Edición Anterior: 17 de Diciembre de 2017
Edición impresa // La Ciudad
ESCENARIO POLITICO. Macri y la grieta. El massismo y su nueva ubicación. El PJ quiere escapar a Cristina
El recorte a los jubilados unió a la oposición, el dilema "Cristina" y el rol del impuesto a la piedra
El apuro de Macri y su afán por los números terminó simplificando la grieta. Kirchneristas, peronistas, massistas e izquierda se encontraron de pronto con un regalo de fin de año. La interna pejotista. El impuesto a la piedra debe ser la llave del futuro local y el eje rector de los gobiernos comunales
Cacho Fernández

[email protected]

El error político de Mauricio Macri de forzar el tratamiento de un proyecto tan controvertido como el de la reforma previsional terminó uniendo a la oposición y lo empujó al massismo a salir de la grieta y profundizarla colocándose en uno de los polos de la división.

De un lado quedó el interbloque Cambiemos y del otro el kirchnerismo, el Peronismo Federal, el Frente Renovador y la Izquierda con representación parlamentaria. Todo esto, algo impensable hasta el momento en el que el massismo pretendía constituirse como la "ancha avenida del centro" mientras que la izquierda hacía su propio juego en este don pirulero de la política nacional.

Cambiemos cometió la herejía política (¿producto de la soberbia, tal vez?) de meterse nuevamente con los haberes de los jubilados, también algo impensable e inaceptable después del recorte de Domingo Cavallo durante el gobierno de la Alianza y le permitió al kirchnerismo juntar a todas las cabezas opositoras.

El error político fue el de debilitarse aunque provisoriamente y fortalecer consecuentemente a la oposición. El massismo debió resignar su estrategia de alternativa independiente y la izquierda, que había cuidado mantenerse lejos de los K, hoy juega indirectamente para su proyecto de poder.

Macri debe entender que los ingresos de los jubilados son sagrados y que hay otras alternativas para sacar fondos que aporten a la Ansés.

Y todo esto pasó a fin de año, en un mes que es complicado y casi apocalíptico para los argentinos. Lo mejor para el Gobierno, o al menos lo más astuto e inteligente, hubiese sido dejar que pase e intentar la misma movida dentro de un par de meses. Seguramente, el Presidente pensó que luego viene el relajo de enero y parte de febrero y movilizar la maquinaria política llevaría otro mes más. El timing macrista fue invadido por la ansiedad y las ganas de resolver el déficit fiscal, pero a costa de los sectores más débiles. Para colmo se juntó con los aumentos de tarifas y le dio a la oposición el motivo para unirlos.

De pronto, la sociedad agrietada visibilizó las dos facetas contradictorias. El error político hizo el resto. Al Gobierno lo está ganando la ansiedad. Siente que debe acomodar los números pero se olvida de pensar en los tiempos políticos. Aparte, creyó equivocadamente que el acuerdo con los gobernadores bajaría vertical y acríticamente a los diputados. Y nada de eso pasó. Los arreglos superestructurales no siempre son de base y además está el manejo de la calle que construyó el kirchnerismo durante doce años.

El "ahorro" de Macri

Pero también el Gobierno hizo su negocio. De los 50.000 millones que le hubiese costado la nueva fórmula de actualización prestacional, ahora, el bono solo le insumiría un erogación de 4.200 millones de pesos repartidos de la siguiente manera. 750 pesos para los jubilados que cobren por debajo de los 10.000 pesos, 375 pesos para los de la moratoria y 400 pesos para los beneficiarios de la AUH. Un negocio redondo para el gobierno si se lo piensa sólo en números. El gobierno quiso ajustar y está a punto de lograrlo. Lo cierto es que en ningún lugar del mundo, el sistema previsional se abastece solamente de aportantes activos sino que también se necesitan otros tributos para garantizar la seguridad social de los habitantes.

La moratoria fue una medida excelente pero debió haberse constituido a partir de estos tributos cobrados a los grupos concentrados de poder y con un fondo específico. Pero el kirchnerismo fue eso: algunas buenas intenciones pero mal instrumentadas.

