Edición Anterior: 14 de Marzo de 2018
Edición impresa // La Ciudad
Mientras se aguardan definiciones se conocieron novedades en torno al caso
Monte Peloni II: el imputado excluido por "cuestiones de salud" posee carnet de conducir
EL POPULAR pudo confirmar que además, su renovación de la licencia para poder manejar fue durante diciembre, mismo mes en que el Tribunal decidió apartarlo del juicio por "un trastorno psicorgánico, con deterioro cognitivo leve-moderado", algo que le impediría efectuar esta acción. En Tandil, escracharon a un genocida violando la prisión domiciliaria.
Tras el corrimiento de un imputado en el Juicio Monte Peloni II, Héctor Raúl Rinaldi, por cuestiones de salud, y la denuncia efectuada por organismos de Derechos Humanos dado que se lo vio en actividades que contradicen el parte médico emitido, EL POPULAR indagó acerca de una de estas acciones denunciadas: conducir un vehículo.

Una de las dudas de las fuentes citadas por este Diario ayer pasaban por saber si Rinaldi, de 78 años y con múltiples acusaciones por delitos de lesa humanidad, podía manejar dada la patología diagnosticada que determinó que el Tribunal Oral Federal Nº 2 de Mar del Plata lo aparte "provisoriamente" del Juicio: se concluyó que posee "un trastorno psicorgánico, con deterioro cognitivo leve-moderado", tras varias pericias contradictorias y una audiencia "de visu" para constatar el estado de salud del imputado. En los fundamentos se indicó que "no se encuentra en condiciones psíquicas para afrontar el debate, pues en la actualidad carece de aptitud no sólo para encarar, activa y efectivamente el ejercicio pleno de su defensa".

Rinaldi, de 78 años, fue titular de la subcomisaría de Sierras Bayas y titular de la Comisaría Primera entre 1975 y 1981. Es acusado, entre otros cargos, como coautor de los delitos de "privación ilegítima de la libertad agravada por el empleo de violencia y prolongarse por más de un mes"; "en concurso real con tormentos agravados por ser la víctima perseguida política", así como también de "coacción por el empleo de amenazas".

A eso se le suman acusaciones por "homicidio calificado por alevosía, por haber sido cometido con el concurso premeditado de dos o más personas y con el fin de lograr la impunidad" y hasta de "violación", según un caso particular. Hay cerca de una treintena de víctimas, entre ellas personas aún desaparecidas.

Carnet

La denuncia se efectuó en torno a haberlo visto conduciendo y cenando en un restaurant de la ciudad, con imágenes tomadas en el lugar como pruebas. Pero Rinaldi, ¿estaba conduciendo con carnet habilitante? Desde EL POPULAR confirmaron que el imputado posee carnet de conducir, y que lo renueva, tal como lo estipula la Ley, todos los años debido a su edad dado que es mayor a 70 años.

Lo curioso comienza desde este punto: si bien se indicó que con su condición de salud no puede aprobar un examen para poder conducir, la renovación del carnet lo hizo en el mes de diciembre. ¿Qué sucedió ese mes? Se emitió la resolución por la cual se suspendió "la tramitación del proceso, por incapacidad mental sobreviniente respecto de Héctor Rubén Rinaldi" sumado a que se ordenó "la inmediata libertad del nombrado en la presente causa, cuyas circunstancias personales lucen agregadas en los autos principales, la que se hará efectiva de no mediar otros motivos de detención".

De todos modos, la situación se torna más confusa y extraña dado que la resolución es de diciembre, pero el pedido y todo el proceso de estudios y demás data de al menos algunas semanas atrás. Como mínimo, todo se dio al mismo tiempo. ¿Esto, da cuenta de lo que señalan los organismos de Derechos Humanos?

"Todos lo vimos a entrar en la audiencia que se hizo en diciembre en Mar del Plata. Entró con bastón. Él alegó una incapacidad que no era evidente de ninguna manera. En el restaurant no había ningún bastón, las personas que lo vieron señalaron que ni entró ni salió con bastón. Si conduce, en su situación de salud, no puede ser una persona hábil para conducir. Para pagar, para recibir un vuelto, para leer una carta de la mesa de un restaurant. Y después ser un incapaz total para estar en el banco de los acusados de un juicio. La lógica no permite disociar así" agregó Mariana Catanzaro, abogada de la APDH. Restará saber cómo continuará esta situación en los próximos días.

