Edición Anterior: 24 de Junio de 2018
Edición impresa // La Ciudad
El resurgir de las barberías
Todo vuelve y hoy las barberías marcan tendencia. En Olavarría son muchos los niños, adolescentes y adultos que optan, en lugar de la peluquería, por espacios exclusivos para hombres donde la estética ocupa un primer plano. En busca de ese oficio que antes era ejercido por una especie de "sabio" que se animaba a realizar cirugías o extraía piezas dentales.
Yanela Alves

[email protected]

En el año 200 antes de Cristo, los romanos estaban especialmente ocupados en cómo lucían. Para ello estaban las tonstrinae que se tradujeron como barberías. En Grecia también funcionaban y los hombres se reunían a hablar de política mientras un especialista trabajaba en su imagen. La operación del afeitado de las barbas era hecha sólo con agua y navajas de bronce afiladas con piedras. También se utilizaba la depilación con cera de abejas o pinzas. Pero allí no sólo se ocupaban del pelo. Los masajeaban, les hacían manicura y pedicuría, y los perfumaban. Era cuestión de horas. Hoy, en Olavarría, muchos niños, adolescentes y hombres hacen cola para ser atendidos con ese mismo esmero y dedicación para emprolijar la barba, probar un nuevo corte o lograr el peinado del momento. En este FINDE, el pasado y el presente de las barberías que hoy están tan de moda,

Cuestión de estética

Después de sufrir cambios, transformaciones y atravesar miles de años las barberías volvieron a instalarse. Con matices y nuevos perfiles. En Capital Federal, Mar del Plata y otras grandes ciudades del país resurgieron hace más de dos años.

En Olavarría, desde 2017 también existe la posibilidad de que ellos tengan su espacio o al menos es lo que buscan Damián y Sebastián, en sus barberías de Hornos y Moreno y Sierras Bayas mientras se preparan para estrenar tijeras en Coronel Suárez y Rivadavia.

Son quienes están detrás de Mister Jones. "Vos llegás, te sentás y te tenés que sentir atendido de todas formas. Es un lugar para relajarse", explican los amigos y socios. Hay televisores, play station, algo para beber, sillones, buena música y una energía especial.

"En la peluquería tenés que estar mucho tiempo entonces pensamos que sería bueno que haya juegos y que puedan charlar" y siempre hablando solo de hombres porque según creen "las peluquerías hoy son casi siempre espacio de mujeres y no se encargan de la estética de los hombres", señala Damián.

En Mister Jones no solamente se hacen cortes y diseños en el pelo y barba sino que también, por ejemplo, aplican máscaras de barro ya que hay muchísimos hombres que las solicitan. Por eso, el tiempo que se dedica en cada cliente es "mucho más. El pelo se corta por capas, se pasan las máquinas de diferentes modos para lograr un sombreado, un degradé. Es un trabajo milimétrico y podés tardar horas en una persona", y sobre todo, cuando piden "dibujos" o diseños especiales. Allí hay mucha paciencia de ambos lados.

El arte barbero

En las sociedades paleolíticas primitivas, quienes cortaban el pelo eran las personas con más autoridad en los grupos sociales. Se pensaba que en el cabello residía el alma de la gente, que era una manifestación de los pensamientos. Cortarlo era una forma de quitarse la esencia de lo malo acumulado en ellos y renovar energías. Por eso esa tarea era confiada a los más sabios y allí aparecían los sacerdotes.

Hoy, en pleno siglo XXI, los jóvenes se atreven y lo hacen "con pasión". Damián y Sebastián empezaron con sus máquinas personales y fueron mirando y perfeccionándose y especializándose. "Yo cortaba el pelo a mis amigos", recuerda Damián. A partir de allí nació el sueño y apuestan cada vez a más.

Además, en cuanto a los instrumentos, la barbería requiere de máquinas especiales y muy costosas. Pero la inversión en el rubro se amortiza porque hay gente que "una vez por semana se corta el pelo. Tenemos clientes que van cada cinco días para mantener el diseño". Y si bien esos espacios se asociaron inicialmente a los hombres o personas mayores, hoy llegan "de todas las edades".

Lo que ven que sucede es que "primero mandan al más chico y como ven que es un corte prolijo, moderno pero también similar a como se usaba antes –corto al costado y peinado para atrás- ven que no es improvisado y se animan". Los que prueban al barbero, "siguen yendo".

Eso sucedió en Sierras Bayas donde apareció el cartel que anunciaba un "Barbershop" y hasta que abrió sus puertas se mantuvo el hermetismo. ¿Era un bar? Con los días comprendieron que ese sillón de barbero invitaba a lo estético. Hoy todos los días está lleno y hay muchos clientes esperando que llegue su turno. Mejor dicho, disfrutando.

