Edición Anterior: 14 de Febrero de 2018
Edición impresa // La Ciudad
Después del trágico caso de la periodista Débora Perez Volpin
Una gastroenteróloga explica qué es una endoscopía, sus riesgos y cuidados médicos
La Dra. Marcela Mayet llevó tranquilidad ante pacientes que ahora prefieren no hacerse una endoscopía diagnóstica. Explicó de qué se trata el estudio, quiénes y cómo lo hacen y asegura que no hay casos registrados como el de la periodista porteña. "Los riesgos casi no existen", dijo. Y analizó qué pudo haber sucedido en este caso puntual.
La muerte inesperada de la periodista Débora Pérez Volpin en un estudio de diagnóstico de los más simples ha generado en los últimos días no solo sorpresa sino temor. Y aunque aun queden muchas dudas de qué es lo que verdaderamente sucedió dentro del quirófano, una médica olavarriense explicó de qué se trata el método, cuáles son sus riesgos y se refirió a lo extraño del caso que tanto se lamenta.

El caso de la periodista lo considera atípico: "ha sido una desgracia y son casos que prácticamente no se describen. Sabremos después cómo ha sucedido específicamente con ella pero en el procedimiento diagnóstico en una paciente con patología leve como una gastritis, una úlcera, no se ven estas cosas. Seguramente se ven más en pacientes con patologías previas y complicadas o cuando ya hay una enfermedad. Son procedimientos muy seguros, desde el punto de vista tanto endoscópico como anestésico", aseguró la Dra Marcela Mayet, médica gastroenteróloga.

Qué es una endoscopía

La periodista y legisladora porteña entró a un centro médico en Capital con un dolor abdominal, los médicos dispusieron la realización de una endoscopía y, al momento de practicarla, Pérez Volpin se descompensó, tuvo una arritmia y un paro cardiorrespiratorio que provocó su muerte. Pero hoy por hoy las endoscopías son estudios muy frecuentes, y por eso también el temor generalizado.

La Dra. Mayet explicó que endoscopía "significa mirar por dentro. Hay en distintas especialidades y en gastroenterología tenemos endoscopías digestivas altas, que es video endoscopia, las video colonoscopía que es para mirar el colon y endoscopia para la vía biliar que son los cálculos. Hay endoscopía para mirar laringe, (laringoscopia) para mirar bronquios (broncoscopía), etcétera. Es mirar por dentro a través de un orificio natural, que puede ser nariz, boca depende de lo que se busque mirar. Las endoscopías pueden ser diagnósticas, o terapéuticas para tratamiento".

La digestiva alta -que es el tema en cuestión- puede estar indicada porque un paciente tiene acidez, dolor en boca del estómago, reflujo. Estos procedimientos en otra época se hacían con los pacientes despiertos, sin anestesia, con un spray en garganta que funciona como anestésico local. "En algunos casos se siguen haciendo despiertos, pero la mayoría -el 95%- se hace con paciente sedado. Se llama hipnoanalgesia, porque el paciente no tiene recuerdo ni registro del dolor", agregó la médica.

Son estudios que se hacen de forma ambulatoria. "El paciente se recupera y se va del centro asistencial al poco tiempo. Son estudios de 5 a 7 minutos los de diagnósticos, que requieren de estudios pre quirúrgicos. En Olavarría trabajamos con el grupo de anestesistas tanto en privado como en el Hospital, hacemos endoscopías en pacientes de 2 a 90 años, a todas las edades, todos necesitan un pre quirúrgico que es electro cardiograma, hemograma y coagulación por si hay que hacer alguna terapéutica", detalló la médica.

Actualmente, el avance médico permite que a través de una pequeña cámara que ingresa al organismo, se ven las imágenes de los órganos "de 30 a 40 veces más grandes. Y uno no está solo sino que somos un grupo de médicos, vas entrando bajo visión directa. No vas por un túnel a oscuras sino que vas viendo a medida que ingresas, con una luz. En órganos sanos no se lesiona con el endoscopio. Para hacer endoscopías hay que estar formado, con residencia de 4 años, con exámenes y habilitación de colegios médicos", aclaró la profesional.

