Edición Anterior: 1 de Febrero de 2018
Edición impresa // Espectáculos
Bigelow evoca con pesimismo los disturbios y abusos policiales ocurridos en Detroit en 1967
La película recuerda un hecho ocurrido en el caluroso verano de 1967, casi un calco y un antecedente directo del levantamiento popular de 1992 en Los Angeles, por la decisión de un jurado de absolver a cuatro policías que habían apaleado con saña al taxista negro Rodney King.
Los disturbios sociales y la impunidad de los abusos policiales que se produjeron en 1967 en la ciudad estadounidense de Detroit, que desembocaron en la tortura de nueve personas desarmadas y el posterior asesinato de tres hombres afromericanos que pasaban la noche pacíficamente en un hotel, son evocados -con pesimismo y desesperanza- por la directora Kathryn Bigelow en "Detroit: zona de conflicto", que se estrena hoy en la Argentina.

Ganadora del Oscar a la Mejor Dirección y a la Mejor Película por "Vivir al Límite", donde describía con maestría las pesadillas de un desactivador de bombas caseras durante la invasión estadounidense en Irak, Bigelow se sumerge ahora en un hecho de plena actualidad y vigencia en los Estados Unidos: la discriminación y el odio racial hacia los negros y la violencia institucional en contra de ellos.

No hace falta ir demasiado lejos en la historia estadounidense para comprender el grado de crueldad injustificada y desprotección que sufre la comunidad negra en ese país tan ameno a palabras como "libertad" y "democracia", ya que la desigualdad social, los abusos, las torturas y los asesinatos a sangre fría contra afroamericanos indefensos son moneda corriente en la actualidad y ocupan titulares de diarios y noticieros casi a diario.

Bigelow elige en cambio el recuerdo de un hecho ocurrido en el caluroso verano de 1967, casi un calco y un antecedente directo del levantamiento popular de 1992 en Los Angeles, que unió a negros y latinos enfurecidos -y que provocó incendios, saqueos, 54 muertos y miles de heridos- por la decisión de un jurado compuesto casi totalmente por blancos de absolver a cuatro policías que habían apaleado con saña al taxista negro Rodney King.

La misma explosión se produjo en Detroit a causa de una sumatoria de odio racial, discriminación, injusticias y crisis socioeconómica, que además de pillajes y destrozos desembocó en una verdadera pesadilla para siete afroamericanos y dos mujeres blancas que permanecían tranquilamente en el Motel Argiels y fueron secuestrados por la policía, que los torturó física y psicológicamente y fusiló sin piedad a tres de ellos.

El guionista del filme, Mark Boal, elige sin embargo la mirada del cantante Cleveland Larry Reed (interpretado por Algee Smith), un joven de 18 años que tenía una carrera promisoria con el grupo The Dramatics, una banda emergente del sello Motown, cuyo primer concierto se canceló la noche de los incidentes que terminaron en tragedia.

Debido al caos generalizado en la ciudad, Reed y otro de sus compañeros del grupo se refugiaron en el Motel Algiers, pero al hacerlo terminaron viviendo la pesadilla que narra la película y que Boal escribió según los propios testimonios de sus sobrevivientes, que nunca pudieron recuperarse del trauma psicológico que les provocó, al punto que el cantante renunció a la música pop y se dedicó a cantar en el coro de gospel de una iglesia evangélica.

Haciendo gala del talento y de la gran habilidad narrativa que ya había demostrado en "Acero azul" (1989), "Punto de quiebre" (1991) y "Días extraños" (1995), Bigelow despliega un registro realista e intenso para reconstruir esos hechos históricos según el disímil punto de vista de varios de los protagonistas de aquella masacre, que terminó también en un juicio que concluyó con la impunidad y la libertad de los asesinos.

Entre los protagonistas de este drama pesimista y desilusionado, que revela la profunda desconfianza que la mayoría de los ciudadanos estadounidenses -especialmente los miembros de las comunidades raciales minoritarias- sienten hacia sus propias instituciones, se encuentran John Boyega ("Star Wars: El despertar de la fuerza"), Anthony Mackie ("Capitán América") y Algee Smith ("Maze Runner, correr o morir").

"Había algo triste y trágicamente contemporáneo en esta historia", dijo Bigelow en una entrevista, en la que recordó que fue el guionista Mark Boal quien le propuso hacer esta película poco después de que el jurado de Saint Louis decidiera absolver al policía que en 2014 mató a tiros al joven negro Michael Brown, lo que provocó protestas e incidentes en Ferguson, Missouri.

"Simplemente estoy contando esta historia de la manera más auténtica, verdadera y honesta posible, dada la información disponible. El racismo institucionalizado está en el fondo de la pieza", sostuvo la cineasta sobre sus motivaciones, y agregó "que el propósito del arte es agitar para el cambio. Pero uno no puede cambiar las cosas a menos que esté al tanto de ellas".

"Es una historia que ha estado fuera de circulación por 50 años. Y si puede impulsar una conversación sobre la raza en este país, me parecería extremadamente alentador e importante", aseguró la cineasta, quien -pese al pesimismo con el que tiñó al filme- todavía imagina la posibilidad de un futuro más justo e igualitario, con las mismas oportunidades, para la comunidad negra de su país.

MÁS TÍTULOS

Juegos para chicos en verano
Resoluciones del Oceba
El Intendente esperaba la reglamentación, pero se encontró con que los primos quedan fuera de la restricción
Diario EL POPULAR realizó un relevamiento con los servicios de la Terminal
Visitó las obras de refacción
Ayer se conocieron las ofertas para la EP Nº 59; restan el Jardín de Hinojo y la EP Nº 51, la más costosa
Entrevista en exclusiva con la madre del joven atropellado
Será entre marzo y abril próximos
FEDERAL "C". El Fortín recibirá a Balonpié y Estudiantes visitará a Empleados de Comercio
Será mañana y tendrá 8 kilómetros
Guillermo Ortelli lucirá el número 12 en su Chevrolet
Con un Ford del equipo de Mauro Giallombardo
COPA ARGENTINA. Ferro Carril Sud recibirá el próximo lunes a las 21 a Racing A. Club
GOLF. Se jugó el torneo de los miércoles
AUTOMOVILISMO. Alejandro Weimann aprovecha las pruebas en Concepción del Uruguay
FUTBOL INFANTIL. Se juega, en Ayacucho, la 15ª edición del certamen nacional
AJEDREZ. Continuaron de los Campeonatos Absoluto y Senior