Edición Anterior: 29 de Abril de 2018
Edición impresa // La Ciudad
La mirada sobre los tribunales, los mecanismos de nombramientos y la radiografía de un sistema
El tembladeral que amenaza al Poder Judicial a partir del caso Martín Marcelli
Los ojos sociales y judiciales depositados sobre la figura de Martín Marcelli deberán ser capaces de mirar el todo. Historias de renuncias, destituciones y acusaciones de todo tipo y tenor. Las viejas esquirlas de la causa Alonso y las que se prometen ahora.
Claudia Rafael

[email protected]

Cuando el personaje dice "nadie resiste a un archivo" sabe de qué habla. Vio pasar ante sus ojos –y casi desde las sombras del perfil bajo- documentos, causas, fotos, historias. "Ahora muchos se quieren despegar pero en las fotos de archivo están todos abrazados", refleja. Y su conclusión –indudable, después de todo- es que "todo esto termina produciendo un gran descreimiento. A su vez no hay una consulta ni una evaluación de quién puede estar en cada función. Es casi caprichoso: ´vos vas acá porque yo lo digo´", resume. La charla en off más que riguroso arranca a partir del conflicto que rodea hoy al (ex) defensor oficial Martín Marcelli. Con denuncias, contradenuncias, aspectos legales, cuestiones de la vida personal y una infinita hilera de etcéteras que –se quiera o no- afectan de lleno a la gente común. La que no tribula por los pasillos oficiales más que como víctima o familiar de víctimas, la de culpables que no lo son y la de culpables a quienes se les tienen que asegurar las garantías de un juicio.

Primer punto que remarca el personaje: "Olavarría tiene una conflictividad social muy seria". Esa frase simple, cargada de realidad, ha sido repetida por muchos en numerosas ocasiones. Casi siempre ligadas a historias de renuncias oficiales, crímenes, tráficos, destituciones.

Iceberg explosivo

Uno de los actores de peso consultados para esta nota coincidió con el personaje del inicio en que una de las raíces está en los mecanismos de selección. Pero introdujo además la punta de un iceberg explosivo que asomó con fuerza a partir de enero de 2010 y que se complementó a fines del año siguiente durante el juicio oral y público contra los autores materiales del crimen del abogado Marcos Alonso. "Allí no sólo se relacionó con la causa a un Juez de Garantías, sino que también se mencionó a otros integrantes de la Magistratura judicial (un fiscal; un defensor oficial) casualmente amigos del fallecido. Si bien se debía seguir investigando –y desconozco los alcances de esta investigación- sí supe que se resolvió sobreseer a un Juez porque según un fiscal marplatense, no había prueba alguna de que ese juez hubiera recibido dinero de parte del abogado asesinado", aseguró en off.

Y fue más allá: "El problema grave, a mi entender, es que el mismo sistema judicial no tiene un ´filtro´ técnico y rápido para depurar estas situaciones con magistrados que no cumplen acabadamente con sus funciones específicas y se alejan del camino correcto".

Claro que a la hora de filosofar, hay cuestiones de fondo más ligadas a la condición humana en su médula más profunda. Es decir, las agachadas, las ilegalidades, las desviaciones de un camino ético, las traiciones, las estafas, no son patrimonio exclusivo del Poder Judicial. Sólo que el Poder Judicial es uno de los aparatos del Estado. Y ahí –analizó uno de los consultados por esta periodista- "se piensa que el poder que se cree tener, permite a algunos no cumplir con el juramento que se prestó al asumir el cargo. Pero esta situación por arte de magia, no será observada por nadie y menos aún castigada. Algunos ineptos piensan que pueden hacer cualquier cosa en su cargo y el sistema los protegerá". En general, tienen razón. Ante todo, la consigna es: sea como sea, preservar el sistema.

