Edición Anterior: 13 de Julio de 2014
Edición impresa // La Ciudad
EL PARTIDO QUE CAMBIÓ EL CICLO DE ALEJANDRO SABELLA
Esta historia empezó en Colombia
Fue el 15 de noviembre de 2011, cuando la selección llegó deshilachada a enfrentar a Colombia en Barranquilla. Ese partido y aquella victoria 2-1 marcaron un antes y un después. A punto tal, que con la derrota en el descanso el entrenador estaba con un pie afuera.
RIO DE JANEIRO / Enrique Cruz (*), especial para EL POPULAR Medios

"El fútbol para la Argentina se ha transformado en una enfermedad. Ser técnico de la Selección me obliga a vivir en estado de alerta permanente. Estoy tranquilo y asumo la responsabilidad que tengo. También reconozco que tenemos unos meses, hasta el próximo partido en junio, donde el humor será diferente a que si hubiésemos perdido este partido", declaraba Alejandro Sabella luego de aquel triunfo 2-1 sobre Colombia.

No venía bien la cosa. En ese momento, la Argentina estaba tercera, con un partido ganado, uno empatado y otro perdido. Venía de igualar con Bolivia, encima nuestro estaban los colombianos y los uruguayos. Recuerdo perfectamente aquel partido con Bolivia en el Monumental, que se empató tras un error de Demichelis (justo él, que acomodó paradójicamente las cosas en esa defensa tan criticada) y una actuación que dio lugar a muchos silbidos.

"Los partidos también se ganan en los entretiempos", fue el título de El Litoral tras la victoria en aquella tórrida tarde-noche colombiana. "Inflaron el pecho y lo calentaron más que la alta temperatura de Barranquilla. Fue una victoria clara que cerró la depresión post Bolivia que afectó a todo el plantel. Por eso se festejó más de la cuenta", fue la bajada de aquel comentario y el arranque del mismo intentó describir el momento que se vivía.

"Se jugaban por entero todos. Los jugadores, porque está muy claro que hay rechazo del hincha argentino hacia esta Selección; y Sabella, porque en el armado del equipo saca imprevistamente a uno de los mejores jugadores ante Bolivia: Fernando Gago. Para colmo de males, Colombia se puso arriba en el marcador frente a una Argentina extremadamente leve y sin profundidad en el primer tiempo, casi dedicándose de lleno a hacer circular la pelota como si enfrente hubiese un rival pero sin arcos. Sin embargo, la Selección sacó a relucir inteligencia, talento, despliegue físico inconmensurable, dio vuelta el resultado y jugó un segundo tiempo que seguramente quedará en el recuerdo de muchos y por mucho tiempo…".

No fueron pocos los jugadores que en este proceso ya mundialista, aquí en Brasil, hablaron de aquel partido en Barranquilla. Messi estaba cuestionado porque no jugaba igual que en el Barcelona y porque "no cantaba el himno"; el técnico, ni hablar; de los jugadores, no se salvaba casi nadie, o apenas algunos pocos.

En ese partido se rompió los ligamentos cruzados Burdisso y le tocó entrar a Desábato. La figura ante Bolivia había sido Clemente Rodríguez, Agüero era suplente, Di María no estaba y el "Principito" Sosa terminó siendo uno de los mejores en ese partido. La Argentina perdía y cada vez que Messi recibía la pelota, lo silbaban casi tan estruendosamente como lo silbaron los brasileños en este Mundial.

Sin embargo, se puso el equipo al hombro y terminó yéndose de la cancha tan aplaudido como podría ser el mismísimo Falcao García. El público colombiano, tan hostil en un principio, entendió el mensaje futbolero de excepción por más que, en este caso, haya sido en contra de sus propios intereses.

Fue el principio de una recuperación absoluta. La Argentina, a partir de allí, fue una tromba. Llegaron partidos de un muy buen nivel, como algunas goleadas (ante Ecuador, por ejemplo) y muy buenas actuaciones (frente a Chile o Uruguay), que le dieron sello y brillo a una clasificación que se produjo sin despeinarse.

(*) Jefe de deportes de diario El Litoral de Santa Fe, enviado especial a aquel partido.

MÁS TÍTULOS

La ciencia de Oriente que se practica cada vez más en nuestro país y ciudad
EL PARTIDO QUE CAMBIÓ EL CICLO DE ALEJANDRO SABELLA
ADIÓS A BELO HORIZONTE, LA CASA DE LA SELECCIÓN EN BRASIL
El Ministro armó la fiesta futbolera el miércoles en su despacho
ESCENARIO POLITICO. La Cámpora busca meterse en Coopelectric. Las Madres y los emblemas
"Para nosotros es un orgullo", aseguró el dirigente José Stuppia
Los nacionalismos, los símbolos de la justicia y la dureza del ejército alemán
Existen más de 790.000 cabezas, según estadísticas del Senasa
El cierre estará a cargo de la licenciada en Psicología Blanca Núñez
DIA DEL TRABAJADOR DE LA ELECTRICIDAD. Claudio Nápoli y Hugo Vornetti
La disputa interna del PJ - kirchnerismo y su espejo en el ámbito educativo
Deben concurrir los favorecidos en junio. También pueden consultar los sorteados con anterioridad
SEGURIDAD. Un repaso por la discusión política y la ejecución del sistema de monitoreo municipal
La columna quedó sujeta por los cables y la pared de una casa
Cerca de 30 agentes estarán abocados a las tareas preventivas
RUGBY. Los locales tuvieron acción por el Integrado Pampeano de la Uroba
Larga adelante la final de la Clase 3
Cambios en la torre, los pianos, el podio y la instalación eléctrica en boxes y nuevos semáforos de largada
BASQUETBOL. Torneo "Apertura" de Sub 21 "B"
TURISMO NACIONAL. Lucas Bagnera, Nicolás Posco y Andrés D’amico se llevaron los parciales de la Clase 2 en San Luis
El Top Race tiene cambio de neumáticos
FUTBOL. Minutos para Izaguirre y Janson
SUB 15. Torneo Zonal de Clubes