Edición Anterior: 19 de Noviembre de 2017
Edición impresa // La Ciudad
ESCENARIO POLITICO. El Día del Militante Peronista y la farsa. José Eseverri genera miles de interpretaciones
El peronismo epistolar y el del centro, y los efectos colaterales de los dichos de Eseverri
Las reivindicaciones del pasado suelen ser paradojales. El peronismo quiere volver a ser una alternativa de poder. El cristinismo está cada vez más complicado. Eseverri movió el tablero local, y generó dudas y sospechas.
Cacho Fernández
[email protected]

De los casos de corrupción pasada, surgió una nueva línea y es el peronismo epistolar. Julio De Vido encabeza esta corriente, le sigue Cristina Kirchner y ahora se le ha sumado Aníbal Fernández, con acusaciones y amenazas veladas hacia el interior del espacio, como amagando con sigilosos carpetazos que no se concretan nunca, pero de los que los destinatarios son conscientes a quiénes van dirigidas y saben interpretar esos mensajes demasiado parecidos a los de la mafia.

"La historia ocurre dos veces: la primera vez como tragedia y la segunda como farsa", decía Marx. El otro hecho sorprendente fue el particular festejo del Día del Militante Peronista que hizo gente del cristinismo reivindicando a los presos acusados por corrupción e intentando remedar aquel 25 de mayo de 1973, cuando la militancia salió a reclamar la libertad de los presos políticos de la dictadura. Al menos una parte del kirchnerismo se ha propuesto reivindicar el setentismo, pero sin embargo lo hunde con sus acciones e instala con sus acciones un mensaje paradojal.

Banaliza todo aquello, tal vez por desconocimiento de todo, ofende a las víctimas, reduce la tragedia al máximo al comparar militancia con corrupción y a la democracia con dictadura. Con tanto disparate terminan atenuando el terrorismo de Estado y ofendiendo a los militantes de aquellos años al analogarlos con gente acusada de lavado de dinero, enriquecimiento ilícito, cohecho y otras yerbas. ¿Qué versión histórica leyeron?, ¿qué rescataron de aquella lucha de los años 70 para distorsionarla tanto? ¿Fue Cristina Kirchner la exégeta de aquellos años después de mirarlos desde muy lejos?

La victimización de Víctor Hugo Morales fue otro hecho sorprendente. Si bien el relator de fútbol devenido en periodista tiene todo el derecho a trabajar y a expresarse, también es cierto que tenía una fecha de vencimiento, la que estaba fatalmente determinada por el agotamiento de los fondos producto de los impuestos del combustible que su jefe no rendía al fisco.

El dilema peronista

El peronismo busca salir de la crisis a la que lo llevó la ex Presidenta. El ultracristinista Fernando Espinoza buscó una salida dogmática y tan cerrada como la de su jefa, pero se quedó completamente solo.

En tanto, Gustavo Menéndez terminó quedándose con la mayor parte de los intendentes simplemente enarbolando tácita o explícitamente una posición pretendidamente moderada y centrista. El centro fue precisamente ese lugar histórico que intentó ocupar el peronismo en la política argentina. El mismo Juan Domingo Perón, uno de los primeros que expresó la teoría de los dos demonios, se colocó entre dos extremos demonizados como el capitalismo de autorregulación (liberal) y el comunismo e intentó instalar la comunidad organizada, esto es, una sociedad conformada no por clases sociales enfrentadas, sino por funciones que pueden convivir y armonizarse como un cuerpo orgánico.

En síntesis, una posición extraída del funcionalismo europeo que dio origen al fascismo italiano, entre otros. Luego Europa se encargaría de construir una versión democrática de esa estructura, admitiendo el enfrentamiento de clases pero intentando conciliarlas con las socialdemocracias y el Estado de Bienestar. Perón se quedó a medio camino, tal vez porque las realidades latinoamericanas son muy diferentes a las del Viejo Mundo.

Cristina Kirchner profundizó la contradicción de clases de manera muy discrecional puesto que dejó un 30 por ciento de pobres, la masa proletaria de siempre, los ricos también de siempre y una parte de la clase dirigente política y sindical como nuevos ricos portadores de cuantiosas y dinámicas fortunas.

