Edición Anterior: 16 de Mayo de 2018
Edición impresa // La Ciudad
Desde Monte Viggiano y Santa Isabel hablaron de una realidad "compleja"
Cáritas: la situación social se agrava y a la falta de trabajo se suman otras problemáticas
Gente que se quedó sin trabajo o madres que están solas con sus hijos... Son muchas las familias que acuden a las Cáritas en busca de alimento y ropa. "Piden trabajo, pero no encuentran el rumbo", sostuvieron desde estas instituciones. A los problemas económicos se suman otros: "la droga o el abuso, muchas veces la agresividad que provoca la situación que atraviesan. Nosotros ayudamos en todo lo que podemos".
"Hay mucha gente deambulando, en la calle, porque no tienen adónde ir. Es tremendo. Hoy me llamaron unas chicas para contarme de una persona que no tiene donde dormir ni comer. Y no podemos dejar de dar una mano ante esta situación". Las palabras son de Chichí Nardín, referente de Cáritas Monte Viggiano, una institución que actualmente asiste a 105 familias que suman cerca de mil personas.

En Cáritas Santa la realidad no es diferente. "La situación se pone cada día más difícil. El aumento en los precios de la mercadería nos afecta y cada vez podemos poner menos cosas en la bolsa que repartimos a las familias. No alcanza el dinero para comprar", sintetizó Lidia Spínola.

La situación social se agrava y a la falta de trabajo se suman otras problemáticas. "La droga o el abuso, muchas veces la agresividad que provoca la situación que atraviesan estas familias" son parte también de una realidad que preocupa y a la que cuesta cada vez más enfrentarse.

"Nosotros ayudamos en lo que podemos. A veces hay gente que se enoja, pero tratamos de que entiendan que no podemos más, que estamos sobrepasados, desbordados", contó Chichí Nardín.

Pedido de donaciones, ferias de ropa, un pequeño aporte municipal que llega a los 2.450 pesos por mes, y mucho ingenio son los pilares que hacen que distintas instituciones de nuestra ciudad puedan cumplir con un rol social, a través de la ayuda a quienes más lo necesitan.

La tarea, por momentos, se hace cuesta arriba porque se suman nuevas familias para asistir prácticamente a diario y los recursos son cada vez menos. A esto se agrega el incremento en los precios de la mercadería y una merma en la ayuda por parte de la comunidad.

La realidad no es propia de una institución puntual, "todas estamos pasando por lo mismo", contó la referente de Cáritas Monte Viggiano.

Con ella coincidió Lidia Spínola, de Cáritas Santa Isabel. "La situación está realmente mal, hay mucha gente que está muy necesitada", se lamentó la mujer que lleva años de labor en esta institución que asiste actualmente a unas 60 familias, lo que suma más de 600 personas "porque hay familias que son numerosas".

Día a día

"A la mañana vienen y desayunan. Les damos mate, te con leche y facturas. Para los más chiquitos hay zucoa con leche. También se pueden bañar, les damos la ropa, agua caliente, toallas, habón y shampoo. El drama está en que la gente busca trabajo. Viene por ayuda, pero quiere trabajar. Y la situación es realmente complicada", describió Chichí Nardín.

En Olavarría funcionan ocho Cáritas que atraviesan la misma realidad. Cada una se ubica en un sector diferente de la ciudad para que las distintas zonas estén cubiertas. Sin embargo, a Cáritas Monte Viggiano "viene gente desde muy, pero muy lejos". Se ayuda "a todo el mundo. Nadie se va sin su bolsita de pan o algo de ropa, pero después tratamos de derivarlos a las Cáritas más cercanas al lugar donde viven".

Para Lidia Spínola la realidad social "está cada vez peor". Comparó que "esto que estamos viendo no está muy lejos de que lo que pasamos en 2001. Ojalá no lleguemos a vivir aquella crisis nuevamente".

La referente de Cáritas Santa Isabel cargó contra los dirigentes, "que digan la verdad porque la gente se está quedando sin trabajo y los que no tenían tampoco consiguen. Nosotros estamos viviendo esta situación todos los días. Hay personas que en su momento dejaron de venir porque habían conseguido trabajo y ahora vuelven de nuevo desempleados y no les alcanza para la comida".

Desde Cáritas Santa Isabel se ofrece ropa y la bolsa de alimentos que se reparte una vez al mes. Una vez a la semana "hacemos mate cocido y torta fritas para los chicos. Para muchos de ellos esto representa la cena, es lamentable y realmente duele ver esta realidad".