"Yo dejé mi peluquero para ir a la barbería", cuenta Ariel de 37 años. "Primero pasaba y solo miraba hasta que la cantidad de gente que había me hizo animarme a entrar", relató. "Me hice un corte en degradé, más largo arriba y cortito abajo. Me lo hacía yo solo antes con la máquina pero en la barbería es otra cosa, queda mejor y los chicos atienden con mucha onda".

Gracias a Magno

La barba no es algo más en el cuerpo. En su momento fue elemento de poder, conquista y hasta la diosa Atenea maldijo a aquel primer griego que se le ocurrió quitársela. Hasta que llegó Alejandro Magno con su ejército y cuando conquistó Asia, perdió varias batallas contra los persas. ¿El motivo? Los rivales los tomaban de la barba y los desmontaban con mucha facilidad ganándoles con ventaja. Por eso, ordenó que todos sus soldados tuvieran el rostro completamente afeitado y prohibió las barbas. Al poco tiempo los civiles siguieron este estilo, lo cual les dio más trabajo a los barberos. Y hasta el día de hoy los cortes que se realizan descubren bien la cara y aunque requieren de mayor mantenimiento, a los hombres les gusta y disfrutan verla crecer para llegarse a la barbería y gozar de que los atiendan.

Rivalidad en Hinojo

Hinojo llegó a tener dos barberías que hicieron historia, según cuenta Maribel García, museóloga y ex directora de la Red Municipal de Museos de los Pueblos. Una era de Bertelli, un ser "impecable". "Más que peluquero parecía doctor. Era un hombre al que no le gustaban las historias ajenas y allí siempre se escuchaba tango", destaca. La otra era de Casucio, con un perfil muy distinto: "le gustaba saber quién había entrado y salido de un lugar... los chusmeríos le encantaban". Y el pueblo estaba dividido, los de Colonia Hinojo iban a lo de Bertelli, los de Nievas optaban por Casucio. "Era como River-Boca", cuenta Maribel García.

Pero un día Bertelli "se enfermó, jodido" y tuvo que ser atendido en La Plata durante cuatro meses. El día que volvió, ya recuperado, abrió la peluquería nuevamente. "Se puso el impecable guardapolvo blanco y Casucio fue el primero en ir. ´Mucha alegría no me da que usted venga´", le dijo sin imaginar el motivo de la visita.

"Le he venido a traer esto", pronunció su eterno rival y le entregó una lata de bizcochos. Bertelli le agradeció y cuando se fue, abrió un paquete que estaba dentro del recipiente y se encontró con que estaba lleno de billetes y monedas. Acompañaba una nota que decía: "Querido compañero, durante el tiempo que usted no estuvo presente, toda la gente vino a cortarse el pelo a mi peluquería por lo tanto, esa plata no es mía, es suya. Con afecto. Su amigo Casucio". Pasados los años, Maribel García descubrió que Casucio había sido el padre de la dueña de una reconocida perfumería céntrica de nuestra ciudad.

Cirujanos sacamuelas

Y si vamos para atrás, en la Edad Media, los clérigos eran los encargados de la mayoría de las operaciones quirúrgicas. Se ganaban ese lugar por pertenecer a la clase más ilustrada, que sabía leer y escribir. Tomaron como asistentes a los más capacitados, los barberos, quienes ya practicaban con regularidad la extracción de dientes cosa que hicieron hasta la primera mitad del siglo XV. En Inglaterra, en 1450, por una decisión del Parlamento, los barberos sólo podrían realizar sangrías, extracciones dentales y cuidar y cortar cabello. Todo eso hasta que surgió la odontologíacomo profesión y estudio médico. Por aquel entonces parecía que la mano detallista y filosa podía quitar de la cabeza cualquier cosa.

MÁS TÍTULOS

Simposio Internacional de Enfermedad Hepática Alcohólica
NEGOCIOS & EMPRESAS
EL AUTO MÁS GANADOR DEL TURISMO
ESCENARIO POLITICO. José Eseverri amaga con subirse de nuevo al ring. Los números locales y una elección polarizada
Aseguran que desde hace un año persiste una merma de entre "un 50 y un 60 por ciento" en la actividad
Este año ya se detectaron 118 en la Provincia de Buenos Aires
La posibilidad de ingresar en el segundo cuatrimestre se extenderá hasta el 3 de agosto
Cubre a los agentes del Servicio Penitenciario Bonaerense
Masiva asamblea en la noche del viernes con duras críticas a la gestión provincial
En principio, funciona de 5 a 20, pero el mayor flujo es matutino
Se realizó una charla en la Facultad de Ingeniería
VÓLEIBOL. Con la olavarriense Donatella Federico
PEDESTRISMO. Se desarrolló ayer la quinta edición de la tradicional Cross organizada por la FIO
INFERIORES. Club Embajadores fue el más goleador de la fecha
HOCKEY. Se juega el Regional de Sub 14
Continúa la Olimpiada Minera 2018
TC MOURAS. Uno con Torino y el otro con Dodge, en Olavarría
Será la cuarta fecha del año