No fueron todos, obviamente, pero fueron demasiados quienes se aprovecharon del uso de los fondos del Estado y de los sindicatos, entre otros. Ahora, el peronismo quiere volver de esa experiencia y busca recuperar el centro con un partido republicano y democrático, una misión bastante dificultosa porque significará desalojar viejas prácticas antiinstitucionales y muchas veces corruptas.

Eseverri, los K y los M

José Eseverri cargó contra ese peronismo conurbanista y se animó a decir que tanto éste como el de Cristina no representaban a los bonaerenses, fundamentalmente al interior productivo.

Eseverri dejó miles de interpretaciones de lo que dijo. La entrevista se viralizó en toda la región y cada uno la tomó como quiso. Algunos lo vieron demasiado hostil al peronismo y muy condescendiente con Cambiemos, al punto que creyeron verlo demasiado cerca del oficialismo, demasiado, quizás. Otros vieron como una "sobreactuación" contra Cristina y La Cámpora, como queriendo desalojar definitivamente prejuicios basados en su acuerdo electoral de 2015 y preparando un futuro cambio político simétricamente opuesto.

Más allá de los reproches que se le pueda hacer por ese pacto, y las dos visitas de Aníbal Fernández a Olavarría, es posible que José Eseverri nunca haya sido esencialmente kirchnerista o cristinista. Fue demasiado combatido por los ultra-K para serlo y cuando pudo tomó la decisión de irse en un momento en el que no era fácil hacerlo.

Seguramente, su alianza con Aníbal Fernández haya sido pura táctica y especulación, pero eso es inmanente y lo que verdaderamente trasciende es lo visible.

De su espacio salieron voces en distintos sentidos. Valoraron su protagonismo y su afán de ponerse a la cabeza de la construcción de algo "alternativo", dijeron. Otros simplificaron: "A Cambiemos no lo acompañamos", pero coincidieron totalmente con su lectura de la realidad. En general les pareció legítimo reconocer la consolidación del macrismo en el poder, el pacto fiscal y demás, pero igualmente sostuvieron: "los mimó demasiado" y llegan a decir que "fue prematuro", como dando por sentado el futuro pase al oficialismo.

Efectos colaterales

Eseverri está en una situación políticamente complicada. Ya no tendrá dos senadores para negociar arriba y no se sabe hasta qué punto comparte las negociaciones abajo. Por ejemplo, a Leandro Lanceta lo puso él, así como a Fernanda Araneo como prosecretaria, una "margarita" sobre la cual dicen que también estuvo la mano de José en esa negociación.

El acercamiento del ex intendente con la gestión comenzó en los días postreros al recital del Indio Solari, cuando Eseverri puso paños fríos pese a que la oposición había comenzado a oler sangre. Dicen que pesó su amistad con Joaquín de la Torre; con el presidente de la Cámara baja, Manuel Mosca; y con el secretario general de Gobierno, Fabian Perechodnik, área en la que habría ubicado alguna de su gente.

José Eseverri habló y dejó sus secuelas. Algunos dicen que Liliana Schwindt "está que vuela" y ya le habría enviado la nota a Sergio Massa para que vea lo que dijo sobre la sugerencia de dejar la política por dos años. El peronismo camporista la hizo recorrer toda la Séptima Sección Electoral.

El eseverrismo reflexiona y coteja lo dicho con algunos precedentes, pero algunos ven con buenos ojos que José Eseverri se haya decidido protagonizar de una buena vez la realidad política local y de manera directa.


La tercera posición

Probablemente, después del resonante triunfo de Cambiemos, y el fracaso de las alternativas intermedias como la del massismo, José Eseverri esté viendo cómo construir o reconstruir su cuota de poder. En una realidad tan fuertemente bipolar, tal vez lo más eficaz sea una suerte de "entrismo" utilizando cada una de las partes para ir gestando la alternativa superadora.

Sergio Massa nació y se desarrolló utilizando el cuerpo del kirchnerismo-peronismo para ganar las elecciones de 2013 y constituirse en ese momento como la alternativa. Una estrategia similar utilizó Mauricio Macri al germinar dentro del cuerpo del massismo y aguardar el desarrollo de la semilla.

