Edición Anterior: 28 de Enero de 2018
Edición impresa // Espectáculos
ENTREVISTA. Emmanuel Tisera, voz y líder de Forasteros Blues, contó sobre la gira por la costa, y algo más...
"Antes, en la casa de mis viejos, cantaba y miraba la pared imaginando a la gente escuchándome"
"Fue la primera gira de verano de la banda, por lo que teníamos muchas expectativas pero también mucha incertidumbre porque íbamos a lugares adonde no habíamos ido nunca, no sabíamos dónde íbamos a caer. Queríamos saber si podíamos salvar los números, porque era como un globito que habíamos originado pero queríamos descifrarlo también y ver qué pasaba. Así que arrancamos el viernes 12 de enero por la tarde, ya que a la noche tocábamos en Mar del Plata y el sábado 13 en Necochea,. Fuimos con el colectivo de los chicos que nos siguen a todos lados, ya que es una modalidad que tenemos en Forasteros de viajar con ellos. En esta gira fuimos 30 personas, pero hemos llenado los dos pisos del micro en otros viajes. Es que a veces es complicado porque muchos trabajan, así que tocamos por la noche en Vinoteca Perrier que está en la avenida entrando a Mar del Plata, antes de la avenida Independencia, y allí compartimos un hermoso festival de rock and roll" comenzó contando Emmanuel Tisera, voz y líder de Forasteros Blues (Emmanuel Tisera, bajo y voz; Roberto Roselló, batería y voz; Rodrigo González y Nicolás Martín, guitarras; Ruth Angeletti, Nicolás Burgart y Fabricio Marino, saxos; Ignacio Montoya Carlotto, piano y coros) respecto de la gira que la banda hizo en enero por la costa atlántica, siendo una de las primeras importantes movidas que hace este grupo olavarriense que ya tiene cinco años de vida (la celebración se hizo recientemente en el club El Provincial, con la presentación del disco "Qué estás diciendo", que ya está en la calle).

¿Cuántas bandas había?

Había otras tres bandas en el show: Séquito Arrogante, Cinco Coyares y Las Ruedas Rock and Roll. Ellos fueron los que consiguieron la fecha y pagaban todos nuestros gastos -ya que nos dieron los viáticos, así que le pusieron muchísimo para que todo saliera bien, para que podamos viajar y no tengamos que gastar nada. Al ser cuatro bandas, había seguidores de cada una y nosotros también aportamos los nuestros. Cuando ellos vengan en marzo o abril a Olavarría, nosotros nos encargaremos de sus gastos. Esta es una modalidad que nos permite seguir viajando y que otras bandas puedan hacer lo mismo, ya que a veces no se puede cubrir los gastos.

¿Y cómo les fue en Necochea?

Tocamos en Om, un teatro bar, en plena peatonal. Fue con la misma modalidad y los chicos de Rodando Rock se hicieron cargo de los gastos.

¿Ustedes eran un tanto desconocidos allá?

Para la gente, claro que sí. En las dos ciudades. En Necochea quizá no tanto porque ya se había difundido bastante que íbamos, hubo gente que había escuchado el disco y cantaba nuestras canciones. Fuimos más locales, además que siempre van muchos olavarrienses y hay amigos que están viviendo allá y nos hicieron de nexo para ir.

¿Qué les pasa cuando van a tocar a otro lado y hay gente que canta los temas de Forasteros?

Es medio raro. Porque por momentos me río mucho. Es que veo a un loco que ni lo conozco y está cantando nuestras canciones con mucho fervor, y me pregunto cómo puede ser eso. Pero las redes, las plataformas de Internet, hacen que los temas de todos se puedan escuchar de acá a la China y hay gente que les gusta y canta nuestros temas, o se identifica con alguna canción. Es muy loco, porque uno ve que el público está sintiendo lo mismo que yo que estoy arriba del escenario, y cantamos juntos. Hay un montón de sensaciones raras cuando vemos eso. La gira la hicimos cinco, sin los vientos, así que fuimos Rodrigo, Nico, Tito, Pacho y yo.

¿En cuánto ha ayudado lo mediático de Pacho para el crecimiento y el desarrollo de la banda, porque su presencia es un plus más que interesante?

Si bien nunca quisimos agarrarnos de eso, porque tranquilamente podríamos haber sido las Bandana y haber salido como la banda de rock and roll del nieto de (Estela) Carlotto y haber tenido nuestro minuto de fama, pero se hubiera apagado mucho y enseguida también. Entonces lo que hicimos fue mantenernos al costado de eso, aunque es cierto que también nos ha ayudado a conocer provincias como Río Negro donde fuimos al Festival de Viedma, por ejemplo, y también tocamos en eventos municipales que antes no nos pasaba porque no teníamos cabido pero por el tema de Ignacio nos dieron bola. Y también nos ayudó que pudiéramos grabar con el portugués Da Silva y que tocara con nosotros Ricardo Mollo, porque si no hubiera sido por Pacho a esos nexos no los hubiéramos tenido nunca. Entonces en eso nos ayudó para estar en ese estudio con el Portugués. Nos abrió puertas, sin dudas. Lo lindo fue que todo nació de manera natural, porque nació de él sumarse a Forasteros. El entró como invitado, le gustó la movida y dijo que sino teníamos problemas iba a seguir tocando, y por supuesto que nos gustó que estuviera con nosotros.

