Edición Anterior: 4 de Febrero de 2018
Edición impresa // La Ciudad
Aseguran que hasta el momento el mes de enero fue "normal", de acuerdo con los promedios de precipitaciones en Olavarría
Frente a una merma en las lluvias, la producción agropecuaria avanza a buen ritmo en la región
Sin embargo, aclaran que estas condiciones podrían afectar a los productores que no planificaron la temporada basados en los promedios anuales, ya que las lluvias de 2017 superaron con holgura ese registro. Podría verse afectada la calidad del maíz. Y también habría una disminución de las pasturas.
Frente a los pronósticos de mediano plazo, como el difundido a comienzos del mes pasado desde la Bolsa de Cereales, que indican la probable formación del fenómeno de La Niña en los próximos meses, donde se resaltan indicios de una incipiente sequía en la provincia de Buenos Aires, en nuestra ciudad señalan hasta el momento el desarrollo de un verano "normal", de acuerdo con la media histórica para el Partido de Olavarría.

De todas formas, desde la Sociedad Rural de Olavarría (SRO) puntualizaron que por estos días la escasez de lluvias incide sobre la floración del maíz y podría llegar a afectar su calidad, algo que no ocurriría con las plantaciones de soja, más adaptable a los vaivenes del clima. Asimismo, indicaron que el calor y la falta de humedad provocan una merma en cuanto a las pasturas. Por estos días, el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) lanzó un informe donde previene sobre temperaturas extremas sobre una vasta zona que incluye al centro del país.

En principio, el veterinario Ignacio Arbasetti, que administra la producción en campos de Olavarría pero también de Azul y Laprida, brindó un panorama de la situación y consideró que hasta el momento se mantiene dentro de los parámetros normales, basado en un estudio donde se evalúa la media histórica desde 2001 hasta 2015 pero también en su experiencia diaria y profesional.

En ese contexto, destacó que en la comunidad existe una manera de pensar arraigada, apoyada en el sentido común, "una manera de pensar bastante tradicionalista que en invierno dice ‘las heladas’ y en verano dice ‘qué calor’, y es lo que pasa. Por eso en verano, a no ser veranos muy puntuales, el balance lo tiene el sol y estamos en pleno verano".

"Ha ido cambiando"

A partir de su actividad, "por estar en el Colegio de Veterinarios, formo parte de distintas mesas, y esta semana nos reunimos en la de la Fundación Ganadera y todos hablaban de ‘la seca’ ", manifestó para aclarar luego que sin embargo "yo miro los promedios y acabamos de finalizar un año que cerró por encima del promedio anual".

De esa manera, refutó esas versiones y estableció que hasta alrededor de septiembre, "hasta hace cuatro meses atrás, el suelo estaba todo saturado con una capacidad de absorción mínima de humedad. Después del invierno tuvimos una primavera normal, con 270 milímetros, y ahora arrancamos un enero donde la media histórica dice que son 100 milímetros y en los campos que yo ando han llovido entre 80 y 90 milímetros", aseguró.

Desde ese punto de vista, resaltó que "estamos dentro de los parámetros normales de un año normal. Si lo comparamos con el año pasado, tuvimos un febrero de 300 milímetros cuando lo normal es que lluevan 100 milímetros". De todas formas, explicó que "si un productor plantea un modelo productivo para que lluevan 200 milímetros en enero y 300 milímetros en febrero está fuera de lo que puede suceder estadísticamente".

En ese sentido, el profesional puso en duda la veracidad de "los pronósticos a largo plazo", a los cuales consideró "no muy confiables" y brindó sus razones, ya que "generalmente los que hacen pronósticos de largo plazo tienen la oportunidad de poder corregirlos en el trascurso del tiempo y la gente se olvida".

En definitiva, estableció que de pronósticos similares ya se habla en los últimos tiempos. "¿Estamos en un período de lluvias altas? Sí. ¿Lo lógico será que algún momento tengamos un ciclo más seco? Tal vez. Pero a esto ya lo están pronosticando hace un par de años. Sin dudas que el clima ha ido cambiando, que las heladas son menos, que los inviernos son más cortos, que los veranos son más llovedores, como que el clima se estaba subtropicalizando el clima en esta zona, pero hasta el momento lo veo normal", opuso.

"Cuestiones particulares"

Sin embargo, Arbasetti expuso que los últimos años, con un mayor aporte de humedad por las lluvias, han favorecido la producción ganadera en el Partido de Olavarría. "Porque si vamos a datos de la Fundación Ganadera, desde 2005 a la fecha, previo al cierre de las exportaciones de Kirchner y al posterior debacle de la ganadería, con la liquidación de stock, que llegó a su punto máximo en 2010, hoy es el momento de mayor stock a nivel local. Son alrededor de 803 mil cabezas de ganado y cuando uno se pone a pensar, se han producido en los últimos años más vacas con el mismo pasto o quizás con menos porque vamos a un ciclo normal y no con exceso de agua de verano".

