Edición Anterior: 8 de Julio de 2018
Edición impresa // La Zona
Entrevista a Carolina Hurtado
"Socialmente, el ajedrez es una herramienta muy positiva"
La profesora, radicada en La Plata, cuenta cómo es la actualidad del deporte e invita a seguir sumándose a la práctica de la disciplina.
La pasión por el ajedrez la llevó a Carolina Hurtado a volcarse de lleno no sólo a su práctica, sino también a su enseñanza. Radicada en la ciudad de La Plata, esta joven profesora de raíces lamatritenses busca desmitificar al deporte y sostiene que "es una herramienta social muy positiva", más allá del propio tablero.

Misión platense

Carolina creó y dirige su propia escuela de ajedrez, India de Dama (ubicada en 18 y 64, en La Plata), donde brinda clases a chicos y adultos; además da clases en un centro de jubilados y en el Club Deportivo Villa Elisa.

Es árbitro nacional y en estos momentos trabaja en la organización de un torneo provincial en la República de los Niños.

Además se desempeña como profesora en dos colegios privados de la capital bonaerense, donde la particularidad es que el ajedrez es una materia misma y no un taller como ocurre en La Madrid, con el programa "Aprendiendo a Pensar".

"El año pasado se firmó un convenio con el Ministerio de Educación de la Nación, a través del cual se brinda este deporte en todas las escuelas públicas que dependen de dicha área. La idea es interesante, pero el mayor inconveniente es que no hay docentes que den las clases, porque no es lo mismo que lo dé un ajedrecista a que lo dé un docente", cuenta, contando que ella cursó una diplomatura en Ajedrez que se dicta en la Universidad Nacional de Tres de Febrero, que la habilita a brindar las clases.

Carolina Hurtado fue una de las impulsoras de la Liga del Río de La Plata, que la componen la escuela municipal de Berisso, la de La Plata, la de Quilmes y centros en Florencio Varela. "Es una liga que empezó en 2007. Ha crecido mucho y algo que se sostiene es que sea gratuita, porque siempre le vimos al ajedrez la mirada social. Cada encuentro reúne a unos 150 chicos y grandes, es muy importante porque juegan los que recién se inician y también los campeones; es formativa y competitiva", define.

Para la profesora, la creación de este circuito tuvo un impacto muy importante en el deporte de la región. "En el ajedrez existen la rama absoluta, donde juegan los varones y las mujeres, y la femenina, que clasifica a las mejores mujeres. Pero ha crecido tanto el deporte entre las mujeres, que obligó a unificar todo en una sola categoría, porque las chicas compiten de igual a igual", detalla.

Además permitió que crezca mucho el nivel de los jugadores que suman para el ranking ELO. Tal fue el auge, que por primera vez en su historia La Plata tuviera dos campeones argentinos.

"Hay un auge del ajedrez y hasta hace poco no había árbitros habilitados por la Federación Internacional, ahora ya somos una linda cantidad. Además, poco a poco, se fue abriendo la enseñanza en la ciudad: el lugar histórico en calle 6 y 54, la escuela municipal, nosotros y otros clubes como Villa Elisa, Reconquista y Aconcagua que dan clases, también talleres para abuelos", explica.

Moviendo las piezas

Carolina Hurtado se entusiasma cuando habla de ajedrez. Mueve una a una las piezas del tablero, las acomoda, piensa y contesta.

"El ajedrez es compartir, es un lugar donde cualquiera se siente incluido. No importa la condición o si juega mejor o peor, es sentarse y jugar. Son dos personas que tienen 32 piezas para jugar y es un juego, y si pierdo armo las piezas y vuelvo a empezar; esa posibilidad de igualar no la tienen muchos deportes", rescata.

"Me encanta ver cómo los pibes se enseñan unos a otros. Aunque no se conozcan empiezan a charlar, uno le cuenta al otro lo que sabe, se transmite el conocimiento aunque el otro después le gane. Hay una camaradería muy interesante", sostiene.

"El ajedrez es como una familia y te da un lugar de compartir. Te sentás a jugar y te olvidás lo que pasa en tu día a día", insiste.

Carolina brinda clases a niños y adultos. "Muchos lo usan recreativamente. El hecho de jugar nos gusta a todos, aquí encuentran un lugar para relajarse y divertirse aunque les guste ganar, es un juego que los ayuda a abstraerse: se quedan mirando el tablero y se les pasa el tiempo sin darse cuenta", indica.

"Otra cosa que tiene es que no existe el celular. Si bien hay algunos chicos que vienen con el teléfono, desaparece y se concentran; no necesitás decirle que lo hagan, sale de ellos mismos y está buenísimo", apunta.

Para la profesora, "no hay una edad para aprender". "Los chicos son una esponja y aprenden mucho más rápido, al adulto le cuesta un poco más porque ya tiene la cabeza cargada de cosas, por eso es más reticente y con miedo al error".

