Edición Anterior: 4 de Marzo de 2018
Edición impresa // Policiales
"Los hechos imputados no constituyen delito alguno, por lo cual debe decretarse nuestro sobreseimeinto"
EL POPULAR tuvo acceso al escrito que fue presentado por Matías Peuscovich antes de someterse a las preguntas del fiscal David Carballo. No sólo requiere el sobreseimiento, sino que descarta y cuestiona severamente cada uno de los fundamentos de la acusación.
Ignacio Cerdera

[email protected]

@nachocerdera

"Solicite nuestro sobreseimiento y el archivo de las presentes actuaciones". Así concluye el extenso escrito que el último jueves Matías Peuscovich dejó en manos del doctor David Carballo, titular de la fiscalía de Delitos Complejos y al frente de la investigación por las muertes en el recital del Indio Solari y los Fundamentalistas del Aire Acondicionado en el predio rural La Colmena. Se trata de casi 30 hojas en las que no sólo se cuestionan cada uno de los fundamentos de la acusación, sino que busca refutarla con diversos elementos, como declaraciones testimoniales o pericias. EL POPULAR tuvo acceso a ese documento.

"El método elegido es el único que garantiza la máxima claridad en la exposición", puede leerse en uno de los primeros apartados del escrito que fuera redactado por uno de los responsables de la productora En Vivo SA, con el asesoramiento del equipo de abogados integrado por los doctores Pablo Moret, Rodolfo Ferré y la olavarriense Alejandra Autalán.

Los tres imputados que ahora tiene la causa presentaron idénticos planteos en cuanto al sobreseimiento: los restantes son Marcos Peuscovich y Gustavo Zurita. Sobre éste último se logró conocer que no sólo no es abogado, tal cual había trascendido en las últimas horas, sino que tampoco era director suplente al momento del recital, sino más bien un empleado administrativo que respondía a las directivas de los hermanos tandilenses.

El escrito se divide en cinco capítulos y avanza sobre diversas aristas y busca responder cada uno de los elementos principales de la imputación. Matías Peuscovich declaró por alrededor de 6 horas, audiencia en la que no sólo respondió las preguntas de la justicia, sino que puso a disposición del doctor Carballo y su equipo de trabajo fotografías, videos, pen drive y documentos.

El estrago

Culminadas las cuestiones formales, el primero de los apartados en los que se divide el escrito se dedica de manera exclusiva al encuadre penal dispuesto desde la fiscalía de Delitos Complejos. "El hecho imputado. Atipicidad", fue la forma que escogieron para darle título.

Todo se inicia con un extracto tomado de la descripción de los hechos realizados por el fiscal azuleño. En el mismo, en una primera instancia, se le atribuye a los imputados la selección del predio La Colmena "teniendo conocimiento de las características y dinámica propia de los recitales brindado por el mencionado grupo musical en virtud de haber participado anteriormente en su organización". En ese apartado se les endilga que previeron que la cantidad de público sería mayor a las anteriores presentaciones realizadas por el Indio, especulándose con que la gente podría pensar que se trataba del último recital del Indio Solari.

En el mismo relato se detalla que el predio había sido habilitado para poco más de 155 mil personas. Luego, comienza una suerte de detalle, "un cúmulo de circunstancias" que "configuraron un medio poderoso de destrucción", un concepto para nada menor, sino que se trata de uno los supuestos incluidos en el artículo 187 del Código Penal para definir cuándo se está frente a un caso de estrago.

Ese listado da cuenta de la venta de 196 mil entradas, la venta de alcohol en el interior del predio, la falta de cacheos y, entre otras cosas, la presencia de más de 243 mil personas, otro punto que no sería pasado por alto por los productores en las posteriores respuestas. Lo concreto es que, la querella con todo esto reprocha que los organizadores previeron las consecuencias y "no obstante ello continuaron con su acción a sabiendas de que la eventualidad podía concretarse". Es por ello que la imputación principal es por "estrago con dolo eventual agravado por haber causado la muerte de dos personas y por haber puesto en peligro de muerte a otra".

En el escrito se le da respuesta a cada uno de esos fundamentos, utilizando todo tipo de herramientas, inclusive la Real Academia Española para definir el concepto de estrago y diversos antecedentes penales como jurisprudencia. No obstante, lo más trascendente está en el contraste de los puntos clave, señalados líneas más arriba.

El factor ocupacional

Así puede leerse uno de los apartados del tercer capítulo del escrito, el cual se titula "Arbitraria valoración de la prueba". La cantidad de público aquel 11 de marzo ha sido el foco de todo tipo de debates y comentarios, con cifras que en los primeros días posteriores al recital se ubicaban por encima del medio millón y por estos días se discuten en un fracción mucho más acotada.