Alguna vez, los olavarrienses nos daremos cuenta la importancia social de la tasa por explotación de canteras y haremos algo parecido. Porque el denominado impuesto a la piedra debe tener hoy una importancia mucho mayor y es la que prefiguró su creador, el senador, Oscar Lara.

Una caja inviable

La gobernadora también fue ganada por la ansiedad y mandó a la Legislatura un paquete de proyectos que incluyen una reforma en la caja previsional del Banco Provincia, la que contempla elevar la edad jubilatoria para los empleados de esa entidad, que pasará a los 65 años con 35 de servicios. Además, se avanzaría con la eliminación de jubilaciones de privilegio, todo con el objetivo de reducir el déficit y ajustar el gasto público, según sostienen en el Ejecutivo.

La caja del Bapro genera un déficit de 5 mil millones de pesos anuales, que debe ser cubierto por la Provincia a través de la toma de deuda.

El sistema previsional del Bapro tiene unos 16 mil pasivos que cobran haberes entre 40 mil y 150 mil pesos. Y se financia con los aportes de unos 8 mil trabajadores. Es decir, un activo-aportante por cada dos pasivos que cobran. La caja que es deficitaria desde hace 25 años.

Además de otros detalles, el proyecto incluiría la "revisión" de las jubilaciones que están en la cima de la pirámide, y una iniciativa para acotar las denominadas "jubilaciones de privilegio".

En síntesis, como decía aquel asesor de Clinton, "es la economía, estúpidos", un problema de años pero que se lo quiere resolver en minutos.

Cristina es una espina

El justicialismo se prepara para las elegir sus autoridades con un mar de fond increíble. Fernando Espìnoza le entregó Unidad Ciudadana a Cristina y los intendentes quieren preservar sus potestades para elegir las candidaturas seccionales.

Al PJ se lo quedó la mayoría de los intendentes, 48 sobre 53, y el problema sigue siendo el mismo, la espina de Cristina clavada en el centro del corazón pejotista y el afán de los jefes comunales de mantener su cuota de poder.

El problema, entonces, es cómo se reconstruyen con una CFK que hoy mide el 23 por ciento y que es un techo para gobernadores e intendentes.

Los jefes de las provincias, en caso de que Cristina pretenda ser candidata en 2019, que seguramente lo va a ser, desdoblarían las elecciones para preservar sus gestiones. El ejemplo fue Carlos Verna en La Pampa, que hoy mide un 47 por ciento. Llevarla a Cristina sería arrastrar un salvavidas de plomo. Lo mismo le pasaría a Uñac en San Juan y tantos otros. Y el corte de boleta no va a ser tanto.

La idea que baraja el peronismo es la de construir un frente electoral bien amplio pero con otro candidato a presidente.

En Olavarría, el PJ sería conducido por Federico Aguilera, de La Cámpora, pero con algunos cambios. Adriana Capuano va como consejera en reemplazo de Miguel Santellán y César Valicenti, y algunas secretarías importantes en manos de no-cristinistas. Los Santellán se corrieron, al parecer definitivamente, y solo pidieron por Rodolfo Pulido y Nahuel Méndez.

El no cristinismo seccional también se sumaría con tres intendentes (Gasparini, Bucca y Ralinqueo) mientras que Gustavo Cocconi pidió por Walter Abarca como consejero pero sin ningún resultado.

La movida de los intendentes indujo al regreso de Katopodis, Zabaleta, Randazzo, Andreotti y Zamora (massismo), algo que ya se había visibilizado en la última sesión luego del abrazo de De Mendiguren con Rossi o la sonrisa cómplice y compartida entre Facundo Moyano y Axel Kiciloff.

En el mundo Cambiemos, Ernesto Cladera, postergó su asunción en la flamante secretaría de Gobierno recién para enero, después de tomarse unas vacaciones. Sin embargo, fue una decisión que disparó algunas conjeturas pero el "Gato" quiere descansar un poco antes de embarcarse en su nueva función.