En Santa Isabel trabajan siete voluntarios. Los jueves "ponemos la ropa que vienen a buscar, tenemos máquinas y vamos trabajando con todo lo que conseguimos, de lo viejo hacemos lo nuevo. También confeccionamos frazadas". A esto se suma la bolsa de mercadería que se entrega una vez al mes.

"Hacemos magia"

Siempre me dicen que "hacemos magia", contó Lidia Spínola. Y confesó que en los últimos meses han tenido que ir achicando la cantidad de productos que ofrecen en la bolsa mensual de alimentos. "Nos da vergüenza tener que hacer eso, pero no nos queda otra. Y la gente lo comprende, pero no es el hecho, tiene que haber trabajo, y trabajo digno".

Al subsidio municipal se suman las donaciones de particulares, pero que cada vez son menos. "Tratamos de adquirir recursos de donde podemos. El problema es que las cosas cuestan cada vez más". contó Lidia desde Santa Isabel.

Desde Cáritas Monte Viggiano también se asiste a más familias. "Se nota que hay gente muy necesitada, desesperada. Están muy mal y necesitan mucho".

Desde su rol, Chichí Nardín no solamente asiste desde lo material, "también hablo mucho con la gente. Necesitan contención o arrimarse y que alguien los escuche".

Cáritas Monte Viggiano tiene dos grandes eventos al año: El Aplauso al Asador y la Cena Anual. "Después nos rebuscamos como podemos. Por ahí hacemos alguna rifa, vamos viendo. También está la feria de ropa y "así nos vamos sosteniendo, con ingenio y voluntad".

Es que "como subsidio recibimos 2.450 pesos, pero solo una bolsa de leche está 2.800 pesos. En la bolsa damos yerba, azúcar, fideos, salsa de tomate y harina -esta última que nos dona El Molino-. Pero no alcanza, hay muchas mamás solas con tres o cuatro hijos, y están sin trabajo. Uno trata de hacer lo que puede. Los precios de los comestibles han aumentado y eso también nos afecta", apuntó.

Para las referentes de Cáritas Santa Isabel y Cáritas Monte Viggiano, en esta tarea de ayudar a los demás "tenés que estar un poco fuerte. Hay casos de familias que tienen serios problemas. No solo se trata de ayudar con alimentos o con ropa, también damos contención, ofrecer acompañamiento espiritualmente".

La situación no es fácil y se agrava aún más. "Es una realidad dura que hay que ver, hay que estar", aseguró Lidia Spínola. Para Chichí Nardín "no hay que perder la fuerza, Dios me enseñó eso".

MÁS TÍTULOS

Stuppia advirtió que exigirán que los aumentos rijan a partir del 1 de mayo
A reflotar antiguas estrategias de supervivencia
El objetivo fue la concientización sobre la donación de órganos
A reflotar antiguas estrategias de supervivencia
Desmintieron a los concejales que denunciaron una compleja situación en el Colegio San Antonio
Llevaron una carta al Municipio advirtiendo sobre la situación
Reclaman derechos por haber participado de la guerra dentro del continente
Debido a la baja en el stock y la alta demanda, su costo se multiplicó en los últimos días
Ante la situación del país y crecientes hechos de violencia
Estarán hoy los máximos dirigentes de los sindicatos del sector: anunciarán medidas
Desde Monte Viggiano y Santa Isabel hablaron de una realidad "compleja"
En la simulación estudiantil de la cumbre del G20 "Experiencia educativa de consenso" que se realizó en La Plata
GOLF. Rebelde, talentoso, distinto
B METRO. Avanzaron UAI Urquiza y Defensores
BASQUETBOL. Perdió anoche 87-82 ante Centro Español de Plottier por La Liga Argentina 2017/2018
Panamericano de Taekwon do
MOTOCICLISMO. La ciudad de Mar del Plata vibró al ritmo de la Velocidad
Será el próximo lunes y mañana cierra la inscripción
NBA. Final de la Conferencia Oeste
INFERIORES. El pasado sábado se jugó íntegramente la undécima fecha
HANDBALL. Provincial en Chivilcoy
FUTBOL FEMENINO. La actividad regresó luego de dos suspensiones
SUB 19. La selección viajará mañana
CYC. El "Apertura" ya está en playoffs