Edición Anterior: 11 de Julio de 2018
Edición impresa // La Ciudad
"Hay una disputa por el espacio público, y hay que defenderlo porque es un modo de trabajo"
Más de un centenar de artistas callejeros se manifestaron ayer por calles céntricas para oponerse a un proyecto de ley que "criminaliza nuestra actividad". Luego de un recorrido por calles céntricas, se manifestaron desde las 17 en el Paseo Jesús Mendía con un festival artístico.
Bajo el lema "el arte callejero no es delito", diversas agrupaciones y colectivos locales, así como artistas de todo tipo, concretaron ayer una manifestación por calles de la ciudad con el objetivo de oponerse a un proyecto de ley denominado 1664-J-18, presentado por el PRO en la Legislatura porteña, que apuntaría a "criminalizar" ese tipo de manifestaciones y sería una especie de "prueba piloto" pronta a extenderse por todo el país en caso de ser aprobado. Por esa razón, fueron organizados festivales similares en varias ciudades bonaerenses y también en otras provincias.

Cada uno de los participantes le pusieron música, ritmo y color al Paseo Jesús Mendía, donde manifestaron sus críticas a esa iniciativa. El recorrido de la marcha comenzó en barrio Pueblo Nuevo, a las puertas de Chamula, para trasladarse en principio al Centro Cultural San José, luego llegaron hasta Belgrano y Brown, para después aproximarse hasta el semáforo de Necochea y Brown, donde se interfirió el tránsito por unos minutos. Luego continuaron hasta Sargento Cabral y por Rivadavia se hicieron presentes a las puertas del Palacio San Martín.

En principio, Ezequiel Sarazola, de la agrupación de candombe Laten las lonjas, manifestó su preocupación, ya que "para nosotros es importante seguir laburando, seguirnos manifestando y mostrándole a la sociedad lo que hacemos y que lo público siga siendo público y lo popular, siga siendo popular".

El percusionista se refirió a los temores acarreados por la potencial implementación del proyecto de ley, "con la posibilidad de quedar detenido, ser multados, en el caso nuestro que nos secuestren los tambores y en el de otros músicos, sus elementos de laburo, como un parlante o un micrófono, que es plata y es trabajo". Por eso lamentó que "se están metiendo con la gente que está generándose una alternativa laboral en este momento bastante crítico".

Desde ese punto de vista, señaló el nutrido grupo de artistas que ocuparon el Paseo Mendía y resaltó que "estamos dejando bastante de lado nuestras cosas para participar. Sin ir más lejos, de acá me voy corriendo al cumpleaños de mi hija, pero hay que dejar un lugar prioritario para lo que uno siente y lo que uno hace". Luego entonó unas estrofas de la canción "Juana con Arturo", de Rubén Rada: " ‘Qué bonita es la libertad/como ayuda a la sociedad/si no tengo la libertad/ya no puedo ni candombear’, va por ahí la cosa", definió.

Sobre las escalinatas del Palacio Municipal, Leíto Rodríguez, artista callejero, portaba una pancarta que rezaba "La cultura es de [email protected]" para explicar que con el acto de ayer se intentaba "concientizar a la gente y apoyar a los colectivos y artistas callejeros que están en la ciudad de Buenos Aires y los reprimen día a día por hacer su arte y ganarse el pan de esa manera".

Luego de evaluar que "al gobierno le molesta el arte, la cultura", sobre su experiencia personal relató que "estuve en Uruguay y pasa lo mismo; en general, en todas las ciudades grandes siempre pasa igual, tanto en Bolivia como en Uruguay: la pelea es la misma en todos lados".

Apoyos

Protegiéndose del frío, Cristian Bernardo, de Chamula, justificó su presencia al señalar que "venimos a apoyar a los compañeros artistas independientes, muchos de ellos malabaristas, que trabajan en la calle, que brindan su arte de esa forma y no me parece que haya nada delictivo ni una contravención en eso, así que estamos apoyando para que puedan seguir trabajando libremente, no solamente acá en Olavarría sino en todo el país".

Mientras tanto, uno de los activos organizadores de la convocatoria, Joel Matías Levonchuk, indicó que "estamos protestando contra un proyecto de ley que se quiere sacar en Capital Federal, que sistemáticamente va prohibiendo los derechos de los artistas callejeros, entre otras cosas, porque también afecta a los centros culturales, dado que uno de los artículos especifica que se pueden habilitar denuncias anónimas y eso puede allanar el camino a la policía para que interfieran un lugar sin una orden judicial".

Otro de los artículos "dice que se puede multar a los artistas callejeros con montos de hasta 5.000 pesos y la incautación incluso de sus elementos de trabajo, porque es eso, es su trabajo, es lo que tienen ganas de hacer, es lo que les gusta y acá estamos reclamando organizaciones sociales, movimientos culturales, artistas callejeros, diciendo que el arte callejero no es un delito, es una forma más de expresión, es una de las formas artísticas más bellas que hay".

Luego de recordar que desde el mes de enero los artistas locales se mantienen en estado de alerta debido a un incidente sufrido con la policía por dos malabaristas en el semáforo de Sarmiento y Brown, detalló que con la marcha "salimos desde Chamula y primero y principal frenamos en el Centro Cultural San José, que para nosotros es receptor y emisor de la cultura hegemónica pero no muestra esto. El Centro Cultural hoy en día, con este gobierno, les ha reducido muchísimo la participación a los artistas olavarrienses y a su vez redujo muchísimo el presupuesto, lo que provocó que no haya espectáculos" en ese lugar.

