Edición Anterior: 29 de Junio de 2018
Edición impresa // La Ciudad
Había alegado problemas de salud para ser excluido del proceso. El Tribunal deberá dictar un nuevo pronunciamiento
En el marco del juicio Monte Peloni II, quedó al borde del procesamiento Héctor Rinaldi
Había sido apartado del juicio por supuestos problemas psíquicos y emocionales. A partir de algunas evidencias fotográficas, hubo un nuevo pedido del fiscal para que se lo incluya en el juicio. Ahora la Cámara de Casación le pide al Tribunal Oral Federal que dicte un nuevo pronunciamiento.
Tras dos dictámenes de Casación, el primero, de alzada y luego de Cámara, el Tribunal Oral Federal de Mar del Plata tendrá que emitir un nuevo pronunciamiento de la situación procesal del ex comisario Héctor Rubén Rinaldi, imputado en la causa denominada Monte Peloni II que se lleva a cabo por delitos de lesa humanidad.

Cabe recordar que Rinaldi había sido apartado de la causa a partir de que su defensor acompañó con certificados médicos el pedido de apartamiento alegando problemas psíquicos y emocionales, y que no estaba en condiciones de enfrentar el proceso por no estar supuestamente en condiciones de ejercer su defensa en juicio.

Mientras tanto, hubo algunas denuncias acerca de que se lo habría visto comiendo en un restaurante, y acompañaban con fotos algunas de éstas. Incluso, que había renovado su licencia de conducir. Todo esto pusieron en alerta a los organismos quienes realizaron una presentación en la Justicia para que Rinaldi sea reincorporado al Juicio y sea juzgado. Los organismos de Derechos Humanos de Olavarría habían hecho pública una imagen de Héctor Rinaldi comiendo en un restaurante de la ciudad, fotografía que acompañó el pedido de anulación de la decisión de excluirlo del juicio.

Como consecuencia de las nuevas evidencias la Cámara de Casación Penal resolvió anular la resolución impugnada y remitir las presentes actuaciones al tribunal de origen (al tribunal Oral Federal) a fin de que, observando lo aquí sentado, dicte un nuevo pronunciamiento.

Esta decisión que lo llevaba a juicio a Rinaldi fue apelada por su defensor. Ahora, la Cámara de Casación rechaza el recurso extraordinario interpuesto por la defensa de Rinaldi y decide que el Tribunal Oral Federal debe volver a dictar un nuevo pronunciamiento diferente al que lo apartaba por lo que Rinaldi podría llevar a cabo el proceso pese a sus presuntas dolencias.

En la puerta del juicio

A partir de este nuevo rechazo de Casación del recurso de la defensa de Rinaldi, la doctora Mariana Catanzaro, de la APDH, señaló que "nosotros entendemos que el Tribunal debería dar un nuevo pronunciamiento y que éste tendría que ser diferente al anterior". Es decir, el recurso fue rechazado en dos oportunidades y en dos instancias judiciales por las evidencias que se presentaron para argumentar que Rinaldi estaría en condiciones de salud para afrontar el proceso.

A partir de un nuevo nuevo pronunciamiento de la Cámara Federal de Casación de Mar del Plata, en consonancia con el anterior, pidiéndole al Tribunal Oral Federal un nuevo dictamen sobre el caso Rinaldi, "pueden ocurrir dos cosas -dijo la doctora Catanzaro- que la Defensa insista con una nueva junta médica para el ex policía alegando que pudo haber habido un empeoramiento de su salud, y la otra, como el proceso ha avanzado mucho y argumentando que Rinaldi no ejerció su derecho a defensa, se lo podría incorporar al juicio dándole la oportunidad de defenderse de lo que lo involucró durante el proceso. Pero se debe aclarar que Rinaldi siempre estuvo imputado, aunque no estuvo procesado por las cuestiones de salud que planteó su defensor en el recurso que ya fue rechazado en dos oportunidades por la Cámara de Casación".

Héctor Rubén Rinaldi, está imputado en la causa Monte Pelloni II por delitos de lesa humanidad, como ex Oficial Inspector de la Policía Bonaerense, tuvo a su cargo la Sub-Comisaría de Sierras Bayas desde mayo de 1975 hasta enero de 1976. Por la responsabilidad vinculada a su puesto, debe responder como coautor penalmente responsable de los delitos de privación ilegítima de la libertad agravada por el empleo de violencia y prolongarse por más de un mes, con tormentos agravados por ser la víctima perseguida política.

También se lo acusa de coacción agravada por el empleo de amenazas y de partícipe necesario de homicidio calificado por alevosía, por haber sido cometido con el concurso premeditado de dos o más personas y con el fin de lograr la impunidad.

MÁS TÍTULOS

Había alegado problemas de salud para ser excluido del proceso. El Tribunal deberá dictar un nuevo pronunciamiento
Tras varias reuniones con otros actores involucrados en esta temática
Los cambios en los Equipos de Orientación Escolar en el centro del debate
Existe malestar porque la respuesta del Ejecutivo fue hecha públicamente, por fuera del ámbito paritario
El dirigente de Smata, Claudio Molina, definió que "es alentador"
Se anotaron 20 en la Promocional y 16 en la Monomarca
Argentino femenino Sub 15
André Carrillo, uno de los destacados de Perú en el Mundial
BASQUETBOL. Superó anoche a Panamá por 87-62
Jeremías Zaldúa narró su experiencia mundialista
AUTOMOVILISMO. El piloto de Olavarría se prepara para regresar este fin de semana al TC Mouras