Edición Anterior: 14 de Octubre de 2015
Edición impresa // La Ciudad
Gabriel Mejía Montoya creó la Fundación Hogares Claret y unos 60.000 jóvenes se rehabilitaron de las drogas
Meditación, la técnica elegida por un cura colombiano para sanar las adicciones
El sacerdote estuvo en Olavarría en el marco del Congreso de Integración por el Arte y visitó una vez más Cumelén. Confía cien por cien en las comunidades terapéuticas y asegura que con la meditación es posible salir de las drogas. Pero aclara, con tono calmo y seguro: "Nosotros no curamos a nadie. Cada uno se sana a sí mismo".
Fernanda Alvarez

[email protected]

Sus palabras son contundentes, pero pronunciadas con calma. Habla de la terapia del amor con una claridad arrolladora y todo parece más simple cuando se lo escucha. El sabe que no lo es. Con sus más de 70 años y 30 de trabajo en la Fundación Claretiana, le consta que las drogas destruyen familias y, sobre todo, personas. Que su país ha sido azotado por el narcotráfico y los secuestros, pero que, sin embargo, eso no impide trabajar para cambiar historias. Tiene un mensaje de esperanza y espiritualidad -no necesariamente religioso- para cada uno de los que eligen formar parte de sus comunidades terapéuticas y el método que les enseña para aceptarse a sí mismos es el yoga y la meditación: "Es una técnica que ayuda a aquietarte". También asegura que "si los niños no han sido amados, no pueden responder con amor". Gabriel Mejía Montoya, quien nunca estuvo en parroquias y trabajó siempre con jóvenes, llegó a Olavarría al Congreso de Integración por el Arte y a visitar a Cumelén, donde ya había estado otras veces. "He visto cómo las drogas generan un enorme daño. Cuando veía a estos jóvenes, veía un chico atrapado y sin saber qué hacer".

-La sociedad condena y se culpa a los jóvenes adictos de que no salen por falta de deseo. ¿Usted cree que esto tiene que ver con querer o con poder?

-Mi experiencia es que vivimos en una sociedad adicta: adicta al poder, a la violencia, al sexo, a la corrupción. En una sociedad de doble moral, se señala, se segrega y se estigmatiza al chico que consume drogas. Ese chico es una víctima de una sociedad que perdió el horizonte de la vida. El Papa ha dicho que estábamos en los albores de la tercera guerra mundial, el desplazamiento urbano de Africa Subsahariana, la dignidad y la vida no cuentan. Y ahí entra la droga. En los años 80, el florecimiento de la marihuana era limitado a un grupo de personas, los demás la miraban con respeto y hasta desprecio. Sin embargo después vienen la cocaína, la pasta base (que ustedes llaman paco), las anfetaminas y las de diseño. Hoy nuestros chicos están todos amenazados, así tengan el hogar más confortable.

-¿En cuánto influyen las situaciones familiares para evitar o tentar a las drogas?

-Hoy la droga se encuentra en cualquier lugar: la escuela, el grupo de pares. Pasamos de la época en que todo giraba alrededor de la familia a unos padres que ambos trabajan y salen de sus casas, y suele suceder que el chico llega a su casa y no están ni el papá ni la mamá... En realidad el gran problema es la desintegración de la familia. Se ha perdido eso de que todo giraba alrededor de la casa. Esta época que vivimos tiene cosas maravillosas, el mundo ha cambiando en veinte años lo que no había cambiado en siglos, y los chicos se encuentran con demasiadas cosas, y muchas veces solos. Como los papás no pueden dedicar tiempo adecuado para compartir con ellos, desde lo más simple como las tareas o marcarles el camino, les dan a los hijos todo lo que piden y no lo que necesitan. Y si das a un hijo todo lo que pide, eres un papá irresponsable. Eso sucede, que muchos papás quieren llenar con cosas el vacío del afecto y del tiempo.

-¿Será que somos adictos al trabajo y nos vamos creando necesidades?

-¡Sí! Y adictos al dinero. Los valores fundamentales de la sociedad se han ido diluyendo.

-Sin embargo, y pesar de este panorama tan desalentador y una sociedad sin horizonte, su actividad concreta tiene que ver con la esperanza. En algún momento decidió abrir hogares para la rehabilitación. Usted confía en que esto es posible.

-Es que soy un convencido que el recurso más importante de un país son sus niños y jóvenes. Decimos que el niño es el futuro, pero no, es el presente de la patria. Es esa generación que podemos permear con los valores, con buenas costumbres, con proyectos de vida, con trascendencia, con espiritualidad. Hemos perdido la dimensión de la espiritualidad, que es una forma de ser, de vivir como personas y como comunidad. Podemos decir mi pueblo es un pueblo espiritual cuando se desarrolla en los valores. La espiritualidad es una sola para todas las religiones. La espiritualidad se construye en los valores que salvaguardan la sociedad: la honestidad, la transparencia, la compasión, la justicia, la alegría, el respeto, el no juicio. La comunidad terapéutica esencialmente trabaja los valores.

Valores y meditación

-¿Por qué eligió la meditación como técnica para las rehabilitaciones?

-Porque es una técnica que te ayuda positivamente a aquietarte. ¿Sabés cuántos pensamientos tenemos al día? La neurociencia dice que una persona tiene 70.000 pensamientos al día. Un pensamiento es suficiente para cambiarte la vida. Se necesitan nuestros pensamientos enfermos para crear nuestro mundo imperfecto, así de simple. Nosotros creamos nuestro mundo, nadie sana a nadie, cada uno se sana a sí mismo. Una mente sana no puede tener enfermedad. Y además creo que los niños son el potencial más grande, porque no juzgan, no son rencorosos, perdonan inmediatamente. El adolescente tiene el alma rota.

