Edición Anterior: 1 de Julio de 2018
Edición impresa // La Ciudad
DIA DEL ARQUITECTO. Marcelo Urlézaga analizó la difícil situación de la construcción en Olavarría
"Las obras que hay son ampliaciones de viviendas"
"La actividad privada, en la mayoría de los estudios de arquitectura de la ciudad, va de la mano con la recesión que está produciéndose producto de la suba de las tasas, del poco crédito hipotecario -casi nulo- que es una herramienta importante para los matrimonios jóvenes y para los no tan jóvenes que pueden ir a un banco oficial o privado para conseguir un crédito para hacer su casa. Pero con las altas tasas eso se está complicando mu8chísimo. Actualmente, si una persona va a sacar un crédito para pagar a 20 años, con el nivel alto de tasas y con un ingreso de 30 mil pesos en una familia, le dan hasta 700 mil pesos y hoy día se construye muy poco de una casa con esa cifra" comenzó contando el arquitecto Marcelo Urlézaga.

El profesional -quien hoy celebra el Día del Arquitecto- se explayó detalladamente de la actual situación, dejando un rato de lado todo lo que hace cada día en una de sus debilidades, el Centro Madre Teresa de Calcuta de Loma Negra, donde está llevando adelante con un grupo de gente de la Villa Alfredo Fortabat el desarrollo edilicio de esta entidad. Esto siguió contando Urlézaga:

¿Hablando de una vivienda "normal" para una familia tipo, en qué valor anda?

Sí. Estamos hablando que construir una casa puede andar entre un millón y medio y dos millones de pesos, de 70 metros cuadrados con dos dormitorios. El metro cuadrado hoy se calcula entre 15 y 21 mil pesos, y multiplicado por 70 da un número importante. Y la oscilación del precio del metro cuadrado se debe a varios factores, como la calidad de los materiales, la ubicación de la vivienda, si tiene todos los servicios, el barrio, si en las proximidades existe líneas de colectivos y/o escuelas, etc. Entonces el crédito hoy es poco viable por el tema de las tasas, muy distinta a la situación de años atrás cuando eran subsidiadas por el gobierno porque se fomentaba que con la construcción se levantaba el país. Es que la construcción mueve el 51 por ciento de los rubros, como el herrero, el carpintero, el electricista, el plomero, el marmolero, el gasista, el electricista, etc., por lo que es un movimiento importante y entonces por el crédito hipotecario hoy es imposible acceder a construir o a tener emprendimientos particulares.

Además, el Procrear ya no existe...

No, tal cual, se planchó el Procrear, una lástima. Parecía que iba a reactivarse, pero esta recesión económica en la que entramos, sumado a la suba del precio del dólar, la hipoteca que tiene el país y lo que repercute en el salario familiar, hicieron que se restringa todo. Y las altas tasas del crédito hipotecario hicieron que el gobierno prácticamente no tenga líneas de apoyo, como era el Procrear que financiaba una parte importante de la construcción de una vivienda, que andaba en el 40 por ciento. Hoy, el mercado crediticio se ha achicado a la mínima expresión, ya que ha bajado 80 o 90 por ciento. Básicamente, lo que se ven sos emprendimientos particulares de grandes empresarios que apuestan a las construcciones para ofrecerlas a un costo importante, y también está la construcción al pozo. Pero todo ha aumentado porque el precio del dólar repercute en la chapa, en los perfiles, en las carpinterías de aluminio, y entonces a la gente se le dificulta. Aquel al que le sobra un dinero, que son los menos, lo invierten como capitalización o inversión. Pero el mercado está estancado, lo pueden decir las inmobiliarias. Aunque esto es fluctuante, ya que siempre pasa en nuestro país. Es oscilante, hasta que se reordena, pero la construcción nunca se para; sube o baja, pero es un elemento dinamizador.

¿El que hace edificios, luego los alquila o los vende a esos departamentos?

