Edición Anterior: 29 de Diciembre de 2017
Edición impresa // La Ciudad
El analista económico consideró previsibles los sucesivos aumentos del dólar en los últimos días
Gabriel Schmale: "No es viable bajar la inflación si tenemos aumentos de combustibles y de servicios"
Estimó que la inflación de 2018 podría alcanzar el 18 por ciento. Como consecuencia de los incrementos dispuestos para el año próximo, consideró que no habrá un aumento en el consumo. Según sus cálculos, el valor del dólar podría llegar a "21 o 21,50" a fines del año próximo.
Ayer, sin ningún paralelismo con el Día de los Santos Inocentes, el gobierno nacional elevó las metas inflacionarias con las cuales el día anterior se había votado el Presupuesto para el año próximo. Esa decisión fue tomada en medio de un marcado ascenso en el valor del dólar, que en una jornada subió de 18,65 a 19,46 pesos.

En nuestra ciudad, el analista económico Gabriel Schmale consideró que esa "corrida" era previsible debido a la intrínseca baratura de la moneda estadounidense en nuestro país y descartó una disparada del dólar aunque consideró un problema si ese incremento se traslada a los precios. En ese contexto, evaluó como inviable la baja de la inflación mientras se mantenga un aumento periódico en los costos del combustible y los servicios. El profesional no dudó que todas las medidas votadas en el Congreso repercutirán en los bolsillos de los asalariados. Sin embargo, juzgó como esperanzador para Olavarría si el gobierno mantiene la inversión en obra pública por sus efectos sobre la economía local.

En cuanto a la suba del dólar, "era lógico porque estaba barato, era de esperar que en algún momento subiera. Una de las cosas que llamó la atención esta vez es que el Banco Central no intervino para bajarlo ni se piensa intervenir, por eso estamos todos mirando cuál va a ser la barrera en que el Banco Central va a intervenir.

Luego de recordar que a fines de 2016 se registró una situación similar, remarcó que de todas formas la moneda norteamericana ha subido en menor proporción que la inflación. "El dólar subió menos que los precios. Si se mira el aumento del dólar en los últimos dos años, desde el 1 de enero de 2016 hasta ahora, el dólar subió el 38 por ciento cuando sólo en 2016 la inflación fue del 40 por ciento", comparó.

La conferencia de prensa de ayer por la mañana, donde los funcionarios anunciaron el corrimiento de la meta inflacionaria para 2018, es un indicio de que "hoy Argentina económicamente sigue sin dar seguridad jurídica. Lo de hoy es una muestra porque hace un día atrás aprobamos un Presupuesto con una meta de inflación del 8 al 12 por ciento y hoy un gabinete económico está diciendo que esa meta es del 15 por ciento".

Una cuestión de manual para Schmale es que "no es viable bajar la inflación si tenemos periódicamente aumentos de combustibles, de gas, de luz, de agua, de prepagas, de telefonía fija, de telefonía celular. Por eso decimos que la meta de inflación del 8 al 12 por ciento era totalmente inviable". En ese sentido, desestimó también la nueva meta: "Va a ser muy difícil que la logren porque si ya vienen aumentos de gas, luz, agua, tasas municipales más todo lo que van a seguir agregando, va a ser imposible de cumplir".

Según sus cálculos, la inflación "va a andar en un 18 por ciento pero igual sigue siendo alta para los niveles que hay en el mundo: Brasil entró en pánico, con crisis política, cuando llegó a un 5 por ciento anual". El analista señaló que "hoy el problema del gobierno es el déficit porque si no logran bajarlo están complicados y ya se está hablando de cambios en el Banco Central porque (Federico) Sturzenegger está enfrentado con el gabinete económico, con (Marcos) Peña como máximo exponente".

En cuanto a las proyecciones salariales para el año próximo, "hoy se está hablando como mínimo de un 15 por ciento con cláusula gatillo, en eso estarían cerrando todos. El problema sigue siendo la pérdida de poder adquisitivo de los salarios porque en 2016 hubo aumentos de alrededor del 30 por ciento, con una inflación que llegó al 40 por ciento; en 2017 hubo un aumento de alrededor del 18 por ciento pero con una inflación del 25 por ciento", enfatizó.

"Si a esto le agregamos todos los aumentos anunciados, todo impacta en el bolsillo. Por más que haya aumentos se van a seguir usando los servicios, con lo cual el asalariado va a tener menos plata en el bolsillo y entonces va a seguir disminuyendo el consumo porque en 2018 no va a levantar".

Pese a ese cuadro restrictivo, "en Olavarría dependemos de Macri para que este gobierno no haga lo que hicieron otros gobiernos. Porque en los años impares se impulsa la obra pública y en los años pares, no. Y el Olavarría que gran parte de nuestra economía depende de las cementeras, caleras y canteras; todo eso en los años impares anda medianamente bien".

Como contracara, "me gustaría ver de este gobierno que en el año par se mantenga el nivel de obra pública porque si ese nivel se mantiene la economía en Olavarría no tendría que caer o al menos no despedazarse. Ahora si se para la obra pública de un día para el otro, estamos complicados", finalizó.


