Edición Anterior: 20 de Mayo de 2018
Edición impresa // La Ciudad
El dólar, la corrida, el Fondo Monetario como salvataje y un invierno que será impiadoso
Un coach para el ánimo, en tiempos de cambios y fantasmas que retornan
Las tres reelecciones que tambalean. De un día para el otro, el paraíso se volvió infierno. Retornan los fantasmas: el FMI, Cavallo y Duhalde. Quién pagará el ajuste. A quién se le descontará el déficit fiscal. Las preguntas que nadie responde. Tiempos de fonoaudióloga en Casa Rosada y coach a estrenar. Idilio con Estados Unidos e Israel.
Silvana Melo

[email protected]

La política del espasmo y la movilidad rabiosa del día a día reduce a arena cualquier pretensión imperial. En la Argentina del tercer milenio, a prueba de estadistas y de amores para toda la vida, todo cambia en un par de días. El paraíso se vuelve infierno en el transcurso de un bostezo, las tres reeleciones tiemblan, regresan el Fondo Monetario, Domingo Cavallo y los aliados despedidos en el acceso de soberbia del minuto anterior. Lo que hasta abril era solidez financiera y destreza económica se transformó en tembladeral, corrida cambiaria, fatal disparada inflacionaria, vuelta a la infalible fábrica de pobreza y amenaza de un invierno de inusitada crueldad. El abrazo al Fondo, de triste reminiscencia, vuelve con la relación carnal con Donald Trump y el compromiso peligrosísimo con la política del Estado de Israel. Con Messi incluido en un amistoso que podría jugarse irresponsablemente en Jerusalén.

El país y sus habitantes, vaya a saberse por qué extrañas alquimias, suelen ser picadoras de carnes que se llevan dirigentes, instituciones y consultoras en el revuelto impiadoso del descrédito. Las encuestadoras, por el solo hecho de que para saber qué van a decir hay que tener en claro para quién trabajan, acompañan a la política en el desgaste de la confianza. Poliarquía, más allá de quién le pague, mantiene la solvencia de los aciertos. Por eso no es tan insensato citar sus números, en los que la imagen de Mauricio Macri cayó por debajo de su piso de 2013. La aprobación de su gestión bajó nueve puntos, las de Vidal y Rodríguez Larreta seis y la de Carrió 21, lo que también demuestra que no puede ser gratuito ser un kamikaze líbero que dice cualquier cosa en cualquier momento sin que el fuego lo toque.

La disparada del dólar, abrazada al arribo triunfal del FMI superó las caídas presidenciales en el marco de los tarifazos de 2016, el escándalo del Correo y la reforma previsional en 2017. Porque esta vez, más allá de enojo, lo que asomó fue miedo. Es que de repente se abrió el telón y en pantalla aparecieron los títulos de una película ya vista. Volver a un organismo internacional que sólo ha sido proveedor de pobreza, de recorte de derechos, de disciplinamiento usurero, de control social con una receta impuesta que a los gobiernos les encanta llevar adelante con el caño en la nuca. Ver con perplejidad la irrupción de Domingo Cavallo en el santuario de TN, uno de los personajes más devastadores –por su continuidad de pac man en dictadura y en dos gobiernos democráticos- en situación de opinador con púlpito propio. Escuchar a Eduardo Duhalde en su centésimo regreso a la política, anunciando que va a comenzar a recorrer la Provincia. El, que nunca pudo resignarse al retiro y que no logra elaborar que no fue votado para presidente.

Cómo harán

No es gratuita la angustia. Ni que haya dos pesimistas de cada tres personas. Que sólo el 11 % logre ver positivos a estos días. Y que el 75% no tolere el acuerdo stand by con el FMI, porque sabe lo que implica y recuerda que ayer no más Grecia estallaba con Christine Lagarde regando el fuego con gasoil y desde acá con los ojos muy abiertos reconociéndonos en algo que cómo nos va a volver a suceder.

No es gratuito que ni el Presidente ni los funcionarios liberados a la prensa no respondan nunca cómo se va a bajar el déficit fiscal. Qué es lo que se va a ajustar. Con un lenguaje específico de la desgracia que regresa junto con el Fondo, Cavallo y el resto de los jinetes apocalípticos. Seguramente no lo van a poner en palabras hasta que lo pongan en decreto: de hecho, la reforma previsional comienza en estos días a mostrar sus diademas, cuando la nueva fórmula de la movilidad sea muy inferior a la inflación de 2017 y a la de 2018 que se prevé mayor a un 30%. Además, con paritarias techadas en el 15%. Y tarifas que esmerilarán los ingresos en un invierno que promete una extrema dureza.

Mientras tanto, en un alarde circense, en una pirueta que todos saben que terminará con los equilibristas en el piso, lo que queda de la oposición ensaya una ley corajuda para limitar los tarifazos, que el Gobierno espera en la puerta para darle un vetazo en la nuca. No hay una estrategia clara, inteligente, concienzuda, para que la gente sienta un respaldo en medio de la angustia. Nadie capitaliza la caída del oficialismo porque nadie hace la diferencia. El PJ se hincha de importancia porque el macrismo se dio cuenta –cuando el dólar aumentó 5 pesos en 10 días, es decir un 25 por ciento- de que había que conversar con el peronismo. Por eso el regreso a la mesa chica de los dialoguistas Frigerio y Monzó. Excluidos por débiles.

Siempre, en alguna esquina de la historia, hay quien sueña con el poder omnímodo que le permita aniquilar al peronismo. Pero nadie todavía ha descubierto con qué bala de plata. Macri también alucinó con esa muerte.

