Edición Anterior: 11 de Mayo de 2015
Edición impresa // La Ciudad
La pérdida de humedad del suelo en el verano había sido muy marcada
Las lluvias de abril permiten mejorar las expectativas para la producción agropecuaria
Según datos recabados desde la Agencia de INTA local, pese a haberse superado el promedio de lluvias en 2014, temperaturas superiores a lo normal registradas entre noviembre de 2014 y marzo de 2015 provocaron una situación de estrés hídrico que comienza a atenuarse.
Con las lluvias del mes de abril comenzó a revertirse la situación de sequía evidenciada en el Partido de Olavarría desde el mes de noviembre del año pasado a instancias de temperaturas más elevadas que lo normal, lo cual permite mejores expectativas para la producción agropecuaria durante 2015, según surge de datos recogidos en el informe agropecuario mensual del INTA local, referenciado en la Estación Experimental Agropecuaria (EEA) Balcarce.

En un pormenorizado informe correspondiente a la situación agroclimática del Partido de Olavarría, la ingeniera agrónoma Lía Oyesqui brindó detalles sobre el nivel de precipitaciones de 2014 y algunas similitudes con este año. La profesional destacó que "las condiciones climáticas continúan marcando los pasos de la actividad agropecuaria, con precipitaciones que si bien no fueron escasas dado que el 2014 tuvo un registro de 1.175 mm. superando los 950 mm. al año -promedio 1994-2013-, sí se debe destacar que tuvieron una distribución desprolija. En el mismo sentido, pareciera que la situación en lo que va del 2015 se le asemeja, considerando que los registros pluviométricos acumulados entre enero y abril, que son de 351,3 mm. estarían alcanzando aproximadamente el 40 por ciento del total de la precipitación promedio anual".

De acuerdo con el promedio histórico, la media anual de los últimos 20 años es de 950 mm., que discriminados mes a mes se acumularon en enero 118 mm.; en febrero 86 mm.; en marzo 121 mm.; en abril 94 mm.; en mayo 62 mm.; en junio 40 mm.; en julio 34,1 mm.; en agosto 40 mm.; en septiembre 53 mm.; en octubre 100 mm.; en noviembre 96 mm.; y en diciembre 92 mm.

Irregularidades

Pero esa regularidad de las últimas dos décadas se vio alterada en 2014, cuando las precipitaciones alcanzaron los 1.175 mm. de acuerdo con la siguiente progresión: se registraron 89,1 mm. en enero; 87,2 mm. en febrero; 74,6 mm. en marzo; 204,3 mm. en abril; 100,7 mm. en mayo; 79,1 mm. en junio; 152 mm. en julio; 58,2 mm. en agosto; 70,1 mm. en septiembre; 50,9 mm. en octubre; 127,8 mm. en noviembre; y 81,3 mm. en diciembre.

Mientras que los totales de 2015 hasta el momento ascienden a 106,4 mm. en enero; 88,1 mm. en febrero; 23 mm. en marzo; y 133,8 mm. en abril. Esos son los datos correspondientes a los valores tomados desde el observatorio meteorológico ubicado en el Aeropuerto local que, debido a la amplia superficie del Partido de Olavarría, mantienen cierta disparidad con los datos recogidos en otros puntos del Distrito.

Así, hasta el momento se advierte que las lluvias durante el primer cuatrimestre de 2015 son inferiores a las del mismo período de 2014 en las comparaciones mes a mes. Frente a los 204,3 mm. caídos en la ciudad en abril de 2014, se contabilizaron 133,8 en el mismo mes de 2015. Mientras que en Colonia San Miguel los guarismos fueron 175 mm. en 2014 y 123 mm. en 2015; en la Delegación municipal de Espigas, 230 mm. en 2014 y 171 mm. en 2015; en la Delegación municipal de Recalde, 387 mm. en 2014 y 118 en 2015; y en la Delegación municipal de Santa Luisa, 145 mm. en 2014 y 120 mm. en 2015.

