Edición Anterior: 17 de Junio de 2018
Edición impresa // La Ciudad
ESCENARIO POLÍTICO. El liberalismo ingenuo de algunos funcionarios. Las movidas políticas locales
La selección es una metáfora, el poderoso dólar, la política, entre la diversidad y la confusión
El gobierno deambula entre la flotación libre y el derroche de reservas. La economía vuelve al centro de la escena electoral. Cuasi candidatos que comienzan a moverse en el escenario local. Los frentes de este siglo. La unidad inalcanzable del peronismo. Propuestas inesperadas
Cacho Fernández

[email protected]

El ex titular del Banco Central ordenó la venta de 7.000 millones de dólares para detener la suba del dólar y el intento, como tantos, resultó tan infructuoso como el dominio apabullante de Argentina contra Islandia o el de España contra Portugal para ganar el partido.

Al final, son los especuladores, los astutos, los que salen mejor parado. Pero de nada vale el reproche a la realidad. La intención debe estar llena de técnica porque caso contrario se transforma en esfuerzos vanos. La carencia de idoneidad es tan reprochable como la ausencia de voluntad o de esfuerzo. Y eso es asi tanto en el fútbol como en la economía.

Todo tiene un cómo, y ese es el sitio de la inteligencia. No basta con rodear el área y esperar la justicia divina. Hay métodos (en griego, caminos) para sortear los obstáculos de la realidad y llegar exitosamente a los objetivos.

La gente encargada de la economía volvió a errarle feo con el tema cambiario y ahora, algunos bancos ya le piden al gobierno que fije un precio del dólar para los próximos meses. ¿Será el último paso hacia el abandono definitivo de la libre flotación que prometió el Gobierno?. Podría decirse que Argentina no es un país para liberales. Además, la ausencia de reglas, aún en la economía, nos remite a la sentencia de Raúl Alfonsín cuando decía que el liberalismo "es la libertad del zorro en el gallinero".

Una vez más quedó demostrado que es así. Los grandes poderes financieros terminan determinando los datos de la realidad y el desaliento y el desconcierto pasa a ser mayúsculo.

Los especuladores acaban definiendo el valor el dólar, éste el de los insumos y alimentos, y la máxima referencia de la economía nacional, esto es, la moneda estadounidense, vuelve al podio de los males argentinos.

Vuelve la economía

Esta corriente del pensamiento económico, el liberalismo, puede creer, fuera de toda teoría conspirativa, en una mecánica que prescinde del ser humano, que no se debe intervenir o que las decisiones son intrusas, sin pensar que mientras se piensa de ese modo, hay quienes sí deciden intervenir y manejar todas las variables de la realidad. Esto es lo que está pasando con el dólar y los precios.

No debe existir un sólo país en el mundo que crea que al dólar hay que dejarlo flotar libremente. Esta semana ya se fue el primer préstamo del FMI en la corrida cambiaria, lo que implica que los argentinos terminarán pagando una deuda externa que fue a los bolsillos de los especuladores o verdugos financieros.

Argentina es un país que necesita ser reglado. La ausencia de reglas es peligrosa y condena la nación a la anomia más profunda.

El fijar reglas es la política en sí misma, por lo tanto, creer en una economía sin ellas es dejar de lado la política y entregar la iniciativa al adversario, algo que el oficialismo ha ido perdiendo desde sus triunfos en 2015 y luego en 2017. Porque mientras se piensa en no intervenir, ese vacío lo cubre otro que tiene intenciones y opera para lograr sus objetivos. Pero siempre decide alguien.

El Banco Central ya derrochó mucha reserva al punto que el líquido de dólares apenas alcanza los 7.000 millones. El edificio de la economía se deteriora con cierta aceleración y el oficialismo comienza a languidecer políticamente, porque, como decía Karl Marx, la economía es un fuerte condicionante -si no determinante- de la política. El mismo concepto utilizó Bill Clinton para triunfar en las elecciones de 1992 cuando su estratega acuñó aquella famosa frase "es la economía, estúpido", centralizando la compulsa electoral en los temas cotidianos de la gente.