Como enseñaba Hegel, la realidad se mueve en función de una dialéctica bipolar, pero de la que deviene una síntesis. Ahora, ¿de dónde surge esa síntesis si no de ambos o uno de los polos en tensión?

Es decir, no salen de la nada, sino de la puja entre dos posiciones opuestas pero que se gestan en cada una de ellas o en la conjunción de ambas. Antes, Sócrates fue el primero que planteó ese mecanismo racional-dialéctico, pero en el que se optaba excluyentemente por una de las dos posiciones en pugna. Hegel le encontró una síntesis e imaginó que el devenir histórico transcurría de esa manera. El tema, como decíamos, es cómo surge esa síntesis. Tal vez José Eseverri lo esté buscando engendrar en uno de esos "cuerpos" con los resabios de su propia fuerza. "Alguna vez descubriremos que la mente funciona como un sistema binario", decía Bill Gates, y que es imposible escaparle a ello.

Hasta ahora Massa tuvo un fracaso aceleradamente progresivo en tratar de construir una síntesis o esa "avenida central" entre dos posiciones tan fuertemente enfrentadas. Cuando fue opción, en 2013, fue porque representó uno de los polos, pero surgiendo del cuerpo al que se estaba enfrentando. Entonces, por ahí la salida sea esa, la de ser una suerte de alien benigno de uno de los cuerpos colisionantes.

MÁS TÍTULOS

VERSIÓN FULL
TECNOLOGÍA AL SERVICIO DEL TRANSPORTE
Mientras, Cambiemos termina de reconfigurarse en el Gobierno y el ámbito legislativo
ESCENARIO POLITICO. El Día del Militante Peronista y la farsa. José Eseverri genera miles de interpretaciones
Estará habilitado al público hasta mañana
La mamá de un egresado lo solicitó para hacer la fiesta de su hijo
La ganadora había sido favorecida en el sorteo del viernes por Canal Local
Se realizará la muestra final del Proyecto "150 años de la fundación de Olavarría: identidades en construcción"
Llegaron numerosos participantes desde distintos puntos
También hubo un "besazo" frente a la Sociedad de Fomento Pueblo Nuevo
Desde el acoso de Ari Paluch y el "chiste" misógino de Miguel Angel Pichetto al femicidio de Ailín Torres
VETERANOS. Sigue el torneo "Clausura"
SUDESTE. Después del sorteo se viene la penúltima de APPS, puede haber campeón anticipado en Tres Arroyos
BASQUETBOL. Por la décima fecha del Torneo Provincial de Clubes, perdió en Tandil 78 a 67
SOFTBOL. En el torneo "Koalas Challenger"
FEDERAL "B". El "Chaira" irá hoy por los puntos ante Huracán de Ingeniero White, para meterse en los playoffs
FEMENINO. En el Provincial de Mayores
GOLF. Se conocieron los nombres de los mejores del Campeonato del Club
INFERIORES. Hubo partidos en cuatro canchas
INFERIORES. Hoy jugarán en Sub 15 y mañana en Sub 21
FEDERAL "B". El "Carbonero", ya clasificado, se presenta como local en el cierre de la primera fase
FEMENINO. Se juega la décima fecha
MOTOS. Velocidad en Pista Bonaerense en Olavarría
AUTOMOVILISMO. Gran sábado de Nicolás Pezzucchi en Comodoro Rivadavia con la Dodge del UR Racing
Daniel Crevatín y Sergio Giacomasso no pudieron culminar la serie
Se juegan hoy otros cuatro partidos
BASQUETBOL. Estudiantes recibe esta noche desde las 20.30 a Atenas por La Liga Argentina 2017 - 2018
AJEDREZ. Ultima fecha del circuito infantil
El guitarrista creó la banda de hard rock en 1973, con sus hermanos
Desde las 20 comenzará el ciclo gratuito
El jueves 30 en la Facultad de Ciencias Sociales
En diciembre saldrá a la venta "Cerrado por fútbol"
A beneficio del Comedor Raulito Rosetti
Se inaugura hoy desde las 19 en el Museo Dámaso Arce
CINE: "La Liga de la Justicia", el estreno de la semana en Olavarría
La muestra fotográfica adhiere a las jornadas por la No Violencia hacia la Mujer
LIBROS. Un libro de cuentos de David James Poissant