Sin embargo, las diferencias surgen entre los totales acumulados y comienzan a marcar algunos contrastes si se comparan los totales de los primeros cuatro meses en los mismos puntos del Partido. De esa manera, frente a los 409 mm. registrados en 2014 en el Aeropuerto ahora se midieron 351,3 mm. Parecidas alternativas se vivieron en Colonia San Miguel con 353 mm. en 2014 y 306,5 mm. en 2015. Pero en la Delegación Espigas se invierten las condiciones pluviométricas con 337 mm. en 2014 y 394 mm. en 2015. Lo mismo que en la Delegación Santa Luisa, con 238 mm. en 2014 y 346 mm. en 2015. En cambio, una marcada disminución afronta la Delegación Recalde, con 676 mm. en 2014 y 304 mm. en 2015.

Más calor

En cuanto a los vaivenes de las temperaturas, la extensionista de INTA hizo hincapié en el marcado incremento sufrido por las "medias mensuales" recabadas durante el período crítico de noviembre de 2014 a marzo de 2015 si se las comparada con las "medias mensuales históricas" de la región. Así puede advertirse el calentamiento sufrido en esos meses, cuando solamente en febrero existió un respiro.

La temperatura promedio del mes de noviembre es de 17º pero en 2014 ascendió a 18,7º; lo mismo pasó en diciembre, cuando la media llega a 19,8º pero en 2014 fue de 23,8º. Una situación análoga se vivió en enero, cuyos valores se sitúan en los 21º, pero en 2015 subieron hasta 22,3º. En febrero las diferencias no fueron tan amplias y se invirtió la tendencia con 19,8º frente 19,2º. Mientras que en marzo volvieron las altas temperaturas, ya que la media ascendió a los 20,8º frente a los 18,3º de los últimos años.

La situación de estrés hídrico se reflejó en el porcentaje de agua útil en el suelo era de entre un 10 y un 20 por ciento durante enero 2015 y alcanzó niveles más críticos respecto de igual indicador en febrero de 2015, cuando se situó entre el 20 y el 40 por ciento. Esta situación coincidió con el período crítico de determinación de rendimientos de los cultivos de verano, manifestó la extensionista de INTA.

Asimismo, "pudo verificarse en una zona más amplia y de manera más intensa se vio disminuido el porcentaje de agua útil en suelo en el mes de marzo", cuando descendió hasta alrededor del 10 por ciento, "como consecuencia de temperaturas medias ambientales superiores a la media del mes sumada a la escasa humedad relativa del ambiente", señaló Oyesqui.

Pese a esa merma, "la situación comenzó a revertirse con la ocurrencia de precipitaciones durante el mes de abril, que comienza a recargarse el perfil del suelo, y en estos momentos no solo se alcanzó a recuperarse sino que se observan amplias zonas con anegamientos temporarios. Otro evento climático importante en esta época del año son las heladas que comenzaron a registrarse con alguna intensidad sobre todo en el noreste del Partido con registro de 0 º a -2 º", reveló.

Influenciado por estas condiciones, "el desarrollo de la actividad ganadera estuvo seriamente afectado tanto por la disponibilidad como por la calidad del alimento, tanto en lo que respecta a pasturas, campos naturales como así también a cultivos destinados a verdeos o implantados con destino a su uso en forma diferida. Esta situación tuvo impacto sobre todo para la recuperación de los vientres que en la etapa de ocurrido el fenómeno estaban en plena lactación y cumpliendo además con el período de servicio".

MÁS TÍTULOS

Con una pista complicada, las novedades llegaron en la revisión técnica con varios excluidos
El Xeneize igualó 1 a 1 ante Independiente por la 12ª del torneo
MONOMARCA. Bernardo Poggi cumplió con el deseo de ganar por primera vez
FUTBOL LOCAL. Pese a que en el cierre de la Etapa Regular derrotó 3 a 2 a El Fortín, el CEO deberá jugar la Reclasificación
El incidente ocurrió cuando el campeón iba a cumplir la primera vuelta
Torneo de AFA
PROMOCIONAL. Lo hizo con neumáticos usados y la caja de velocidad rota
La Fórmula A arrancó la temporada con dos carreras
Belgrano le ganó a Arsenal
HOCKEY. En las categorías de damas y caballeros
NACIONAL "B". Santamarina busca la punta en soledad ante Juventud Unida
SOFTBOL. Por el torneo local
RUGBY. Por el torneo de la Uroba
HOCKEY. En las categorías de damas y caballeros
GOLF. Se quedó con el medal play de Estudiantes
TC. El santafesino aprovechó errores y se quedó con la cuarta fecha en Viedma
ULTRAMARATON. En la Copa del Mundo de seis días
AJEDREZ. Hoy será la tercera jornada