Edición Anterior: 19 de Junio de 2018
Edición impresa // La Ciudad
Desde la mañana del jueves, Ola Bus restituirá los servicios adicionales hacia Loma Negra
La medida había sido justificada a raíz de las dificultades para abonar los sueldos ante las demoras por otorgar el aumento del 45 por ciento del boleto solicitado por la empresa. Los vecinos de Loma Negra recolectaron 700 firmas para reclamar por los servicios cortados.
Mediante un escueto comunicado difundido ayer, la empresa Ola Bus, a cargo del servicio de transporte de pasajeros interurbano en el Partido de Olavarría, anunció que a partir de este jueves volverá a prestar los servicios adicionales a la localidad de Loma Negra, cortados en forma unilateral a mediados del mes pasado en protesta por la demora municipal en aprobar los aumentos en el costo de los boletos solicitados oportunamente.

Pese a que no hubo una confirmación oficial, la medida tomada por la empresa se traduciría en un gesto hacia el Ejecutivo como respuesta a una inminente suba de tarifas que podría instrumentarse en el curso de los próximos días a partir de la potestad del intendente Ezequiel Galli para otorgarla por decreto sin el aval obligatorio del HCD.

De esa manera, el apoyo oficial apuntaría a descomprimir la situación de los choferes, quienes mediante una solicitada publicada el 20 de mayo revelaron no haber percibido aún el aumento de un 15 por ciento firmado en febrero, cuya primera cuota de 5,5 por ciento debía comenzar a percibirse a partir del 1 de abril, con reiteradas críticas debido a la lentitud en analizar los estudios de costos.

La situación fue visibilizada en forma drástica desde el 14 de mayo pasado, cuando la empresa Ola Bus decidió sacar de circulación seis micros adicionales que viajaban hacia Loma Negra. Se trata de unidades que funcionaban como "refuerzo" del servicio regular. De acuerdo con lo explicado en su oportunidad, la medida de fuerza se tomó en virtud de la necesidad de los trabajadores de cobrar los sueldos de abril.

Si bien pudo establecerse que la empresa no tiene la obligación de disponer de estos adicionales porque el servicio sigue operativo con los colectivos habituales, fue notorio que la decisión complicó a los usuarios, sobre todo a los estudiantes que se dirigen a diario hacia nuestra ciudad. Los recorridos que fueron afectados son los que salían de Loma Negra a Olavarría a las 6.30, a las 8.05, a las 12.05 y a las 17.05; y los que partían de Olavarría a dicha localidad a las 11.55 y 13.25.

A mediados de mayo, Ramiro Di Giano, titular de la empresa, quien ayer evitó pronunciarse al respecto, había explicado que la medida se tomó con "el objetivo de visibilizar la delicada situación económica que atraviesa la empresa. Esto tiene que ver con los sueldos, el aumento del gasoil y la inflación. Para pagar los sueldos hay que aumentar la tarifa", sostuvo.

En ese sentido el empresario había señalado que "no queda otra alternativa que subir la tarifa del boleto. La mano de obra es el 55 por ciento de los costos de una empresa de transporte. Las paritarias se fijaron con el 21,20 por ciento. No hay otra manera y eso que no estoy hablando de mejorar el servicio, simplemente de pagar los sueldos para que la empresa funcione y pagar el gasoil para que arranquen los colectivos: es lo básico".

Por ese mismo motivo, los empleados de la firma habían publicado una solicitada a mediados de mayo donde expresaban "la problemática funcional y económica" que afecta a la empresa y por ese motivo apelaban a la intervención por parte del Estado para zanjar la cuestión. La carta fue difundida luego de que la prestataria sacara de circulación los 6 servicios apuntados y la empresa fuera multada por un paro de choferes. El argumento de la firma fue que sin la suba del boleto no podrán sostener el aumento salarial, ya que acarrean "un déficit mensual de 500 mil pesos".

Sobre a las consecuencias de las demoras en otorgar el incremento, Di Giano había recordado que "estamos con el pedido en curso (de aumento del boleto). Lo presentamos en febrero y ahora están trabajando desde el Municipio. Están estudiando los números. No se sabe si efectivamente se va a aumentar, hasta ahora no han definido nada".

