Edición Anterior: 23 de Octubre de 2016
Edición impresa // La Ciudad
ESTÁ BUENO. Delia Bouciguez, una mujer que deja huellas
"El mejor reconocimiento que uno puede tener es el aplauso interno"
La Casa del Deporte, la Fundación del Hospital Municipal y el Rinconcito de Romeo son momentos bisagra de su vida. La impronta de su padre, el legado familiar, su obra, los sueños cumplidos y los asuntos aún pendientes forman parte de la charla que esta hacedora con sello propio mantuvo con Está Bueno.
"Yo siempre digo que lo que vale es el aplauso interior y el estar en paz con uno", dice Delia Bouciguez, empresaria y hacedora, una mujer incansable que va dejando huellas al andar. Hizo realidad el sueño de su padre con La Casa del Deporte, presidió la Fundación del Hospital Municipal de Olavarría durante más de 13 años y fundó El Rinconcito de Romeo. En esta nota de Está Bueno, el micrositio de El POPULAR Medios, habla de su padre, de los valores heredados, de lo hecho, de las obras aún pendientes y de valorar a los que hacen.

De chica quería ser azafata, pero "eso era algo imposible porque había que trabajar. Eso era lo que nos inculcaban nuestros padres", observa tras rescatar haber heredado de ellos la rectitud. "También nos inculcaron la importancia de no mentir, el respeto por los mayores, el cumplir con la palabra dada, siempre saludar, no tutear y ser respetuosos con todo el mundo. También nos transmitieron la importancia de la sencillez y la cultura del trabajo", explica.

Las obras

Eusebio Bouciguez fue un próspero hombre de negocios, cuya visión y generosidad lo llevó a impulsar La Casa del Deporte. "Mi padre era muy altruista. Empezó como empleado de la Municipalidad, luego pasó a tener sociedades y posteriormente contó con su propio corralón de materiales en la calle Independencia 2350 (donde actualmente sigue funcionando), así que necesitaba a toda la familia trabajando ahí. Sentía una gran pasión por La Casa del Deporte y, además, cada vez que contraía un compromiso, como buen vasco, era de cumplir. Yo le di mi palabra de que iba a terminar su obra", cuenta Delia.

Su muerte "me generó un vacío muy importante (...) Por suerte con mis hermanos estábamos muy unidos y con respecto a la empresa era fácil porque sólo teníamos que seguir la conducta de mi padre. El camino ya estaba todo hecho, sólo había que seguir la huella. Era de tontos desviarse".

Por eso, el día que inauguraron La Casa del Deporte fue "una gran emoción porque pude cumplir con el sueño de mi padre. También me emocionó que en el acto estuviesen los dos intendentes que formaron parte de la obra, el Dr. Carlos Víctor Portarrieu y Don Helios Eseverri; uno nos ayudó en el inicio y en el caso de Eseverri fue muy importante su apoyo para poder terminar la obra. En ese festejo estuvieron Julio Grondona y Tito Emiliozzi. Fangio no pudo venir, pero mandó una foto con una dedicatoria para mi padre", recuerda.

Tiempo después Delia llegó la Fundación del Hospital Municipal, que presidió durante casi 14 años. "Fue un antes y un después porque ahí uno ve cosas muy movilizadoras y te ayudan a crecer como persona", destaca.

"Me gustó colaborar tanto en las cosas más simples como conseguir instrumentos, hacer que se colocaran los pisos, cortinas, ventiladores y sábanas", o más complejas como "las becas, la cámara hiperbárica o el mamógrafo. Se trabajó mucho junto con el Dr. Héctor Cura, Roberto Puentes y Helios Eseverri", detalla.

Un día un médico le dijo "a usted le va agarrar el virus de la hospitalitis" y siente que era cierto porque "es una tarea que te sensibiliza (...) te hace admirar el trabajo de todos los que ahí se desempeñan", porque "todos hacen mucho para mitigar el sufrimiento y el dolor de los demás".

"La Casa del Deporte era el amor hacia mi padre -remarcó-, en cambio lo de la Fundación fue un deber hacia la comunidad que me brindó muchísimas satisfacciones y me volvió más sensible", admite tras señalar que "el éxito de las instituciones radica en el apoyo de la comunidad. Uno puede tener ideas, poner mucha garra, pero sin el aporte colectivo las cosas no se logran".