Previo a discutir cuánta gente hubo aquella noche, desde la productora En Vivo SA se dejó sentado que la habilitación para el show fue de 200 mil personas. La fundamentación en el escrito se sustenta en la resolución 71/17 en cuyos considerandos se habría podido leer "el apoderado de la Razón Social EN VIVO SA informa el lugar y modalidad de desarrollo del evento y manifiesta en forma de declaración jurada que se estima la concurrencia de (200.000) doscientas mil personas y el valor del ticket es de $800", puede leerse en el escrito al que tuvo acceso este Diario.

Asimismo, según sigue el documento, el aval para esa cantidad de público también se sustenta en declaraciones realizadas por el intendente Ezequiel Galli y por el seguro contratado para el evento, elementos que obran en distintas fojas de la causa.

En reiteradas ocasiones se ha vertido en estas páginas que se han realizado diversas pericias para determinar la cantidad de público, es por ello que se cuestiona que ese posicionamiento "sólo puede surgir de tomar como cifra aproximada el máximo posible informado por uno de los informes".

Desde la defensa se realizó una pericia que se tradujo en un estudio complementario a la labor realizada desde la policía Federal, añadiendo inclusive la modalidad aplicada para esa pericia, cuyo conteo arrojó poco más de 200 mil personas. Hubo una tercera pericia, realizadas desde el ITBA y Conicet, que arrojó como valor promedio 225 mil personas, pero "con un margen de error expuesto por los peritos del veinte por ciento, razón por la cual la cantidad de entradas vendidas y la mayor concurrencia acreditada reflejan números perfectamente compatibles. No existió un acceso descontrolado que elevara exponencialmente la cantidad de gente dentro del predio y por tanto este rubro no implicó la ampliación de riesgo alguno, para los concurrentes".

Sobre los cacheos detallaron que las directivas eran llevarlos a cabo, inclusive se hace hincapié en los testimonios del personal de seguridad afectado. "Es claro que la posibilidad de que hayan ingresado algunas personas sin entradas excede nuestra responsabilidad. No existe beneficio alguno para `En Vivo SA´ en permitir el acceso sin entradas cuando el negocio de nuestra empresa es la venta de las referidas entradas", puede leerse en distintos párrafos del escrito.

"En síntesis, sin perjuicio de las arbitrarias afirmaciones de la Fiscalía: 1.- La habilitación municipal permitía la venta de 200.000 entradas; 2.- Se vendieron 196.000 entradas; 3.- La cantidad de gente dentro del predio tal vez fue apenas superior a la cantidad de entradas vendidas y 4.- La escasa cantidad de gente en exceso que pudiera haber ingresado al predio sin entradas no podía generar situación de peligro alguno, fuera del riesgo propio de este tipo de eventos multitudinarios, contemplados por el Estado al momento de emitir la correspondiente autorización". El texto también arroja un minucioso detalle acerca del operativo de seguridad, salidas de emergencias y todo tipo de aristas.


El caso Antonella Falcón

Se trata de una joven que permaneció internada en coma tras el recital, corriendo riesgo de vida. Se traduce del último de los apartados del delito que conforma la imputación. Los acusados respondieron en términos de "asombro" acerca de esta situación ante el desconocimiento de cuál sería la relación con el recital.

La refutación se realiza, en principio, a partir del testimonio de un amigo de la víctima quien refiere que "no nos agarró ninguna avalancha" y que cuando salían de La Colmena "Antonella se desmayó", no sin antes detallar que la salida "fue normal". Previo a ello declaró también que habían estado tomando fernet con cola por varias horas. Esto fue revalidado por el entonces subsecretario de Salud Germán Maroni, sobre quien se cuestiona que no haya sido citado a declarar por la Justicia.

"En síntesis, el problema de Antonella Falcón que derivó en su internación en la terapia intensiva del Hospital Municipal, lejos de ser un golpe fue la tremenda intoxicación que padeció. Queda claro además que, pese a haberse retirado del predio `La Colmena´, el personal médico por nosotros contratado la atendió de inmediato y procedió a su traslado, circunstancia que -claramente- lejos de ocasionarle un perjuicio le salvó la vida", se enfatizó.


El caso Javier León

Este apartado se traduce en uno de los elementos más contundentes del escrito. Todo se ubica una hora y media antes del inicio del recital y a unos 200 metros del escenario. "Estas circunstancias que no se encuentran controvertidas en la causa, permiten inferir sin lugar dudas que jamás pudieron ser alcanzados ambos por un mismo fenómeno físico", se enfatiza en relación al presunto registro de una de las denominadas "avalanchas".

