Edición Anterior: 21 de Mayo de 2018
Edición impresa // La Ciudad
La dura historia de un venezolano que llegó a Olavarría y quiere reencontrarse con su familia
Tiene 36 años y se fue de Venezuela buscando mejores alternativas laborales y de vida. Hace tres meses que no ve a su esposa y dos hijas y quiere reencontrarse con ellas. Tiene estudios superiores y hoy trabaja en una firma local. Y espera ansioso reunir el dinero que le permita sacar de los graves problemas a su familia.
Se llama Ernesto Amado Chacon Sanchez, tiene 36 años y hoy trabaja como soldador en una empresa local, a la que muestra permanentemente su agradecimiento por esta posibilidad laboral. Y en la charla, la esposa y sus dos hijas vuelven todo el tiempo, mostrando la necesidad de volver a verlas, abrazarlas y vivir en la familia que tanto ama.

Ernesto llegó a Olavarría el 8 de marzo, después de 13 días de viaje por tierra desde su Venezuela natal. La vida en aquel país se vuelve cada vez más hostil y Ernesto consideró necesario irse a buscar mejores perspectivas en algún otro lugar de Latinoamérica. Antes había intentado en Ecuador, pero no fue como esperaba. Y entonces emprendió camino junto a un hermano hasta llegar a la Argentina, país que lo recibió sin problemas.

"La situación de mi país me llevó al límite, me ahogué, tenia dos autos de mi propiedad y los tuve que vender para gastos de comida, el hogar, mis niñas. En diciembre tuve que decidirlo: no aguante más la situación desde le punto de vista económico", explicó a El Popular.

El hombre es Técnico Superior en Geología y Minería y tiene cinco semestres aprobados en Ingeniería en Petróleo. Por eso su primera idea era radicarse en el sur del país, ya que le habían contado que en Neuquén tenía chances de trabajar en esa área. No pierde la esperanza, pero mientras tanto muestra sus habilidades y su agradecimiento por el trabajo que hoy tiene en una conocida empresa local.

Realidad crítica



Ernesto llegó a la ciudad pero cuando vivía en La Grita, a unas 14 horas de Caracas, trabajaba en un transporte de carga refrigerada privado. "Era un camión que yo tenía, hacía viajes y facturaba y a veces lo manejaba yo mismo. Pero tuve que desistir porque se puso costoso el mantenimiento del vehículo. Así que lo vendí, lo invertí en un auto y en mi casa que no la había terminado. También trabajaba en una compañía eléctrica nacional, en construcción civil. Era supervisor de obra", describe.

Pero la crisis del país que se advierte en noticieros de televisión, contada en primera persona tiene otro sentido. "La crisis económica es porque el gobierno no reconoce y no quiere hablar de la parte humanitaria para que lleguen medicinas, ni nada. Dicen que está todo bien pero es un disfraz para que el mundo los vea como demócratas pero vivir internamente es casos. Se muere la gente por problemas de presión arterial porque no hay medicinas. A mi niña la picó un mosquito y mi esposa tuvo que ir a comprarle un tratamiento. Gastó unos 7 millones de bolívares y el sueldo mínimo es de 3 millones. Es un antibiótico, una cremita", graficó.

En su país, el gobierno envía unas cajas de alimentos a los hogares, "pero no alcanza. No es Cuba donde hay cosas garantizadas. La inseguridad en Venezuela es catastrófica. Pero esto le conviene al sector que está "enchufado" con el gobierno, que tiene empresas e industrias pero nada vuelve para el pueblo y su salud o educación".

Respecto de las elecciones, Ernesto siente que "no hay perspectivas. Es una trampa, porque hasta se ofrece dinero (unos diez millones de bolívares) para que todos los que quieran votar vayan. Yo tengo estudios superiores y quiero trabajar en lo mío, pero en mi país ya no se puede", aseguró.