Tasa y futuro

Por ahi, Olavarría es una metáfora de lo que es -o debe ser- el país. Imaginemos un lugar en el que se radican dos empresas, rompen todo el paisaje y extraen de ello una jugosísima rentabilidad a cambio de 200 millones de pesos anuales que no alcanza a ser la sexta parte del presupuesto municipal.

Si lo leemos así diremos que estas cosas solo ocurren en sitios colonizados y que la metodología implementada es propia de la dominación integral de ese territorio de parte de ese poder económico.

Porque esta compensación económica de tanta destrucción acompañada de una inaceptable asimetría de rentabilidad empresaria no alcanza de ningún modo para garantizar una mínima dignidad de sus habitantes. Entonces, ¿por qué permitir tanta depredación?.

El vulgarmente llamado impuesto a la piedra debería servir no sólo para obras de infraestructura o para generar fuentes de trabajo alternativas sino también para tener un sistema prestacional de salud de excelencia y, por qué no, becas para la educación.

Las sierras son de la ciudad y las empresas no pueden amenazar con radicarse en otros lugares porque en ese caso tendrían que cargar también el paisaje.

El poder de Olavarría, sin ser nada irracional, radica entonces en la exclusividad de su topografía. Entonces ¿por qué la clase política no acompaña la tremenda obviedad de gravar aunque sea un punto más a las grandes cementeras? Y eso no es confiscación sino justicia social.

Gobernar es redistribuir el ingreso. Los países desarrollados se hicieron grandes gracias a eso. No existe desarrollo económico y social en las sociedades duales. Mucho menos si se arrastra un tercio de la población por debajo de la línea de pobreza. El kirchnerismo dejó esa realidad -o hizo poco y nada para revertirla- y no se va a poder revertir si la clase dirigente no se decide de una vez por todas a redistribuir la riqueza para dignificar a esa tercera parte de la población que continúa postergada.

El desafío, entonces, es el de hacer de Olavarría la metáfora de lo que debiera ser el país y que todavía no pudo o no se animó a ser.


MÁS TÍTULOS

NEGOCIOS & EMPRESAS
CHERRY SE AMPLÍA
Hoy habrá elecciones partidarias con una sola lista en Olavarría
ESCENARIO POLITICO. Macri y la grieta. El massismo y su nueva ubicación. El PJ quiere escapar a Cristina
En el marco de las obras por la autovía de la Ruta 3
Demandan la construcción de cordón-cuneta y una sede para la Junta Vecinal
Con un récord de 430 inscriptos y siete recorridos diferentes para su traslado
Hubo acuerdo y AOMA logró un importante beneficio
Además, un olavarriense resultó herido en Ruta 3
LIGA. El partido se jugará en el Templo del Rock
FEDERAL “B”. Gustavo Liggerini analizó el primer partido, y confía en dar vuelta la historia
BASQUETBOL. El Bata visita hoy a Ciclista Juninense en una jornada de la Liga Argentina, temporada 2017/18
TC MOURAS. Son 10 los pilotos con chances de llevarse el título en La Plata
La fiesta de EL POPULAR Medios será el próximo jueves desde las 21 en el SUM del CECO
El último jueves en la Sociedad de Fomento Mariano Moreno
María Victoria Maiz, Agustín Vernice y Santiago Orifici serán los deportistas locales que estarán presentes en la tradicional fiesta
El jueves 28 se realizará la 24º Edición de la Milla Urbana Olavarriense
SUPER TC2000. La última clasificación para Ardusso
GOLF. Participaron jugadores de Estudiantes
FEDERAL "B". El "Carbonero" perdió 1 a 0 ante Sol de Mayo, como local, en el duelo de ida de la final por un ascenso
FEMENINO. Los partidos serán en Sierra Chica
Nahuel Astutti apareció en el momento justo para tapar el penal
Martín Aguirre, capitán de Ferro Carril Sud
La ABO realiza hoy su fiesta de fin de año en Pueblo Nuevo
TC Pista Mouras