Edición Anterior: 16 de Abril de 2017
Edición impresa // La Ciudad
A pesar de dirigentes con escasa credibilidad y de un gobierno que busca un trofeo
El aula itinerante, un retazo de escuela que resiste
Se alza en Plaza del Congreso, como una alternativa de protesta docente. La escuela itinerante está parada en el medio de la polémica por una educación que no transforma y dirigencias que la desprecian sistemáticamente. Una lucha que no tiene el prestigio de la Carpa Blanca. Un conflicto que el Gobierno quiere volver ejemplificador. EL POPULAR estuvo ahí.
Silvana Melo

[email protected]

Lejos de un Viernes Santo sobrecogido por un crimen que lleva dos mil años repitiéndose, la Plaza del Congreso resplandecía de sol y de color. El miércoles se había alzado, finalmente, la estructura del aula itinerante que armaron los gremios docentes con el permiso impuesto por el freno policial. Y una multitud elegía como paseo la entrada al aula, con pupitres y pizarra, y con el magisterio poniendo sobre la mesa alternativas a la huelga. La lucha docente es una lucha mística y legendaria a partir de aquella carpa blanca que fue aclamada por mayorías que empezaban a despertar después de la destrucción menemista. Que tuvo a la escuela entre sus víctimas dilectas. Pero es también una lucha hoy deshilachada, en desprestigio, elegida como trofeo por el macrismo, desgastada por obra y gracia de algunos dirigentes que terminaron emulando a los corpulentos cegetistas, en metodología e intangibilidad.

Horas antes, Adriana Puiggrós, educadora, ministra de Educación bonaerense en tiempos de Felipe Solá y durante las denuncias por irregularidades en el Consejo Escolar de Olavarría, había presidido el aula hablando de financiamiento educativo. A las 3 de la tarde se colgó en la pizarra un número que los enorgullecía: 27.000 personas habían pasado ya por la escuela de linda fachada de cara a la avenida Entre Ríos. Una cola extensa se estiraba hasta Rivadavia para entrar, pasar por el aula, sentarse en un pupitre, sacar un par de fotos y escuchar la campana que llamaba a recreo. Consignas, fotos de la Carpa Blanca (aquella indiscutida que 20 años atrás desató el cuestionamiento estético de María Elena Walsh), merchandising K en las cercanías (pines, llaveros, remeras) aunque es una enorme falacia relacionar a la docencia exclusivamente con el kirchnerismo y a los extendidos períodos de protesta con una estrategia K para esmerilar los cimientos del macrismo.

Los 18 días de paro consecutivo que los docentes bonaerenses le plantaron a Scioli en 2014 es una muestra clara. Y no se trata de que Roberto Baradel (Suteba) sea independiente y transparente. La verdad es que su gremio está empujado desde atrás por alternativas más combativas que vienen ganando distritos clave. Y no están dispuestos a adscribir a la falsa alternativa que se les impone.

Mineros y maestros

No es casual que el gobierno nacional haya decidido que los endurecimientos de abril comenzaran por la escuela: manejan encuestas y saben que un sector poblacional importante no quiere saber nada ni con piquetes ni con paros. Existe un cansancio ante métodos de protesta que terminan perjudicando al resto: los cortes de rutas y calles y las aulas cerradas están al tope de los fastidios. Aunque son la única herramienta eficaz de visibilización. La decisión de la dureza extrema, entonces, aparece frente a un conflicto medular ante el que, si se triunfa, será poner el pie sobre el pecho de un gran enemigo agonizante.

Por eso tal vez El País, de España, comparó a María Eugenia Vidal con Margaret Thatcher. La entonces primera ministra inglesa utilizó, en 1984, el conflicto con los mineros para transformarse en la heroína del neoliberalismo mundial. Una victoria similar de Vidal ante los docentes la colocaría en un sitial más sólido electoralmente que el del propio Mauricio Macri. No es casual que los principales diarios titularan "Triunfo de Vidal" cuando los gremios levantaron el paro. Pero una torpeza inexplicable forzó la represión de los maestros cuando intentaban instalar el aula en el Congreso, buscando nuevas alternativas de protesta. Como se lo venían indicando desde los ámbitos oficiales.

