidad
ESCENARIO POLITICO. Cerro Largo en el Concejo Deliberante. Encuestas. Otro accidente en Once, sospechas y datos
Entrevista con Ernesto Cladera, candidato a concejal del Frente Progresista
Pasó casi medio año desde que el Municipio dictó el decreto para regular a estas instituciones
Se ve favorecida por la venta de productos al valor del dólar oficial
Centenares de personas se reunieron frente a la parroquia Cristo Rey, donde se expresaron y realizaron diversas actividades
AUTOMOVILISMO. Familiares, autoridades y personalidades estuvieron presentes en un emotivo acto
BASQUETBOL. Recibe hoy a las 20.30 a Unión Vecinal de La Plata por el Torneo Federal
Súper TC 2000 en el Estadio
SUB 17. Olavarría perdía con Laprida cuando un temporal obligó a la suspensión
NACIONAL. Cayeron Ferro y Embajadores
SPEEDWAY. Desde las 13, el Campeonato Bonaerense vuelve a girar en Olavarría
La actividad tuvo a tres olavarrienses en pista
BASQUETBOL. Pueblo Nuevo le ganó 78-67 a Sporting por el Torneo Provincial de Clubes
PRIMERA. Hinojo recibe hoy a las 16 a Sierra Chica
Leandro Mateo, ala pivote de Estudiantes
INFERIORES. El Fortín y Racing jugaron el destacado
GT 2000. Fue segunda en La Plata
TENIS. Se desarrolla desde ayer en Loma Negra y en La Pedrera
ARGENTINO "B". El Carbonero se presenta hoy desde las 16 ante América de Pirán
EQUITACION. Jinetes y amazonas de todo el país definen quién es el mejor en el Campo Hípico Las Sierras
FEMENINO. Torneo de inferiores de Necochea
GOLF. Hoy culmina el Abierto de Brasil
INICIAL. El Ciclón goleó 3 a 0 a All Boys