Edición Anterior: 20 de Mayo de 2018
Edición impresa // La Ciudad
Cómo nos espía Facebook
Preferencias, likes, páginas visitadas, conversaciones con amigos, lugares visitados... Estos son algunos datos que usa Facebook para saber más de nosotros.
El escándalo de Cambridge Analítica dejó al descubierto una modalidad que Facebook viene adoptando desde hace mucho tiempo: la minería de datos personales y su aprovechamiento empresarial a partir de la venta de publicidades. Es que Facebook no para de recolectar datos: los de sus usuarios, y los de los que (aún) no lo son.

De hecho en Facebook no se limitan a monitorizar lo que hacemos en esta red social: la red social persigue nuestra ubicación y nuestra actividad en aplicaciones y sitios web que están conectadas directa o indirectamente con Facebook.

En un extremo de este razonamiento, hay quienes creen que esta red social tiene la capacidad de también escuchar nuestras conversaciones, a través de los micrófonos de las computadoras o de los celulares. Algunos sostienen esta acusación alegando que hablaron de X producto con alguien y al poco tiempo le apareció la publicidad en su muro. Pero lo cierto es que los responsables de Facebook no tienen los recursos capaces de analizar el audio de millones de usuarios, pero no les hace falta: tienen otras formas de "espiarnos": y probablemente, el deseo por un producto no lo saque de escuchar nuestras conversaciones, sino de analizar las miles de acciones que hacemos en Internet todos los días, deduciendo incluso qué artículo deseamos comprar, aunque no hayamos ingresado directamente a la tienda online a ver su precio.

Entonces, ¿cómo logra Facebook saber tan concretamente nuestros deseos? Veámoslo en un caso concreto. Javier fue al supermercado y compró una botella de vino que traía una promoción para participar por un viaje a Rusia, para lo que debía escanear con su celular el código del producto.

A partir de ahí la información de la compra comienza a propagarse.

El fabricante es el primer interesado en impulsar su producto, así que compra datos agregados y (teóricamente) anonimizados para tener idea que cuándo puede funcionar mejor la publicidad y a quién dirigirla.

¿Cómo hacerlo? Cruzando esos datos recolectados con ese algoritmo que anonimiza nuestra actividad en Facebook pero da parámetros generales sobre nuestro perfil: edad, intereses, etc. Cuando el productor de un vino lanza una campaña y se detecta que hemos comprado otro, se infiere que quizás esa publicidad sea adecuada.

¿Qué datos se recolectan?

Ese ejemplo refleja esa actividad constante en la que la forma con la que interactuamos con nuestros dispositivos hace que cedamos datos importantes que luego se reflejan en la publicidad e información que recibimos en Facebook.

La cantidad de información que Facebook almacena es enorme, aunque toda ella forma parte de nuestro uso del servicio y aceptamos que Facebook los guarde. Es así como la red social conoce nuestros datos personales, agenda telefónica, mensajes, fotos y vídeos (con su geolocalización, fechas de publicación o direcciones IP asociadas en muchos casos), chats o la información sobre las sesiones que hemos abierto en el servicio. Hasta sus llamadas y SMS si tienen Android.

Sin embargo a esa información se le añaden datos específicamente orientados a ofrecernos una publicidad contextual adaptada a nosotros.

Quizás demasiado adaptada a nosotros, de hecho, algo que hacía pensar en si Facebook nos estaría o no escuchando las 24 horas. No lo necesitan, porque sus algoritmos y la información que vamos suministrando al usar el servicio son suficiente.

Esos datos son:

- Qué compramos: sobre todo al usar esas tarjetas de puntos o al relacionar esas compras y pagos electrónicos con nuestro correo electrónico, nuestro usuario de Facebook o cualquier otro dato que se pueda cruzar con el servicio.

- Dónde estuvimos: Facebook nos sigue allá donde vayamos no solo a través del GPS, sino también a través de las direcciones IP que usamos o los puntos de acceso a los que nos conectamos.

- Qué aplicaciones usamos: algunas aplicaciones se conectan a Facebook para cruzar datos sobre nosotros. Si nos bajamos y usamos una app para bajar de peso, podría provocar que en Facebook apareciera publicidad relacionada con productos y servicios relacionados.

- Dónde hemos hecho click: el célebre píxel de control de Facebook (el ‘Pixel de Facebook’) permite que nuestro historial de navegación esté a disposición de los anunciantes para saber qué sitios web hemos visitado y desde dónde y hacia dónde nos hemos dirigido al visitarlos.

Eso da a los anunciantes muchas pistas sobre productos y servicios que nos interesan.

