Edición Anterior: 19 de Noviembre de 2017
Edición impresa // La Ciudad
Desde el acoso de Ari Paluch y el "chiste" misógino de Miguel Angel Pichetto al femicidio de Ailín Torres
La cultura patriarcal y el permanente abono que sostiene las prácticas del machismo
El modelo patriarcal atraviesa a todas las clases sociales y a referentes de las más variadas ideologías. La misoginia de Pichetto para defender la extensión de la edad jubilatoria, el crimen de la joven tandilense y la sentencia justificatoria de un femicidio porque el victimario "estaba enamorado". Mucho camino para desandar y prácticas por deconstruir.
Claudia Rafael

[email protected]

"Hay mucha gente que no quiere jubilarse a los 65. Por ahí en la casa está la mujer, es mejor quedarse afuera". La frase del jefe de senadores peronistas Miguel Angel Pichetto no es más que la pintura de una cultura que subsiste. Y que termina de reafirmarse y profundizarse cuando este eterno sobreviviente a todo darwinismo político aclaró por si acaso "es un chiste". Pichetto es el dinosaurio típico. Que se atreve a una frase que muchos, demasiados, siguen sosteniendo en la intimidad pero que saben que -de pronunciarla en voz alta en tiempos de #niunamenos- se ganarán las diatribas de una porción intensa de la sociedad.

Pichetto no se transformó en un femicida, en un violador o en un golpeador de mujeres por semejante definición. Pero sigue arrojando abono a la vasta cultura patriarcal que formatea a golpeadores, abusadores y femicidas. En un costado que no tiene nada que ver con su pertenencia al peronismo. Porque esa cultura patriarcal es la misma que sostienen a rajatabla varones y mujeres encolumnados en el PJ, en el macrismo, en el kirchnerismo, en la izquierda. Sería simple el problema si estuviera encorsetado exclusivamente en una determinada línea partidaria. No es así. Como tampoco están encorsetados en una clase social, en una profesión u oficio determinados. Son los hijos del patriarcado. O, dicho de otro modo y en palabras de la antropóloga Rita Segato, "el disciplinamiento que las fuerzas patriarcales imponen contra todo lo que lo desestabiliza". Es en esos cuerpos en que se delinea el mensaje aleccionador.

Damián Gómez, un joven de 27 años, detenido ahora en la Unidad 38 de Sierra Chica, tras el femicidio de su ex novia, la tandilense Ailín Torres, se formó en esa cultura. Que no es ni más ni menos que la del modelo que concibe a la mujer como una propiedad, un objeto propio de puertas adentro de la casa, de la cama o de la cocina.

El mismo modelo en que se formó el victimario de Graciela Tirador, de Tamara Bravo, de Germán Esteban Navarro, de Karina Mairani, de Natalia Bustos, de la travesti asesinada e incinerada en un micro de la terminal y de tantos y tantas que defienden las prácticas de violencia sobre mujeres, trans, homosexuales, travestis.

Es un modelo amasado durante siglos. Que se sigue perpetuando en los hogares, en las escuelas, en los centros de día, en las unidades sanitarias, en los clubes deportivos, en las canciones, en el poder judicial, en las sentencias o en la redacción de las notas periodísticas, entre tantos otros ámbitos. ¿Acaso no responde a ese modelo el título de Clarín (y que con ésas u otras palabras se reproduce en el grueso de los medios con otros formatos) sobre el homicidio de Ailín: "Conmoción en Tandil. Se conocían de chicos, fueron novios y la mató porque ella lo dejó"? Título que no hace otra cosa que conducir a lectores y lectoras a deducir que la culpable es la víctima. Aquella que hubiera claramente evitado su asesinato si hubiera accedido a continuar la relación de pareja.

Canciones hay miles. Pero apenas bastan un par: Cerati cantando en "Juegos de seducción" que "puedo ser tu violador. La imaginación esta noche todo lo puede". O Cordera, en "La argentinidad al palo", diciendo que "Locati, Barreda, Monzón y Cordera también matan por amor".

El problema no radica en Cerati, Cordera o Pichetto sino en un modelo cultural en el que la concepción de mujer sigue, a pesar de los avances legislativos en materia de derechos civiles, amarrada a valores ligados a la protagonista de un tango reo. La legislación argentina en temáticas de géneros es más progresista que ciertas prácticas institucionales y culturales.

"Bajá los humos. Y andá a comer con tus hermanas porque no todo el mundo te tiene la paciencia que te tengo yo. Vas a aparecer en una zanja flotando", dijo el personaje de Luciano Castro al de Marcela Klosterboer en la telenovela "Las estrellas". O bien, cuando ella le pide que no la toque en público la respuesta es: "te toco cuando quiero, donde quiero, porque sos mía".

La ficción es producto de la realidad. De algún modo, refleja esa misma perspectiva la sentencia del Tribunal 4 de San Isidro en el que se condenó a 22 años de cárcel a un femicida por considerar que su capacidad de raciocinio a la hora del crimen estaba nublada por estar enamorado de su víctima. El femicidio tuvo lugar en Pilar frente a los tres niños, hijos de la mujer asesinada de seis puñaladas. Pero para los jueces Brian Montenegro "estaba angustiado por la actitud expulsiva de su amada, intentó dialogar con la misma, pero la afirmación reseñada, en tales términos, mermó su capacidad reflexiva".

