Edición Anterior: 7 de Julio de 2018
Edición impresa // La Ciudad
Frente a los aumentos, se mantiene la tendencia a seguir cargando el mismo importe
Luego de 13 meses en alza, la baja en la venta de combustibles comienza a notarse en la ciudad
Al tiempo que desestiman restricciones en los envíos desde las petroleras, plantean que se observan pequeñas retracciones como producto de los sucesivos aumentos. En YPF, el aumento acumulado en el año alcanza el 18 por ciento.
"Es todo una cadena, es lo mismo que les debe pasar a los supermercados con la mercadería que traen: venden menos y traen menos; es lo que se estima que está pasando porque hay un parate, un miedo de la gente por esta incertidumbre", resaltó ayer Alberto Abrigo, uno de los referentes de los vendedores de YPF en nuestra ciudad, al analizar un leve merma en las ventas luego del reciente aumento del precio de los combustibles.

El empresario consideró que esa caída es generalizada en la mayoría de los rubros. "La merma en las ventas es por una simple razón. Se ve movimiento pero aparentemente algunos de otras petroleras están teniendo problemas con las entregas de combustible. Se habla en general que puede haber escasez pero lo sabemos a través de los medios porque hasta el momento de la compañía no han avisado nada. Compramos normalmente, no hay cupos como en otros momentos", aseguró.

Debido a la situación económica, luego de cada ajuste es cada vez más común que sobrevenga una baja de ventas. "Después de cada aumento, siempre pasa que hay una retracción pero esto es prácticamente similar a lo que ha pasado otras veces: la gente viene, se puede ver que está llena la playa de la estación de servicio, pero siguen cargando la misma cantidad en plata; ése es el gran problema", estableció.

Como una estrategia frente a los recurrentes aumentos y la pérdida de poder adquisitivo, "el que es habitual que venga a cargar todos los días por trabajo o por costumbre, carga la misma cantidad en plata y lógicamente carga menos litros, entonces lo sentimos. Pero esa merma no es de ahora, de este aumento, viene pasando de los aumentos anteriores que se viene achicando la venta", reiteró Abrigo.

De todas formas, aclaró que la disminución en la demanda no es privativa del sector sino que "esto es generalizado porque uno lo ve en los supermercados: la gente se cuida y compra lo necesario y lo elemental. Y con el combustible pasa lo mismo; como está la situación del país hoy lleva a que la gente haga eso porque la inflación nos corre a todos".

En ese contexto, al evaluar el impacto de la situación, advirtió que "al que trabaja es al que más lo perjudica, obviamente que recesión o por lo menos reducción en las ventas va a haber. Es lo lógico y ha pasado siempre, no es que pasa ahora, ha pasado con los aumentos anteriores", redundó.

De esa forma, se comienza a observar una leve declinación. "La gente capaz que el año pasado cargaba 400 pesos y ahora carga 500 pesos pero en proporción son menos litros que en ese momento. El transporte de combustibles también va mermando, en la misma proporción que las ventas", afirmó.

La consecuencia del deterioro en la demanda es inevitable y afecta con mayor énfasis en la actualidad. "Nosotros, las empresas chicas, estamos mal. Este mes, por ejemplo, con el aguinaldo y los sueldos, que han tenido unas modificaciones, los aportes y los impuestos nos matan".

En ese sentido, Abrigo se refirió al delicado panorama para el sector y resaltó que "ésta es una época mortal para nosotros: fines de junio y fin de año es la época más dura, lo que pasa es que ahora nos agarra peor parados: a veces te recuperás pero cada vez cuesta más recuperarse, es muy difícil".

Con una caída en las ventas de combustibles en el mes de mayo luego de 13 meses en alza, producto de una gran caída del gasoil G2, utilizado en la producción, de todas formas el empresario analizó una particularidad de los últimos años: "Seguramente que igual hay muchos lugares donde la venta de nafta ha subido porque hay más autos nafteros que gasoleros. Eso pasa, ya hay terminales que no hacen más gasoleros o también la misma gente no compra por distintas razones; ya hace un par de años que viene esa tendencia y eso hace que se vendan más naftas".

Al tiempo que las empresas señalan un desfasaje en los precios a raíz de la devaluación, planteó que esa brecha con el dólar no debería ser trasladada a precios ante las restricciones apuntadas. "Es imposible que las naftas aumenten un 25 por ciento hasta fin de año porque eso nos terminaría de frenar porque estamos complicados como todas las empresas; las famosas pymes que tanto nombran, que somos todos los chiquitos y los medianos los que venimos sufriendo desde hace un montón por la presión que tenemos. No tenemos ni siquiera crédito porque hoy es imposible con los intereses que te cobran".

En definitiva, "si se llegara a producir un aumento nos termina a nosotros y termina a montones de empresas que subsisten con el combustible. Todo el transporte, los micros, las empresas de reparto, taxis y remises que cuánto tendrían que aumentar las tarifas; quién va a andar".

MÁS TÍTULOS

Se aplicará desde 2019
Frente a los aumentos, se mantiene la tendencia a seguir cargando el mismo importe
DIA DEL COOPERATIVISMO. Dr. Ignacio Aramburu, presidente del Consejo de Administración de Coopelectric
Recordaron que está vigente el fallo que impide las interrupciones
A total beneficio del básquetbol Chaira
AUTOMOVILISMO. No pudo clasificar por la rotura del cardan con el Chevrolet del Olivieri Racing
KARTING. La sexta fecha pasó al domingo 15
RUGBY. Sigue el torneo de la Uroba
PREMAXI. Finales del torneo Memorial "Fernando Sesto"
El certamen continúa hasta las vacaciones de invierno
COLOMBOFILIA. Desde la ciudad de Bahía Blanca
Se realizó un duatlón rural en Benito Juárez
En el torneo "Apertura" de la ABO
HANDBALL. Jugará el Nacional de Clubes "B"
FUTBOL. El joven volante pasó por la ciudad antes de emigrar hacia España
BASQUETBOL. Las divisiones inferiores de la ABO están su etapa decisiva
En Estudiantes, 11 y 12 de agosto