La ubicación del episodio en torno a León se reconstruye a partir del testimonio de su mujer, quien refiere que ingresaron a La Colmena a las 20.30 y que su pareja presentaba "palidez" y "ganas de vomitar". Todo fue respaldado por videos de un drone que captaron cuál era el movimiento de la torre 9, lugar donde situó los hechos la testigo, en ese momento de la noche.

La mujer en su declaración también dio cuenta de las atenciones médicas recibidas por parte de León, algo que además fue complementado por el testimonio de una médica, quien detalló que el paciente se encontraba "bajo condiciones de consumo de sustancias tóxicas -alcohol/marihuana- y bajo un estado de frenesí, exaltación y descontrol, sufriendo ante ello el paro cardiorespiratorio".


El caso Juan Francisco Bulacio

"El caso de Juan Francisco Bulacio es diferente a los casos de Falcón y León, puesto que aconteció en el horario de mayor concurrencia y en un lugar cercano al escenario, donde habitualmente suele haber más público", se anticipa desde el inicio del apartado. Es también en esas primeras líneas donde se refiere que "el factor ocupacional presente en los primeros metros luego del escenario suele ser muy superior al resto del predio. Esta circunstancia es inevitable, puesto que los `fanáticos´ pugnan por ver el espectáculo lo más cerca posible de su ídolo". "Cualquier aglomeración de personas en la zona del escenario solo obedece a la libre voluntad de los concurrentes que la propugnan", se enfatizó después.

Luego los cuestionamientos avanzan nuevamente sobre la valoración de la prueba, en este caso las tareas realizadas sobre el cuerpo de Bulacio. Se da cuenta de una "importante discrepancia" entre las conclusiones arribadas por el perito Mario Vasermanas, quien estuvo al frente de la autopsia, y la doctora Mirta Mollo, quien trabajó en base a las fotos tomadas en la primera pericia. "limitación extrema a los fines de expedirse sobre las características del cuerpo, contradiciendo en algunos casos lo expuesto por el médico que tuvo frente a sí el cadáver".

"Ninguna responsabilidad podríamos tener nosotros respecto de la decisión de Bulacio de intoxicarse con alcohol y drogas; como tampoco del comportamiento de las personas que se encontraban a su alrededor, respecto de las cuales la fiscalía no ha llevado a cabo diligencia probatoria alguna", concluye el apartado.

MÁS TÍTULOS

El periodista argentino publicó un ensayo que aborda la década del 60
Tecnología - Parte II
Los concejales del eseverrismo, Margarita Arregui y Einar Iguerategui, plantearon los principales temas del año
ESCENARIO POLITICO. La historia política y sus representaciones. El abuso de los relatos. La fragmentación del massismo
El programa compartido entre la obra social y Ciencias Sociales llega a su décimo año consecutivo
Silvia Magrath, inspectora Distrital, se jubila tras 38 años de servicio
Dirigentes barriales locales analizaron el conflicto en la Federación de Sociedades de Fomento
"Es una Institución que ha crecido casi a la par de la ciudad", dijo su directora, Marina Gramajo
Mariana Carbajal, periodista y feminista, que este martes hablará en Olavarría sobre violencia de género de cara al 8M
Frente "Ni Una Menos"
La capacitación tuvo lugar en el Centro Cultural Municipal "San José"
VÓLEIBOL. Disertó el entrenador Fernando Seijas
Tenis.
SOFTBOL. La Copa Patagonia 2018 organizada por El Nacional tuvo su cierre ayer con las definiciones
HANDBALL. La entrenadora de la selección nacional juvenil, Giselle Pintos, dejó diferentes conceptos en relación a su disciplina
NACIONAL "B". Se juega la 17ª fecha
AUTOMOVILISMO. El TC Mouras tiene la segunda final del año en el autódromo "Roberto Mouras" de La Plata
Los principales perseguidores de Boca empataron sus partidos
RUGBY. El partido fue en Vélez
INFERIORES. Los chicos siguen en competencia dentro del torneo "Apertura"
Momento de definiciones
GOLF. Se jugaron los primeros 18 hoyos del certamen "Valentino Vecchio" en Estudiantes
El equipo local se mide desde las 20.30 ante Empleados de Comercio de Bolívar
FUTBOL. Rodolfo "Royco" Ferrari, vicepresidente de Boca, pasó por la ciudad para presenciar un torneo de socios
TURISMO 4000 ARGENTINO. La final será hoy, desde las 11
BÁSQUETBOL. La Liga Junior tendrá otra edición
FUTBOL. Estudiantes igualó en Bolívar, en su último partido dentro de la etapa clasificatoria del Federal "C"
ATLETISMO. Los atletas olavarrienses se presentaron ayer en Mar del Plata