"Yo siempre digo que lo que vale es el aplauso interior y el estar en paz con uno", dice la fundadora de El Rinconcito de Romeo, un espacio que ayuda a reverdecer el alma de las personas mayores, desde la sede de Belgrano 3195 y liderado por Juan Carlos ‘Guile’ Leguizamón. "Es un espacio bien positivo y alegre, en donde se ayuda a que las personas mayores puedan recuperar la memoria, aprendan todo tipo de cosas, desarrollen la percepción, mejoren su autoestima, y puedan hacer las cosas por ellos mismos".

"Ayudar me gratifica"

Delia Bouciguez se emociona al hablar de su padre, que entre otros aportes "donó el primer sistema Braille para la Escuela 505, que actualmente lleva su nombre. Muchas de las cosas que hizo nos las enteramos después de su fallecimiento", como haber ayudado a los frailes a construir unas 310 casitas económicas.

"Con mis hermanos nos enorgullece haber podido seguir ayudando a las personas que estaban becadas por papá y ahí hay reflejadas unas historias impresionantes, porque tenía una generosidad sin límites (...) Papá nos enseñó la cultura del trabajo. Seguimos incluso con su misma modalidad de trabajo. Nada ha cambiado".

Ideas, obras, sueños. Eso atesora. Ahora, por ejemplo, busca poner en práctica la iniciativa Los Amigos del Bien, que "consiste en algo así como conformar un grupito, de no más de 10 personas, con cierto poder adquisitivo, que quieran asumir un compromiso por mes, de palabra, para actuar de manera anónima haciendo el bien, ayudando a personas o instituciones que necesiten cosas puntuales. Eso es algo que me gustaría hacer, porque no implica trabajo y realmente ayudar es algo que me gratifica".

Disfruta de sus 5 nietos sin dejar de pensar que "hay mucha gente con necesidades, pero cada vez menos personas dispuestas y comprometidas a ayudar. No sé si eso obedece a que vivimos momentos críticos o que la gente pierde tiempo en muchas otras cosas como mirar tanta televisión, la computadora o los celulares", analiza.

¿Cómo le gustaría ser recordada? "No sé, tal vez como una buena persona de la cual mis hijos (Marisa y Claudio) se sientan orgullosos porque de la mamá se habla bien. Creo que esa es la mejor herencia que se les puede dejar a los hijos, porque el dinero va y viene, lo necesitamos para vivir y puede quitar el estrés, pero no es lo que hace la diferencia", responde Delia.

Delia Bouciguez es una mujer tenaz, trabajadora, apasionada, con fuertes valores humanos. Es una mujer que tiene palabra, sabe honrar sus promesas y brinda amor ayudando. Incansable batalladora de las causas nobles que no busca aplausos ni reconocimientos públicos, Está Bueno decidió hacerle esta especie de homenaje para que su ejemplo de vida se multiplique, porque con su peregrinar ella deja una hermosa huella que muestra el sensible y necesario camino hacia una nueva humanidad.

La nota completa con Delia Bouciguez, con fotos y pinceladas de este encuentro, está disponible en estabueno.com.ar.




Dignidades

"En el año 2001 veía que en el Hospital había muchos abuelos y eso me partía el alma, y hubo uno que en especial me marcó. Se trataba de un albañil muy conocido, que era muy buena persona y estaba en la Guardia, en silla de ruedas, porque se había golpeado. Llevaba tiempo esperando, así que entré, busqué al médico que le había sacado la placa, y tras notar que no iba a poder comprar los remedios, se los conseguí por medio de la Fundación y lo llevé, con mucho gusto, hasta su casa. Como en ese momento en el país estábamos viviendo una crisis económica profunda, le pregunté por el trabajo y me comentó que ‘iba de mal en peor’. Le dije que si no lo tomaba a mal, le haría un adelanto de dinero a cuenta de futuros trabajos, y este buen hombre me dijo: ‘No, Delia. Me paga cuando le pueda hacer el trabajo’ ".

"Sé que me debo haber puesto de todos colores, porque él se dio cuenta de que lo quería ayudar. Para mí fue un antes y un después, ya que esa es la clase de persona que tiene dignidad. La situación me conmovió, así que a primera hora de la tarde lo llamé a mi hermano Eduardo y le dije que había decidido hacer algo por los abuelos", y así "me entusiasmé y emprendí lo del Rinconcito... Pero reconozco que cuando empiezo con una cosa le pongo tanta pasión que no descanso y eso a veces me sobrecarga el sistema nervioso".




