Edición Anterior: 23 de Abril de 2018
Edición impresa // La Ciudad
El Hospital de Oncología ya implementa cuidados paliativos con dos fármacos y ampliará el vademécum
El miércoles la gobernadora María Eugenia Vidal presentó la ampliación del Programa "Una Provincia sin dolor" cuyo principal objetivo es colaborar con el tratamiento de los pacientes oncológicos. En Olavarría, ya se trabaja con tratamientos del dolor, pero ahora se ampliará el vademécum. La directora adjunta del Hospital de Oncología, Sofía Bunge, celebra la noticia y dijo que esto permite mejorar la calidad de vida de esos pacientes.
"Hay un alto porcentaje de personas con cáncer avanzado que tienen dolor y si no es controlado implica una disminución de la calidad de vida y un aumento del sufrimiento", explica la directora adjunta del Hospital de Oncología, Sofía Bunge. Por eso, hoy celebra el anuncio de la gobernadora María Eugenia Vidal que propone ampliar el Programa "Una Provincia sin dolor".

Lo que se busca es lograr una mayor cobertura de tratamientos del dolor en hospitales públicos bonaerenses y para pacientes sin obra social, además de ampliar el vademécum en los casos donde ya se está implementando esta propuesta, como en nuestra ciudad.

Lo que hace el programa es "garantizar el acceso al tratamiento. A nosotros nos cambia en el sentido que se amplían los medicamentos, pero en cuidados paliativos es algo que ya venimos implementando en el Hospital de Oncología con dos fármacos que son morfina y metadona, y que nos provee la Provincia más o menos desde hace un año en el marco de esta iniciativa".

Oncología recibe la cantidad que se necesita. "Tenemos un registro mensual de nuestro consumo", con pedidos que se repiten mes a mes. Esto varía de acuerdo a "la dinámica y de acuerdo con la población" que necesita ser asistida.

Actualmente, unos 40 hospitales llevan adelante el Programa y que se espera la ampliación a otros centros asistenciales con el consecuente agregado de fármacos.

Otra buena noticia es que "este no es un anuncio vacío, es algo que ya se viene implementando, es un proyecto que tiene continuidad y está creciendo con buenos resultados", celebra la profesional, especialista en cuidados paliativos desde 1999.

Sofía Bunge ingresó al Hospital de Oncología que depende de la Provincia de Buenos Aires y que funciona en nuestra ciudad en 2014. Desde entonces se dedica a los cuidados paliativos en aquellos pacientes con cáncer avanzado y asegura que se debe trabajar desde un abordaje integral en toda la etapa de sus vidas, en consonancia con lo que se recomienda a nivel mundial. Este tratamiento integral incluye a pacientes oncológicos. "Se sabe que el 80% de los pacientes con cáncer avanzado tiene dolor".

Anuncio

Fue el miércoles pasado que María Eugenia Vidal, junto con el ministro de Salud bonaerense, Andrés Scarsi, anunció la ampliación del programa "Una Provincia sin dolor". Con esta nueva iniciativa se espera brindar cobertura gratuita a 9.000 bonaerenses que padecen la enfermedad y la Provincia garantizará el acceso al tratamiento del dolor.

En los últimos dos años, la provincia de Buenos Aires triplicó la cobertura gratuita para los enfermos de cáncer y en 2018 la ayuda del tratamiento del dolor alcanzará a 2 mil pacientes.

En territorio bonaerense se calcula mediante la estadística epidemiológica que "anualmente 46 mil personas tienen diagnóstico de cáncer". De allí 16 mil pacientes dependen de la cobertura de salud pública, y de ese total unos 12 mil requieren tratamiento oncológico. Los otros 4 mil no lo necesitan ya que, debido a una detección temprana y otras formas de seguimiento, se curan antes.

La Provincia garantiza la disponibilidad de opioides fuertes para el tratamiento del dolor a través de una red creciente de hospitales públicos. En 2017 se incorporaron 44 hospitales públicos mediante sus servicios de oncología, clínica médica y/o atención paliativa y en 2018 la cifra aumentará a 80 hospitales provinciales.