Por eso –y no es casual- hubo tres voces coincidentes en que "se impone revisar cómo llegan estas personas a un cargo de magistrados que goza ni más ni menos que de inamovilidad casi absoluta. Porque no alcanza sólo con demostrar conocimientos jurídicos-técnicos ante el Consejo de la Magistratura para arribar a ese cargo. Es difícil pero no imposible, para mejorar la administración de justicia, elegir buenas personas, honorables, serias y éticas y no, como se hace en general, hacerlo por ser amigos de tal o cual persona. Porque de continuar así, no se terminarán los problemas y tendremos fiscales no sólo acusados de delitos, sino que resuelven casos de acuerdo a sus conveniencia; defensores que de acuerdo al caso, cobran al imputado o no lo defienden como corresponde y jueces que deciden la libertad de las personas, según extraños criterios de conveniencia".

Pero hubo quien introdujo, además, como variable, "la influencia de los medios periodísticos en todo estos asuntos. Y cómo toman partido, según conozcan más o menos al magistrado en problemas".

"Picadora de carne"

Más allá de cómo se pare cada uno ante lo que hoy gana los medios con creces, hay una serie de hechos inobjetables. Entre 2006 y 2007 dos fiscales renunciaron y, de algún modo, reconocieron (uno de ellos con esas mismas palabras) que Olavarría es "una picadora de carne". No es común que los fiscales renuncien.

Dos años después, en agosto de 2009, se presentó una denuncia penal contra otro fiscal, Rubén Rivero, quien junto a Martín Pizzolo, ocuparon las fiscalías de los dos renunciantes. Y la denuncia contra Rivero no era por haberse llevado un par de caramelos del kiosco de la esquina. Eso sí: el hombre tuvo la suerte de que esa denuncia tuvo lugar nueve años atrás y no en el contexto de ardiente y militante feminismo actual. ¿El motivo? Fue acusado de haber cometido un delito contra la integridad sexual de una adolescente, hija de un policía destinado a los tribunales, a la que Rivero habría llevado a trabajar en tareas de limpieza a su casa. Una vez más, el rompecabezas del ministerio público quedó incompleto.

No es interesante recorrer el circuito año tras año. Simplemente que no es una elección de estilo sino que la realidad ofreció hechos escandalosos, violentos y sangrientos en cada uno de los años. Porque en enero de 2010, rompiendo con el mito periodístico de los veranos tranquilos, el cuerpo sin vida, acribillado, con signos claros de mensaje mafioso, de un abogado penalista hizo estallar y manchar con esquirlas paredes y nombres.

Si el personaje del principio hubiera hablado entonces habría repetido las mismas dos frases: "nadie resiste a un archivo" y "ahora muchos se quieren despegar pero en las fotos de archivo están todos abrazados". Y si no abrazados, compartiendo asados o partidos de fútbol cinco.

En aquel momento –no se puede desconocer el dato- Martín Marcelli fue el único que no corrió el cuerpo de las fotos de archivo. Y dijo "yo era amigo de Marcos Alonso".

Hoy la explosión es de tal magnitud que erosiona de todo, menos los archivos. Claro que los archivos se pueden esconder, cajonear o corregir con liquid paper. Y se están produciendo pujas y enfrentamientos, denuncias y nuevamente contradenuncias, que reptan por distintos caminos. Algunas, por los pasillos tribunalicios. Otras, por las redes sociales. Son estos tiempos extraños. Corren con mucha mayor velocidad las segundas que las primeras. Y si Marcelli tiene infinitos enemigos que se la tenían jurada, también tiene gente que lo quiso y que asegura "era previsible lo que está ocurriendo". Y otros, los desarrapados, las víctimas, que no le corren el cuerpo. Porque son los que no juegan a la foto de archivo ni mueven las piezas del ajedrez por interés político.

Martín Marcelli es un nombre y un apellido. Pero a la vez representa una complejidad radiográfica. Y tiene luces y sombras.

Cadena de favores

Hay que correrse por un rato de la microimagen que lo espeja. Y hay que bucear en la fotografía macro del poder judicial.