-¿Y la meditación repara esa alma rota?

-La meditación, al aquietar la mente, se convierte en un espacio de silencio. Cierro los ojos y comienzo a hacer un ejercicio de respiración para regular los dos encéfalos del cerebro, me aquieto, según dice la neurociencia. Cuando el niño medita, elimina el pensamiento; cuando se elimina el pensamiento y repito un mantra, se llega a un estado de conciencia pura. Es el potencial de su cerebro que llega a lo máximo de la coherencia de las ondas cerebrales. El chico no es un problema, sino una oportunidad maravillosa. Es una posibilidad infinita, potencia pura y capacidad inmensa de aprender y uno lo constata: niños difíciles, complejos, maltratados, que no saben lo que es un abrazo, que no saben lo que es el trabajo y por eso roban, porque no han aprendido. Si no ha sido amado en el modo justo, no puede responder de ese modo tampoco. Si tú no sabes qué es una caricia o un beso, qué es la ternura, no puedes pedirlo. Eso ofrecemos en la comunidad.

-Y no lo hacen con una mirada católica...

-La espiritualidad no es católica, es para todos los pueblos.

-¿Practican yoga?

-Sí, porque el yoga es el mejor medicamento para la autoestima. Es cada día reconocer mi cuerpo, mis sentidos, mi tacto, mi olfato, mi oído, comenzar a aflojar mi cuerpo y hacer ejercicios que estimulan todos los órganos del cuerpo. Y eso te da salud. Los pueblos orientales tienen esa magia de saberse aquietar. Por eso son tan espirituales, mientras que la religión es otra cosa. Todas las religiones son verdaderas, porque todas llevan a los hombres a Dios, el día que se unan habrá paz en el mundo. Pero la terapia del amor es esencial.


Volver a empezar

-¿Qué pasa cuando los chicos salen de las comunidades terapéuticas y vuelven al mundo, que sigue siendo tan cruel como cuando lo dejaron? ¿Es posible la reinserción y sin caer nuevamente a consumir?

-Por supuesto que sí, porque en la comunidad se descubre a sí mismo, a los demás, siente que su proyecto de vida lo va a hacer crecer a nivel personal y a los cuatro o cinco meses empieza a elaborar un proyecto de vida, con metas concretas, pone en orden su afectividad, su sexualidad, su familia. Y cuando sale, ¡claro que se rehabilita! Totalmente. Han pasado unas 60.000 personas rehabilitadas y unas 300 están trabajando en la institución. Hoy hay unos 4.500 chicos que están en una comunidad, que es autoayuda y ayuda mutua.


No bajar los brazos

Gabriel Mejía Montoya trabaja desde 1984 en su Fundación. Y el cansancio no le ha ganado a pesar de las situaciones difíciles que conoció.

-¿Alguna vez dijo "no doy más"?

-No. ¿Sabés cómo me retroalimento? Yendo a las comunidades terapéuticas. El abrazo del niño te alimenta, te nutre, te sensibiliza, porque uno no va a trabajar, sino a vivir. Y se siente que cada chico es una interpelación, una propuesta de vida, es una esperanza. Si uno los mira así, se siente bien y no se cansa.

-Usted eligió esta vida de servicio que hoy reclama el papa Francisco.

-Es que si algo toca a uno como sacerdote es la compasión que tenía Jesús. Isaías dice "yo le enviado para sanar a los pobres, a los heridos, dar consuelo a los muertos de hambre, de tristeza". Ese es el mensaje de Jesús, el de ayudar a la gente y hacer más humana la vida. Tenemos que proponernos globalizar el amor. Proponerse esa actitud de reconciliación siempre, de no juzgar, de amor. Eso genera la paz y cuando hay paz hay una profunda alegría de vivir.

MÁS TÍTULOS

Se realizó en la Facultad de Ingeniería de la Unicén
Comenzaron las Jornadas en el ISFD Nº 22
Ayer se realizó la presentación formal de la flamante carrera
Gabriel Mejía Montoya creó la Fundación Hogares Claret y unos 60.000 jóvenes se rehabilitaron de las drogas
El olavarriense Facundo Cajén desarrolló www.mipaisvota.com
En el marco del Día Mundial del Bastón Blanco, que se conmemora mañana
La medida de fuerza incluye una movilización hacia Plaza de Mayo, en la ciudad de Buenos Aires
El nexo es el padre Roque, un sacerdote franciscano de Puan que ayer visitó el Penal como forma de agradecimiento
VOLEIBOL. Torneo de Villa Gesell para primera masculino
El acto inaugural será hoy, a partir de las 18.30, en el Paseo Jesús Mendía
SUB 13. Entre el viernes y el sábado, por el Cuadrangular Sur en Bahía Blanca
FUTBOL. El seleccionado nacional igualó 0 a 0 en Asunción, por la segunda fecha de las Eliminatorias Sudamericanas
RUGBY. Baja en Los Pumas en el Mundial
PRIMERA DIVISION. Se miden Luján - Embajadores y Ferro - Racing
TENIS. Daniel Orsanic, capitán argentino en la Copa Davis, habló de todo en un año con muchos hechos positivos
MOTOCROSS. Hubo más de 300 corredores
HANDBALL. Continuó el torneo "Oficial"
FEDERAL "B". Se viene la última fecha
Con torneos de handball y ajedrez
Entrenamiento funcional
BASQUETBOL. Derrotó anoche a Pueblo Nuevo 84 - 72 por el torneo "Clausura" de Primera División
BASQUETBOL. Recibe hoy a las 21.30 a Ciclista Juninense por la División Centro Sur
CICLISMO. Carrera en el Club Ciclista Azuleño