Edición Anterior: 18 de Diciembre de 2016
Edición impresa // La Ciudad
ESCENARIO POLÍTICO. Los argumentos de cada bloque de concejales y sus contradicciones con la lógica de la justicia social
El aumento absurdamente frustrado del Impuesto a la Piedra y sus increíbles paradojas
Esta tasa debiera ser un tema de Estado, pero fue tomado como una problemática del partido gobernante. Las cementeras terminaron favorecidas en desmedro de la comunidad. Parte del peronismo opositor y los radicales convergentes incurrieron en una suprema contradicción doctrinaria. El massismo contradijo al mismo Sergio Massa. El Concejo, como las novelas de TV, tiene más pasiones que razones.
Cacho Fernández

[email protected]

La sesión del 15 de diciembre en el Concejo Deliberante estuvo llena de paradojas. El bloque de Renovación Peronista, una escisión del eseverrismo, presentó un proyecto para aumentar la tasa por explotación de canteras (Impuesto la Piedra) en 1 por ciento más, por lo cual se elevaba la alícuota al porcentaje histórico que tuvo desde su creación por parte del senador peronista Oscar Lara.

Lo normal y lógico hubiese sido que el proyecto contara con el acompañamiento de todos los bloques puesto que se trataba de una fuerte reivindicación para el pueblo olavarriense y una manera equitativa y socialmente justa de recaudar. Pero por esos raros absurdos de la políticas no fue así.

Las afectadas obviamente serían las grandes cementeras, fundamentalmente, y ese dinero extra hubiese enriquecido las arcas municipales para el futuro y para cualquier gobierno. No era plata para Ezequiel Galli y su gestión, sino para la comunidad, que la recibiría en obras y calidad de servicios.

Parecía imposible que alguien se negara a aprobar la iniciativa, pero en el mundo legislativo al menos local todo es posible. La racionalidad hace tiempo que se ha ausentado y prevalecen las emociones, las mezquindades, los odios incomprensibles y los prejuicios.

Dentro de un análisis rigurosamente comprensivista (esto es, ponerse en la cabeza del otro para entender su conducta) diremos que, habida cuenta que Renovación Peronista es parte de una ruptura del bloque eseverrista, es posible que este último se negara a acompañar la propuesta por dos cosas: porque suponía que Renovación Peronista se escindió para aliarse a Jorge Larreche (algo que argumentaron desde un principio); y que todavía les durara la bronca de haber perdido la última elección después de dos buenas gestiones, en términos generales, de José Eseverri, aunque sin mirar los propios errores que pudieron causar esa derrota, y transfiriendo en otros sus propias responsabilidades. Y eso los habría conducido a tomar esa determinación contraria a la iniciativa que, según su lógica, vendría de sus triunfadores.

El kirchnerismo buscó una salida pretendidamente elegante, pero no menos absurda que fue elogiar la idea pero patearla hacia adelante, hacia un futuro por ahora infinitamente postergado. Una conducta también absurda y paradojal, y por qué no conservadora como las otras.

El Partido Justicialista incomprensiblemente se opuso cuando uno de sus concejales anteriores, Sergio Milesi, había presentado la idea original del aumento. Adriana Capuano no se quiso enfrentar con su jefe, Guillermo Santellán, y optó por caer también en la paradoja antes que en la coherencia política e ideológica. Es una persona inteligente pero muchas veces no cuenta con el valor y la decisión de definir situaciones de acuerdo con las propias noticias que le dan sus propios sentidos, diría Borges.

El Frente Renovador también incurrió en una suprema contradicción puesto que su jefe ha venido presentando constantemente quizás los proyectos más peronistas, si de justicia social hablamos, a nivel nacional, y, sin embargo, optó por acompañar la paradoja que situarse en la misma posición conservadora que el resto que no acompañó la iniciativa. En tanto que el titular del bloque de Cambiemos, Ernesto Cladera, resaltó que a ellos los acusaban de ser conservadores y estar a la derecha de la política nacional cuando "fueron ellos los que se oponían al tratamiento del aumento".