En la Región IX, y para cuidados paliativos, los vecinos se pueden acercar al Hospital Especializado de Oncología Luciano Fortabat, en Olavarría, el Hospital Municipal Dr. Angel Pintos de Azul y el Hospital Zonal General de las Flores. En tanto el Hospital Eva Perón de Benito Juárez presta servicios de oncología.

Abordaje integral

"Esta gestión en la Provincia está dando un impulso importante a este tema y es la primera vez que se está llevando adelante un programa de este tipo, que ponga el eje en los cuidados paliativos. Empezaron hace un tiempo incluyendo dos medicamentos básicos para el tratamiento del dolor y el Hospital de Oncología ya viene trabajando con esto, por lo que está incluido en la ampliación a nuevos medicamentos porque se van a agregar otros fármacos", remarca Sofía Bunge.

Para la profesional, este programa cobra importancia no solo porque garantizará el acceso a estos tratamientos a más pacientes, sino también porque viene a demostrar que se está pensando en el abordaje integral del pacientes y en el control de los síntomas porque el dolor es uno de los principales problemas".

En otros lugares "no hay tratamiento del dolor. En Bahía Blanca, por ejemplo, el Hospital Penna no está trabajando con esto y el jueves mismo, un día después del anuncio, estaban llamando a La Plata para interiorizarse en la cuestión", cuenta Sofía Bunge que ese día se encontraba trabajando en La Plata en lo que respecta a la ampliación del vademécum.

Sofía Bunge fue una de las consultadas por el Gobierno provincial para llevar adelante este programa. De hecho, la especialista en cuidados paliativos formó parte en su momento de la confección de encuestas que se repartieron entre los directores de los hospitales de oncología de la Provincia para conocer la situación respecto a cuidados paliativos en cada localidad. "Esto va a ser un cambio importante en la Provincia", remarca con entusiasmo.

Y destaca que "se está pensando en cómo bajar barreras para que estos tratamientos lleguen a la gente. Estas personas realmente lo necesitan y el Estado está reconociendo esa necesidad".

En cuanto al Hospital de Oncología, "hacemos un abordaje integral del paciente, no tenemos sectores diferenciados. Una persona que llega recibe el tratamiento integral con médicos oncólogos y clínicos, psicólogos y asistente social. Y se aborda el control de los síntomas desde los cuidados paliativos. Este es el mejor abordaje, apostamos al seguimiento y abordaje integral del paciente y de su entorno afectivo. Cualquiera de nosotros, ya sea asistente social, una enfermera o un médico detecta una situación de necesidad enseguida se dan los primeros pasos para el tratamiento del dolor".

En otros lugares, "muchas veces hay un retraso para que el paciente llegue a los cuidados paliativos, acá no sucede eso. Incluso a veces sucede que el paciente, ante una detección de situación de control de síntomas, ve antes a los médicos que al oncólogo cuando en general, en otros lugares la puerta de entrada suele ser el oncólogo antes que todo lo demás".


En qué consiste

El cuidado paliativo tiene el objeto de mejorar la cualidad de vida de los pacientes (viejos o niños) y sus familias cuando están enfrentando situaciones de riesgo de vida. Es la prevención y el alivio del sufrimiento a través de la detección temprana y correcta evaluación, el tratamiento del dolor y otros problemas que pueden ser físicos, psicológicos o espirituales.

Hoy en día, mas de 40 millones de personas del todo el mundo necesita de cuidados paliativos cada año debido el envejecimiento y el aumento de las enfermedades no transmisibles. Por lo tanto, hay un aumento de la necesidad de cuidados paliativos pero todavía teniendo que enfrentar desafíos como la falta de conocimiento, de regulación, de formación adecuada para los profesionales de salud, de integración en los sistemas de salud, y cambio de las prácticas ya establecidas.

Hay una gran necesidad de la inclusión de los cuidados paliativos en el cuidado continuo, especialmente en la salud primaria, cuando se reconoce que la inadecuada integración de estos cuidados en los sistemas social y de salud es el mayor factor que contribuye para la falta de acceso equitativo al cuidado paliativo.