Méndez

Y en el contexto regional, la situación parece ir de mal en peor: es que en la jornada de ayer, la escritora y periodista Ivy Cángaro relató a los micrófonos de AM 1140 (GPS Radio) cómo, en un viaje de micro de línea desde Buenos Aires a Tandil, el jueves 1º de marzo en la empresa El Cóndor - La Estrella que partió de Retiro a las 13.45, pudo captar in fraganti al hombre que supuestamente debería estar cumpliendo su prisión domiciliaria. ¿Quién era ese hombre? Julio Méndez, uno de los primeros civiles sentenciados por haber sido cómplices de la dictadura al prestar su quinta para que allí funcionara un centro de tortura. Y donde, Carlos Moreno -abogado laboralista olavarriense- fue detenido y asesinado. Lo descubrieron cuando viajaba en un colectivo desde Capital a Tandil.

Junto con su hermano Julio, los Méndez recibieron una condena en 2012 -inédita hasta ese momento para civiles- en el juicio llevado a cabo por la desaparición, tortura y asesinato de Moreno y compartieron el banquillo a los coroneles retirados Julio Tommasi y Roque Pappalardo y al suboficial José Luis Ojeda. Un año después, al cumplir los 70 años, pidió la prisión domiciliaria por problemas de salud, beneficio que le fue concedido.

La situación fue totalmente casual: Cángaro expresó que se subió al micro y no esperaba cruzar al genocida, y lo vio tras la rotura del micro a la altura de Ezeiza. Ella cruzó a Méndez en una parrilla esperando un nuevo micro. "Cuando nos empezamos a sentar lo encontré como una cara conocida pero empecé a dudar, porque además yo no lo había visto personalmente, lo conocía por las fotos del juicio hace seis años".

"Lo miraba y toda su actitud física me iba confirmando que era quien yo creía. Esa actitud de desdén, de soberbia, de estar lejos de todo el mundo y estar sentado incluso en un banco que era el único más alto, como mirándonos de arriba al resto. Ante la duda, le saqué fotos. Si no es, no es. Y si es, tenemos un testimonio" dijo. Días después, publicó las fotos en las redes sociales.

MÁS TÍTULOS

Mientras se aguardan definiciones se conocieron novedades en torno al caso
Dijo, además, que después del Hogar avanzarán con la construcción de un centro de día
Piden que se acerquen a la Defensoría ante facturas con valores desproporcionados
El viernes hay una instancia recuperatoria en la Escuela Superior de Ciencias de la Salud de nuestra ciudad
Este lunes continuó la segunda reunión de la entidad madre de los dirigentes barriales
El pasado lunes distintos funcionarios provinciales visitaron nuestra ciudad
Algunas de las víctimas fueron citadas nuevamente a declarar
TAEKWON DO. La actividad será el próximo sábado
VÓLEIBOL. Luciano Capelli, referente de Racing, palpitó la participación de su equipo en la B1
BASQUETBOL. Derrotó anoche 96-94 a Deportivo Viedma por La Liga Argentina 2017/2018
PREMIOS OLIMPO. EL POPULAR Medios eligió a los mejores de la temporada 2017
TENIS. Masters 1000 en Indian Wells
PEDESTRISMO. Actividad por la Fiesta del Trigo
Con la presencia de olavarrienses
FUTBOL. El torneo "Apertura" de divisiones inferiores se jugó pese a la lluvia del sábado
HANDBALL. El preseleccionado de juveniles masculino trabajó en la ciudad de cara a los próximos compromisos
FUTBOL. Jerónimo Gallo habló y mostró su preocupación luego de la agresión que sufrieron dos árbitros
CYC. Se jugó en las dos categorías
El torneo de vóleibol organizado por el Club Atlético Estudiantes se jugará el próximo fin de semana
AJEDREZ. Sigue el torneo de tercera categoría