Solidaridad

Un poco más lejos, Juan Weisz, titular de Insurgente, reiteró que "como acá ya se quiso avanzar o por lo menos en su momento la policía actuó, es importante salir ahora, no solo en solidaridad con los artistas callejeros de Buenos Aires sino abriendo el paraguas a que ese tipo de medidas puedan implementarse en Olavarría, como de hecho ya pasó en otras oportunidades".

Ayer fue notable la cantidad de participantes en la marcha, alrededor de un centenar, y en ese contexto Weisz valoró que "los artistas callejeros en la ciudad son un movimiento muy amplio, muy grande: hay malabaristas, gente que hace circo, las murgas, la cuerda de candombe y artistas visuales; ha habido una persecución a los artistas visuales, eso se suele olvidar pero forman parte de los artistas callejeros, que han sido perseguidos con una ordenanza que les pone una multa por pintar en la calle, al hacer murales o grafitis, cuando es una expresión popular", sostuvo.

En ese punto, apuntó a una cuestión medular, al señalar que la actividad de ayer "tiene que ver con una disputa por el espacio público, que es un espacio comunitario y pareciera que para las gestiones tanto nacional como provincial y municipal el espacio público es un espacio a ser privatizado". Así, "no es problema cuando una confitería o un restaurante saca sus mesas a la calle ocupando el espacio público pero sí cuando los artistas ganamos la calle para poder mostrar lo que hacemos".

En síntesis, "hay una disputa por el espacio público, donde a ellos les parece que todo lo público debe privatizarse y convertirse en un negocio y nosotros creemos que lo público es lo comunitario y hay que defenderlo porque en primera instancia es un modo de trabajo pero también es una forma de expresión".


"Empatía"

Facundo Pereira, payaso de Circo Chamula, expuso ante las cámaras de Canal Local sus intenciones de "reivindicar la imagen que la gente se ha construido a través de lo que es el arte callejero y en sí estar en un semáforo con lo que eso implica. Quiero remarcar que no es una imposición sino un trabajo, porque para mucha gente es un trabajo".

Así, planteó que "desde nuestra organización reivindicamos el trabajo en los semáforos; tenemos muchos compañeros que están construyendo una vida a través de eso que a su vez es un arte y que no deja de serlo por pasar la gorra", enfatizó.

Para hacer visible la problemática, el artista recorrió "muchos negocios para abrirnos a que la gente se entere de lo que está pasando y no solamente la gente que es afectada por esto: no soy docente y vine a marchas docentes; no soy trabajador de Fanazul y estuvimos presentes; es una cuestión de empatía y me parece que como sociedad nos debemos esa empatía".


Las dificultades para sostener con vida los espacios culturales hoy en día

En estos tiempos de crisis, gestionar un espacio cultural con lo que implica se vuelve una cuestión casi épica, según lo expresaron ayer en el Paseo Jesús Mendía dos referentes locales. En principio, sobre los recurrentes incrementos de tarifas, Cristian Bernardo, de Chamula, expuso que "el esfuerzo que hacemos es mucho desde estos lugares independientes porque, como sabemos, las cosas han aumentado muchísimo. En nuestro caso particular es un edificio viejo, que lo estamos remodelando poco a poco para poder estar acordes con lo que se pide".

En ese esfuerzo por continuar, "se nos hace muy complicado porque subsistimos gracias a los eventos que hacemos, no tenemos apoyo de ningún tipo ni tampoco somos un emprendimiento comercial que podemos sacar dinero de otro lugar; todo lo hacemos a pulmón". De ese modo, "hasta que podamos tener alguna reglamentación, hasta que podamos hacernos de la personería jurídica y podamos adherirnos a algún beneficio se nos está haciendo muy difícil", remarcó.

Por su parte, Juan Weisz, de Insurgente, aseguró que "como todos los espacios, el nuestro también sufre los aumentos que no paran de subir desde el año pasado y lo enfrentamos todo el tiempo con más actividad. Por suerte, después de las movilizaciones que hicimos el año pasado, hemos conseguido que la Municipalidad nos dé un tiempo para poder ponernos en condiciones".

Hasta el momento, "tenemos todo en orden, ahora estamos tramitando una figura de asociación civil y a partir de eso surgen varias cuestiones donde tenemos que juntar entre 15.000 y 20.000 pesos y los costos del día a día nos lo hacen cuesta arriba como a todo el mundo y pensamos que tenemos que estar en la calle por eso".

Así, aclaró que la situación no es privativa de la ciudad sino que "de hecho un espacio cultural que está en la zona de Abasto empezó a salir a la calle por estos problemas también que suman a esta cuestión, a ninguno nos pasa por el costado".

MÁS TÍTULOS

Luego del reclamo en el desfile parodiando a los funcionarios y al Intendente...
Vidal y Sica recorrieron la que funciona de Tres de Febrero
Brindará una charla organizada por SMATA
FUTBOL. Braian Salvareschi, defensor olavarriense campeón con la cuarta división del "Millonario"
REGIONAL AMATEUR. El entrenador se sumará cerca de fin de año, de cara a la competencia federal
El director técnico olavarriense dirigirá la próxima temporada en la Liga Argentina
FUTBOL MENOR. Habrá competencias en El Fortín y Estudiantes
HANDBALL. Comenzó el Nacional en Misiones
El volante se entrena en España
Será hoy a las 19, en el marco de una prueba de jugadores
BASQUETBOL. Se quedaron el lunes con las Copas de Oro, Plata y Bronce, respectivamente, en Sub 15
BASQUETBOL. Federico Marín, de cara al campus solidario de Estudiantes el 11 y 12 de agosto