Con el estilo Cristina encapsulado en un 30 por ciento de la sociedad, el oficialismo debería pensar que el año que viene será el rumbo económico el determinante del voto popular, es decir, la vida cotidiana y la microeconomía decidirán el resultado de las urnas.

¿Diversos o dispersos?

En el radicalismo local existe un total alineamiento con Cambiemos, aunque otros outsiders que derivaron luego en el eseverrismo y posteriormente en el kirchnerismo y massismo, hoy los podría unir un furioso antimacrismo, posición que no encajaría con la de José Eseverri quien maniobra todavía en las posibilidades que suelen dar las singularidades distritales y a veces también provinciales.

De esa manera los espacios políticos ya no son esos ámbitos de coincidencias y debates sino meras herramientas instrumetales de poder.

Eduardo Rodríguez marcó algunas distancias con su propio bloque y estableció una suerte de intersecciones con Liliana Schwindt y Adriana Capuano, aprovechando el juego personal y coyuntural de cada una.

Eduardo está jugando con el massismo aunque Sergio Massa todavía no se subió a ningún ring pero sí está moviendo algunas fichas y haciendo gestos equívocos como los que está haciendo el economista Matías Tombolini o el del diputado Felipe Solá, por citar algunos, demostrando así que la estrategia massista es todavía un fabuloso misterio.

Así como Messi no encuentra un socio en la selección, el peronismo no puede crear un liderazgo fuera de Cristina Fernández. En Olavarría, el massismo de Rodríguez dialoga con Liliana Shwindt y a la vez con la pejotista, Adriana Capuano. ¿Cuál será la conclusión? ¿En virtud de qué objetivos se juntan?.

Movidas llamativas

Está más que claro que las alianzas políticas son de carácter teleológico, esto es, se unen en virtud de una finalidad que precede al contenido de cualquier reunión. Asombrosamente, en la política actual sería al revés, es decir, los contenidos de las charlas son previas a la finalidad de la unión.

Dentro de este marco, Eduardo Rodríguez y el "Chino" Correa iniciarán este martes los primeros encuentros de lo que han denominado "foro de la cultura", y lo harán en la sede de Aoma, un gremio que supo estar muy vinculado a Unidad Ciudadana. Al respecto, el cristinismo aprovechó para hacer un poco de política las dilaciones por ahí innecesarias que hubo para resolver el pago de los jubilados de Espigas. Es que la demanda tenía su lógica: se trataba de los ingresos de 120 personas, fundamentales para el mercado interno de la localidad.

Aprovechando el conflicto, allí fueron el diputado provincial, César Valicenti y el concejal Federico Aguilera, e hicieron presencia. Valicenti fue uno de los pocos nombres que tiró el ex funcionario del menemismo y ex diputado peronista, Alberto Lestelle, como uno de los posibles candidatos a intendente por el peronismo, lo que asombró muchísimo por encontrarse ambos en paradigmas tan distintos. Dicen que el legislador provincial respondió a una invitación de Lestelle y, aunque permaneció un rato nada más en la empanadeada, el ex secretario de Estado, entre otras cosas por gratitud, podría estar pensando en un posible acuerdo electoral que comulgue a todas las líneas del peronismo, pese a que muchas de ellas son como el agua y el aceite.




Códigos políticos

Todo indicaría que el año próximo la gente volverá a votar de arriba hacia abajo, y que los vecinalismos y candidaturas locales correrán la misma suerte que sus referentes nacionales y provinciales.

Prevalecerán los lemas, lo que significaría volver al voto partidario aunque al modo del siglo veintiuno, esto es, con poco de partidos y mucho de frentes electorales con mucha diversidad, cohesión instrumental y circunstancial y escasa síntesis conceptual y programática.

El radicalismo, en general, disiente con la política tarifaria del Gobierno, pero prefiere no accionar frente a ella. ¿Qué la une a Elisa Carrió con el resto de Cambiemos?. Su bovarismo (insatisfacción) político es permanente y manifiesto. Cada vez que hace catarsis en público provoca un verdadero tembladeral en el espacio de Cambiemos. Mauricio Macri ha decidido continuar con su estrategia de combatirla con la indiferencia.