A las radicales convergentes les pasa también algo absurdo. Por oponerse a Cambiemos (posiblemente sientan culpa de haber estado) se terminan ubicando en cualquier lugar porque su lógica les indica que no importa el contenido, sino oponerse. Cuando el motor de la acción es oponerse y nada más, se suele caer en estos grotescos en el que ha caído la oposición. Y el grotesco es la vinculación entre lo trágico y lo cómico. Las cementeras, felices, muy felices por haberse dado este escenario, y disfrutando del absurdo legislativo. La comunidad, en cambio, tristes por las consecuencias de estas rencillas absurdas y mezquinas que impidieron un hecho político cargado de justicia social.

La grieta histórica

El otro absurdo es que fueron peronistas quienes rechazaron una iniciativa que reivindicaba a otro peronista, el senador Lara, sepultando un proyecto que aplicaba un concepto de justicia social, base de la doctrina justicialista. El peronismo opositor al proyecto de Renovación Peronista se olvidó que, como decía el poeta Gabriel Zelaya, "la poesía son actos". La política también lo es, caso contrario sería un mero guitarreo de una vacuidad indecible.

¿Lo habrán pensado esto? ¿Con qué argumentos intentarán refutar cuando en plena campaña cuando se les reproche esta actitud? Ya vimos, de manera comprensiva, los argumentos que guiaron las conductas, pero nada pudo haber estado por encima de la justicia contributiva y social. Lo prioritario hubiese sido recaudar ese punto más en el denominado comúnmente "Impuesto a la Piedra" y después controlar políticamente su destino para que vaya en obras. Todos los argumentos son atendibles, pero después de haber resuelto el tema de fondo que son los recursos. Y si los administra mal, se lo expondrá públicamente por hacerlo para que le cueste políticamente y reciba eventualmente su correspondiente sanción, jurídica o política, pero los recursos primero.

El Impuesto a la Piedra debiera ser un tema de Estado, común a todos, y no del partido gobernante. Cuando Milesi propuso una suba en el impuesto de 2 al 3 por ciento era un edil opositor. También lo era Gustavo Alvarez cuando lo mejoró. Ambos pensaron en el Estado local como representación política y jurídica de la comunidad. No hacerlo de esa manera es mezquindad política.

¿Qué está pasando en el Concejo Deliberante? En primer lugar, desde hace tiempo existe una grieta, irracional muchas veces, entre oficialismo y oposición. La padeció José Eseverri y ahora la está sufriendo también Ezequiel Galli. Las mayorías automáticas versus oposiciones automáticas vienen siendo la moneda corriente de la mecánica legislativa. A causa de esto se dieron conflictos innecesarios o rechazos incomprensibles a buenos proyectos. Lo emocional, los prejuicios y la mala predisposición han ido sustituyendo la racionalidad política y el bien común.

No se entiende

La política, como disciplina cuyo objetivo es la solución de problemas y el bienestar general, está caminando peligrosamente por túneles paralelos e incomunicados entre sí, con una mecánica prejuiciosa, emocional y negativista. Transita en un laberinto sin salida y sin fin, o que vuelve constantemente sobre sus propios pasos dentro de un círculo vicioso que se realimenta en sus propias subjetividades.

En ese escenario particular la política, como máquina de resolver problemas, se ausenta indefectiblemente, se pierden los valores políticos ínsitos, por ejemplo, en este proyecto de modificación del Impuesto a la Piedra, y la "inteligencia" se distrae con las pequeñas batallas o escaramuzas que no tienen ninguna importancia para la gente. Lo peor es que luego se enarbolan como "triunfos políticos" cuando esos actos no han beneficiado a la gente, sino que al contrario la han perjudicado, beneficiando consecuentemente, grosera e injustamente a empresas que hoy por hoy están exportando por casi 5.000 millones de dólares. Si los exponentes de la justicia social como Perón, Alfonsín, Yrigoyen pudieran desenterrarse y volver desde el más allá, es previsible la reacción que podrían tener frente a semejante hecho.

El mismo Massa no entendería la lógica de sus seguidores legislativos. El líder del Frente Renovador, que enarbola el proyecto más duro con el tema Ganancias, no se cansa, además, de cuestionarle al gobierno nacional la quita del 5% de las retenciones mineras, y aquí sus concejales no acompañan una suba del 1% en la tasa por explotación de canteras que sí respaldan los concejales de Cambiemos. Si esto no es una paradoja (contradicción), ¿la paradoja dónde está?