El problema de este peronismo es que no se diferencia. Y por eso no es alternativa. Entre Pichetto, Urtubey, Gioja y Macri o Vidal no hay mucho que definir. Es la historia del original o la copia.

Personajes

Pichetto ha sido un pragmático tan voraz que, en su giro histórico, presentó las memorias de Menem en el Senado. El riojano lo animó a que pruebe a ver si le acierta a la presidencia. "Si yo llegué, por qué vos no", le dijo en un ataque de conciencia de que en la Argentina todo, pero todo, es posible.

Entre medio vuelve, también, Ernesto Sanz, alquimista del acuerdo Cambiemos y exiliado en Mendoza porque, una vez en el poder, los radicales fueron relegados a sus provincias. Como escarmiento por habérsela creído por un ratito.

Para mal de la mayoría, la que hace alguna diferencia es Cristina, de perfil bajísimo y de mejor imagen que cualquier copartidario. Pero con la que nadie quiere juntarse, como los niños en el patio de la escuela. Si nadie capitaliza, está claro que ninguno tiene empatía con los que sufren ni genera confianza en aquellos para quienes se supone que trabajan. La medianía puede ayudar al amarillerío pro a recomponerse.

"La autocrítica que me hago es que por mi personalidad siempre he sido muy optimista. Me puse metas ambiciosas. Pero también, revisando, porque cada noche me acuesto pensando qué podría haber hecho mejor...", dijo el Presidente cuando anunció sorpresivamente el regreso a los brazos tentaculares del FMI. Después, el anuncio de un Gran Acuerdo Nacional, casualmente el mismo nombre de aquel GAN que proponía Alejandro Agustín Lanusse cuando a Perón "no le daba el cuero" para volver. Ese acuerdo buscará ser el almohadón que amortigue los puñales que impondrá el Fondo. Que encuentra a un gobierno con el dólar al borde de los 25, las tasas por arriba del 40%, el fin del gradualismo y un ajuste en ciernes que dejará a una parte de la población fuera de sistema.

Un coach para el alma

Nada es un mero detalle, un año antes de que se renueve la continuidad del poder. Frente a una población que pagará el ajuste porque el que seguro no lo va a pagar será el poder concentrado, al que se premia con baja de retenciones y fiestas en el Jockey Club con el presidente de la Corte Suprema.

Por eso tal vez los ajustes de forma que buscan apaciguar los ajustes de fondo. La fonoaudióloga del Presidente, con un cargo en el Estado, acaso lo ayude a que no le cueste tanto vocalizar la vida. Especialmente la de los otros. Se dio cuenta, el Presidente, cuando los discursos desde Vaca Muerta para hablar de tarifas y desde Gobierno para anunciar el retorno del FMI no redituaron. Entonces buscó una coach internacional. Entrenadora, preferimos decir por acá. Experta en "explotar la presencia de los líderes y los discursos potentes", que buscará contenido y fuerza además de vocalización. Lástima que si lo que se va a comunicar es el ajuste y la reducción del déficit fiscal a través de la deshumanización del estado, no habrá coach ni fonoaudióloga que valgan.

Si en el medio Mirtha dice que está desilusionada, Carrió manda a matar a Durán Barba y Melconian asegura que "boludearon dos años con las buenas ondas", Macri deberá acudir a Ravi Shankar como personal trainer para el alma.

MÁS TÍTULOS

PRESENTACIÓN DE MERCEDES-BENZ
NEGOCIOS & EMPRESAS
El dólar, la corrida, el Fondo Monetario como salvataje y un invierno que será impiadoso
Mucho público brindó en el Centro Cultural
La asamblea extraordinaria se desarrolló este viernes en la Sociedad de Fomento Dámaso Arce
La incertidumbre laboral de los docentes llega, de algún modo, hasta el aula
El estado de obras del plan de infraestructura educativa
Hoy se realiza una feria en la Casa del Bicentenario
Durante la semana que pasó no pudieron dictar clases y el comedor tampoco funcionó
VÓLEIBOL. Victoria de Estudiantes
FUTBOL. Juan Pablo Pompei se retiró del arbitraje tras el partido entre Lanús y Atlético Tucumán, en el cierre de la Superliga
RUGBY. El conjunto fortinero venció a Racing Rugby por una nueva fecha de la "Copa Ombú"
BASQUETBOL. Santiago Arese tras el triunfo del Bataraz ante Centro Español de Plottier por La Liga Argentina 2017-2018
FUTBOL. Se puso en marcha ayer la séptima fecha del torneo "Anual" de primera división
BASQUETBOL. Se jugaron ayer en nuestra ciudad tres partidos por la Liga Junior
INFERIORES. Estudiantes se destacó en el duelo ante El Fortín
HOCKEY. Estudiantes jugó partidos en Azul
HANDBALL. Se juega la Copa Asambal
GOLF. Torneo en Estudiantes
TENIS. Torneo Nacional en San Miguel con la FTC
FUTBOL FEMENINO. Hay acción en la cancha de El Fortín
TURISMO 4000. Series para Emmanuel Pérez Bravo y Ramiro Dailoff
AUTOMOVILISMO. Regresará en el equipo de Esteban Trotta, después de cinco temporadas en el Turismo Nacional
TC MOURAS. Panarotti y Valle, en la disputa
El beach voley tendrá su torneo en Resistencia, Chaco
AJEDREZ. Semifinales argentinas