Edición Anterior: 29 de Marzo de 2017
Edición impresa // La Ciudad
Las raras fotos de los últimos días
Rusia que se aleja, Ana Frank y las dirigencias, y la propiedad de la calle
Bolivia complicó las cosas. Cuatro partidos sin Messi y Rusia queda cada vez más lejos. Bullrich cayó en la escuela pública: Ana Frank fue víctima de "las dirigencias que no supieron unir". La plaza a favor y los dueños de la calle. González Fraga y lo que le cuenta su campo.
Silvana Melo

[email protected]

A las 18.18, cuando Bolivia entierra la pelota por segunda vez en el arco argentino, se complican más las cosas. Pocos pueden creer que la pobreza bajó dos puntos de un trimestre a otro de 2016 -como informará hoy el Indec-, será en pleno invierno cuando por abajo de todas las puertas aparezca el verdadero aumento del gas, a duras penas la CGT concretará su paro nacional, Macri tendrá su plaza positiva aunque sepa que lo suyo no es la calle y será en plena campaña electoral cuando se defina que la Argentina mirará el Mundial ruso por TV. Y, para completar, los funcionarios, ministros, presidentes de bancos y etc. seguirán declarando barbaridades que tensarán todas las cuerdas.

El mal humor que generan las derrotas laterales suele derramarse sobre los actores de la política. Las alusiones a regiones pudendas de la madre del línea en el partido con Chile pusieron a Messi en el peor de los escenarios deportivos: quedar fuera de cuatro de los últimos cinco partidos de la Selección en una eliminatoria espantosa en la que Argentina fue horrible con él y no cabe en las peores pesadillas conjeturar cómo será en los próximos tres partidos de su ausencia. Nada de lo que venga puede ser bueno para Lionel, que está tan tranquilo y brillante en Barcelona y desarrolla gastritis, reflujos y hemorroides cuando llega a la selección: si pierden los cuatro partidos, será su culpa. Si los ganan, será porque él no estaba. A veces cuesta explicar algunos odios de las gentes.

Lo cierto es que ese malhumor de una virtual no clasificación para Rusia 2018 puede ser catastrófico para la política. La oficial, especialmente. Frío, carestía, facturas siderales y un Mundial desde afuera arruinan cualquier previsión electoral.

La calle

Nunca fue para el macrismo una aspiración disputar la calle. Los territorios han sido para el peronismo, históricamente. Y para los organismos de derechos humanos, a partir de la dictadura. Las expresiones populares suelen generar alergias en las derechas clasistas, tan bien personalizadas en un personaje como Javier González Fraga (presidente del Banco Nación), que supo enterarse de que en el pueblo donde él tiene el campo iban colectivos para ofrecer 500 pesos, chori y coca a quienes se prendieran para la marcha del 24 de marzo.

"Una pequeña parte de la sociedad está poniendo millones de dólares para pagar" las movilizaciones. Entre ellas, la del 24 de marzo. González Fraga demuestra un enorme desconocimiento: de las 500 mil personas que marcharon el viernes, habrá puñados incitados por agrupaciones partidarias con manejo de dinero. El resto, la gran mayoría, es gente convencida, con estructura o sin ella.

Pero genera urticarias en la piel de los Cambiemos el recuerdo dolorido de los crímenes de la dictadura. La foto de los diputados Pro con la leyenda "Nunca más a los negocios con los derechos humanos" es muy triste. Si la lucha de las viejas que han sobrevivido apenas esperando una señal, un huesito, de sus hijos desaparecidos, si la lucha de ellas, que ya se mueren cada vez más seguido y si se yerguen lo hacen con andadores y si se mueven es en sillas de ruedas, si esa lucha ha sido para ellos un negocio, poco se ha aprendido de la historia. O bien, se ejercita una enorme vileza al no separar a las personas que han rifado su propio prestigio y su propia historia en los organismos para encaramarlos a un proyecto partidario. Pero son eso nada más: personas. Y pocas.

No es la calle un territorio que el macrismo maneje. Queda en la historia aquel audio del día de su asunción, cuando llegaba bajo una lluvia pertinaz a las cercanías de la Plaza de Mayo: "Qué lástima, tanta gente que quisiera venir y no va a poder", decía cándidamente. Cuando hay ánimo de movilización, no hay clima que la paralice. Y a eso debería saberlo, más cuando el 9 de diciembre Cristina, llena de juicios y denuncias y valijas rodando, le dejó una plaza de despedida desbordante de emociones.