Sin embargo, no es fácil dejar su propia historia, sus raíces, familiares y amigos. Pero "había que dar ese paso por el bien de la familia y por brindarle a mis niñas algo distinto. Me da terror pensar en el día de mañana y no haberles dado algo distinto, algo mejor. Uno está joven para arriesgar muchas cosas, pero por supuesto que se extraña y quiero verlas".

Hasta el momento, el trabajo local le permitió abonar su propio alquiler y gastos personales pero no pudo aun enviar dinero a su familia.

El sueño argentino

Desde que el venezolano vio el Mundial Italia ´90, se quedó enamorado de Argentina. En ese entonces él tenía 8 años y "Argentina era mi equipo favorito y siempre lo he seguido en los mundiales. El año pasado unas primas viajaron a Argentina y me contaban que era más fácil estar legalmente aquí. Me reanimaron y me animé, porque aquí a uno lo respetan y tienen en cuenta como profesional".

Su esposa, que es licenciada en Educación, tampoco tiene trabajo en Venezuela. A Ernesto le gusta Olavarría y se siente bien y espera que su hermano también pueda encontrar trabajo pronto. "Yo siento que la gente ha sido muy receptiva, no he tenido ningún tipo de rechazo. En mi pueblo hay ayudas entre la gente del lugar, hay apoyo y la gente consigue verduras y se las reparte pero nuestra idea de familia es vivir juntos. Y me da temor porque están poniendo cada vez más restricciones para salir del país. A mi me gustaría traer a la familia. Ya no sé cuántas lágrimas he botado, a mis niñas de 8 y 4 años las extraño y a mi esposa también. Estamos hace 19 años juntos".

Y si bien entiende que con el fruto de su trabajo quiere enviar dinero para traer a su familia, Ernesto aceptaría ayuda si algún olavarriense quisiera hacerlo. "Me quiero ir superando en mi trabajo, hacer lo que me gusta y aquello en lo que me formado. Hoy por esas cosas de la vida estoy aquí muy agradecido, pero quisiera estar con ellas". Si alguien quiere contactarse con él para conocer más sobre su historia y necesidades puede hacerlo llamando o enviando whatsap al 2284-304479.

MÁS TÍTULOS

Un científico del CONICET lidera un grupo que analiza evidencias sobre contaminación del aire para la OMS
El candidato habló de cara a las elecciones del Colegio de Abogados departamental
Una cuestión cultural e institucional que conjuga la responsabilidad de los padres y el Estado
Mañana sesionará el Consejo de la Magistratura de la provincia en Azul
Este viernes, en asamblea extraordinaria, se cubrió la totalidad de cargos vacantes
Desde los comercios lo consideran un "paso importante para la equidad tributaria"
TAEKWON DO. Se desarrolló un Panamericano en Santos, Brasil
TC MOURAS. En la última vuelta el piloto de Olavarría recibió un golpe de Iglesias y terminó 18º
VÓLEIBOL. Actividad en Loma Negra
ULTRAMARATON. Competencia en Río Hondo
NACIONAL "B". Edgardo Maldonado cerró su temporada con Agropecuario
Logró su primer triunfo en TC Pista Mouras
FUTBOL. El DT de la selección argentina brindará una conferencia de prensa
Patricio Rodríguez y la final ante Platense
Preselección Argentina Sub 18
COPA ARGENTINA. Siguen los 32avos. de final
FUTBOL LOCAL. El Bataraz venció 1 a 0 a Embajadores, en uno de los duelos centrales de la séptima fecha del torneo "Anual"
HANDBALL. Hubo actividad para los olavarrienses
Emilio Peralta marcó la única diferencia
TURISMO 4000. Primera victoria para Juan Carlos Bava en La Pampa
FUTBOL LOCAL. El Albiverde le ganó el clásico a Sierra Chica y ahora es escolta de Estudiantes
BASQUETBOL. Recibe esta noche a las 21.30 al Calamar por La Liga Argentina 2017-2018