Carolina Hurtado insiste con romper los moldes y los prejuicios sobre el ajedrez. "El ajedrez es muy usado para aprender a pensar, a que aprendan las reglas y tener comportamiento. Es un medio y no un fin para aprender un montón de cosas y lo bueno que tiene es que se hace a través del juego. Hay chicos que juegan y que son muy movedizos, pero ya no se asocia el ajedrez al ser ‘nerd’ ", reflexiona.

El ajedrez ayuda a desarrollar el sistema cognitivo de muy buena forma porque se hace sin darse cuenta y se incorpora fácilmente. En ajedrez se buscan objetivos y se hacen planteos constantemente, un sistema de pensamiento que se elabora inmediatamente.

"Hay una creencia de que el ajedrez nos hace más inteligentes. Hay estudios hechos, pero ninguno ha comprobado fehacientemente que sea así; se puede ver que el chico mejora las calificaciones con respecto a otros, pero científicamente no hay ninguno que lo certifique", completa.

En un mundo hiperconectado, el ajedrez parece un espejismo pero para la profesora "los chicos se sienten atraídos por el juego. El juego es muy atrapante: con dos piezas se puede ganar aunque se esté en desventaja y eso hace que se sientan con posibilidades; también lo atrapa jugar con personas más grandes y que le puede ganar, y eso lo ilusiona".

Resultados vs. resultadistas

Aunque parezca mentira, en el ajedrez hay presiones de los adultos hacia los chicos, y la responsable de India de Dama sostiene que ese es el mayor error que se puede cometer.

En su escuela, Carolina Hurtado busca no sólo enseñar, sino comprender a sus dirigidos. "Es un trabajo grande porque hay que entenderlos y ver cómo reaccionan ante el triunfo o la derrota. Yo quiero que los chicos aprendan pero que lo pasen bien, porque acá se sienten incluidos, lo que no ocurre en otros lados", dice.

"Las mayores satisfacciones son cuando los chicos están contentos, más allá de los premios", insiste la profesora.

"Algunos chicos se han ido porque hay padres que no lo entienden y los presionan. Hay padres exitistas, inclusive he visto a padres retar a los chicos porque pierden", confiesa. "Yo pongo reglas claras: el que enseña y corrige soy yo, no el padre, y lo tienen que entender. Si el chico no lo disfruta, no tiene sentido; no se le puede exigir que salga campeón, y a veces no lo entienden", suma.

Moviendo las piezas II

"Nosotros trabajamos mucho en el ajedrez social y nos ha pasado: hace tres años llevamos a chicos a Mar del Plata y no conocían el mar, pero antes de ir tuvieron que ganar un torneo interno y cumplir ciertos requisitos. Que los chicos, a través del juego, puedan conocer otros lugares y hacerse de amigos está buenísimo, es suficiente para mí. Socialmente el ajedrez es una herramienta muy positiva", recalca Carolina Hurtado.

"Es muy importante que une ame lo que hace, si no se le pone amor y pasión no sirve y no se ve la entrega. Es muy gratificante como los pibes, las familias y los docentes se sienten satisfechos con los que les podés brindar. Me encanta lo que hago y lo disfruto, por eso busco cómo solucionar los problemas", termina la joven profesora de La Madrid.

MÁS TÍTULOS

LLEGA A LA ARGENTINA EN AGOSTO
Investigación especial
ESCENARIO POLITICO. El dilema de José Eseverri y su rol en la política local. El peronismo diverso y disperso
Por dos semanas vuelve al Concejo Deliberante
La firma rechazó recibir el CV de una mujer que apoya la legalización del aborto
ENTREVISTA. Andrés Malamud, politólogo: los ciclos argentinos, política y fútbol
Se reunieron las mujeres del PJ y buscan posicionar la agenda social
El ingeniero Bruno Menna brindó detalles sobre el operativo naval
EL PAN COTIDIANO. Los industriales, complicados; los consumidores, con bolsillos flacos
Hoy se podrá visitar una muestra de trabajos de alumnos y profesores
El presidente de la Cámara Empresaria, Mario Antista, dijo que hay preocupación en el sector
A beneficio del básquetbol de Racing A. Club
SUB 15. Los dirigentes de la Federación del Sur se reunieron en Tres Lomas
TENIS. El tandilense avanza en Wimbledon
TURISMO NACIONAL. Logró una nueva clasificación en la Clase 3
FEMENINO. Torneo "Apertura" de la ABO
AUTOMOVILISMO. Gonzalo Perlo es el primero en repetir victoria en Termas
FUTBOL. El olavarriense Facundo García habló de su pase al Leganés de España
F1. Lewis Hamilton se adueñó de la pole position
BASQUETBOL. Ganaron ayer las Copas de Oro, Plata y Bronce, respectivamente, en Sub 13
ATLETISMO. Una delegación olavarriense compite en Concordia