Esas condiciones se replican en el caso de "la agricultura, donde se está trabajando muy bien con las fechas porque se implantó con unas reservas de humedad buenísimas. Después lo que fue lloviendo, fue normal y hasta el momento no ha habido ningún punto de estrés", detalló.

En consecuencia, concluyó que "la agricultura y la ganadería están muy bien". Sin embargo, atribuyó las consecuencias de la falta de humedad a deficiencias en la planificación de la temporada en algunos productores. Así, se producen "errores propios, porque si el productor demoró la siembra, después generó su propia seca porque la poca humedad que se había reservado hasta ese momento, donde ya se perdió un mes de crecimiento, porque dio vuelta la tierra, la expuso y la terminó de secar".

Lo mismo ocurre con los ganaderos porque "otra cuestión es que muchas veces son los mismos productores quienes generan el impacto de la seca. Porque si el productor no combatió las malezas, se olvidó de combatir la competencia que tienen las pasturas. Pero esas con cuestiones particulares, propias de cada uno, porque objetivamente no hay un problema de sequía", reiteró.

"El clima tiene ciclos"

Con ese argumento, apuntó que en muchos casos los avances de la ganadería se deben a condiciones propias de la región "porque si vamos a un campo a identificar a las especies productoras de pasto, no existen en el Partido de Olavarría. La alfalfa no existe, y entre las gramíneas podrá haber un poco de agropiro pero cuántas son las hectáreas implantadas", cuestionó.

En la actualidad, en la zona "el campo tiene gramilla y nada más, entonces hay muchos que dicen ‘en verano no crece el pasto’. Pero tiene que haber un exceso de humedad porque el pasto tiene dos limitantes, la temperatura y la humedad. Cuando hay exceso de humedad en un verano, tenemos la fábrica de producción de pasto".

Arbasetti citó además al ingeniero agrónomo Paulo Recavarren, quien "hizo un trabajo que volcó en un libro, donde analiza las medias históricas de lluvias de la región, denominado ‘Eventos climáticos del 2001 al 2015’, y si se compara en Olavarría la media son 914 milímetros, pero en Muñoz son 1.088, y me sorprendió ver que Laprida tiene una media más alta que la nuestra, con 941 milímetros", estableció.

Con esa mirada planteó que "hoy estamos en un verano normal, con lluvias normales, y con el cierre del año anterior por encima de lo normal. Estoy seguro de que lo que está seco es la capa superficial pero si agarrás una pala, el agua no está muy lejos. No es que las napas se han ido muy abajo ni tampoco hay molinos secos, como hubo en el año 2009".

Por último, destacó que "no soy muy crédulo del cambio climático visto por una generación, lo que ocurre es que hoy hay registros. Lo mismo pasó con el agujero de ozono y la contaminación, pero ahora el agujero de ozono se cerró. Los cambios climáticos son generacionales pero para mí el clima tiene ciclos, porque los ciclos de sequía e inundaciones los hemos pasado todos, hasta nuestros abuelos. Porque cuando en el año 2009 tuvimos la seca que trajo la tucura, la gente grande recordaba la seca de 1962, que había sido igual".


"Es bastante serio"

El titular de la Sociedad Rural de Olavarría, Eduardo Dumois, explicó los alcances de la escasez de lluvias sobre la producción agropecuaria en la región y aludió a las consecuencias producidas en el desarrollo de los cultivos y en la ganadería.

Desde ese punto de vista, el dirigente resaltó que "estamos viendo que el tema de la falta de lluvias es bastante serio" aunque marcó diferencias y estableció que "hay cultivos, como los maíces, que están en plena floración y esto lógicamente ya está incidiendo sobre el rendimiento". En tanto, "en los cultivos como la soja tienen un poco más de capacidad de recuperación".

En ese contexto, con cierta ironía aclaró que "soy veterinario, no soy ingeniero agrónomo, porque más de uno va a decir que no es mi incumbencia". Sin embargo, "sin dudas que la falta de lluvias es un problema y bastante serio" y en cuanto al futuro no habría cambio significativos, ya que "los pronósticos no parecen ser muy alentadores".

Las consecuencias podrían afectar la producción ganadera y, por elevación, incidir en el aumento del costo de la carne. "Claramente en las pasturas la incidencia es que, más allá del calor, ante la falta de humedad no hay crecimiento, sino hay crecimiento no hay forraje para que consuman los animales y si no hay forraje no hay producción de carnes; la ecuación es así de simple".