Sol de enero

"Recuerdo que cuando estaba internado en Buenos Aires, fray Romeo me dijo que le había dado su palabra a mi papá de que nunca nos diría todo lo que él lo había ayudado, porque había sido algo impresionante. Yo sólo sabía que el fraile venía casi todas las mañanas y se quedaba con papá conversando casi por espacio de una hora, luego se iba y uno no sabía nada de lo que pasaba. Ellos ya partieron, pero fueron personas que dejaron huella y se brindaron a la gente", cuenta Delia.

De los muchos detalles que brindó sobre las similitudes que existieron entre la vida de su padre Eusebio Bouciguez y la de fray Romeo, hay un par de datos que los remarcamos porque nos llamaron la atención: el 19 de junio de 1989 falleció Eusebio, y fray Romeo murió el 19 de agosto de 1998. Para la celebración de los 50 años como fraile, don Eusebio fue quien habló por pedido de Romeo y ese fue su último discurso; en tanto, las últimas palabras que pronunció en público Romeo fueron el 6 de abril, con motivo del cumpleaños de Don Eusebio.

"Mi papá nunca fue de decirnos que ayudar era importante, lo demostró con hechos. Sólo hacía y jamás contaba a quiénes ayudaba. Nosotros siempre veíamos que la gente humilde a veces le traía acelga o un ramito de flores silvestres, y después nos enteramos de que él apadrinó a muchas familias. Mi padre nunca hizo diferencias por cuestiones de clases; es más, le decían ‘Sol de Enero’, porque abrazaba a todo el mundo".

Pero a la vez señala que "muchas son las personas que han dejado huella en la comunidad", como María Nilda Nouzeilles de Blanco Fernández, que "toda una vida ha estado con los abuelos como dama vicentina, brindándoles muchísimo amor. Me duele que la sociedad no la recuerde (...) Con Angélica de Herbón, quien junto con su esposo trabajó muchísimo en favor de Lalcec, fueron grandes hacedoras. Las he admirado muchísimo".

O Mabel Chingotto, impulsora del Jardín de Infantes Mariano Moreno, y el doctor Jorge Scala, "el médico de los abuelos, los pobres y los frailes... ¿Quién lo recuerda? Iba a visitar a los enfermos a domicilio y no sólo que no les cobraba, les llevaba los medicamentos gratis".



MÁS TÍTULOS

COSTUMBRES. Arqueros en Olavarría
ESTÁ BUENO. Delia Bouciguez, una mujer que deja huellas
ENTREVISTA. Malena Galmarini (Massa), en exclusiva con EL POPULAR
ESCENARIO POLITICO. El sentido de la publicidad en la política. La reforma política como una manera de salir de la trampa
Los panoramas local y provincial, con un punto en común
Entrevista con Dora Barrancos, directora del Conicet por las Ciencias Sociales y Humanidades
Llega a Santiago del Estero y hay gestiones en Olavarría
Hoy finalizará el evento multicultural Cultura Viva realizado en Olavarría
El presidente de Carbap, Matías de Velazco, explicó los alcances de sus críticas al Gobierno
Lunes y jueves el Diario publicará cupones de comercios locales con importantes descuentos
Durante la madrugada de ayer
VÓLEIBOL. Se jugaron una gran cantidad de partidos, tanto de masculino como de femenino, en las canchas de Estudiantes y Racing
BASQUETBOL. Tras la victoria ante Olimpo, Estudiantes vuelve a jugar esta noche en el Maxigimnasio del Parque Carlos Guerrero
El torneo de rugby tendrá a los juveniles de Estudiantes
AVENTURA. Organizada por Estudiantes
SUB 15. El selectivo de la LFO cayó 1 a 0 ante la Liga del Sur
SOFTBOL. Con la presencia de tres olavarrienses
RUGBY. El jugador del seleccionado nacional brindó una charla en la cancha principal del Club Atlético Estudiantes
FUTBOL. El Millonario venció 1 a 0 a Atlético de Rafaela
El noveno capítulo tiene hoy las series y finales para las siete categorías
NBA. El argentino jugará en San Antonio
Organizado por el Instituto Superior de Formación Docente Nº 47
INFERIORES. Hubo duelos en seis canchas
Boca visita a Atlético de Tucumán
GOLF. En el Campeonato Fourball por golpes
FEDERAL "B". El Carbonero, desde las 16, visitará a All Boys por la undécima fecha de la Zona "A"
Olavarrienses competirán en los Evita
LFO. Se juegan cuatro partidos por la 30ª fecha
Independiente y Racing llegaron a 14 puntos
Bonaerense de Velocidad
SUDESTE. César González en la Promocional 1100 y Gabriel Lezaeta en la Monomarca 1100, en la clasificación
Con entrada general libre y gratuita