Gradualismo

Entre las cuestiones para repensar en el futuro inmediato, Gabriel Schmale señaló a qué tipo de país se apunta desde el poder político y planteó sus dudas acerca de la inserción de la Argentina en el contexto mundial. “Por ahí seguimos pensando que somos un país en vías de desarrollo y somos un país del tercer mundo”.

Así, apuntó a las condiciones jurídicas que sustentan el entramado económico, “porque hoy, vamos a suponer, un empresario alemán que le sobra plata y quiere invertir en el mundo y ve esto que está pasando, ¿va a venir a la Argentina? Sólo viene el capital financiero golondrina, que tiene los días contados porque es de muy corto plazo: viene, hace la diferencia y se va”, refirió.

Desde ese punto de vista, “si seguimos pensando que Argentina es uno de los países que puede llegar a ser potencia en el mundo, estamos equivocados, y ya tuvimos un ejemplo la semana pasada, cuando quisimos cerrar un acuerdo con la comunidad económica europea organizando la reunión en Argentina y no lo pudimos hacer”, subrayó.

Con esa muestra, “nos damos cuenta que para la economía del mundo Argentina es totalmente lateral, por eso deberíamos pensar más en los problemas propios que en los ajenos. Y entre los problemas propios tenemos este gradualismo, que no sé si está bien o mal, pero nos está llevando a esto”.


La “corrida” del dólar

El economista Gabriel Schmale marcó ciertas similitudes entre el actual gobierno y el anterior, ya que “muchas de las medidas que están llevando a cabo son muy parecidas a las políticas del kirchnerismo” y en ese sentido destacó que “tenemos un dólar atrasado y una inflación alta”.

Nuestro país ostenta una lamentable marca: “Argentina está entre los 7 países con más alta inflación en el mundo y tiene el récord de convivir a lo largo de 70 años con la inflación; ni los países africanos que han estado en guerra han tenido este nivel continuo de inflación ni ha tenido nadie”, expuso.

Una de las posibles complicaciones para la economía ocurrirá “si este movimiento del dólar se traslada a precios; ahí vamos a tener problemas porque se le empiezan a complicar las otras variables de la economía”.

De todas maneras, “creo que éste es un dólar que sigue estando medianamente barato. El dólar de equilibrio tiene que estar entre 21 y 22 pesos pero no creo que el gobierno lo deje llegar. Lo va a mantener en estos niveles por lo menos hasta mitad de año”.

Sin embargo, “esto al gobierno igual le sirve mucho porque incentiva a muchos exportadores que no estaban vendiendo para afuera sino que las estaban reteniendo entonces este pesito y pico más por dólar los va a tentar, van a vender y eso va a producir entrada de dólares al país y se va a descomprimir la situación”.

En estos momentos, “el dólar subió como sube todos los fines de año por factores propios y ajenos, entre los propios están las vacaciones. Sin despreciar a nadie, hoy sale más barato ir a Brasil que a Las Toninas, entonces eso aumenta la demanda de dólares. Pero también hay una mayor demanda de dólares de los grandes empresarios, que ahora al no estar más el cepo pueden girar utilidades al exterior, entonces están comprando dólares”.

Entre los factores ajenos, citó a “la tasa de la FED, que vendría a ser el Banco Central de Estados Unidos, subió y al subir la bicicleta financiera de Argentina podría no ser tan tentadora. Pero los inversores que vinieron pero son los más conservadores, hoy rompen posiciones, recompran dólares y se van porque con eso hicieron una diferencia”.

MÁS TÍTULOS

Piden cloacas y una serie de obras para los barrios Aoma y Pueyrredón
Dictado por el Programa Permanente de Estudios de la Mujer
En el cierre del calendario de festejos populares olavarrienses
El analista económico consideró previsibles los sucesivos aumentos del dólar en los últimos días
Son las cifras comparativas con respecto a 2015
Desde Bromatología, Mirta Alcobedo, aclaró qué acciones preventivas adoptar
RUGBY. La disciplina de la institución bataraz cerró el año con su tradicional torneo abierto
FEDERAL "B". Juan Pablo Beacon encabezó una reunión donde se habló de la actualidad y el futuro de la categoría
BASQUETBOL. Con Juan José Siemienczuk, el nuevo director técnico del Albinegro en La Liga Argentina 2017/2018
PEDESTRISMO. El atleta de 25 de Mayo ganó por séptima vez la tradicional prueba que se realizó sobre el circuito denominado "Fermín ‘Yuyi’ Cajén"
GOLF. Otro torneo en Estudiantes
FEDERAL "C". Estudiantes busca entrenador tras la salida de Dardo Seibel
FUTBOL. Gustavo Liggerini habló luego del título logrado, pero también de lo que se viene para Ferro Carril Sud
FUTBOL FEMENINO. Belén Boyer fue la encargada de marcar el penal que le dio el campeonato a Ferroviario de Hinojo
La temporada de verano para el beach voley comenzó en Racing Atletic Club