En este sentido, la médica comprende "que se genera una psicosis y miedo. Sabremos bien qué le sucedió a través de la justicia, pero es necesario decir que son procedimientos donde nunca suceden estas cosas".

Algunas posibilidades

Una de las posibilidades que se barajan en el caso Perez Volpin o que al menos deberá estudiarse es si había lesiones previas en la mujer. "La paciente ingresó por un cuadro agudo de dolor o sea que uno puede presuponer que hubo una patología previa, ya sea un tumor, úlcera perforada o bloqueada. Es difícil hablar, solo los médicos pueden decir como la vieron, lo demás son todas conjeturas", aclaró.

Pero la experiencia y el diálogo con colegas permite inferir que "a veces hay lesiones que no se detectan con otros estudios. Si tenés una perforación por un proceso inflamatorio, el mismo organismo trata de bloquear, de reparar. Entonces a veces se genera una zona inflamatoria y bloqueo generado por el organismo. Existe el dolor, pero el aire no salió afuera de ese órgano y no hay evidencia de que haya perforación. Se hacen placas radiográficas o ecografías y no se ve. Y eso puede hacer que haces un procedimiento invasivo como la endoscopia para encontrar el motivo del dolor, al insuflar aire el tejido inflamatorio se abre, sale el aire en forma muy brusca y no evidentemente acá no hubo tiempo. Son casos fortuitos. La perforación en un estudio habitual no existe, no hay casos registrados".

Sin embargo, lo que en estos días se pone en tela de juicio es el accionar y la ética médica. Al respecto, la profesional indicó que "está la historia clínica, el protocolo quirúrgico, el protocolo quirúrgico anestésico. En medicina uno debe seguir las normas y uno cumple con todo el procedimiento y las complicaciones existen. Cuando la vida de una persona se pierde como en este caso, es muy duro para todos. Uno busca culpables inmediatamente, pero a veces aunque hagas todo lo que se debe hacer, estas cosas también pasan. Uno estudió para ayudar a sanar y por eso también nos duele".

Al dar un mensaje a los pacientes que deben hacerse este estudio, la Dra. Marcela Mayet dijo que "desde el punto de vista de la técnica, que no tengan miedo porque nunca vimos estas complicaciones. Los riesgos de una endoscopía digestiva alta programada no existen ni en niños ni adultos. Porque las técnicas endoscópicas son seguras, realizadas por personas habilitadas y porque los videos son fidedignos y con alta calidad de imagen. Y los monitoreos son de anestesistas que cuidan y controlan el oxígeno, la presión arterial, el ritmo cardíaco y ante la mínima alteración se acciona".

Al mismo tiempo, aclaró que "nadie se interna una día antes cuando son estudios programados. A esta paciente la internan por un cuadro agudo, algo repentino, inesperado, de dolor o hemorragia que hizo que se interne. Se convirtió en una urgencia y por eso es un caso atípico", finalizó.

MÁS TÍTULOS

Informe en el primer mes de aplicación de la reforma impositiva
Tras el feriado de carnaval, vuelve la actividad al ámbito deliberativo
El diputado de Unidad Ciudadana anticipó una próxima reunión de intendentes en Carmen de Areco
La semana pasada, la institución firmó el comodato del edificio con el Municipio
Por las próximas elecciones italianas
Después del trágico caso de la periodista Débora Perez Volpin
En la Terminal de Omnibus y el peaje se registró un importante movimiento
TENIS. Sigue en marcha el Argentina Open
El turno de Jonatan Castellano, Luciano Ventricelli y José Manuel Urcera
Florencia Prodan marcó un gol
El evento tuvo lugar en Necochea
Infantino confía en Rusia 2018
GOLF. El torneo se jugó en dos categorías
MARATON. Largada y llegada en el Centro Cultural
FUTBOL. Distintos eventos obligaron a tomar la decisión
Derrotó a Zamora por 2-0 en Venezuela
Mateo Gómez Navarro pasó a Racing
BEACH VOLEY. La competencia será durante el fin de semana
AUTOMOVILISMO. El piloto de Olavarría regresa al Turismo Carretera