Edición Anterior: 13 de Abril de 2015
Edición impresa // La Ciudad
La Dra. Silvia de la Torre formó parte de un grupo médico que atendió en la provincia de Chaco
De Olavarría al Impenetrable chaqueño
Fue una experiencia que piensa repetir en julio próximo. La profesional olavarriense compartió con otros nueve profesionales una recorrida y la atención de nativos en la zona más profunda del Chaco.
Aunque es real que a simple vista se advierte la ayuda que las comunidades wichis del Impenetrable chaqueño han recibido en los últimos años, también lo es que la pobreza existe, que persisten dolencias crónicas como el Chagas, la tuberculosis y las enfermedades de transmisión sexual, que la desnutrición sigue haciendo de las suyas y que el agua sigue siendo un bien tan preciado como escaso.

Esa especie de rápida radiografía surge de la experiencia que la médica olavarriense Dra. Silvia de la Torre protagonizó durante una semana en la provincia norteña, como parte del grupo de profesionales de la salud En el Mismo Camino, para asistir a la gente que vive en aquellos parajes.

Convencida de que "la vida es una cadena de favores", la profesional olavarriense pudo hacer realidad esta actividad solidaria después de haber anhelado durante años sumarse a Médicos sin Frontera "durante por lo menos un año. Pero para eso se tienen que dar varias condiciones a la vez, porque, esencialmente, se requiere de una licencia sin goce de sueldo". Con un título de la Universidad Nacional de La Plata recibido hace 19 años y su residencia en medicina generalista completada en Olavarría, esta médico se mostró siempre interesada con el costado solidario de la profesión. Así fue como, en contacto con María Alvarez y Marcela Fonseca, integrantes de Ferias para Ayudar, surgido del desprendimiento de lo que fue la Fundación Pequeños Gestos, se inscribió en un listado de espera.

El 12 de marzo último, finalmente, llegó su turno: "Fui hasta Retiro y de allí viajamos junto con los otros diez médicos y decenas de voluntarios que, dirigidos por una bioquímica, se han nucleado en esta ONG que todavía no tiene personería, pero que se denomina En el Mismo Camino". Fueron con la idea de diagnosticar, controlar, medicar y vacunar, en definitiva, llevar soluciones para la salud de una población que, desde aquí, la doctora De la Torre no sabía bien en qué estado imaginar.

Aquí habían quedado sus compañeros del Hospital reemplazándola, los cambios de guardias, sus propios pacientes al cuidado de colegas voluntariosos y un segundo puesto laboral en el que solicitó licencia sin goce de haberes.

"Yo me había planteado un panorama calamitoso, que no fue tal. Sucede que es la misma pobreza que se puede encontrar en cualquier lugar de la provincia o de la ciudad: las comunidades a las que llegamos, ya habían sido intervenidas por lo que antes era la Fundación", lo que ha dado "bastantes cambios", más allá de que la pobreza continúe siendo el común denominador. Algunas comunidades -asume la profesional- tienen molinos que les permiten disponer de agua; existe un centro médico en El Espinillo (al noroeste del territorio gobernado por Gildo Insfrán), del que dependen 14 puestos "del tipo B, que serían como una unidad sanitaria con las cosas básicas", aunque "igualmente ahí no disponen ni de Rayos ni de laboratorio y tienen que mandarlos a un centenar de kilómetros".

Así, "la situación es bastante difícil: ahora hacía unos meses no tenían agua y tampoco heladeras para mantener las vacunas; no tienen (dosis de) BCG ni de Hepatitis B". En un contacto con el médico de El Espinillo, Silvia de la Torre supo que "el 80% de la población que atiende, unos 10.000 personas, son aborígenes. Y muchos todavía viven en ranchos, a los que hay que fumigar para erradicar la vinchuca. Todavía no han reemplazado esos ranchos por casas de material, una propuesta del Gobierno que nunca se termina de llevar a cabo. Y al no disponer de agua, por ejemplo, ni siquiera pudieron llevar a cabo los proyectos de huerta, ya que no se los puede sostener".