Pasando en limpio: dos fiscales renunciaron por la picadora de carne que los afectaba; un fiscal fue denunciado por abuso sexual y separado del cargo; un penalista fue asesinado y en el juicio se salpicó a las instituciones y se abrieron causas que nunca avanzaron; un juez de Garantías fue denunciado por cohecho y destituido pero luego sobreseído en el juicio penal; un fiscal que había ganado un concurso de juez penal en el conurbano y estaba a punto de asumir se vio envuelto en una serie de denuncias que lo retuvieron y le bajaron el perfil; un defensor oficial que gozaba de enorme respeto y renombre (con algunos tropiezos tras el terremoto Marcos Alonso) está ingresando en estos momentos en otro tipo de picadora de carne de la que no se puede saber hoy en qué estado saldrá.

Es abrumador leer de corrido el listado. Porque se quiera o no constituye un tenebroso aporte a la radiografía del Poder Judicial que, si se observa en modo compartimentado, puede ser minimizado. Pero cuando se lo enumera, aterroriza. Porque es el Poder Judicial. El aparato del Estado creado específicamente para decirle a la gente: usted es inocente. Usted es culpable. Usted irá a la cárcel porque es responsable. Usted irá porque si bien no lo es, no tenemos a otro que ocupe su lugar. Usted tiene que reparar lo que hizo porque generó daños profundos. Usted será castigado por lo que debería haber hecho y no hizo. Usted es inocente porque pertenece al núcleo de los incluidos. Usted no lo es pero tampoco será escuchado ni su causa avanzará jamás porque no tiene un peso partido al medio. Y todo eso corre por cuenta del Poder Judicial. Que está compuesto por hombres y mujeres elegidos por otros hombres y mujeres en lo que demasiadas veces constituye una interminable cadena de favores.

MÁS TÍTULOS

NEGOCIOS & EMPRESAS
Pensada para el trabajo y el off road
Otra vez, Radicales Convergentes hizo valer su voto, ni oficialismo ni oposición lograron controlar esa definición
ESCENARIO POLITICO. Economía y encuestas. Impuestos y no tarifas. Puros y pro-peronistas. El dilema Monzó
La mirada sobre los tribunales, los mecanismos de nombramientos y la radiografía de un sistema
El jueves, el HCD aprobó además un comunicado en contra de la instalación de cadena
Una pareja especial a la que todas las semanas le roban sus poquísimos bienes
El contador Gabriel Schmale analizó el impacto de la corrida cambiaria de esta semana
Mañana realizará la cena del Día del Trabajador
PEDESTRISMO. La competencia más importante del calendario olavarriense se desarrollará el próximo martes
BASQUETBOL. Visitará mañana a las 17 a Villa Mitre de Capital Federal por La Liga Argentina 2017/2018
ANIVERSARIO. El presidente de la Sociedad de Fomento, José Luis Veyrand, habló sobre el constante crecimiento en sus 67 años
RUGBY. Los Toros de Racing y Estudiantes perdieron sus partidos
Primera División
PREMAXI. Memorial "Fernando Sesto"
Los equipos de Olavarría jugaron por la Liga Junior
INFERIORES. Siguen los movimientos en las tablas de posiciones
FUTBOL FEMENINO. Se viene el viaje a China
Comienza hoy en Pueblo Nuevo
FEDERAL "C". Néstor Ramírez (El Fortín) y Franco Carlucci (Estudiantes) adelantaron lo que esperan para el duelo de hoy
BOCHAS. Con presencia de jugadoras olavarrienses
AUTOMOVILISMO. Alejandro Weimann no tuvo el mejor día con el TC Mouras en La Plata
El club anunció que Emilio Incaurgarat será el nuevo presidente
FUTBOL. Los equipos olavarrienses se enfrentan hoy desde las 15.30 en el estadio "Ricardo Sánchez", en el duelo decisivo del Federal "C"
Mantienen los principios de los fundadores que la crearon para mantener el espíritu fomentista