Edición Anterior: 26 de Enero de 2015
Edición impresa // La Ciudad
ENFOQUE
La muerte, la política y el misterio
Daniel Puertas

[email protected]

La muerte de Alberto Nisman es el hecho político más importante de los últimos tiempos e influirá, para bien o para mal, en el rumbo de la campaña electoral. Pero tal vez no tanto en el resultado de las presidenciales.

Una simple compulsa entre amigos, conocidos y un oído atento en las conversaciones en comercios u otros lugares de reunión de personas permite inferir que el extraño episodio fue armado para perjudicar al Gobierno para los oficialistas o para borrar una denuncia incómoda para los antikirchneristas.

Y los que están en el medio -tal vez no sean muchos- parecen seguir sin saber qué pensar.

Las dos posturas son profusamente difundidas y encendidamente defendidas por los medios oficialistas y opositores y también hay excelentes trabajos periodísticos de personas que trabajan en unos u otros.

Se han formulado toda clase de hipótesis, algunas sustentadas en premisas lógicas y otras en una imaginación desbocada o en expresiones de deseos.

La única certeza del caso es que el fiscal de la causa AMIA está muerto. Y que la tragedia aún no pudo ser capitalizada políticamente por nadie, aunque hubo intentos más o menos disimulados poniendo cara compungida.

Los indicios conocidos hasta ahora avalan la tesis del suicidio. Las suspicacias sostienen la del asesinato.

Entre los hechos que no pueden ser disfrazados quizá el más importante sea que el texto de la denuncia presentada por Alberto Nisman es un mamotreto sin argumentaciones consistentes ni pruebas. La lógica indica que él, aunque más no fuera por su carácter de abogado, debía saberlo, a pesar de lo cual lo presentó de apuro.

Las escuchas telefónicas no sólo no constituyen prueba, sino que además son pasibles de más de una interpretación. Sólo sirven para confirmar las simpatías de Luis D’Elía y Fernando Esteche por el régimen iraní, lo que es público desde hace años.

Refutar párrafo por párrafo ese trabajo es un ejercicio fácil, pero largo y prescindible. Tomemos apenas un ejemplo: Nisman dice que el canciller Héctor Timerman "hizo todo lo posible" para que Interpol levantara las alertas rojas sobre los iraníes involucrados, pero que "la diligente y a la vez inesperada -para los encubridores- actitud de Interpol, específicamente de su secretario general Ronald Noble, se lo impidió".

Horas antes de la muerte de Nisman, el propio Noble lo desmintió.

Además de sus propias conjeturas, una afirmación tan aventurada, que podría ser, como ocurrió, desmentida, debió sustentarse en alguna información que alguien le proporcionó a Nisman y que él creyó con fervor.

Lo mismo ocurre con la decisión supuestamente tomada por la Presidenta de que se inventara una nueva hipótesis sobre la autoría del atentado, esa de los "fachos locales".

Resulta difícil de tragar que el fiscal se haya decidido a denunciar teniendo como única fuente un par de escuchas telefónicas del líder de Quebracho, Fernando Esteche, a quien Nisman le adjudica el rol de miembro de la "organización criminal" que en su opinión lidera CFK.

Por si fuera poco, esa nueva hipótesis fue completamente desconocida para todos hasta que la Corte Suprema no hizo público el texto de la denuncia de Nisman.

Tampoco hay que olvidar que los supuestos delitos denunciados por Nisman no se concretaron. Es decir, no hubo delitos.

De no concurrir a la reunión del Congreso que el oficialismo pretendía que fuera pública y la oposición secreta con elementos más firmes, Nisman hubiera sufrido probablemente un papelón letal para su carrera. Políticamente, ya su posición era muy débil desde que WikiLeaks reveló su subordinación a la embajada norteamericana y a los servicios de inteligencia, nacional y extranjeros.

La conjetura más plausible es que alguien le había prometido a Nisman proporcionarle pruebas hasta ahora desconocidas e irrefutables, capaces de asestar un golpe letal al gobierno de Cristina Fernández de Kirchner.

Es muy posible que al conocer la desmentida de Noble, que demolía uno de los pilares de su acusación, Nisman se haya preocupado mucho, porque es evidente que estaba convencido de que la historia era como cuenta en su denuncia.