En este sentido, desde la Provincia no sólo se trata de ofrecer más acceso a este tratamiento y de ampliar la cantidad de fármacos, sino también se apunta a la capacitación de los profesionales, sobre todo en el área de atención primaria. "De nada sirve tener estos medicamentos en la farmacia y que no se utilicen", enfatiza Sofía Bunge. Por eso, la capacitación es fundamental.

"Hay países en el mundo que no pueden dar morfina porque no la tiene. Nosotros los tenemos, pero que estén disponibles, que sean accesibles, eso me parece que es lo interesante de este programa porque busca que la persona que lo necesita lo reciba".

Además, "se busca capacitar al sistema de salud en general. Que esto se vaya abriendo a todos los niveles de atención. Y que el cuidado paliativo ya no sea solamente para unos pocos".


El Plan

El Plan Provincial de Cáncer comenzó a implementarse en 2016 y al día de hoy logró triplicar la cobertura respecto al 2015, mientras que para este año prevé llegar a 9 mil pacientes y estiman que en 2019 llegarán al 100% de los enfermos. "De esos 9 mil, dos mil van a contar además -y por primera vez- con acceso gratuito al tratamiento para el dolor", dijo Andrés Scarsi, ministro de Salud bonaerense.

"Hace 3 años se le daba cobertura general al tratamiento de cáncer a 2 mil personas, pero ninguna en materia específica de dolor y cuidados paliativos", especificaron desde el programa. "

El tratamiento para aliviar el dolor, en los hospitales de la Provincia nunca se cubrió, no había respuesta para la medicación del tratamiento del dolor. Hoy, ya la estamos entregando a más de 2 mil pacientes que la necesitan y el año que viene vamos a cubrir a todos los pacientes que requieran tratamiento para aliviar su dolor", detalló Vidal.

Respecto a los costos de la medicación paliativa, Vidal especificó durante el anuncio que "el tratamiento del dolor moderado (adquirido en farmacias de manera particular) implica al paciente un gasto de alrededor de $2.500 por mes, lo que lo vuelve inaccesible para gran parte de las personas que padecen cáncer. Es por eso que desde el primer año empezamos a comprar esa medicación, a un costo de 250 pesos por mes, por persona". Y aseguró que el año que viene, la Provincia producirá sus propios medicamentos (tramadol y pregabalina) en el Instituto Biológico, lo cual bajará considerablemente su costo. En efecto, será de solo 25 pesos, por persona, por mes. "Por supuesto que para el paciente el costo es y será cero".

MÁS TÍTULOS

Todo se inició varios días atrás por una publicación en la red social Facebook
De cara a la licitación del servicio que deberá convocarse en 2019
DIA DEL AGRIMENSOR. Los estudiantes contaron cómo es, qué esperan y sus expectativas
Desde la Bolsa de Cereales anticipan que las precipitaciones no superarían los 25 milímetros
Desde la Facultad de Ingeniería trabajan en conjunto con las secundarias
Se realizarán el viernes 11 y el sábado 12 de mayo
VÓLEIBOL. Racing Atletic Club desarrolló su tradicional torneo para equipos de Primera División
Quini Seis
PREMAXI. Memorial "Fernando Sesto"
Se desarrolló la primera fecha del regional de patín carrera
Hugo Larregina fue una de las figuras en la victoria fortinera en el Parque Carlos Guerrero
HOCKEY. Recibió a Los 50 de Tandil
FEDERAL "C". Gonzalo Trepichio, volante de Estudiantes, analizó la derrota ante El Fortín
GOLF. Torneo en Estudiantes
FEDERAL "C". El visitante superó por 1 - 0 a Estudiantes en el inicio de la llave final
Emiliano Piecenti, de cabeza, marcó el único gol del partido
Hubo básquetbol educativo en el barrio CECO
Sin sobresaltos, Jonatan Castellano fue el contundente ganador de la 4ª del año para el Turismo Carretera
PEDESTRISMO. Se realizó ayer una correcaminata a beneficio del comedor "Los Buscavidas"
BASQUETBOL. Se cerró anoche la primera fecha del Torneo de Primera División que organiza la ABO