Esas son las grandes áreas en las que Facebook trabaja para construir ese perfil que ayuda a los anunciantes a presentar la publicidad adecuada a ciertos usuarios y a otros no, pero hay muchos más datos específicos que se recolectan y que contribuyen a pulir ese perfi l.

Los "no-usuarios"

A esa recolección activa sobre sus usuarios cuando están logueados se une esa recopilación de datos cuando no estamos logueados en el servicio o la aplicación o directamente cuando ni siquiera somos usuarios de Facebook.

David Baser, director de Gestión de Producto de Facebook, explicaba en el blog oficial de la compañía cómo recolectaban datos de usuarios que ni siquiera tienen cuenta en la red social.

"Cuando visitas una web o aplicación que utiliza nuestros servicios, nosotros recibimos la información aunque no estés logueado o tengas una cuenta de Facebook. Esto es porque otras aplicaciones y webs no saben quién está utilizando Facebook".

De dichos "no-usuarios" Facebook recolecta su dirección IP, el sistema operativo y navegador que usan o las cookies de esas sesiones de navegación. Lo más irónico es que los "no-usuarios" no pueden ver qué información recolecta Facebook sobre ellos.

¿Qué podemos hacer para protegernos?

Entre las opciones está desde luego la de cerrar para siempre nuestra cuenta de Facebook , pero esta drástica medida no es necesariamente efectiva. Si queremos seguir usando Facebook podemos hacerlo, pero siempre es conveniente aprovechar las opciones de privacidad que nos ofrece esta red social.

Dichas opciones pueden no ser tan claras o simples como nos gustaría, pero aún así permiten atajar parte de ese seguimiento. Por ejemplo: Desactivar la localización: se hace en los ajustes de la cuenta e incluso se puede borrar el historial de ubicaciones.

Limitar anunciantes: en Android podemos hacer algo similar con los "Servicios de publicidad", desde donde podemos deshabilitar el uso del identificador de publicidad y reiniciarlo.

Deshabilitar publicidad: en el cliente de Facebook para móviles podemos ir a la configuración de publicidad de la configuración de nuestra cuenta para desactivar todos los parámetros de la cuenta, así como eliminar los "intereses" que Facebook ha recolectado sobre nosotros en el pasado.

Usar extensiones de privacidad: el problema del seguimiento se puede evitar (o al menos minimizar) con extensiones como Facebook Disconnect que deshabilitan el ‘píxel de Facebook’ en sitios web conectados a la red social, algo que también ayuda a evitar seguimientos no deseados.

MÁS TÍTULOS

PRESENTACIÓN DE MERCEDES-BENZ
NEGOCIOS & EMPRESAS
El dólar, la corrida, el Fondo Monetario como salvataje y un invierno que será impiadoso
Mucho público brindó en el Centro Cultural
La asamblea extraordinaria se desarrolló este viernes en la Sociedad de Fomento Dámaso Arce
La incertidumbre laboral de los docentes llega, de algún modo, hasta el aula
El estado de obras del plan de infraestructura educativa
Hoy se realiza una feria en la Casa del Bicentenario
Durante la semana que pasó no pudieron dictar clases y el comedor tampoco funcionó
VÓLEIBOL. Victoria de Estudiantes
FUTBOL. Juan Pablo Pompei se retiró del arbitraje tras el partido entre Lanús y Atlético Tucumán, en el cierre de la Superliga
RUGBY. El conjunto fortinero venció a Racing Rugby por una nueva fecha de la "Copa Ombú"
BASQUETBOL. Santiago Arese tras el triunfo del Bataraz ante Centro Español de Plottier por La Liga Argentina 2017-2018
FUTBOL. Se puso en marcha ayer la séptima fecha del torneo "Anual" de primera división
BASQUETBOL. Se jugaron ayer en nuestra ciudad tres partidos por la Liga Junior
INFERIORES. Estudiantes se destacó en el duelo ante El Fortín
HOCKEY. Estudiantes jugó partidos en Azul
HANDBALL. Se juega la Copa Asambal
GOLF. Torneo en Estudiantes
TENIS. Torneo Nacional en San Miguel con la FTC
FUTBOL FEMENINO. Hay acción en la cancha de El Fortín
TURISMO 4000. Series para Emmanuel Pérez Bravo y Ramiro Dailoff
AUTOMOVILISMO. Regresará en el equipo de Esteban Trotta, después de cinco temporadas en el Turismo Nacional
TC MOURAS. Panarotti y Valle, en la disputa
El beach voley tendrá su torneo en Resistencia, Chaco
AJEDREZ. Semifinales argentinas