Marcela Lagarde, antropóloga que acuñó el término femicidio en el mundo del derecho penal, plantea que una de las claves radica en la diferenciación entre mundo público y mundo privado. "Todavía se considera que lo privado es un mundo en el que puede pasar de todo y nadie tiene derecho a meterse. Eso se remonta a cuando se dividió la sociedad entre lo público y lo privado y consideraron que lo público era de los hombres: las calles, los parques. Mientras que lo privado era el espacio de la familia donde las mujeres tenían su lugar. Eso influye muchísimo, los vecinos y la familia misma defienden eso: que nadie se meta en lo privado. Mientras que el feminismo sostiene que lo privado debe ser un espacio de respeto y de convivencia pacífica y si una persona es testigo de un episodio de violencia contra la mujer debe alertar a las autoridades". Y advierte que la vigencia de esa división tiene que ver con el rol de instituciones que siguen promoviendo el patriarcado como modelo cultural y, en ese sentido, otorga un papel de enorme relevancia a las iglesias. En donde la sumisión y la obediencia para el universo femenino son vistas como medulares.

Son el silencio, la sumisión y la obediencia hermanos dilectos de ese universo que promueve el aval al machismo, al abuso sexual, a la violencia de género y a los femicidios.

Formatos en donde se cuela permanentemente la mirada de poder del victimario por sobre su víctima. No por casualidad la sorpresa social ante los escándalos que rodearon las denuncias de acoso contra Kevin Spacey, Dustin Hoffman o Ari Paluch. Que sorprenden, por un lado y envalentonan a otras víctimas, por otro. Aunque también atrasan: como en el caso de Spacey, quien equiparó su rol de abusador a su homosexualidad.

Es mucho lo que sigue sin modificar. Es mucho el camino por transitar en materia de equidad. Y una pintura clara aparece de la mano de los premios Konex. De 24 premiados, sólo cinco fueron mujeres. Y la periodista y escritora Hinde Pomeraniec, al momento de recibir su premio, dijo que desea que para la próxima entrega, en 2027: "no me gustaría estar contando cuántas mujeres están en la foto, sería una gran injusticia".

MÁS TÍTULOS

VERSIÓN FULL
TECNOLOGÍA AL SERVICIO DEL TRANSPORTE
Mientras, Cambiemos termina de reconfigurarse en el Gobierno y el ámbito legislativo
ESCENARIO POLITICO. El Día del Militante Peronista y la farsa. José Eseverri genera miles de interpretaciones
Estará habilitado al público hasta mañana
La mamá de un egresado lo solicitó para hacer la fiesta de su hijo
La ganadora había sido favorecida en el sorteo del viernes por Canal Local
Se realizará la muestra final del Proyecto "150 años de la fundación de Olavarría: identidades en construcción"
Llegaron numerosos participantes desde distintos puntos
También hubo un "besazo" frente a la Sociedad de Fomento Pueblo Nuevo
Desde el acoso de Ari Paluch y el "chiste" misógino de Miguel Angel Pichetto al femicidio de Ailín Torres
VETERANOS. Sigue el torneo "Clausura"
SUDESTE. Después del sorteo se viene la penúltima de APPS, puede haber campeón anticipado en Tres Arroyos
BASQUETBOL. Por la décima fecha del Torneo Provincial de Clubes, perdió en Tandil 78 a 67
SOFTBOL. En el torneo "Koalas Challenger"
FEDERAL "B". El "Chaira" irá hoy por los puntos ante Huracán de Ingeniero White, para meterse en los playoffs
FEMENINO. En el Provincial de Mayores
GOLF. Se conocieron los nombres de los mejores del Campeonato del Club
INFERIORES. Hubo partidos en cuatro canchas
INFERIORES. Hoy jugarán en Sub 15 y mañana en Sub 21
FEDERAL "B". El "Carbonero", ya clasificado, se presenta como local en el cierre de la primera fase
FEMENINO. Se juega la décima fecha
MOTOS. Velocidad en Pista Bonaerense en Olavarría
AUTOMOVILISMO. Gran sábado de Nicolás Pezzucchi en Comodoro Rivadavia con la Dodge del UR Racing
Daniel Crevatín y Sergio Giacomasso no pudieron culminar la serie
Se juegan hoy otros cuatro partidos
BASQUETBOL. Estudiantes recibe esta noche desde las 20.30 a Atenas por La Liga Argentina 2017 - 2018
AJEDREZ. Ultima fecha del circuito infantil
El guitarrista creó la banda de hard rock en 1973, con sus hermanos
Desde las 20 comenzará el ciclo gratuito
El jueves 30 en la Facultad de Ciencias Sociales
En diciembre saldrá a la venta "Cerrado por fútbol"
A beneficio del Comedor Raulito Rosetti
Se inaugura hoy desde las 19 en el Museo Dámaso Arce
CINE: "La Liga de la Justicia", el estreno de la semana en Olavarría
La muestra fotográfica adhiere a las jornadas por la No Violencia hacia la Mujer
LIBROS. Un libro de cuentos de David James Poissant