Los vende. Si es al pozo, a determinada cantidad de años y el que compra, luego los puede alquilar, porque es una capitalización. El refugio más confiable para aquel que tiene un peso de sobra, sin dudas es el ladrillo. Como siempre. Ya no tanto el dólar. La mejor inversión desde hace unos años ha sido el ladrillo. Pero el empresario hace edificios y luego vende los departamentos, y en Olavarría se pueden ver iniciativas de este tipo. Pero el pequeño, la familia que quiere construir, no puede porque al crédito es difícil acceder por las altas tasas; es lo que pasa hoy, lo que no quiere decir que esta situación cambie en el futuro. Nosotros apostamos a que haya créditos, por supuesto. Las obras que hay son ampliaciones de viviendas, que también ayuda a dinamizar el sector, pero desde hace siete u ocho meses no se ven construcciones de casas a través de los créditos. Estadísticamente se comprueba a diario, y doy fe por mi función como tasador del Banco Provincia, pero los créditos han mermado en un 80 o 90 por ciento y este es un dato contundente. También ha bajado el trabajo en las escribanías o los visados en el Colegio de Arquitectos, y han mermado también los ingresos en la Municipalidad por derecho de construcción entre un 30 y 40 por ciento.

Una baja muy sensible...

Seguro. Pero lo que sí se está haciendo por la ayuda estatal a nivel local es la utilización de una ordenanza, la 4150/17, que por suerte el intendente (Galli) decidió prorrogarla hasta noviembre y que tiene que ver con aquellas edificaciones construidas que tengan ampliaciones no declaradas, por lo que les permite una eximición del pago de multa ante el Juzgado de Faltas y de una parte del derecho de construcción. La gente se va anoticiando de esta ordenanza y permite que la gente que tiene construcciones sin declarar se le reduzca el monto que debe pagar al Municipio, lo que ha generado un movimiento importante a pesar de que cobra menos. Eso es bueno, porque hay que resaltar que los planos de una casa son como los DNI de las personas: si luego hay que vender o donar en vida, o sacar un crédito hipotecario o cualquier operación inmobiliaria y que necesite el instrumento legal que es el plano, puede hacerlo sin problemas. Por eso es bueno la ayuda del Municipio, lo que ha generado un movimiento importante para los profesionales del sector de la construcción, que tiene que ver con hacer los planos de las viviendas. Y en mi caso particular, yo vengo haciendo algunos trabajos como una torre de edificios, evaluando la factibilidad, la presentaciones de supermercados de origen asiático, viviendas en construcción en distintos barrios de Olavarría. Hay un movimiento, pero no del tipo que se veía antes porque la recesión ha impactado en un 30 a 40 por ciento de la disminución de la actividad privada. Eso se puede ver. Hay pequeñas refacciones de viviendas, pero la construcción de casas que surgen de créditos hipotecarios no se ven directamente.

MÁS TÍTULOS

Desde la empresa especulan con que Nación ofrezca nuevos subsidios
NEGOCIOS & EMPRESAS
SUMA DISEÑO DEPORTIVO
TENDENCIAS
Ganando o perdiendo, la realidad del país siempre se impuso
Graciela Alderete, Marita Verón y el ex policía Rinaldi
Fue otorgado a la empresa Zito y Priola por su actividad durante el año 2017
DIA DEL ARQUITECTO. Marcelo Urlézaga analizó la difícil situación de la construcción en Olavarría
En el Club Pueblo Nuevo se desarrolló un certamen de coreografías
Lanzan la segunda edición de la diplomatura impulsada por la Facultad de Ingeniería
Se realizará el 1 de diciembre
Los arquitectos y dirigentes José Luis Arguiñena y Paola Tomas hablaron sobre la actualidad del sector
A cuatro meses del incendió que arrasó con gran parte del predio
AUTOMOVILISMO. Fernando Currá y Santiago Tambucci en la previa de APPS
TC MOURAS. Panarotti y Álvarez, ambos con Dodge, largarán adelante en la final
RUGBY. Estudiantes venció a Los Toros de Racing
Eliminatorias China 2019
Olimpiadas Mercantiles
Pérez Bravo ganó la primera del Turismo 4000
Básquetbol de inferiores