Seamos realistas: si él esperaba contar con un informe novedoso que constituyera una prueba contundente y no se lo proporcionaron, ya aparece una presión lo suficientemente fuerte como para fortalecer la hipótesis del suicidio.

Pero éstas son meras conjeturas, bien que basadas en un hecho objetivo: la denuncia de Nisman sin más elementos de los que él mismo proporcionó es, calificándola piadosamente, disparatada.

Sin embargo, la muerte sorpresiva le otorgó una dimensión que va más allá de los datos objetivos y eso están intentando explotar sin rubores los enemigos del Gobierno, que no son todos los opositores.

Desde esta misma columna se arriesgó hace un par de años la hipótesis de que determinados sectores saben que ganar las elecciones a través de uno de sus aliados no es suficiente. Necesitan que el gobierno kirchnerista colapse, aunque el país naufrague.

La explicación es simple: de no ocurrir otra crisis profunda el próximo presidente no podría tomar las medidas que esos sectores necesitan.

Imaginen a Mauricio Macri como presidente anunciando que es necesario aplicar un plan de austeridad y que por lo tanto se eliminan los subsidios y, en honor a la libertad que necesitan los mercados, se liberan los precios de la luz, el gas y el transporte.

Y que por las mismas razones se "suspenden" las paritarias anuales para pactar los aumentos salariales. Y que la austeridad es indispensable para pagarles a los fondos buitres lo que ordenó el juez Thomas Griesa y para cubrir el agujero que deja la reducción de las retenciones.

Sólo eso podría originar un conflicto capaz de arrasar con el nuevo gobierno. Es dudoso que Macri, Massa o quien fuera no sepan estas cosas, por lo que es dudoso que fueran a arrancar su administración con medidas de este tipo.

Pero si no las toman las cosas seguirían más o menos igual que ahora, con lo cual ¿qué habrían ganado los que hoy hacen lo imposible para socavar al gobierno de Cristina Kirchner?

En esta Argentina de hoy, donde la sombra de mafias desconocidas parece cernirse a cada momento sobre el destino de sus habitantes, no cuesta nada imaginarse a un personaje siniestro diciendo en la intimidad que en la muerte de Nisman "no hubo nada personal. Sólo se trata de negocios".

MÁS TÍTULOS

Pidieron "la mayor transparencia del Poder Judicial"
El predio está ubicado en el kilómetro 17 del Enlace Néstor Kirchner, en jurisdicción de Azul
A partir de estas irregularidades, la AFIP suspendió preventivamente el CUIT de los monotributistas
El volumen depositado al total de los municipios subió 32,9% con respecto al año anterior
En el marco de un acuerdo entre las carteras laborales de Buenos Aires y Tucumán
El avance de las discusiones salariales es lento en todo el país
FUTBOL. Lo confirmó el Secretario de Seguridad de la Provincia
TENIS. Teo Arbe, vocal de la Federación de Tenis del Centro de la Provincia de Buenos Aires, explicó el nuevo trabajo a realizar
TORNEO FEDERAL "C". El partido se disputó el pasado sábado en el Estadio "Ricardo Sánchez"
Por la Zona 9 del Torneo Federal "C"
El ídolo de Boca Juniors se lo confirmó ayer a la señal de cable ESPN
Diego Simonet habló del juego ante Francia
SUB 20. Por el Hexagonal Final del Sudamericano
Ante la grave lesión de Brandon Jennings
NBA. Poco de Prigioni en New York
CICLISMO. Culminó el Tour de San Luis 2015 y el salteño Daniel Díaz fue el mejor de la clasificación general
Manuel Buendía, el juvenil base cordobés de Estudiantes
HANDBALL. Juegan ante Francia en los octavos del Mundial
Se realizará el próximo sábado en Uncas e Independiente
GOLF. Se realizó un medal play en Estudiantes
Se realizó ayer en el piletón de La Máxima
BASQUETBOL. Juegan hoy a las 21.30 en el Maxigimnasio por el Torneo Nacional de Ascenso
FUTBOL. El Xeneize, con gol de Franco Cristaldo, venció por 1 a 0 a River en Mar del Plata
ABIERTO DE AUSTRALIA. Nadal, Murray y Berdych, en cuartos
AJEDREZ. Comenzará el sábado 14 de febrero en La Máxima
Venció a Vélez por 1 a 0 y levantó la copa