En cinco días en los que trabajaron 9 horas continuadas -no más allá de las seis de la tarde porque la camioneta en la que viajaban no tenía luces-, sin ningún tipo de descanso, llegaron al Paraje Seis Once, "que es una comunidad en su mayoría integrada por mujeres y niños", a Paso del Bayo y las comunidades El Saldo y el Pozo de la China. Después vino Olla Quebrada (con un elevado número de madres y padres adolescentes), Paso Sosa y uno de los 14 puestos que dependen de El Espinillo: "Allí hay atención, pero resulta prácticamente imposible salir a buscar a la gente al campo. Si el responsable del lugar ni siquiera sabía de ninguno de los embarazos de una mujer de 30 años que ha sido madre 7 veces. Siempre los tuvo en donde vive".

"Las enfermedades más comunes son tuberculosis, Chagas crónico, brucelosis, desnutrición y enfermedades de transmisión sexual. Un médico me dijo: ‘Hacemos Chaco y Patria con nada, cortamos con los dientes y atamos con alambre’ ", comentó la profesional.

"Aun teniendo un diagnóstico de situación de las enfermedades, no reciben el tratamiento adecuado porque no hay quien los controle. Están en el medio del monte y tienen que ir a un lugar a 80, 100 kilómetros, a hacerse un control. No lo pueden hacer porque no tienen dinero, no tienen cómo llegar, y a veces tampoco tienen posibilidades de que se les haga un diagnóstico. Y si se los hacés, tampoco tienen la medicación", lo que constituye un verdadero círculo vicioso.

De su experiencia de una semana, valoró, "me he traído tarea". Claro que, apelando a la clásica solidaridad olavarriense, ya dispone de dos madrinas para esa paciente de 26 años que padece lupus y requiere de medicación continuada que el Gobierno le niega y desde aquí le será enviada cada 6 meses. "Es importante -reflexiona después- que la gente sepa que fui una extensión de toda la ayuda que ha proporcionado para los aborígenes chaqueños", que disponen de todo aquello que las chicas de Ferias para Ayudar les han enviado en estos años. "Lo mío -aduce mientras saca cuentas del segundo viaje, que será en la primera quincena de julio próximo- ha sido como una extensión de todos los que me ayudaron para que cumpla con esto". Porque, como ella dice, la vida no es otra cosa que una cadena de favores que hace posible emprendimientos como el narrado.

MÁS TÍTULOS

Una joven de 20 años se encuentra internada en delicado estado
Ultimos tramos en el juicio a Delia Moyano por el crimen de Espigas
GT 2000. En la segunda fecha en La Plata
Pudo ser el ganador en Máster 110
ULTRAMARATON. En el Mundial de 24 horas en Italia
AUTOMOVILISMO. El arrecifeño se quedó con la primera final y fue escolta en la segunda en el Top Race V6 realizado en el Autódromo del AMCO
El piloto de Sierras Bayas repitió la victoria en Directo 125 con mucha incertidumbre
En la segunda final del Series
Darío Santellán, volante de El Fortín, explicó la derrota ante Sansinena
RUGBY. Por el Súper 6
El Millonario derrotó 2 a 1 a Argentinos, por la novena fecha del torneo de 30 equipos
PRIMERA. Recibe hoy a las 21.30 a Pueblo Nuevo
Krujoski, Canapino y Ponte dijeron lo suyo
-TN. La tercera fecha fue en Río Gallegos
Ochoa es el tercer ganador distinto en Escuela
NACIONAL "B". Siguió la 10ª fecha del campeonato
Marco González, entrenador de Sansinena
La Junior mostró una interesante carrera
Fútbol de AFA
Cayó 72 a 64 por la Liga Junior
HANDBALL. Recibió a Altamira de Necochea
KARTING. Gonzalo Echevarría ganó en Cajero 125 cc.
GOLF. En los links de Estudiantes
BASQUETBOL. Visita hoy a las 21 a Instituto por los cuartos de final entre Conferencias del TNA
FEDERAL "C". El conjunto de General Cerri derrotó por 2 a 1 a El Fortín en el encuentro de ida de las semifinales
Cristian Draghi, una de las figuras de El Fortín
MOUNTAIN BIKE. Se realizó ayer en Colonia San Miguel con gran cantidad de participantes
ANIVERSARIO. El presidente Eduardo Pugnaloni se refirió al festejo del Bataraz por los 103 años de vida