Esa puerta se abrió gracias a Pacho, pero después hay que sostenerse...

Sí, claro. Después tuvimos que trabajar y mantenernos, porque sino no tiene sentido. Si no trabajás, todo lo que hicimos no tiene sentido. Las puertas se abren, pero si no se labura te las cierran muy fácil.

¿Quién hace las letras de los temas de Forasteros?

El grupo es bastante abierto en ese sentido. Por ahí venimos con una idea y la cerramos entre todos. Por lo general la mayoría de las canciones del disco son mías, pero también hay temas de Tito (Roselló), de Roy, también que hicimos en conjunto. Cuando nos juntamos llevamos la canción con música y letra y después las vamos vistiendo. O por ahí aparece Tito con un tema y lo vamos complementando. Trabajar así está bueno, porque lo hacemos entre todos y eso genera la identidad de la banda, que tenga un pedacito de cada uno.

Nació como Forasteros Blues, pero ahora de blues tiene poco y nada...

Sí, sí, tiene (dice riéndose). Le pusimos Forasteros Blues como cierto homenaje al Carpo (Pappo Napolitano), porque nuestra mayor influencia vino de él. Entonces fue en honor a él, por su canción de Riff. Después hay mucho rock, nos volcamos al country también que al blues mismo, pero son géneros que se relacionan y no queda mal. Además, a partir del disco quisimos que sea Forasteros Blues porque hay una banda en Chaco que se llama Los Forasteros y no queremos que haya confusiones, sobre todo para los que nos buscan en Internet.

¿Hasta dónde quieren llegar?

Hasta lo más que se pueda.

¿Con qué soñás?

Uno de mis sueños ya lo cumplí, porque recuerdo que cuando empecé a tocar el bajo y la guitarra, cuando estaba con el tema de iluminación, en la casa de mis viejos cantaba, miraba a la pared y en la pared imaginaba las banderas y la gente escuchándome. Eso pasa, en menor o mayor escala nos pasa, ya sea con trescientas o treinta personas, están ahí con la banda. Es lo que yo proyectaba en la pared, así que ese sueño ya está cumplido. Después, habrá que seguir trabajando para que ojalá que el día de mañana pueda tener gracias a la música los ingresos económicos para poder vivir de esto. No digo de llenarnos de dinero, pero sí dejaría todos los trabajos que tengo para dedicarme sólo a la música, a componer, a ensayar, a grabar y salir a tocar, y así no tener otro trabajo y poder vivir de esto que tanto me gusta. Es decir, una vida digna y no morirse de hambre, y si hay que morirse un poco de hambre por tocar, habrá que hacerlo. Si podemos vivir de la música, sería espectacular. Mientras tanto, sigo como cartero, profesor de bajo y operador de luces. ¿Cartero?, sí, porque reparto las boletas de la repetidora de televisión desde hace nueve años. Hay que rebuscárselas.

MÁS TÍTULOS

MÁS AMIGABLE CON EL MEDIO AMBIENTE
NEGOCIOS & EMPRESAS
La temporada de verano en los destinos turísticos
El Estado es el más grande empleador sin registrar del país
ESCENARIO POLITICO. La realidad y el discurso. La interna en el PJ. Un empresario con perfil político
El Ministerio de Economía estableció los coeficientes para 2018
En el marco de Escuelas Abiertas de Verano que finaliza la temporada el viernes próximo
Susana Segurel y el Frente Ni Una Menos en un proyecto singular
Además el grupo posee cuatro empresas de pretensado de hormigón
Participará la directora general del Instituto, Giovanna Venturi
Ferro Carril Sud comienza con la pretemporada de cara a la actividad de la ABO
Daniel Torrisi hizo autocrítica luego de la derrota de Estudiantes
GOLF. Continuó en Mar del Plata el 100° "Abierto del Sur"
SPEEDWAY. El piloto de Olavarría pudo ser el ganador de la 2ª fecha del Estival en 200 cc.
FEDERAL "C". Juan José Longhini analizó el triunfo de El Fortín ante Estudiantes
Lanús y Patronato
FUTBOL. El equipo de Maximiliano Mayoz superó 2 a 0 a Estudiantes, por la primera fecha de la Zona 5 del Federal "C"
Se consolidó en la punta de la Superliga
Se desarrolló ayer una intensa actividad, y con buena presencia de participantes, en las instalaciones albinegras
BASQUETBOL. El equipo albinegro recibe hoy en el Maxigimnasio a Atenas de Carmen de Patagones por una nueva fecha de la Liga Argentina
AJEDREZ. Se disputó un tradicional torneo
AUTOMOVILISMO. Nicolás Pezzucchi conducirá una Dodge atendida por el UR Racing y motorizada por Claudio Garófalo
ENTREVISTA. Emmanuel Tisera, voz y líder de Forasteros Blues, contó sobre la gira por la costa, y algo más...
LIBROS. Rubiano y dos obras que están muy bien contadas
CINE. "Maze runner 3 (Cura mortal)" ya está en Olavarría