Además del panorama negativo a causa de la falta de humedad en la tierra, el contexto internacional también desfavorecería a la ganadería. "Lamentablemente, el valor de los commodities, que han subido en función de la suba del dólar, va a incidir en los alimentos, en todo lo que pueda ser suplementación de granos, que suben de precio y eso hace que la ecuación del costo del kilo de carne se complique".

En definitiva, Dumois señaló que la producción agropecuaria depende de los vaivenes del clima, "ésta es una de las características del campo, siempre ha sido así. Lamentablemente siempre están los extremos cuando tenemos un poco de exceso de agua y cuando sufrimos la falta de agua. Pero también tenemos buenos momentos, porque si no sería muy difícil producir. Pero cuando se dan estas circunstancias no es fácil sostener una actividad que tiene márgenes muy exiguos. Si a eso le agregamos la suba de impuestos, los números se complican", remarcó.


"No estamos conformes"

Eduardo Dumois, actual presidente de la Sociedad Rural de Olavarría (SRO), se refirió a las condiciones propicias generadas por la falta de lluvias para avanzar con los trabajos en los caminos rurales, que durante buena parte del trascurso de 2017 no pudieron ejecutarse en tiempo y forma debido al incumplimiento de la empresa ganadora de las tres licitaciones previstas por comenzar los trabajos. En ese contexto, el dirigente puso en duda que las recaudaciones por Tasa Vial hayan sido volcadas en su totalidad al mejoramiento de la traza rural.

Así, planteó que pese a la existencia de avances, "estamos conformes porque se está trabajando pero no estamos conformes para decir que estamos en las condiciones que quisiéramos estar porque se ha mejorado", lamentó.

Si se tiene en cuenta que los aportes del sector a las arcas municipales en los dos últimos años ascenderían a alrededor de 50 millones de pesos por concepto de Tasa Vial, Dumois subrayó que desde el sector "no estamos conformes con la transparencia y el manejo de los números porque todavía no tenemos muy claro cuánto hemos estado gastando en el ejercicio que pasó", deslizó, aunque luego remarcó que "creemos que nos los van a presentar en el corto plazo pero es lo que estamos reclamando".

Por último, estableció que en los próximos meses en los caminos rurales se pretende avanzar "fundamentalmente en un plan de Hidráulica, no estamos yendo al Plan Maestro pero esto sería una parte, para tener bien identificado dónde están los problemas como para que todo lo que sea reconstrucción de caminos se haga en función de ese diagnóstico".

MÁS TÍTULOS

ESCENARIO POLITICO. Los sucesivos cambios de modelos económicos y la gente. El aporte de la filosofía. Triaca, aplazado
En tiempos en que la ciudad del trabajo empezaba a perder su identidad
En enero fueron revisados alrededor de 4.400 automóviles en Olavarría
Unos 70 hijos de afiliados viajaron en noviembre
Aseguran que hasta el momento el mes de enero fue "normal", de acuerdo con los promedios de precipitaciones en Olavarría
Su presidenta, Ana Elisa Spinella, hizo un balance positivo del 2017 y confirmó una campaña para incorporar nuevos socios
Desde la defensa ahora se iniciarán acciones contra el Estado
SOFTBOL. El equipo chaira masculino jugará el Nacional de Clubes
Daniel Sánchez marcó uno de los goles de El Fortín en el triunfo ante Balonpié
Independiente superó a Colón, Central derrotó a Unión y Banfield no pudo con Atlético Tucumán
TCPM. La primera final se pone en marcha a las 12.40
BÁSQUETBOL. Gianluca Nolasco, el base de Racing, habló tras la derrota ante Sarmiento de Coronel Suárez por el Provincial
Se desarrolló un torneo de beach newcom en Mar del Plata
BASQUETBOL. El Albinegro, que pretende modificar su imagen de visitante, juega hoy ante Centro Español en Plottier por la Liga Argentina
HANDBALL. Los carboneros comenzaron la pretemporada de cara al 2018
GOLF. Hubo torneo en la cancha de Estudiantes
FEDERAL "C". El dueño de casa ganó 3 a 0 y manda en la Zona 5
FEDERAL "C". Con la necesidad de sumar, el "Bataraz" visita hoy desde las 17.30 a Empleados de Comercio
COPA ARGENTINA. El duelo revancha de la eliminatoria se jugará mañana desde las 21
CICLISMO. Habrá presencia olavarriense
AUTOMOVILISMO. El olavarriense tuvo un retraso en la serie, en la apertura del TC Mouras en Concepción del Uruguay
Torneo "Camino a los 102 años" en Racing
ATLETISMO. El profesor Jorge Bellinzoni habló acerca de la pista que se está construyendo en El Fortín