Lo relevante en la política actual parece ser el "pertenecer", como rezaba un antiguo slogan de una tarjeta de crédito. En otros tiempos, el mismo Miguel Angel Pichetto, hoy furioso anticristinista, criticaba a la entonces Presidenta pero se quedaba en su banca defendiendo sus políticas mientras aguardaba con ansias su ocaso. ¿Es que en los frentes no se discuten las políticas? ¿No se escuchan recíprocamente?.

Del mismo modo, Diego Bossio aprovechó la derrota del peronismo para fugarse del cristinismo en pocos segundos luego de haber sido uno de los principales defensores de la línea política de su jefa. En síntesis, si una de las reglas de la política de este siglo es la de "pertenecer", la otra es la que la emparenta con la mafia en la que el mayor castigo es el del confinamiento.





Fútbol y política

El oficialismo continúa apostando a la grieta que genera CFK en las filas peronistas y si bien habría segunda vuelta, también se juega a que la ex presidenta nuevamente divida el voto de la oposición. Pero cualquier estrategia oficialista deberá contemplar logros económicos, caso contrario naufragará en las turbias aguas de la inflación y el ajuste propio o el digitado por el máximo poder financiero internacional.

El equipo económico del Gobierno se parece demasiado a la selección, con muchas figuritas pero carente de estrategias y trabajo colectivo.

Angel Di María correría la misma suerte que Sturzenegger por cumplir un rol contradictorio. El jugador del PSG cumple un rol errático, distrae demasiado y termina obstruyendo al grupo. Lo mismo pasó con el doble comando oficialista en el que el ex titular del BCRA acabó boicoteando los presuntos objetivos del ala política de la economía, supuestamente liderada por Nicolás Dujovne, aunque es muy difícil pensar en políticas populares sin consumo interno y tarifazos. En realidad, el Gobierno pretendió aplicar un modelo contrario al del kirchnerismo y derivó en sus técnicos la conducción del proyecto económico. El problema fue el de constituir dos cabezas colisionantes, algo así como "apretar el freno y el acelerador a la vez" como alguna vez lo graficó el diputado del massismo, José Ignacio De Mendiguren.

Al Gobierno lo tranquiliza la falta de liderazgos y unidad en el peronismo, y respira con el fracaso de los otros como podría respirar la selección con un empate entre Croacia y Nigeria, los dos equipos restantes de su grupo.

Las turbulencias de la semana colocaron a la gobernadora Vidal al frente de las expectativas de Cambiemos y , fiel al ADN argentino, muchos miembros del oficialismo ya la ven como la salvadora del oficialismo. Así se lo contempla a Messi de quien esperan también el milagro de llevar a la Argentina a la segunda ronda del Mundial.

Otros suponen que la tormenta pasará y que, además de Mascherano, habrá otro "renacido" en la figura de Macri que vendrá a recuperar el protagonismo central que supo tener.

Pero esta semana le fue adversa. No pudo capitalizar clara e inquívocamente la despenalización del aborto y encima se le vuelve a generar otra turbulencia con el dólar.

MÁS TÍTULOS

En su gama model year 2019
Confort y equipamiento diferencial
ESCENARIO POLÍTICO. El liberalismo ingenuo de algunos funcionarios. Las movidas políticas locales
Un pantallazo de la pequeña interna que vive Cambiemos en el Concejo Deliberante
ENTREVISTA. Tras la histórica sesión de Diputados del pasado miércoles y jueves
En el último año se tomaron 142 medidas de abrigo a favor de niñas y niños victimizados
Se crearon nuevas subsecretarías y se avanza en la reforma del Estatuto de la entidad
Funciona en el predio de Bromatología
BASQUETBOL. Zonal de Mayores en Mar del Plata
VÓLEIBOL. Pasó el torneo de Pueblo Nuevo
El programa, por Canal Local, se emite de 19 a 20
PREMAXI. Memorial "Fernando Sesto"
KARTING. La APPK Olavarría afronta la 5ª fecha para Escuela, Junior, Máster, Cajeros 125 y 150 más Directo
Tercera final de la LNB
Hoy a las 10, frente a 9 de Julio
TopRace Series
INFERIORES. Empataron Embajadores y Sierra Chica
GOLF. El torneo, a la distancia de 18 hoyos, se jugó en dos categorías