Respecto del clima laboral en la empresa luego de las dificultades que los trabajadores para acceder al cobro de sus sueldos, el apoderado de la firma consideró que "la situación ha empeorado. Conforme pasa el tiempo todo se hace más complicado", describió. Incluso, las restricciones del servicio motivaron la recolección de 700 firmas por parte de vecinos autoconvocados a través de un petitorio entregado el miércoles 30 de mayo en el HCD para avalar la solicitud de restitución de servicios.


Restricciones

A través de las cámaras de Canal Local, días atrás se revelaron los trastornos causados por la quita de los servicios adicionales a los vecinos de Loma Negra.

Una vecina que se traslada regularmente desde esa localidad hacia Olavarría se refirió a los servicios colmados de pasajeros por efectos de las restricciones en los servicios adicionales y aseguró que "a mí me impacta mal porque yo a veces vengo a la mañana temprano y me afecta porque el colectivo se llena. No podés subir. Hay cosas que siempre tenés que hacer como trámites rápidos y apurado no podés hacerlo. Entonces cuesta".

Otro usuario del servicio cuestionó que a raíz de la quita de servicios se ocasionaba problemas a estudiantes. "Yo me asesoré antes con mi hermana que viaja a la escuela todos los días y me fui a tomarlo a la parada principal, porque allá por donde vivo no pasa más por ahí. Pasa directamente. Sale de Villa Vieja y va directo a Olavarría. Vamos todos muy amontonados en el colectivo, que va muy lleno y ya no sube pasajeros. Todos quieren asegurarse el viaje" contó la vecina.


Las quejas de los trabajadores

Días atrás, 43 trabajadores de la empresa Ola Bus habían expuesto su situación a través de una carta dirigida a la gobernadora María Eugenia Vidal publicada en estas mismas páginas, donde planteaban las dificultades originadas por la demora del Municipio en otorgar los aumentos a las empresas.

En el documento, adelantaban su intención de "interiorizarla sobre la problemática funcional y económica que está atravesando la citada empresa". Desde el inicio advertían que "siempre fue muy complejo conseguir aumento de tarifas desde hacer varios años y eso actualmente se acrecentó cuando asumió el nuevo Intendente".

De acuerdo con su mirada, para posibilitar el incremento "se han presentado varios estudios de costos (realizados por profesionales de la Universidad de Tandil) a los cuales nunca le dieron cabida" y que "todos los aumentos otorgados siempre fueron a destiempo y con grandes quitas, lo que significa que nunca podemos tener una tarifa a valores reales".

Para explicar el modo en que los afecta el retraso tarifario apuntaban que "en enero del corriente año, hubo un aumento del gasoil que rondó el 25 por ciento y sobre el que nunca hubo ningún reconocimiento" y también subrayaban: "creemos que es la única ciudad que por los estudiantes de todos los niveles no se cobra boleto, ya sea por parte del Estado o bien algún porcentaje por parte de los alumnos".

Así, destacaron que aún no habían comenzado a cobrar "el último aumento de sueldo acordado entre el Estado y la UTA repartido en tres partes" pese a que "se establecía que tanto a nivel nacional, provincial y municipal, debían realizarse ajustes en las tarifas para solventar los mismos, cosa que no se hizo".

MÁS TÍTULOS

"Este caso marca un antes y un después, la palabra de las mujeres debe ser valorada" dijeron desde el sindicato
Marcelo Masur, responsable de saneamiento ambiental, dice que la higiene y la educación son claves
La colecta se realizará el 11 de julio
VOLEIBOL. En un torneo abierto organizado por el "Pincha"
AUTOMOVILISMO. El Autódromo "Hermanos Emiliozzi" recibirá a la 13ª fecha del calendario
La APPS confirmó ayer la reprogramación
AJEDREZ. Se jugó la tercera del Pimponazo
BASQUETBOL. Derrotó anoche a Estudiantes por 72 a 58 como local