Entonces una plaza a favor puede ser un error inconmensurable. Más cuando todos saben que la calle está en otras manos: marchó la CGT, marcharon los docentes, marcharon las mujeres. Y se marchó multitudinariamente por un nunca más genuino, legítimo, que invoque la memoria de los crímenes irrepetibles pero también que ponga atención a los embates actuales contra los derechos humanos: pobreza, desempleo, desigualdad, una vejez defraudada, una infancia condenada por origen.

En todas estas marchas no hubo gente identificada con Cambiemos. No podía haberla.

En esas marchas no había una convocatoria "destituyente": concepto puesto de pie por Cristina en su momento y ahora resucitado por el Pro. Si alguien habla de helicóptero ahora, antes se deseaba enfermedad y fallecimiento presidencial, en los casos más piadosos. No hay inocentes ni ángeles.

Todos los gobiernos deben terminar sus mandatos según la letra constitucional. Y los pueblos, hacerse cargo de aquello que votan.

Los cercos mediáticos –en este momento casi inviolables- ayudan a veces. Otras no. Cristina logró un 54 % en 2011 con la masa mediática en contra. Si Macri pierde las legislativas lo hará con la masa mediática actuando como agencia oficial.

Ana Frank

Mientras los docentes no terminan de arreglar con Vidal -y el tironeo ya implica a Macri y su ministro Bullrich-, los chicos no empiezan del todo las clases. El Gobierno desparrama pruebas con resultados desastrosos y el Bullrich Esteban, que no es Patricia, planta otra semilla discursiva impresentable en el paseo por los Países Bajos que comparte con Mauricio y Juliana. Y donde Máxima, según La Nación, "ganó el duelo de estilos".

Habría que ver si Bullrich, ministro de Educación, tuvo que "caer en la escuela pública" por lo que aprendió tan horriblemente la historia de Ana Frank y el nazismo. En la casa donde Ana vivió dijo que ella "tenía sueños, sabía lo que quería, escribía sobre lo que quería y esos sueños quedaron truncos, en gran parte por una dirigencia que no fue capaz de unir y llevar paz a un mundo que promovía la intolerancia".

Seis millones de judíos hambreados, torturados y asesinados en las cámaras de gas. ¿A eso le llama dirigencia que no fue capaz de unir? ¿A los nazis que aniquilaron todo lo que fuera diferente? ¿Dirigencia? ¿A qué le llama dirigencia? ¿Fue a la escuela Bullrich?.

Para colmo, a las 18.18 se complicaron las cosas: Bolivia clavó el segundo gol en el arco de Romero. Y Macri va a tener que empezar a retirar el chiste mundialista que le hizo a Putin y que provocó la mirada helada del ruso al que es preferible conservar en los terrenos de la amistad.

Y, la verdad, Rusia es tan pero tan lejos, que es mejor quedarse en casa. Donde ya empezarán a verse los brotes verdes de la alegría.

MÁS TÍTULOS

TENIS. Se realizó un Torneo Nacional de Grado 3 para diferentes categorías
FUTBOL. La Asamblea Extraordinaria se realizará hoy desde las 16, en Ezeiza
El evento será hoy a las 11, en la Municipalidad
El "10" recibió cuatro partidos tras una sanción de oficio
Máster Series 1200 de la AJPP en Junín
Más de 300 agentes divididos en varias zonas del autódromo
Mañana ingresarán los equipos al autódromo, el Show Car continúa con la promoción
TC PISTA. Nicolás Pezzucchi contó cómo vive las horas previas a volver a correr frente a su gente
FUTBOL. El seleccionado nacional fue superado 2-0 por Bolivia en la altura de La Paz
Diferentes funcionarios del Municipio visitaron a la oficina del Cenard
BASQUETBOL. El pivote será baja por tres semanas en Estudiantes, equipo que conduce técnicamente Gustavo Fernández
PEDESTRISMO. La atleta local Cecilia Fernández correrá el próximo fin de semana en Santiago de Chile
PROVINCIAL DE CLUBES. El cuadrangular final tendrá la presencia de Racing
Quedó eliminado en el torneo de Miami
PADEL. Junto con Juan Ignacio Tello, ganaron los dos partidos del certamen que pertenece a la temporada del World Pádel Tour
FUTBOL. El equipo local ganó 3-0 y se aseguró al menos un lugar en el Repechaje
FUTBOL. El "Chaira" busca sumar minutos para los playoffs del Federal "C"
Con la Argentina
Encuentro musical con Ignacio Montoya Carlotto y Juan Loza
Comenzó la gira nacional de Jairo y Baglietto
Alianza Francesa