Lo cierto es que al Concejo le falta diálogo y tal vez esta inacción verbal se deba a los prejuicios o la falta de capacidad política para negociar y encontrar las síntesis que conduzcan a la lógica y al bien común.




De novela

C.F.

En síntesis, el Concejo Deliberante es una perfecta metáfora de la lógica dicotómica que colonizó cultural y políticamente la última década o quizás toda la historia. Parafraseando a Jorge Luis Borges cuando se refiere al peronismo, es como si los políticos argentinos en general (hay excepciones, obviamente) tuviesen "todo el pasado por delante".

La seducción popular de las novelas (culebrones) es porque a la gente le gusta leer pasiones y no razones. La política local estaría transitando peligrosamente ese camino. De esta manera, el prejuicio ha ido suplantando al juicio surgido de la observación neutral de los hechos, las emociones van sustituyendo la racionalidad, el bienestar general terminaría siendo subalterno al interés del dirigente, los cargos son más importantes que la misión de servir, el poder ha ido quedando por encima de cualquier cosa y la política, de ese modo, se ha ido vaciando de sus destinatarios, es decir, el mismo pueblo. Frente a tanta banalidad de ideas -decimos, parafraseando a Fernando Savater- poco a poco se ha ido incurriendo en la venalidad de las conductas.

Y ésa sería la principal causa de la corrupción, cuyo mayor contrapeso sería decididamente tener ideales o proyectos que le cambien la vida a la gente. En este país, y ahora con la perspectiva de un nuevo año que se inicia, se espera que cambien los tiempos, pero sin proponerse cambiar uno mismo. El tiempo, en todo caso, es una convención, una rutina del universo. Los cambios cualitativos dependerán indefectiblemente de nosotros, los actores de esa nueva obra que vayamos construyendo.

MÁS TÍTULOS

Marcelo Sarlingo, Magister en Gestión Ambiental, llama "Pro Cáncer" a la ley de agroquímicos
ESCENARIO POLÍTICO. Los argumentos de cada bloque de concejales y sus contradicciones con la lógica de la justicia social
El concejal de UNA explicó la propuesta alternativa de suba de tasas que se votó en el Concejo Deliberante
Los encuentros entre el eseverrismo y el Departamento Ejecutivo por las tasas
Del "que se vayan todos" a la institucionalización de los movimientos sociales
Ayer, con 35,6º, se alcanzó el registro récord para este año en Olavarría
ENTREVISTA. En exclusiva, el famoso neurólogo clínico y neurocientífico Dr. Facundo Manes habló para EL POPULAR ayer en Azul
Tras la promulgación de la ordenanza por la que se movilizaron varios vecinos de Olavarría
Primera etapa: Brown entre Trabajadores y Sarmiento
Una estrategia para compartir experiencias y fortalecer vínculos con comunidades rurales
Es la causa que investiga las responsabilidades en la creación y mantenimiento del limitador
TC PISTA MOURAS. "Andi" Jakos consiguió su tercera clasificación
SPEEDWAY. Estará en la categoría 500 cc., que tiene europeos
FEDERAL "B". Le ganó a Germinal de Rawson
PATIN. Hoy será el show en Industrial
PADEL. Se juega el Máster de la AJPP en Santa Fe
HOCKEY. En el Mundial de La India
GOLF. Comenzó el "Clausura" en el Parque Carlos Guerrero
BASQUETBOL. Se realizará hoy a partir de las 20.30 en el Salón del Club Atlético Pueblo Nuevo
ULTRAMARATON. Se quedó con una prueba de seis días en Johannesburgo
CICLISMO. En la "Vuelta a la Provincia"
FUTBOL. Recibe a Colón de Santa Fe y podría ser el último partido de Carlos Tevez
Se presentarán gimnastas de Villa Pirén y Club del Sol
LIBROS. "Emmy & Oliver", de Robin Benway
Se inauguran hoy a las 19
Hoy desde las 20 en el salón de El Fortín
"El Ciudadano Ilustre"
CINE: "Rogue One", el estreno de la semana en Flix Cinema