Edición Anterior: 8 de Enero de 2018
Edición impresa // Policiales
La autopsia concluyó que Lucila Carli murió por una "asfixia por sumersión"
No obstante, los especialistas no pudieron descartar la posibilidad de que la joven de 22 años pudiera haber sufrido un cuadro de epilepsia mientras nadaba en aguas del arroyo Tapalqué. Se avanza con la recolección de declaraciones testimoniales.
Finalmente durante las primeras horas de la mañana de ayer se dio el hallazgo de los restos sin vida de Lucila Carli, la joven de 22 años que era intensamente buscada desde la tarde del sábado, cuando fue perdida de vista mientras nadaba en aguas del arroyo Tapalqué, a la altura del barrio La Candela. Su cuerpo fue encontrado por buzos de bomberos voluntarios a pocos metros de ese sitio, sobre la margen contraria, donde se presume que la trasladó la corriente. Hoy sus restos serán inhumados en el cementerio privado de la ciudad. Mientras tanto, avanzan las pesquisas y averiguaciones para determinar cómo se desató el trágico episodio.

La búsqueda de la joven de 22 años se retomó con los primeros rayos de sol, teniendo como epicentro ese tramo del arroyo Tapalqué, cercano una ribera que suele ser utilizada como muelle para embarcaciones menores. Alrededor de las 6.30 un equipos de buzos del grupo Biguá del Cuartel Central de Bomberos Voluntarios se sumergió en las aguas y retomó la labor dejada la noche anterior. Fueron algo más de dos horas de intensa e incansable tarea, hasta que finalmente se logró dar con el cuerpo de la víctima.

Fue hallada en un socavón, en un sector marcado por la presencia de álamos y varias plantas y ramas, donde se presume que la corriente la arrastró, dado que es sobre el sector contrario donde el padre la habría visto por última vez. Todas las tareas fueron seguidas de cerca y supervisadas por el doctor Christian Urlézaga, responsable de la Unidad Funcional de Instrucción Nº 19 y fiscal de feria durante la primera quincena de enero.

Vale destacar que se contó también con la colaboración de personal de distintas fuerzas de seguridad, quienes se abocaron en mayor medida a cercar el lugar de trabajo e impedir el arribo de personas ajenas al procedimiento, permitiendo que los buzos trabajaran con total normalidad. Concurrió también la Unidad Nº 18 de bomberos voluntarios, a las órdenes del oficial Juan Ponce.

El hallazgo de Carli se dio aproximadamente a las 9, según refirieron distintas fuentes ligadas a la causa. Una vez retirado el cuerpo fue remitido de inmediato a la morgue para su preservación y en horas del mediodía, en la sede de la policía Científica de Azul, fue sometido a la pericia de autopsia. EL POPULAR logró conocer que el informe preliminar que llegó a manos de los investigadores arrojó como causal de muerte de una "asfixia por sumersión".

A la par, los estudios no dieron con el hallazgo de rasgos traumáticos o de lesiones en su cuerpo, indicios que reforzarían la hipótesis que la joven de 22 años pudiera haber sufrido un cuadro de epilepsia cuando nadaba. Las fuentes consultadas detallaron que, al ser un cuadro neurológico y no vital, no deja mayores secuelas. En otra palabras, el episodio la dejaría con vida y el causal de la muerte termina siendo el ahogamiento. No obstante, se realizarán distintos estudios complementarios para obtener mayores certezas.

Diversas declaraciones testimoniales recabadas en las últimas de personas del vínculo más cercano de la víctima habrían dado cuenta que recientemente habría presentado de manera frecuente este tipo de cuadros, de acuerdo con lo que trascendió.

El accidente

La hipótesis que barajan los investigadores avanza primordialmente sobre esta versión, un episodio de epilepsia que la joven habría sufrido mientras nadaba. En el lugar de los hechos se lo escuchó decir al padre que habría visto cómo su hija se había arrojado sin colocarse el chaleco salva vidas que habría vestido cuando ambos andaban a bordo de un kayak.

Lo que se busca conocer ahora es si efectivamente la joven se arrojó a nadar, tal cual estipula la principal hipótesis, o si se habría caído, tal cual se dijo también en la tarde del sábado. La versión acerca de un problema de salud cobra aún mayor entidad al tener en cuenta que distintos testigos no sólo habrían declarado que la vieron nadar esa trágica jornada, sino que otros tantos refirieron que la joven sabía nadar, que no sería una persona improvisada en esa materia.

La investigación ya cuenta con el relato del padre, quien el mismo día de los hechos prestó declaración en la sede del Comando de Patrullas. Con el correr de los próximos días se comenzará a citar a distintos testigos presenciales. Inclusive, algunos de ellos ya fueron convocados y relataron lo que vieron en aquella fatídica tarde. Se trata personas que ocasionalmente pasaron por ese sitio, entre ellos remeros amateurs e integrantes de la escuela de Canotaje del Club Estudiantes, quienes tomaron parte activa de la búsqueda. Lo mismo con agentes policiales que fueron los primeros en llegar y que inclusive se arrojaron al agua.

Tanto efectivos de seguridad como buzos de bomberos serán citados también con el correr de los días. La causa, mientras tanto, permanece encuadrada como "averiguación de causales de muerte".

MÁS TÍTULOS

FUTBOL. Maximiliano Mayoz y el balance de lo realizado el pasado sábado ante Jorge Newbery por El Fortín
Hay acuerdo con San Pablo de Brasil
PEDESTRISMO. La octava edición contó ayer con la participación de alrededor de 1.800 atletas
BASQUETBOL. La inscripción se cerrará el próximo viernes 23 de febrero
RALLY DAKAR 2018. El argentino se ubicó por detrás de Eduard Nikolaev en el segundo día de los camiones
SUPER 4. Le ganó la final a Deportivo Viedma por 77-71
TENIS DE MESA. Camila Argüelles nació en Francia, donde se exiliaron su madre olavarriense y padre platense