Sin embargo, los golpes contra los docentes, la negación de la represión, la acusación infantil de Bullrich Patricia acerca de que los maestros les pateaban las canillas a los policías por eso reaccionaron, la incoherencia de acusarlos de violar la ley cuando el Gobierno ignora la que obliga a discutir paritarias nacionales, tiró toda posibilidad de diálogo a la basura. Y el error por las dudas de Bullrich Esteban -el defensor de la política educativa de Roca, el que se define como gerente de Recursos Humanos, el que aseguró que Ana Frank fue víctima de dirigencias que no se unieron- que publicó una foto de alumnos firmes en la escuela, con doce años de antigüedad.

Mientras tanto, en la escuela itinerante, en la misma en que ciertos dirigentes ya huelen a pasado, suceden otras cosas. Como el hombre que se acercó el jueves y dijo que no sabía leer ni escribir. Que con las monedas que había juntado como "trapito" (changa demonizada si las hay) se había comprado cuaderno y lapicera. El viernes tuvo su segunda clase.

Cantos y leyes

La escuela instalada en la Plaza del Congreso -la misma donde vive gente entre cartones y bolsas, frente a la mismísima representación política de la Nación- mide casi 27 metros de largo, 9 y medio de ancho y seis de alto. La fachada azul tiene Entre Ríos 50 como dirección. En la puerta, varios muñecos de tamaño natural conviven con los docentes de carne y hueso, con pecheras de Ctera y carteles que aseguran que "donde hay una escuela está la patria", "los maestros luchando también están enseñando" o "la escuela pública no es condena, es elección". Y hasta una solitaria "milito la aurora con mi ejército de pájaros" paseaba por entre la gente y saludaba a aquellos automóviles que tocaban la bocina de adhesión.

La multitud iba llenando naturalmente la pequeña calle paralela a Entre Ríos que tiene sólo una cuadra de extensión. Pero los mismos maestros impedían que se cortara: no dejaron un solo flanco que pudiera invitar a la crítica y al castigo. "La escuela pública enseña, resiste y sueña", dice la leyenda alta en azul. Al pie, se invita a los que pasan a firmar el pedido de apertura de paritarias nacionales. Esa ley que el Gobierno pasa por alto aun después de que la Justicia le ordenara obedecerla.

"Luche y que se escuche", cantaban con palmas batidas. Son los representantes, los que van al territorio, los que ponen el pie y la voluntad diariamente para sostener la educación. Que dejó de ser pública poco a poco para ser apenas estatal, gracias a los derrumbes de los 90 y a que, en los años subsiguientes, tampoco se la supo poner de pie como la herramienta transformadora que debe ser.

Pero es ésa la escuela que hay y es la única, es la que hay que intervenir y poner patas arriba para que, en vez de repetir lo peor de la historia, decida cambiarla y hacerlo con los pibes. En tiempos en que la policía entra brutalmente a una universidad y se lleva detenido al presidente del centro de estudiantes, el desafío es estar en pie cuando llega el temporal. Y resistir.

MÁS TÍTULOS

FEDERAL "C". Racing A. Club recibe hoy a las 16 a Atlético Norberto De la Riestra, en la vuelta de cuartos de final
BASQUETBOL. El Campeonato Provincial Sub 17 se cierra hoy en nuestra ciudad
TC PISTA. Por la cuerda irá Benvenuti y a su lado el piloto de Olavarría, en la final de Concepción del Uruguay
ANIVERSARIO. Racing A. Club, en una etapa de pleno crecimiento, celebra hoy sus 101 años de vida
Nicolás Di Bello habló del duelo de esta tarde
INFERIORES. Hubo partidos en cuatro canchas
GOLF. Se cerró el torneo a la distancia de 36 hoyos, dividido en cuatro categorías
TURISMO PISTA. Juan Benedetti y Tomás Fineschi, los ganadores de las series de la Clase Dos
El CEO jugará mañana ante Independiente
AFA. Seis partidos le dan continuidad a la 20ª fecha del torneo
Las categorías del Sudeste entrenaron en el Autódromo "Hermanos Emiliozzi" de cara a la apertura del campeonato
KARTING. Simón Volpi, Alvarez Castaño, Joaquín Biar, Lucas Ortiz y Sergio Alonso, los más rápidos
El evento comenzará hoy a las 20, tras la misa de domingo
LIBROS. Editorial Edhasa
CINE. "Rápidos y Furiosos 8", uno de los estrenos de Flix Cinema
"Deconstrucción de un paisaje" y "Cuando nacía la patria"
Ayer se realizó el desfile en el Parque Mitre